maximo tell

Posts etiquetados ‘Revista’

Hernán Casciari presentó ‘nuestra’ revista Orsai

In Paladar mostaza on 29 diciembre, 2010 at 8:14 AM

“A una hora de la tarde, indeterminada, nos aislamos con el Chiri y nos sentamos a mirar la pizarra blanca en la que, desde hace dos meses, armamos el esqueleto de la revista. Ahora esa pizarra está completa.”. Así contaba Hernán Casciari que su revista, ahora nuestra, estaba terminada. Orsai se presentó en sociedad en Mercedes, Buenos Aires, y acá una crónica de Clarisa Altieri y Yesica Landola publicada en Teclearte.

“De Mercedes al mundo”

Así presentó la revista literaria de Hernán Casciari y Cristián Basilis, el periodista mercedino Osvaldo Príncipi. Cientos de personas asistieron a la presentación oficial realizada anoche.

En la tarde de ayer, la cancha de la Liga Mercedina de Futbol fue un multitudinario encuentro entre los lectores la Revista Orsai y sus creadores, Hernán Casciari y Cristián “Chiri” Basilis. Durante más de tres horas, los periodistas mercedinos radicados en España contaron sobre su experiencia de hacer un medio gráfico sin publicidad y aventurarse en un proyecto “inocente”.

Previo a la llegada a la cancha, Casciari y Basilis se encontraron con el Intendente Carlos Selva en su despacho. Allí, el Jefe Comunal, le entregó al periodista mercedino un decreto que lo nombra como vecino destacado y luego le entregó tres placas, una con el escudo de la ciudad y dos a su persona como escritor reconocido internacionalmente y la segunda para la revista Orsai que estará colocada en la Pizzería del Comequechu, recientemente inaugurada en Saint Celoni, España; pizzería que tuvo una improvisada sucursal en la cancha de futbol. Por su parte, Casciari y Basilis le entregaron uno de los primeros ejemplares de la revista que luego presentaron ante el público.

Concluida le entrega de presentes, Hernán agradeció públicamente lo realizado por el Municipio de Mercedes para llevar adelante la presentación de la Revista. “Estaba en Barcelona sabiendo lo que se hacía desde la Municipalidad con muy buena onda”, dijo el periodista y contó distintos aspectos de la producción gráfica al Intendente Selva; mientras éste ojeaba el ejemplar y preguntaba detalles sobre la vida del periodista y escritor.

Con la presentación especial del reconocido locutor periodístico Osvaldo Principi arrancó la presentación del N° 1 de Orsai. Ante la presencia de una importante cantidad de público, aunque no se alcanzó el número previsto como consecuencia de distintas dificultades en el tráfico, Principi señaló: “detrás de esta tela están los personajes, y nosotros somos testigos históricos del momento en que estos personajes eyectan su obra. Somos testigos del lanzamiento de Mercedes al mundo, de un producto real. Y recalco esto porque en la Liga hubo muchos mitos. Muchas historias que se contaban de las cuales no hubo testigos… Hoy, se acaban los mitos en La Liga”.

Enseguida aparecieron Hernán y Chiri, siendo este último el primero en leer unas líneas a los presentes evocando el esfuerzo, el trabajo y la emoción de echar luz al proyecto en su ciudad natal. Luego de recordar algunas anécdotas de juventud en la propia cancha de La Liga, expresó: “Somos parte de algo que está sucediendo, nos sentimos como en casa pero no como en ese entonces que era nuestro lugar para que los domingos no sean iguales, sino para que cada día tenga la forma de nuestro sueño, nuestras propias reglas, un poco fuera de juego. Por eso estamos todos en Orsai”.

Luego, Hernán tomó su bolso y tomó un ejemplar de la publicación española: “Esta es”, dijo y la cancha estalló en un aplauso. La tapa se vio reflejada en una gigantografía que oficiaba de escenografía. “Esta revista, Orsai, es lo mejor que hice con mi vida. Y es que esta revista le da respuesta a una pregunta que me hicieron innumerable cantidad de veces cuando estaba en la escuela: Hernán ¿qué carajo estás haciendo con tu vida? Ahora sé que podría haber contestado. ‘Estoy practicando para una revista que se va a llamar Orsai”, manifestó Casciari y agregó:”Este es un proyecto embudo. A veces te metes en algo y te vas dando cuenta que todo lo anterior fue una práctica para llegar a un proyecto. Después todo lo demás desaparece porque se condensa en un embudo”. “Esta revista es lo máximo que le puedo pedir al oficio que elegí”, concluyó.

Como broche final del picnic, fue convocado especialmente el músico Zambayonny para presentar ante todos los que se acercaron al encuentro la canción “El equilibrio del mundo” que, según contaron, fue la banda sonora de la producción de la revista e interpretó otro tema a pedido de Casciari y Basilis.

Por último, los dos mercedinos que lanzaron su revista literaria desde Mercedes para el mundo respondieron las preguntas de muchos de sus lectores que ansían su ejemplar de la Revista Orsai que en los próximos días estará llegando a sus domicilios directo desde la imprenta con su señalador numerado. Les agradeció a todos los que vinieron desde distintos puntos de la ciudad y del país y expresó que no había mejor lugar para presentar la revista. “Fue uno de los mejores días de mi vida”, finalizó Casciari.

+ Entrevista a Hernán Casciari de Orsai

+ “El valiente que busca una revista con viralidad

Foto de Orsai 1

En CórdobaArgentina ya nos organizamos mediante un grupo de Facebook llamado Orsai Córdoba (+mail).

Lo que sucede es genial, entra a quiero ser distribuidor y ayuda en la cadena, o bien haz click en reservar la revista y fíjate en donde la puedes encontrar en tu ciudad. Puedes encontrar a los lectores de tu zona y hasta si te animas escribir en Orsai.

Entrevista a Hernán Casciari de Orsai

In Paladar mostaza on 25 noviembre, 2010 at 10:24 AM

“El proyecto Orsai no es una revista: la revista es un catálogo del proyecto”, me dijo Casciari, y veo que ya ha puesto una pizzería en la planta baja de la redacción de su futura publicación. Sí. Una pizzería. Empiezo a entender que esto va más allá de una revista, y me pregunto si tendré que cambiar todas las preguntas de la entrevista. Trajeron el horno desde el otro lado del océano Atlántico, mejor dicho, se trajeron a su pizzería favorita desde Mar del Plata, Argentina.

Ese es el primer párrafo de la excelente nota que Marilín Gonzalo le hizo a Hernán Casciari desde el sitio Alt1040. Si todavía no conoces a Casciari o su proyecto , te recomiendo le pegues una leída a El valiente que busca una revista con viralidad en este blog. (ver nota) Sino sigan leyendo la entrevista al autor argentino.

Definitivamente lo que está haciendo Hernán puede estar relacionado con futuros horizontes para la prensa, puede vagar en las cabezas de directivos de medios que se preguntan si están ante un revolucionario o simplemente un pirado, puede llenar de fe a todos los que creemos que el dinero no está delante de todo en este mundo, pero lo que está claro es que Hernán está muy seguro de lo que hace, que miles de personas están apoyando este proyecto, y que la intrepidez puede salir bien. Fuimos a felicitarle por su iniciativa y de paso le hicimos algunas preguntas:

Todo el mundo buscando modelos para que las publicaciones digitales funcionen, y va el tipo que hace años publica en internet y presenta su nuevo proyecto que se basa en publicar en papel. ¿Por qué?

Yo creo que el gran problema es “buscar modelos” (esa manía tan absurda que nunca da resultados felices, sino solo a veces resultados económicos) en lugar de mirarse bien adentro y preguntarse “qué carajo necesito”. En mi caso, cada cosa que hago es para mi círculo íntimo. Empecé a escribir ficción en internet en 2003 jamás “buscando un modelo”, sino porque me fui a vivir a otro lado y quería contarle los cuentos de siempre a mis amigos de Argentina. Cuando abrí Espoiler fue porque estábamos hartos, mi primo Guillermo y yo, de buscar y buscar descargas y subtítulos sin orden, con banner publicitarios infames, en webs desesperantes. Y la revista Orsai es una necesidad que tengo con mi amigo Chiri, de leer una revista como antes, como cuando las revistas estaban buenas. No buscamos modelos, nunca.

Si se me permite la metáfora, “buscar modelos” es buscar chicas lindas sin importar lo que tengan adentro. Si buscás modelos, lo que querés es coger. Follar. Pero uno ya tiene una edad, Marilín, en el que te importa más la serenidad de una pareja estable, inteligente, que te haga feliz.

Justo en el momento en el que escribo estas líneas ya se han vendido más de 4.000 ejemplares del primer número de la revista sin que nadie haya catado nada todavía, ¿qué está pasando? ¿Esperabas de verdad semejante acogida?

Cuando te respondo estas líneas se llevan vendidas 5.010, y cuando el lector lea esto serán un poquito más. Yo creo que lllegaremos a 10 mil el día de cierre de venta (el 10 de diciembre). Nosotros no esperábamos nada, solamente hacer una revista y divertirnos. Y es exactamente lo que está ocurriendo en casa.

Desde hace tiempo la prensa escrita vende cada vez menos, ¿qué ha ido mal en tu opinión?

La industria editorial vende cada vez menos porque la gente lee cada vez más. Parece paradójico pero no lo es. Es esa la razón. Lo que ocurre es tan simple que se convierte en una obviedad. ¡La gente empieza a hacer lo que se le antoja! Las empresas siguen promocionando productos (lea este diario, lea este libro, lea esta revista) y no se dan cuenta que es hora de promocionar sensaciones.

La revista Orsai hace todo al revés, por estrategia. Los lectores eligen el precio en cada país (jamás lo haría la industria); eliminamos intermediarios ineficaces que solo están ahí para encarecer los productos (jamás lo haría la industria); los lectores distribuyen y promocionan (la industria necesita manipular esos pasos); nosotros elegimos autores y temas pensando sólo en nosotros, en Chiri y en mí, en nuestros gustos (la industria no hace eso, es complaciente con un mercado que sospecha imbécil); impedimos a como dé lugar que nuestro proyecto se convierta en un negocio (la industria no puede hacerlo); nos divertimos como chanchos en el proceso (la industria se estresa en el proceso); contamos todo con honestidad y simpleza (la industria está acostumbrada a ocultar y a alardear de complejidad); no usamos la publicidad tradicional en ninguna dirección (la industria está atada al reclamo y la mentira, es su oxígeno).

Pero todo este párrafo se resume en un solo detalle: la industria hace productos para los targets, y ya estamos capacitados (como comunidad) a rebelarnos de ser target. Ya nos comunicamos entre nosotros. Ya podemos hacer proyectos, y no productos. Ya podemos promocionar sensaciones, deseos y sueños.

Y una vez que consigamos esto, ¿quién de nosotros querrá productos industrializados?

La Revista Orsai se sustenta en varios pilares poco habituales: 1) todos podemos convertirnos en distribuidores de la revista y 2) dependiendo del país tiene un precio u otro. ¿Creés que lo que están haciendo es extrapolable a otras publicaciones o cada uno “tiene que hacer su propia revolución”?

El proyecto Orsai no es una revista. Digamos que la revista es un catálogo del proyecto. En ese proyecto global no existen dueños. El proyecto Orsai es código libre desde el punto que decimos cómo lo hacemos. Cualquiera puede hacerlo, ni siquiera es complicado.

Ya sabemos que en la revista participarán grandes profesionales de la letra como por ejemplo Jose A. Pérez, ¿alguna pista más?

Cada jueves hago un avance, en el blog. Hay grandes ilustradores (Alberto Montt, Omar Turcios, por ejemplo), grandes escritores (Juan Villoro, Agustín Fernández-Mallo), grandes periodistas (Alejandro Seselovsky, Hernán Iglesias Illa), enormes fotógrafos (Enrique Meneses), historietistas míticos (Horacio Altuna)… Hay mucho. Me sorprendo yo mismo al escribirlo.

Todos tenemos una imagen de nuestro lector en la mente, aunque no sea cierta. ¿Con qué palabras describirías a los que han comprado ese primer número de Orsai?

La palabra inicial es hartazgo. Se nota muchísimo que la gente está harta. Y la segunda palabra es fe. Confianza en que pase algo diferente de una vez. Lo noto también en las entrevistas que me hacen para prensa o radio. (Yo pensé que la prensa nos daría la espalda, a nivel corporativo; pero no pensé que cada individuo de la prensa es una persona harta, que nos llama y quiere hacer la nota, incluido el diario El País, del que renuncié.) Después de la nota, y siempre off the record, cada periodista me dice “Suerte, de verdad, mucha suerte con esto”, y yo sé lo que me está diciendo ese colega. Yo sé muy bien lo que me dice.

Todo estamos queriendo que algo bueno ocurra con esto.

+ Mas info sobre la Revista Orsai

> Grupo de Facebook Orsai Córdoba (+mail)

Acá puedes ver la lista completa de los precios en tu país.

Fuente: Alt1040 Foto: Eduard Bayer

Entrevista con Lucia Carricaburu en La Meca

In Paladar mostaza on 12 noviembre, 2010 at 3:07 PM

La Meca es más que una revista digital e independiente de artes visuales y cultura. Es un espacio dedicado pura y exclusivamente a todas aquellas personas que se adueñaron de la palabra “expresión” y la tomaron como un estilo de vida.

A través de una propuesta bimensual encontrarás una estricta selección de trabajos de artistas de todo el mundo acompañado de entrevistas y notas relacionadas al cine, música, literatura (aunque te podemos venir con alguna que otra sorpresita, atenti!).

La Meca pretende ser una rica fuente de inspiración para todo aquel que esté dispuesto a ver con ojos de niño, limpio de prejuicios y dispuesto a sorprenderse. Dejamos de lado cualquier paradigma para dar lugar a una de las facultades más significativas de nuestra existencia: la imaginación.

Esta joven fotógrafa sorprende con cada uno de los momentos capturados por su cámara. Dice estar inspirada por los sueños y afirma que no existen los riesgos en la pasión.

Contanos un poco sobre vos.

Nací en Buenos Aires el 21 de septiembre de 1987, día del estudiante y del fotógrafo.
Estudié dos años arquitectura en Santa Fe y no funcionó. Fue entonces que me vine a Córdoba a estudiar fotografía.
El proceso de cómo me di cuenta fue algo raro, porque siempre me gusto pero nunca pensé que de esta forma. Una cosa llevo a la otra ¡y acá estamos!

¿Cómo comenzó tu gusto por la fotografía?

Siempre me gusto y me llamo la atención.
Un día viendo revistas y cosas digamos que empecé a analizar más ciertas imágenes. En realidad no sabía que se podía estudiar. Fue entonces que mi mamá me preguntó “¿Por qué no lo estudias?”. Averiguamos y cuando lo hicimos obviamente no lo dude.
Desde ese momento sé que es lo mío y que no lo cambio absolutamente por nada.

¿ Tenes alguna preferencia a la hora de retratar momentos? ¿Cuál es?

Las imágenes que me gusta retratar no son momentos instantáneos sino generados.
Me gusta mucho el fotomontaje, la fotografía artística y publicitaria. Desde ahí se me abren muchas ramas. Me gusta sacar de todo, sobretodo captar gestos y cosas en primer plano, que resalten.

¿Quiénes influenciaron en tu carrera?

Mis padres. Mi mamá más que nada. Ellos fueron quienes me apoyaron en todo. Son únicos.
En cuanto artistas, hay millones! Gaby Herbstein es una que me fascina y Gregory Crewdson es otro. Todo depende de la rama.

5 cosas que te hayan cambiado la forma de ver las cosas.

  • Mis papas
  • Experiencias en los dos primeros años de arquitectura
  • Gente que paso y dejo sus huellitas
  • Una nueva ciudad
  • Sentir en el alma que la fotografía es lo mío

Sin todo ese proceso no haría lo que estoy haciendo ahora.

¿Proyectos a futuro?

Irme al exterior a probar suerte y obviamente ser reconocida por lo que hago y tener mi estudio.
Poder transmitirle a la gente mi punto de vista de las cosas y saber que eso que atrae es muy gratificante.
Saber que por ahí aportas una idea o una reflexión o lo que sea en la cabeza de alguien y saber que podes influir. Es lo mejor que hay.

¿Cómo vez la fotografía en Córdoba?

Complicada para lo que a mí me gusta. Es muy difícil entrar a trabajar con alguien, por ser chico o estar recién recibido no te toman. No es fácil, pero hay que rebuscárselas como todo.
Entre en una agencia de acá llamada 25 Watts gracias a gente de mi ciudad, pero es muy relativo y uno nunca sabe si es fijo o no.

¿Qué inspira a Lucia Carricaburu?

Los sueños. ¡Sueño mucho las cosas! Busco la inspiración en cosas rebuscadas. Por ahí trato de sacar algo lindo de lo que se ve como feo. Trato de dejar un mensaje en cada foto.
Me gusta generar opiniones y que la gente se suelte e interprete.

¿Qué opinas de los riesgos?

No existen. Creo que nadie es conformista y uno siempre quiere superarse. Depende de cada uno hacerlo o no.
Yo me arriesgo y pruebo. La idea de quedarme estancada en algo y decir “¿Qué podría haber pasado? ¡Ni loca lo hago! Hay tiempo para equivocarse.
Me gusta tratar de superarme constantemente y aprender a probar e intentar todo el tiempo. Sino la vida es aburrida. Se te ocurre algo, ¡hacelo! Como está el mundo hoy en día no te podes quedar porque sino perdiste.
Así que riesgos en una pasión, no existen.

El momento ideal para sacar una foto es…

¡Todos!

Para conocer más sobre Lucia descarga el primer número de La Meca Magazine haciendo click aqui.

Hernán Casciari, el valiente que busca con Orsai una revista con viralidad

In Jóvenes Sueños, Paladar mostaza on 4 noviembre, 2010 at 12:50 PM

El rumor, corre, se escabulle entre los modems y se reparte en las pantallas. Algo va a ocurrir, una pizca de mundo va a cambiar y la hoja contra el viento va a hacer oposición. Algunos quieren hacer algo diferente y es en papel, como antes, con la calidad de siempre y novedosas esperanzas de que esta vez resulte. Sale Orsai la revista dirigida por Hernán Casciari en todo el mundo en papel en tu librería amiga.

> Grupo de Facebook Orsai Córdoba (+mail)

Hernán Casciari nació en Mercedes, Buenos Aires, en marzo de 1971, es escritor y periodista. Desde el año 2000 está radicado en Barcelona, desde donde ha escrito una serie de blogonovelas pioneras en la literatura por Internet. En febrero de 2004 comienza a escribir artículos, ensayos y piezas cortas de ficción en su blog personal Orsai.

Tras la recopilación de la historia virtual ‘Los Bertotti’, publica el libro Más respeto que soy tu madre, que será llevada al cine en 2012 y que adaptó al teatro (con gran éxito) Antonio Gasalla. Y cuando todos contábamos su caso emblema por el posicionamiento que había logrado en los grandes medios, publicó:

“Renuncié hace unos días a mi columna de los domingos en el diario La Nación, de Argentina, y renuncio hoy a mi columna de los viernes en El País, de España. Noventa columnas y dos años de trabajo en La Nación; ciento veinte columnas y tres años en El País. Aprendí mucho de ambos periódicos. Aprendí, sobre todo, que solamente me puedo divertir en un medio sin publicidad, y que solamente puedo dormir los viernes —de un tirón, sin telefonazos intempestivos— en un medio sin ideología”.

En su valiente post “Renuncio” cuenta como la publicidad y la crisis le fueron comiendo palabras a su espacio de publicación en El País de España, ingresó en un Suplemento de 16 páginas que se redujo a 8 y terminó escribiendo columnas de 240 palabras cuando había comenzado con 400, por eso renuncia a su columna.

“Se me podrá decir que tengo suerte, porque al final del camino cobré lo mismo por hacer la mitad del trabajo, pero ése es justamente el pensamiento rácano del periodismo actual. Mejor sería pensar: ¿tiene sentido que un tipo que escribe tenga que expresarse conforme avance o retroceda la publicidad? Por lo menos no se trata de censura ideológica, es verdad, pero la decepción interna es idéntica.”

También renunció a La Nación de Argentina donde asegura el límite era más bien ideológico y anunció que no publicará mas libros con Random House Mondadori, Editorial Sudamericana de Argentina, Editorial Grijalbo en México ni Plaza & Janés de España. Pero semejante portazo, que cuenta alarmó a su esposa, no era por rebeldía inservible sino para alinearse en un proyecto renovador o restaurador quizás mejor.

Así nace Orsai, por las ganas de volver a leer largo y tendido, y de que cada colaborador escriba hasta que se le antoje. Queremos tener en las manos un papel que no te venda nada, ni explícito ni subliminal. Regresar a la crónica periodística y a la ilustración de calidad, y que las fotos te cuenten una historia, y que cada línea y cada desglose esté hecho por personas apasionadas, y no por burócratas, pasantes, acomodados y becarios.

Los lectores se organizan tras lo que los autores demandan y explican, se venderá el primer número en pack de 10 ejemplares que se reservan en una librería de tu ciudad (nunca más se re editará el Nº1) se utilizará  PayPal (se abrió un foro para explicar mejor eso) con los libreros y las páginas 2 y 207 de la revista Orsai, en las que generalmente se colocan las publicidades más caras en un medio tradicional, tendrán el nombre de todos los lectores, distribuidores o librerías que hayan comprado al menos un pack.

Acá puedes ver la lista completa de los precios en tu país.

Los lectores se organizan y a través de las redes sociales, mails y el blog Orsai, se contactan forman grupos de a 10 (con la ayuda y gestión de las librerías muchas veces) y así podrán tener su Orsai Nº1. Perdón, podremos tenerla, porque posterior a este post tengo que salir a pagar mi revista. En Córdoba, Argentina ya nos organizamos mediante un grupo de Facebook llamado Orsai Córdoba (+mail).

Lo que sucede es genial, entra a quiero ser distribuidor y ayuda en la cadena, o bien haz click en reservar la revista y fíjate en donde la puedes encontrar en tu ciudad. Puedes encontrar a los lectores de tu zona y hasta si te animas escribir en Orsai.

Quizás no llegue a nada, o tal vez cambie el mundo, no se sabe. Pero festejo la valentía del periodista, del hombre que renunció a la comodidad y se lanzó al vacío. Yo voy a ir a gratificar esa valentía que miles de jornaleros pagos evitan y terminan vendiendo comida rancia en el fast food de los medios. Voy a ir a pagar mis acciones en ese sueño de escribir lo que se quiere sin que el lucro nos edite. Tal vez estando, productores y consumidores del mismo lado, la oferta y la demanda logran tomarse de la mano y sentarse a leer.

La revista Hortensia tiene ahora una hemeroteca digital

In Paladar mostaza on 21 agosto, 2010 at 1:40 PM
No, si vuá’ ser una computadora…

A comienzos de los ’70, Alberto Cognigni logró lo que hasta entonces ninguna publicación del interior: conquistó Buenos Aires con una revista de humor gráfico. Lo hizo, además, del modo que menos imaginaban sus coterráneos: siendo bien cordobesa.

Se llamaba Hortensia, y si hoy en los trenes del conurbano se venden CD con “lo mejor del humor cordobés”, es porque en 1971 el Gordo Cognigni reunió un seleccionado de humoristas que incluía entre otros a Hermenegildo Sábat, Crist, Caloi y un muchacho rosarino talentoso, pero por entonces medio ignoto, que con el tiempo alcanzaría un lugar destacado de la escena nacional: un tal Roberto Fontanarrosa.

La troupe llevó el habla popular cordobesa por todo el país con viñetas, cuentos y hasta publicidades ilustradas por los propios humoristas. El primer número, cuentan, tuvo una tirada modesta: 2000 ejemplares. Casi nada, según los parámetros de la época. Pero pronto superó los 100.000 y les peleó los primeros puestos de preferencia a las publicaciones porteñas. Hortensia vivió en los kioscos 19 años.

Ahora, Internet mediante, puede vivir otros tantos. Es que Mariano Cognigni –hijo del creador de la revista– se unió a Ricardo Nates –publicista y admirador del material– para digitalizar todo el archivo de la publicación. Una suerte de hemeroteca virtual que se actualiza como el original –cada quince días– y que puede leerse en Hortensia.com.ar.

“Acompañé a un amigo a la presentación de un libro y allí estaba Mariano…, yo conocía el trabajo de su padre, pero me sorprendió que entre aplausos la gente le agradecía por la revista, así que le propuse hacer un sitio web”, relata Nates. Teléfono por medio, Cognigni asiente: “Era una deuda cultural que teníamos con la provincia”, afirma. “Durante años nos reclamaron la revista, nos pedían ejemplares prestados, nos paraban en la calle, se lamentaba su desaparición.”

Con el proyecto en marcha, Cognigni le pasó su colección a Nates, quien alquiló “un scanner bien grande” y se pasó un verano digitalizando todo el material con una asistente. Montaron el sitio web y, antes de lanzarlo, la noticia se filtró y todo estalló. “Les mandé la dirección a unos amigos para que me hicieran sus críticas y nos dieran consejos, y a algunos se les escapó el dedo”, cuenta Cognigni. Pero rápidamente reconoce que “ni planeándola” la movida les hubiese salido tan bien. A la semana tenían 100.000 visitas y, cuando presentaron el sitio en el Cabildo de la ciudad de Córdoba, abarrotaron la sala.

“A mi viejo esta reencarnación como hemeroteca digital le hubiese encantado”

Al día de hoy superaron los dos millones de visitas pero, insólitamente, durante largo rato les costó conseguir publicidad para sostener el proyecto. “Es que la gente en los puestos gerenciales de marketing es muy joven y no conoce la publicación original”, lamenta Nates, quien conoce bien el paño, antes de señalar que se convirtieron en el primer sitio web en contar con un auspicio del Ejecutivo cordobés.

Cognigni padre, creador de la revista, murió en 1983. Su creación lo sobrevivió siete años. “A mi viejo esta reencarnación como hemeroteca digital le hubiese encantado”, reflexiona su hijo. “El siempre donaba ejemplares a las bibliotecas públicas, fue cooperativista y trabajó en ese ambiente mucho tiempo, así que la idea de que el material estuviera al alcance de cualquiera seguro le hubiese encantado.” La revista supo ocupar un lugar en la Biblioteca de Córdoba, pero por algún motivo todos los ejemplares que había se perdieron, lamenta Nates.

Hortensia es uno de los orgullos de su provincia. Por calidad, por éxito, por permanencia en los kioscos, pero también como gesto identitario. Sus páginas eran irrenunciablemente provinciales. Todos los cuentos y los chistes que la poblaban estaban escritos con el habla de la Córdoba popular y, si hablaban de Argentina o del mundo, lo hacían desde La Docta y con sus giros lingüísticos.

En su época, como recuerda Cognigni, esto les valió alguna crítica. “Hasta de mi maestra de escuela”, comenta. “Fue un fenómeno muy grande y para la mayoría de nosotros un motivo de orgullo, pero para unos pocos, de vergüenza”, señala.

“En ese entonces la relación con Buenos Aires era la misma que el país en general mantiene con Europa, muy de querer parecerse, entonces parecía que el humor cordobés tenía como una falta de aire civilizado.” No es que se la viese como maleducada, aclara, “pero sí como muestra de bajo nivel cultural”.

Curiosamente, las críticas no llegaron desde el establishment. “Venían de un ambiente gárquico, copetudo”, se ríe Cognigni. “A los que les molestaban los modismos populares no era a la aristocracia de la provincia, sino a esas clases medias que sueñan con ‘ser más”, apunta.

Revisando los primeros números, que ya pueden verse en la red, llama la atención la vigencia que conservan muchas de sus humoradas. Una persistencia que excede el talento de quienes creaban cada página. “En el ’73 a Alberto, que era militante socialista, le pegaban por izquierda y por derecha –recuerda Nates–, pero quizá la tragedia de la revista es que en 2010 seguimos con los mismos problemas y los chistes resultan de una actualidad tremenda, quizá demasiada. Los problemas estructurales siguen ahí”.

Cognigni hijo coincide: “Habría que ver si es mérito de la revista o defecto nuestro, porque uno ve ciertos materiales de Hortensia y no sólo tienen actualidad los que refieren a Córdoba, sino también al resto del país, o incluso del mundo”

Fuente: Diario Página/12

“Ciudad X”, una revista de culturas, nacida en Córdoba

In Cobertura iPhone, Derecho a Replica, Exclusivos on 6 agosto, 2010 at 9:51 AM

Siempre es necesario, y cada vez mas, que la cultura empapele los kioscos y tape las mesas ratonas de casa. No siempre sucede, no todos lo logran, pero bienvenidos sean aquellos que aún lo intentan. Ciudad X es la revista de culturas que publica el Diario La Voz del Interior asociado al Centro Cultural España Córdoba. Aquí conocemos el Nº1 del mes de Julio.

King en Tapa de Julio, logo a la izquierda y mucho aire

Ciudad X se vende a 3 pesos (por separado del Diario), sale los primeros jueves de cada mes a partir de Julio 2010.

La revista se presenta con un tamaño casi de 32 x 28 cm que a mi entender es correcto e incita a que busquemos el lugar relajado de la casa o copar la mesa del café para que la comodidad permita desplegar el contenido de las páginas. No será difícil leer con los brazos extendidos y la publicación a lo lejos porque en algunos cuadros el texto reduce considerablemente su tipo.

El papel de tapa es excelente y creo permitirá tener lindas portadas desde lo visual; duele tener que doblarla para llevársela de una lado a otro por los quiebres que va sufriendo; y muchos reniegan de que el papel no se mantenga con la misma calidad de papel en su interior, queja que no comparto porque me parece hasta romántico (también en costos) el clásico de obra.

Me parece agradable el aire que propone la cantidad de blanco y los espacios en tapa; no comparto del todo el hecho de presentar igual tamaño y extrema sencillez en la presentación de los títulos; pero respeto y reconozco que hacer algo distinto es diferenciarse y la sobriedad también es un sello distintivo que se marca como objetivo.

Secciones y contenido interior

En la retiración de tapa encontramos Póker de Ases: 4 creadores 4  imágenes 4 viajes, una manera que me encantó para mostrar estos dos par dobles y que la casa pague. Me gustó el estilo que lo había visto ya hace tiempo en Brando para presentar a sus columnistas invitados. Interesantes las fotos y las auto reseñas que hacen los protagonistas. Le pondría color a los links para coincidir justamente con la cultura del enlace colorido que hay en la web.

Buen diseño de arranque. El anotado es mío.

El Sumario me gustó en su diagramación con ladrillos celestes y tan solo algunas fotos mínimas. Sigo pensando que me enseñaron que es mejor una foto grande que 4 pequeñas que no terminan aportando, pero entiendo la presentación. Aunque no sea para detenerse demasiado, que el texto disminuya en su tamaño y los números sean blancos molesta al leer.

Nice color

La Editoral que firma Carlos Schilling, se titula Doble incógnita y me pareció una correcta bienvenida, explica de porque Ciudad X aunque no suena me suena convencido ya que recurre a la anécdota de la patente cordobesa y el juego de la letra en sí, pero me parece tan solo un rodeo para decir que había dos opciones para nombrar la revista: poner un nombre extenso o seguir la lógica empresarial y de marketing de la revista cultural de Clarín (multimedio propietario de La Voz). Al leer sobre la sociedad formada en torno a este proyecto entre el Diario y el CCEC, me queda la duda de que Schilling es un pibe sin querer confesarle del todo a la madre que está de novio.

Schilling firma la del mes siguiente?

En la página 4 aparece la Nota de Tapa, se la reconoce porque la foto se repite y porque no debe haber personaje mejor que Stephen King para inaugurar portada de revista literaria o cultural. Personaje oscuro y transversal en el mercado impreso, que no tiene lazo con Córdoba pero aquí se lleva el honor.

La foto busca nuevamente el aire visual pero yo hubiese colocado una pequeña bajada de la nota en ese extremo derecho hacia King mira. Ya en el texto hay que destacar que la llamada que interrumpe las dos primeras columnas de la nota (en la octava línea) molesta en lo visual y los datos que aporta podrían ser mas útiles quizás en el inicio de la segunda columna (casi como bajada) o mejor disimulada mas adelante.

King garpa y a mi me encanta

Buena crítica

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

La crítica del libro es excelente, con agradable ritmo y prosa “joven”, fue un gusto Elvio Gandolfo. La columna de Mariana Enriquez también me gustó aunque desde lo gráfico la hubiese colocado mas arriba o “adornarla” para romper la linealidad que trae la nota anterior.

El hecho de traer un fragmento de “La Cúpula” de Stephen King es destacable aunque debería llamar mas al lector. “El pururú del diablo” de José Playó rompe la palabra genial porque le queda chica y en la misma página es una lástima que tan buena ilustración no merezca firma.

Excelente ilustración e imperdible lo de Playo

Que posturas interesantes

Lo que se propone en la página 07 es interesante. Como el título lo indica se intenta que una carilla se forme una contracara de un tema, en este número: Córdoba se debate entre “ser rebelde” y “ser tradicional”. El contraste es bien logrado aunque algo previsible y notorio, además que no sabemos donde se queda Ciudad X finalmente.

Gráficamente me parece que la firma de la nota debería ocupar el ancho de la columna (quizás hasta de alguna manera destacada) y no interrumpir parte de la misma, porque al final estorba y se pierde sin lograr destacarse por contraste.

La sección Cazadores dice Fauna urbana en la mira: noche / escenarios / episodios / novedades. Me gusta en general su onda vintage aunque las imágenes (algunas) no colaboran con la info. No es una agenda clásica claro está, pero tampoco logra dar un sabor diferente. Se cuentan sucesos pasados y por pasar, pero quedan a mitad de camino algunos cuadros.

Se podría dar aire a los textos quizás con menos cuadros y hasta sería entretenido haber roto la linealidad y guías de la hoja. Si se insiste con los recuadros a cada texto – info, se le podría dar cierta lógica para detectarlos según tema. Mas allá que no me gustó el juego de cazadores – fauna se debería destacar mas al Francotirador.

Cuadrados en algo vintage

Sección clásica con giro entretenido

La ilustración de La (s) Lista (s) Interminable (s) es excelente y la nota posee una dosis de color justa. Otra vez me molestó el corte de las dos primeras columnas, a cinco líneas de haber empezado a leer la nota aparece una llamada que estorba. Insisto que podría haber servido de bajada (mas destacada y útil) en el techo de la segunda columna por ejemplo, quizás así hasta evitábamos los dos pozos blancos al final de las primeras dos columnas.

En la página 12 la nota es pintoresca y colorida como la obra de Bustos, que pone su ojo artístico sobre el símbolo – emblema del caballo y genera una mirada renovada. En la página que sigue están mejor usadas las llamadas ya que no cortan tanto los textos y aparecen mas armónicas (aunque segmentadas en la info). Genial la foto + reseña de Bustos y pienso podrían contrastar mejor la columna Anzuelos.

La belleza escrita de la edición de Julio de Ciudad X está en Se imprime (página 14), que embriaga de calor redactado combinado con siglo XXI, porque acá si que se propone descubrir otros canales y el puente es la ‘X’. En el espacio de Reflexión la nota de Miriam Liborio es un deleite pensando en una arquitectura sociológica, además que aparece aquí la primera firma para una ilustración.

La mejor de las páginas escritas

Crist podría haber sido tapa?

El uso que se hace de la “doble central” me pareció excelente, como también el detalle de la firma del artista al inició de la nota. Mas allá que me parece que la bajada podría estar mejor alojada, la nota es imperdible y lástima que Crist; sigue su propio trazo no dio tapa de este número y se confió en el mas vendedor del terror.

En los Adelantos CCEC aparecen todos los colores juntos y se destaca la nota de Omar Hefling sobre la visita de Daniel Canogar. Le seguirá páginas mas adelante Entre el laboratorio científico y el público que recomiendo leer sin conocer a Matías Loewy.

Se jugaron un poco en la Todo queda (página 27) y bienvenido sea. De cara al final la columna de Julieta Fantini me simpatizó y me gustó la página de Los frágiles confines de una vida (página 29) que sirve para llegar con ganas a repasar libros. El “bocatto di cardenale” es la nota Miles Davis, discografía king size para apuntar y cargar el playlist. Recomiendo llegar al final, repasar los Consumos culturales, la opinión y ver la retiración de contratapa.

Conclusión

Me parece excelente y felicito desde acá a quienes impulsan la idea que seguramente no es nada liviana. Lo que busco con este post es recomendar la lectura de Ciudad X compartiendo las sensaciones que tuve al leerla. Quizás sea acotado para convertirse en una crítica al primer número pero ya demasiado me extendí.

Espero el CCEC pueda quebrar el tradicionalismo que a veces toma del brazo al diario centenario cordobés y llevarlo a explorar nuevos lugares. Señores editores, no piensen solamente en hombres de 50 leyendo cultura, apunten también a un público joven que si lo estimulan correctamente van a descubrir un gran campo.

Ahora a leer el número de este mes.

Flipboard convierte tus redes sociales en una revista para el iPad

In Paladar mostaza on 21 julio, 2010 at 8:18 PM

¿Te imaginas todos los contenidos de tus redes sociales en una revista? Eso que suena algo extraño puede suceder en tu iPad gracias a la aplicación gratuita Flipboard que condensa todas las actualizaciones de tus “amigos” de Facebook o a quien “sigas” en Twitter y te las muestra como una revista social digital. Si el proyecto avanza podríamos estar frente a una revolución para los medios en la plataforma.

Flipboard es una aplicación de descarga sin costo para el tablet de Apple que accede a los materiales de

Flipboard App

nuestras redes sociales y construye una presentación que parezca una revista. Utiliza las últimas fotos publicadas por nuestros amigos en Facebook, para establecer una portada interactiva de la revista, o si alguien ha publicado un enlace, accede al mismo, recupera su contenido y lo monta para que lo veamos tal cual.

Como una revista, proporciona vista por secciones y cuando pinchamos en esta, la página se amplia y nos permite ver la “noticia” al completo. Con Twitter es exactamente igual y accederá a los enlaces o fotos publicadas por enlaces para montarlos como contenido completo, explican en AppleWeBlog.

A favor

  • Hacer «zoom» para ampliar los artículos.
  • Ver un vídeo y jugar con él.
  • Se puede reconfigurar todo en la aplicación, cambiar incluso fotos de posición vertical a horizontal o modificar los formatos.
  • Si se pulsa en «leer más en Web» en los artículos más extensos se accede inmediatamente al sitio web original con la información que se recomendó a través de Twitter.
  • Se pueden compartir favoritos, fotos y todo tipo de contenido como se hace desde Twitter o Facebook.

según Scobleizer

En contra

  • La selección de contenidos en Facebook utiliza un criterio un poco aleatorio cuando tenemos muchos amigos y mucho contenido, y confunde contenidos pasados con actuales, por lo que siempre nos van a quedar cosas por ver si usamos sólo esta aplicación.
  • En el caso de Twitter está todo más ordenado.
  • Otro problema es que en álbumes de fotos o artículos, es imposible hacer un scroll vertical y por lo tanto, no podremos ver artículos o albums grandes.

según AppleWeBlog

+ Mike McCue, CEO de la compañía, explica cómo funciona Flipboard:

Aparte de estas redes sociales, se puede acceder a una serie de perfiles sociales “precreados” donde podremos acceder a noticias de todo tipo, generados por la propia red Flip, o acceso a una serie de contenidos como TEDTalks, por citar uno entre varios.

El proyecto acaba de recibir una inversión de 10,5 millones de dólares y según Masahable, entre los inversores del proyecto están firmas de inversión como KPCB, Index Ventures o The Chernin Group; pero también Jack Dorsey (creador de Twitter) y Dustin Moskovitz (cofundador de Facebook), lo que demuestra su enorme potencial.


Yo en su mundillo

In AguaSuaves, Pasiones, Prosas Propias on 2 abril, 2010 at 9:23 AM

Ignacio Ramonet pasó por Córdoba y yo estuve ahí.

Un mensaje, la convocatoria; ¿Te animás? – obvio que sí pero que cagaso total.

Pero la historia comienza mucho mas atrás, con un grupo de amigos tirados en una plaza pensando, mas bien soñando, en voz alta. Continúa con un viaje y esos sueños como único equipaje que ni siquiera nos acompaña a ver por la ventana esa luna que nos escupe soledad entre desconocidos. Luego una llamada familiar, un saludo, 5 oraciones y el vacío de un departamento mas vacío aún. Aparece un beso, el debate sobre la actitud y una nueva compañera de fierro (si, vos!). Pero la escena mas importante del recorrido es en una esquina, con monedas de recreo y muchas ilusiones. Entonces alguien tiene un ejemplar, lo manipula, deja suceder sus hojas y desespera nuestro interés. Es tan solo un cuadradito de papel con no muchas hojas, algo colorinche en su portada pero mas desafiante todavía en su contenido. Para alguien fue “otra revista que desaparece en dos meses”, para mi y un grupo de amigos; era nuestro sueño materializado. Nuestras ilusiones con tintas de imprenta y olor a gráfica. Era un símbolo que desde ahora entonces era cabecera en las citas de comparaciones con “eso que quisieramos lograr”. Entonces uno se acerca hasta que logra tenerla, leerla, aprender, sorprenderse. “No estamos solos en el mundo”.

Un salón una tonada extranjera, 8 periodistas y demasiado blanco entre las sillas y mesas vacías. El aire acondicionado conjura contra el caluroso día que hace a las afuera del Amerian y “hola permiso, permiso… si si estoy… de la revista ¿la ubicas?… gracias… permiso”. Entonces uno intenta mantener todo el temor dentro de las zapatillas pero de las mangas para afuera todo el profesionalismo del mundo. Lapicera, papel, grabador y cassette sobre la hora. “Eh que haces.. ¿vos sos?”, la pregunta se da a la inversa porque el groso es él, pero Twitter tiene eso que @MarioP definió como “fascinante” y que sin duda rompe barreras constantemente.

La mesa el teórico y a centímetros nuestros grabadores, la revista idolatrada que hoy me trae hasta en sus manos y nosotros. Preguntas, respuestas espesas y conceptos que colman el salón. Después vendrán mas conceptos y hasta elegirán mi pregunta con algún error ortográfico para él, y que importa el error o los miedos y las manos transpiradas si total estamos fabricando los ladrillos del sueño.

Acá estamos, pasando horas para decir que dijo. Y que sea prolijo me demando, que informe y que sirva. Es imposible en 350 palabras, serán 400 o 500 y nunca mas me llaman. Ja! aunque anoche no me daba gracias llegando a la quinta hora frente al monitor. Salió bien, bah maso, para mi gusto y el de otro DM, algo “poco personal” con pocos condimentos, pero con el sabor justo, bah creo. Prometo esmero y algo mas parecido a esta nota en aquella. Solo quería que sepan como me sentí, caminando en la senda del sueño, combatiendo las limitaciones reales y disfrutando haber llegado.

Listo ya pasó, mañana volvemos a perseguir el sueño, nuevamente.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.038 seguidores