maximo tell

24 – M

In Pasiones, Prosas Propias on 24 marzo, 2010 at 12:16 PM

Nunca supe como eras ni como sos.

No pude saber si eras cariñoso ni si lo sos. Todavía tengo la duda de cuan grande eras o mejor dicho sos.

No tener a alguien es algo “normal” en el ciclo de la vida, pero las idas abruptas e indeceseadas son heridas que nunca cierran, a su vez, los que siguen desaparecidos son dolores que continúan.

Otra vez miré su foto y no me pude contestar. Observé la falta de color en la imagen y no supe que mirar. Blanco y negro, vacío y dolor.

Su rostro se repite en cada titulo, noticia o articulo del tema. Y por mas que muchos los utilicen, los desaparecidos son solo de aquellos que los seguimos buscando.

Su mirada me esquiva, me anuncia, me señala otra cosa. Cierro los ojos y me cuentan la historia; el auto verde pálido, la frenada, el miedo y su tamaño. Su puerta, su acompañante y un golpe. La noche, el césped, el olor extraño y la luna bien conocida. Las estrellas, el frío, el llanto y su consuelo. La bota, el golpe y la orden. La corrida, los segundos y el disparo. El pasto, la tierra, el dolor, la sangre y la oscuridad.

Entonces dejo de recordar algo que nadie vió y quizás nunca sucedió, o si. Nadie sabe, nadie dice y solo somos yo, su foto y las sospechas.

Lo peor es quedar sin el luto, la despedida y la certeza. La inseguridad y el miedo diario de no saber.

Mi corazón esperanzado discute con la razón resignada. Ellos se ocupan de eso y yo solo pregunto, extraño y espero.

About these ads
  1. Descontando el hecho de que ha sido una movida del programa oficialista 678 (realizado para propaganda política gratuita y masiva), estamos olvidando otros lados de la historia. Recordamos a un lado, pero olvidamos a los mismos militares y descartamos a los pobres civiles que quedaron en medio de la contienda entre dos bestias terroristas.

    Aquí dejo un set de avatares realmente imparciales para Facebook.
    http://wp.me/pc9f0-j7

    Es hora de que no olvidemos. Nunca más, pero en serio.

    Gracias
    PLPLE

  2. Hermosas palabras Maxi. Entre el me gusta la prosa y no me gusta el contenido. A favor del desahogo y en contra de la de incertidumbre. Gracias por compartirlo paparulo

  3. Ayer por la tarde, en la marcha conmemorativa de los 36 años del horror, por esas cosas de las masas, quedé ubicado junto a mi hija mayor, apenas por detrás de la primera fila encabezada por las Abuelas. Alguién me ofrecio una pancarta (es sabido que las madres se han ido muriendo, pero las fotos de sus hijos tienen que seguir siendo vivo testimonio del horror) que enarbolé orgulloso por encima de mi cabeza, porque los desaparecidos son de todos, o al menos de toda una generación. En la foto se veía el rostro de un joven pelilargo y barbudo, y apenas por debajo una fecha, 18/10/1975, y un nombre, Oscar Chabrol Amaranto, apellido que en mi mente logró una curiosa mixtura entre cinematográfica y literaria de un realismo másgico sumergido en Cien Años de Soledad. Varias cuadras caminé junto a mi hija (que a su vez también enarbolaba su “propio desaparecido”), hasta que se me acercó una jovencita no mayor de 17 años, me tocó el brazo, y timidamente me pidió si podía hacerle el favor de cederle el cartel. La miré sin entender demasiado, hasta que casi en silencio, en medio del bullicio y el ruido de tambores en mi espalda, escuché que agregaba señalando la fotografía: “ES mi tío”. Se lo dí con una sonrisa, y quedó por varias cuadras resonando en mis oidos ese “es”. Ella no había dicho, “fue mi tío”. Los desaparecidos no han sido, incluso si se conoce que pasó con su cuerpo, son algo que se niega a perderse en el pasado. Por ello hay que contarlos. Contar al desaparecido es una tarea de todos. Contar al desaparecido, en los multiples sentidos del término: contar en tanto conteo, contar en tanto relato, y contar en tanto contar con. Sí, querido Maxi, decís bien: “Lo peor es quedar sin el luto, la despedida y la certeza”.

  4. Impactante escena.
    Lástima que no nos vimos, estaba bastante cerca también en la Marcha.

    Saludos y gracias por llegar a este rincón.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.038 seguidores

%d personas les gusta esto: