maximo tell

Banco Galicia con nueva política

In Malas Viejas on 28 mayo, 2010 at 11:14 AM

Por Federico Vivas

“En el bicentenario marcando la diferencia”


Hola a todos, soy periodista y estudiante de la Licenciatura en Comunicación Social en Córdoba. En los primeros días de cada mes pago mis cuentas en cualquier sucursal del Banco Galicia. El pasado 10 de mayo fui al edificio Galicia que está ubicado al frente de la Plaza San Martín, en Nueva Córdoba. No fue muy grata la sorpresa cuando al ingresar vi dos colas de no menos 30 personas cada una. Al principio pensé en tomar el camino fácil e irme de vuelta a casa, pero decidí ser paciente y esperar mi turno.

Los minutos pasaban y mi cola no avanzaba. Unos segundos más tarde un empleado bancario se dirigió a nuestra fila y en voz alta dijó: “los clientes del banco por favor colóquense en esta fila”; mire bien y… no lo podía creer, en la fila de “clientes” los usuarios disponían de 6 cajas para realizar sus transacciones o pagar sus facturas, mientras que en la que debí permanecer por ser “no cliente” sólo había una caja de atención.

Con está nueva política, Galicia me roba mi tiempo pero no podía retirarme porque el perjudicado -de cualquier manera- iba a ser yo. (Fede, aguanta un poco más… ya te va a tocar el turno… me decía a mi mismo). Sin embargo, llegó un momento en que cualquier ser humano pierde la calma, ¡que indignación ver que los clientes entraban, pagaban y se iban! Ya habían pasado 45 minutos y mi fila avanzaba a paso de hormiga. Fue entonces cuando intente –por lo menos- llamar la atención y hablaba con mi compañero “no cliente” que tenía adelante:

– Yo: que vergüenza lo que hace el Galicia che…

– NC: y… estamos en la Argentina. Lo peor va a ser si se hacen las 13 y no pudimos pagar.

(El reloj ya daba las 12:45 hs. y los bancos –supuestamente- atienden hasta las 13 hs; ¡horario de almuerzo!).

Después de esto, empecé a mirar; percibí una serie de carteles que había alrededor del Banco. A mi entender había dos tipos diferentes: en uno estaba la figura de un “celular” con una raya roja que lo tachaba a la mitad: ¿esto quiere decir que esta prohibido el uso de celular? No lo termine de comprender porque seguí mirando y los empleados bancarios en vez de utilizar el teléfono fijo usaban su celular para comunicarse con clientes o –incluso- ¿familiares?, lo más cómico fue cuando giré a mi derecha y una empleada se reía mientras escribía un mensaje de texto. En mi cabeza rondaba la idea de sacar mi celular para filmar y luego subir el vídeo a la Web, pero mire de vuelta los carteles y las imágenes me advertían “NO se puede usar el celular en el Banco”.

Los segundos carteles colocados en el banco daban a entender que NO se podía fumar. Eso, por el momento, se respetaba.

Se hicieron las 13:15 hs. y el único cajero para “no clientes” seguía atendiendo; ¡Una Buena! Faltaba poco para que pueda saldar mi deuda, cinco minutos más y… ¡vamos! 13:20 hs. me atendieron:

– Yo: ¡Hola! Buen día. ¿Todavía puedo pagar la cuota de mí facultad?

– Cajero: Si, buen día señor. Permítame la factura.

– Yo: Discúlpame el atrevimiento, ¿hace cuánto que se realiza está política de clientes y no clientes?

– Cajero: Comenzó el Lunes 3 de mayo. (El cajero le pone el sello de “pagado” a mi factura”). Aquí tiene señor.

– Yo: gracias, ¡ah! me olvidaba… en relación a la nueva política me parece una injusticia.

– Cajero: Que tenga buen día. Yo no tengo la culpa señor.

Sin embargo, si uno ingresa a la página Web de E-Galicia nada aparece acerca de está nueva política bancaria en ejercicio. Aunque en páginas como El Mejor Trato si encontrará frases como: “El Banco Galicia se encuentra entre los mejores Bancos de Argentina, no solo por sus excelentes Productos sino también por su muy buena Atención Personalizada”. Claro, se refiere a atender a una persona a la vez, ¿no?

Una hora y media adentro del Galicia, cuando antes pagaba mi factura en no más de 15 minutos. Al salir pretendí encender un cigarrillo, pero un guardia me detiene y me dice:

– Guardia: “Señor, ¿no ve los carteles? NO se puede fumar”.

– Yo: Perdón, me confundí, es que también vi los que prohíben el uso de celulares y pensé que los ponían como decoración.

Para el final, les dejó el desafío Galicia en lo que refiere a la parte de Recurso Humanos.

“En nuestro mundo hipercomunicado y saturado de información es un verdadero desafío poder transmitir en unas breves líneas un mensaje que refleje la importancia que el Banco Galicia asigna a las personas como factor de su éxito no sólo como empresa sino como Institución.

Las personas que integran el Galicia son el verdadero elemento diferencial, nuestra verdadera ventaja competitiva”.

Por eso, en el mes del bicentenario “Banco Galicia hace la diferencia”. Si usted cree que su tiempo vale y debe abonar sus facturas en una sucursal Galicia, ¡No lo dude! hágase socio y verá los beneficios.

Algo parecido le sucedió a Fernando que envío su reclamo a InfoNegocios.

¡No me quiero acostumbrar a que me roben mi tiempo!

Fernando Zavala: “El martes 20 de mayo en la sucursal de Santander Río de Capitalinas algunos clientes de ese banco tuvimos que soportar el mero funcionamiento de solo una caja por ventanilla para hacer nuestros trámites. Algunos de nosotros debíamos recurrir a caja porque sin dudas no podíamos resolver esos trámites por `máquina automática´. Me quejé a virtud de varios de los clientes presentes por la falta de atención hacia nosotros y por no considerar que nuestro tiempo también `cotiza en bolsa´.

Después de más de una hora haciendo cola, y después de pedir por el tesorero y la gerenta, cuando cayó las 13.30 en el reloj vimos que los empleados se apuraban para atendernos. (¿Hora de salir a comer?). El mismo tesorero se hizo cargo de la caja y cuando le advertí la situación me dijo que `debía´ comprender que tenía 3 cajeros `mudados´ a otra sucursal. Este mismo tipo de excusa estoy notando de las empresas privadas en estos últimos meses…”.

InfoReclamos notifica a Santander Río y 72 horas más tarde…
No obtuve respuesta por parte de la empresa.

Anuncios
  1. Sr. Federico Vivas

    En primer lugar queremos pedirle disculpas por las demoras en la atención que usted manifiesta ocurrieron el 10 de mayo pasado en nuestra Sucursal 138 Catedral.

    En días y horarios pico el Banco Galicia pone todos los recursos disponibles para que quienes deben realizar indefectiblemente operaciones en nuestra Sucursales, esperen el menor tiempo posible. En dichas circunstancias debemos en primera instancia establecer algún tipo de prioridad para nuestros clientes; también promovemos entre nuestra clientela el uso de canales alternativos para la realización de operaciones, tales como cajeros automáticos, terminales de autoservicio, adhesión de débitos automáticos y la utilización de nuestra página web e-Galicia que cuenta con una gran cantidad de opciones. Esperamos sepa comprender que debemos hacer un equilibrio entre clientes y no clientes en esos momentos especiales de gran cantidad de concurrencia, dándole prioridad a los primeros.

    En cuanto a la prohibición del uso de celulares dentro de los locales bancarios, es una medida de seguridad destinada clientes y público en general. Finalmente, la prohibición de fumar en lugares cerrados y públicos se ha extendido en todo el país a través de leyes y decretos; tal es el caso de una ley provincial de Córdoba que así lo establece.

    Nuevamente le pedimos disculpas por la demora en la atención; nuestra política es que clientes y no clientes esperen lo menos posible y trabajamos diariamente para logra ese objetivo.

    Cordialmente,
    Banco Galicia

    • Banco Galicia,
      En está nota se refleja mi experiencia el pasado 10 de mayo y entiendo que haya sido una fecha en donde concurren muchas personas para realizar sus transacciones.

      Cualquier usuario (socio o no socio) pretende que “su” tiempo sea valorado. Desde ya, no tengo ninguna mala intención contra el Banco, pero los ciudadanos tienen derecho a expresarse y más cuando se ven perjudicados ante una política que es desigual entre los usuarios.

      Respecto a las normas o medidas de seguridad, ustedes se reservan el derecho a hacerlas cumplir o no. Aunque, de nada sirve colocar carteles que prohiban el uso de celulares cuando no se cumple; primero se debe empezar por casa (varios empleados, “dentro del banco”, utilizan su celular como si ningún cartel estuviese colocado en la pared.

      Desde ya, agradezco la respuesta.
      Atte, Federico Vivas
      Periodista y Locutor Nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: