maximo tell

Mi Mundial

In Exclusivos, Rudy on 2 junio, 2010 at 10:18 AM

Por Pamela Rudy

Desde Puerto Rico

Palpitar el mundial desde un país que no posee selección de fútbol (siquiera equipo alguno) es un hecho complicado. Cuando le pedí a mi jefa que por favor el sábado 12 de junio me deje entrar por la tarde (avisado con 15 días de anticipación), me preguntó si no era lo mismo seguir el primer partido de la Selección Argentina por Internet.

Muy a lo criollo le contesté: “mire doña, si usted va a soportar que venda sus vestidos de $500 dólares con camiseta de argentina, la cara pintada de celeste y blanco con amarillo en la nariz mientras tomo mate dulce, todo bien. Tenga claro que voy a gritar cada gol y que por dos horas no pienso quitar la vista de la computadora sin importar si por esa puerta entra Obama. Usted me dirá jefa, yo vengo y lo sigo por Internet, sin duda que si”.

Creo que la gente en este tipo de países no entiende que los argentinos vivimos el fútbol como una pasión difícil de encontrar y no se dan cuenta de que el mundial no se juega todos los días… hay que esperar cuatro largos años en los que puede pasar de todo (¿Quién hubiese dicho en el 2006 que Maradona sería el actual director técnico?). Ya lo he mencionado en otras ocasiones, pero no deja de sorprenderme que los hombres boricuas no hablen de fútbol JAMAS, asunto que los separa considerablemente del ADN del macho argento.

Acá hay de todo. Gente que me pregunta dónde se juega el mundial, personas que alegando conocimiento me dice que Argentina ya ganó el primer partido contra Canadá, incluso un hombre me preguntó si era legal que Maradona siga jugando al fútbol a su edad.

También un compañero poeta supo decirme con mucha seriedad “si claro que Argentina es candidata! Yo en el año 2002 festejé que ganaron el campeonato, me vi la final completa, merecían ganar, de hecho salí a festejar con unos compatriotas tuyos”. Yo me detuve a pensar y lo miré bien raro. El hombre me mira y se autocorrige “ha, no! a ese lo ganaron los brasileros, perdóname”.

Y que decirle! Parecía que me lo estaba echando en cara. Conté hasta 20 y le dije: “no se preocupe don, vaya con sus amigos brasileros pero a consolarlos que a éste lo ganamos nosotros”. En dichas ocasiones el orgullo patriótico me brota por los poros.

El tema de la gran cantidad de camisetas argentinas que se ven por la ciudad es bien particular. La más popular es la que lleva el “Messi” estampado en la espalda. La he visto en mujeres, niños, ancianos (siempre hablando de los “no argentinos” que la visten), tanto la original como las copias.

Es más, llegó un punto en que la vi tantas veces que le comenté a mi compañera de trabajo: “viste que lindo la mucha gente que apoya al equipo argentino…” a lo que me contesta: “si lo decís por las camisetas, las están vendiendo a diez dólares en Marshalls”.

Se me cayeron las lágrimas pero mi amiga tenía razón y no me pareció mal, en buena hora. Aproveché y compré dos para regalar, nunca está de más obligar a las personas a fanatizarse con un regalo tan simple: “No tenés equipo? Ahora sos del argentino, ok? Tomá”.

El fútbol es uno de los ingredientes más importantes que Argentina exporta al mundo. Es una de sus huellas personales, tanto como lo son el tango y la carne que tanto extraño. Cada vez que un compatriota descubre por mi acento que venimos del mismo lugar, tengo el agrado de ser invitada cordialmente a ver el mundial con ellos como si fuéramos de la misma familia, sentimiento que con la distancia se hace más hermano.

El dueño del café Siglo XX es un argentino bien fanático que sólo proyecta en los pantalla plana de su bar los canales Fox Sports y TyC gracias a su abono adicional en DirecTV.  El ya prometió regalar una cerveza por cabeza a cada uno de los presentes alentando al equipo nacional.

Hasta yo misma me veo hablando de fútbol con un vecino rosarino que parece no encontrar mejor compañía  para descargar su pasión. Para colmo el pobre amaba a Zanetti (socio de su fundación, me prestó su libro de fotos y todo!).

Lo rectifico: palpitar el mundial a la distancia es difícil y más aun cuando uno tiene todas las esperanzas puestas y se pregunta lo lindo que sería compartirlo con amigos entre asados y demás yerbas.  Siempre que me fui del país ocurrieron grandes acontecimientos: se embarazó mi hermana de mellizas, Cromañón, murió Michael Jackson y quien te dice que ahora Argentina gane la copa del mundo.

> Esta autora es Columnista permanente de este Blog


Anuncios
  1. […] Puerto Rico Continuación de Mi Mundial, Vol 2 y […]

  2. Quizas la pasión del futbol no nos toque como en los demás paises de latinoamerica pero decir que no tenemos equipo de futbol es un error. Tenemos un equipo de futbol, se llaman los Ilanders.

  3. Crox Style, hago mea culpa por mi error… de todos modos el significado de mi frase va mucho mas allá de un equipo de fútbol existente. Es como si buscaras en Argentina un equipo de baseball… lo vas a encontrar pero tengo dudas de que tengan la pasión y el compromiso que tiene aqui ese deporte. Saludos y gracias por pasar!!!

  4. […] de Mi Mundial, Vol. 2, Vol. 3, Vol. 4, Vol.5, Vol. […]

  5. […] de Mi Mundial, Vol. 2, Vol. 3, Vol. 4, Vol.5, Vol. 6 y Vol. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: