maximo tell

Lluvia

In Colectivo Nº on 21 febrero, 2010 at 2:04 PM

La lluvia, la noche, la decisión y el final.
20:00 hs
La lluvia comenzó con un baldazo sobre la ventana, casi de manera recta contra el vidrio.
– Te tengo que ir cortando porque se viene el agua y tengo que llamar un taxi.
– Bueno, te amo, suerte.
– Mañana nos vemos, te amo.
Baje las escaleras y antes de llegar a la mesita del teléfono deje la mochila junto a la puerta y un trueno hizo vibrar las ventanas. Agarre el teléfono; ocupado taxi 1, ocupado remis 1 y el tercer numero equivocado. 4 llamadas perdidas a mi hermana y fui hasta el frente, abrí la puerta y el agua bajaba por la avenida con el ímpetus del viento golpeando los autos que ya casi no andaban.
Volví adentro taxi y remis ocupado, 3 llamadas perdidas a mi hermana y 5 a mama. Nadie contestaba. Opciones?.
– Hola tío Riky me podes hacer el favor de llevarme a la terminal? No tengo quien me lleve, por favor!!
– Imposible pendejo, no puedo salir de la casa, tengo agua hasta el living.
Pensar. Opciones.
– Hola, esta el tío Horacio?
– No se fue al súper y con la lluvia no se como hará para volver.
Cero opciones. 3 llamadas perdidas para mi hermana y 5 mas para mama. Nadie. Solo lluvia. 20:10 no mas opciones a la vista. La decisión. Subí corriendo las escaleras, me puse unas zapatillas viejas, un yoggin sobre la bermuda y un par de camperas. Cubrí la mochila y abrí la puerta. El agua me golpeo la cara e hizo q la capucha se me escapase de la mano derecha. Cerré la puerta peliando contra el viento y todo fue del agua. El agua era una sola alfombra que llegaba hasta las puertas de las casas. No se veía ni el asfalto de la calle ni los bordes de las veredas; solamente agua. Hice los primeros pasos y las zapatillas se me inundaron por completo, controle que la mochila no se mojase y empece a correr. Un ruido terrible y un rayo directo al rio de piedras. Doble la esquina y salpique a un oficial que estaba bajo un techo. Pase la primera cuadra mojado pero totalmente sin problemas. Para la segunda un relámpago hizo brillar el suelo con su reflejo y se desplomaron millones de gotas mas del cielo con muchísima fuerza. Con los golpes del agua y em viento jugando en contra, llegue a la otra esquina. Esta vez y como las próximas 15 cuadras, el agua había hecho desaparecer toda seña de calle. Con algo de temor puse el paso bien adelante y el agua domino toda mi pantorrilla. Me apure y llegue hasta el otro lado. Corrí, me limpie la cara sin poder secarla. La siguientes esquinas fueron de agua hasta la rodilla y tambalearse por la fuerza del agua al bajar por la calle. La noche.
– Que hora es? – le pregunte a un policía antes de cruzar el puente.
– 20:20 !! – me dijo y me tranquilice aunque seguía inquieto.
Comencé a correr por el puente y el cielo pareció enojarse tirando una granada por toda la ciudad que hizo retumbar las miles de gotas que llevaba en mi cuerpo.
Corrí. Vi su cara. La ropa se puso pesada. El agua insoportable. Vi su cara y volví a correr. Ento es el final.
Menos cuadras, mas agua, otro salto y mucha mas lluvia.
Llegue. Pedí una bolsa y me cambie. Subí, me senté y comenzó a llover; ahora dentro mío.

Anuncios
  1. Exelente.. Muy bueno Maximo…
    No sabia de este espacio, bueno para visitar…
    Saludos y éxitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: