maximo tell

Foward

In AguaSuaves, Prosas Propias on 17 marzo, 2010 at 11:25 AM

Y hay momentos en esta mañana en que nadie entiende y tampoco nadie atiende.
El mundo parece hablar otro idioma y uno queda a un costado. Solamente a un costado del ritmo que manipula las vidas que veo pasar.

Hoy suena una música gris pero desconocida, son solo palabras que se estrellan contra el vidrio queriendo entrar a tomarme el rostro.

Entonces me intenta despertar el susurro y un suspiro ajeno. Otra puerta se abre y entro sin preguntar ni mirar.
Casi con los ojos cerrados o vendados por las nubes me adelanto. La calle se ha cambiado de lugar y ahora suena mucho mas lejana.

La calle se adelantó y ahora está frente a mí con sus gemidos de hierro.
Las caras pasan y gritan en otro idioma cosas que no entiendo. Pasa la vida y a veces me conversa pero no entiendo.

Hoy, mas oscuro que de costumbre, mi habitación canta pero no entiendo. Solo se sabe sentir; y se siente el idioma universal de la tristeza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: