maximo tell

Poco que festejar este Bicentenario

In Malas Viejas on 25 mayo, 2010 at 9:47 AM

El Centro de Estudios Nelson Mandela, del cual su coordinador principal es el Dr. Rolando Nuñez, se especializa en materia de control de las gestiones de gobiernos, efectúa seguimientos en lo relacionado con las políticas públicas, los manejos de recursos, la evaluación de situaciones, desarrollándose un activo y mantiene un persistente pensamiento crítico desde su fundación, a mediados de 1997 y se transformó en una fuente inagotable de consultas tanto para medios periodísticos regionales, nacionales e internacionales.


En base a ello, es más que interesante escuchar a su titular sobre las distintas problemáticas que sobrelleva históricamente el Chaco, casi como un estigma difícil de erradicar. Pobreza, marginalidad, exclusión, carencia de políticas de estado, falta de institucionalidad, atraso, postergaciones, desnutrición son vocablos que se asocian rápidamente a la provincia. Nuñez en una entrevista exclusiva con NALA ahonda y explica sobre todos estos temas tan vigentes como preocupantes para el interés provincial.

NALA: ¿Cómo se explica esa asociación directa que se hace con la pobreza respecto del Chaco?

NUÑEZ: El tema de la pobreza hay que dividirla en dos partes: la pobreza estructural, que es la antigua, la vieja, la heredada, esa pobreza se fue construyendo a través de fallas en la gestión pública, de todas las gestiones anteriores, de todos los partidos políticos, también están incluidas la de los gobiernos militares. En cambio la pobreza de ingreso tiene que ver con los módulos de las gestiones actuales.

Con respecto a la pobreza estructural está intacta la matriz que ayudó a formar y afianzar ese modelo de marginación, de exclusión, casi como una marca oficial que tiene el Chaco de ser una provincia pobre. En realidad considero que es una provincia empobrecida más que pobre.

En cuanto a la pobreza de ingresos, de desocupación, la situación ha mejorado un poco, con el agravante que más de la mitad de esos empleos creados es en negro, y con ello no hay aportes, ni obra social, ni estabilidad, en definitiva no hay proyectos de vida.

Si sumamos la pobreza estructural con la de ingresos, aún teniendo en cuenta que mejoró esta última, la situación es bastante complicada para a provincia. Porque esa matriz tiene una tendencia que marca generar más pobreza hacia delante. En ese aspecto Chaco es la provincia que marca los peores indicadores sociales, económicos, sanitarios, educacionales del país, conjuntamente con Formosa, pero ésta tiene una mayor perspectiva a futuro, fruto de sus inversiones en infraestructuras que hizo en los últimos tiempos.

NALA: ¿Hay que pensar en un Chaco pobre a mediano y largo plazo entonces?

NUÑEZ: Si sumamos la pobreza estructural con la de ingresos, aún cuando se mejoró esta última, la situación es bastante complicada. Porque la matriz que origina la pobreza tiene una tendencia, que es la de generar más pobreza hacia delante. Si las inversiones en infraestructuras que se anuncian a través del gobierno actual (Capitanich) se efectivizan, se concretan, se puede pensar en una provincia, que con el tiempo, se vaya alejando paulatinamente de la pobreza. Pero el presente marca otra realidad.

Panorama desalentador con nada para festejar



NALA: ¿Cómo se puede entender, fundamentar las circunstancias que condujeron a la provincia hacia la pobreza?

NUÑEZ: Hay que entender que entre Córdoba y Bahía Blanca, en esa fracción territorial, tenemos el 75 % de la población y el 84 % del P.B.I. (Producto Bruto Interno) del país. La marca hacia arriba de esa franja es, tanto para el NEA como para el NOA, una pobreza estructural y de ingresos. Para el sur de esa porción territorial que menciono, nos encontramos con la Patagonia, con un buen presente y un mejor futuro que nuestra región. En todos los casos, tanto para las franjas del NEA-NOA como para la Patagonia, se manifiesta una gran desigualdad social. Esto es concentración de ingresos en pocas manos y pobreza en un gran porcentaje de la población.

NALA: El panorama es bastante desalentador….

NUÑEZ: Es desalentador por la notable ausencia del Estado para cumplir y brindar sus funciones primarias a la población: salud, justicia, educación y seguridad social.

En Chaco tenemos el siguiente panorama. Salud: Exceptuando los últimos 15 meses, en la que se crearon algunos hospitales. El sistema sanitario provincial ha sufrido una fuerte desinversión en los últimos años. Así nos encontramos con la ausencia de recursos materiales -aparatologías, jeringas, vendas, etc.- y falta de recursos humanos – médicos, enfermeros-, falta de insumos, falta de medicamentos, falta, falta….

Educación: Nos encontramos con escuelas en la provincia que han sido abandonadas, que tienen falta de matrículas. Así tenemos que, especialmente en centros rurales, hay escuelas que, justamente por falta de matriculación, se están cerrando.

Justicia: La red de justicia en la provincia es absolutamente insuficiente. Hay áreas que no tienen ningún tipo de coberturas, por ejemplo en Comandancia Frías, en el Impenetrable, la dependencia judicial más cercana la tienen en Juan José Castelli, a 300 km. de distancia. Es decir que cualquier ciudadano de ese lugar para cualquier trámite legal debe contar, como mínimo, 200 $ para trasladarse hasta Castelli. Aún así no es seguro que sea atendido por lo colapsado que está el sistema. Eso marca la situación totalmente precaria de la justicia en Chaco. El Impenetrable no sobresale solamente por el hambre y la precariedad. Hay también una absoluta indefensión. Los abusos, las explotaciones, vejaciones, discriminaciones están a la orden del día.

NALA: ¿Las autoridades están al tanto de estas situaciones lamentables?

NUÑEZ: El problema es que en esos lugares, el intendente es una especie de “señor feudal”. Nadie controla nada. Entre los poderes, y los poderosos, se protegen mutuamente mientras la mayoría de la gente queda en estado de desprotección importante.

NALA: Ante esta realidad ¿Qué hace el poder político provincial y nacional?

NUÑEZ: El discurso que baja del Estado Nacional, y el gobierno provincial se alinea totalmente a esa retórica, que marca un afianzamiento de la argentinidad, de homogeneidad, de igualdad es una gran ficción.

NALA: Por lo que manifiesta, Chaco es el claro ejemplo que ese discurso no se consustancia con la realidad.

NUÑEZ: Ahora que se menciona tanto eso de festejar el Bicentenario del país. Atendiendo todos los indicadores sociales que tiene la provincia, en ese aspecto hay que reafirmar que el Chaco no tiene ningún motivo para festejar el bicentenario. Tenemos un atraso de 100 años respecto del sector más rico del país. Ante ese panorama más que el bicentenario deberíamos celebrar el centenario.
Fuente: Diario Nala

+ Cuando la pobreza es mas pobre – Diario Página/12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: