maximo tell

Ideología horizontal

In Exclusivos, Froy on 8 junio, 2010 at 8:07 AM

Por Rogelio Froy

Buscando un tema para presentar en este debut, naufrague en internet sin lograr conseguir un tema al que yo le pudiera dar mi mirada como para que pase a formar parte de las millones de botellas con mensajes en su interior que naufraga por la red de redes, y se me acababa el tiempo para presentar esta nota, esta primera nota.

Por suerte el dueño del site sin querer colaboro en la elección de este primer tema. En uno de sus posteos publico un video que comenzaba con un recitado de unas palabras de Tato Iglesias, ahí recordé esas palabras y un concepto como latente que existe pero no se ejecuta, que lo he oído muchas veces en muchos lados, que han compuesto canciones, escritos libros y se han hecho manifestaciones en pro de todo esto.

El tema en cuestión es la situación social del mundo occidental, es esa idea de que así no se puede vivir más y que tiene que cambiar, pero todos cuando nos levantamos cada mañana vemos que nada ha variado y que tendremos que padecer un día más esperanzados en el cambio pero resignados a la realidad.

Es necesario volver a retomar sin miedos ni prejuicios el tema de la revolución.
Una revolución que necesariamente tiene que partir de esta realidad, aceptando que vivimos en el sistema capitalista, debemos pensar, actuar y animarnos a vivir desde otros paradigmas.

En parte de sus líneas el sociólogo nos invita a una revolución, a actuar y animarnos, creo que son dos verbos más que olvidados en nuestro ejercicio diario. Si digo que el poder está en manos de pocos no voy a revolucionar el mundo literario, entonces si ya hemos aceptado vivir con el régimen de unos pocos, porque la lógica dicta que la historia la escriben los que ganan y los regímenes los sentencian quienes poseen esos poderes y esta mas que visto, que solo son unos pocos los que disfrutan vivir y somos muchos los que no entendemos el por qué de todo esto.

Nuestras sociedades desde su formación siempre ha tenido una dirección vertical, siempre hemos tenido un rey, emperador, faraón, cacique, papa, o lo que fuere que posee el poder de dictaminar como deben ser las cosas, siempre a beneficio de mantener ese poder, hemos creado la democracia “El Poder del Pueblo” cuantas veces hemos leído y estudiado el significado del latín de esa palabra, la democracia nos trajo Primeros Ministros, Presidentes, Gobernadores, pero nunca dejo de tener el poder en manos de unos pocos, y estos pocos siguieron escribiendo las normas en pos de mantener ese poder alejados de las mayorías.

No se puede establecer la libertad del pobre, sobre la base de dejar sin libertad al rico.

Todo lo que una persona recibe sin haber trabajado para obtenerlo, otra persona deberá  haber trabajado para ello, pero sin recibirlo.

El gobierno no puede entregar nada a alguien, si antes no se lo ha quitado a alguna otra persona.

Cuando la mitad de las personas llega a la conclusión de que ellas no tienen que trabajar porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando esta otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitará lo que han logrado con su esfuerzo; ese, mi querido amigo, es el fin de cualquier nación.

No se puede multiplicar la riqueza dividiéndola.

Dr. Adrian Rogers

Estas palabras para mi reflejan el estado actual de la sociedad argentina, somos muy capaces, somos el ombligo del mundo, la Europa sudamericana, los condenados al éxitos, todo eso fuimos, y creemos que somos; creo que en algún momento nuestra sociedad tuvo la capacidad para ser, pero decidió no serlo, el poder no nos dejo ser, hoy en día una publicidad del mundial es el orgullo del país porque afuera nos ven que lloramos por un partido que jugamos y vemos con el corazón, ya nos olvidamos que no suben los impuestos, que congelan los sueldos, que los colegios no tienen calefacción pero si televisores, que la desnutrición aumenta en el Chaco, Tucumán, Catamarca, sin ir más lejos a pasos de la Gral. Paz, que las estadísticas nos dan cada vez más negativo, pero eso no importa, porque ahora tenemos un mes para olvidar y esperar “una alegría para este pueblo tan sufrido”.

Argentina según mi versión de la historia, tuvo dos grandes momentos que nos llevaron a nuestro presente, uno es claramente nuestro último gobierno de facto, sin ahondar demasiado en un tema que yo no entiendo porque hoy se discute si fue una guerra, si había buenos o malos, o si fueron 1, 10 o 30.000 los que el gobierno desapareció. En ese período se erradico de nuestra sociedad un movimiento ideológico, no sabremos si era bueno o malo, lo que sí sabemos es que era distinto y que el que nos rige hoy no nos gusta, si hacía falta revalorizar ideológicas de poderes, decidieron enfrentar una guerra con el saldo de siempre, beneficios para pocos y perjuicios para el resto. Eso logró que pasado 20 años no exista una clase política capaz de animarse a lograr otra cosa, solo queda la ambición de poder y saber que si se llega es para respetar regímenes, no innovar. El segundo momento dio como fruto a la clase dirigencial actual, la de segundo o tercer rango, la que será gobernante en años próximos, está, tuvo su adolescencia en los albores de la Argentina del uno a uno y la pizza con champan, esa gente se educo bajo un sistema donde las la cantidad de días anuales con suerte superaba la mitad, que le permitía llevarse 3 materias y hasta 4 y poder pasar de año en el secundario, esos educados del ayer, son nuestros punteros políticos hoy, son los que se forman en la “inferiores” de los partidos políticos, los que eligen no trabajar, porque saben que obtienen su riqueza en base a la otra mitad que está trabajando por ello, llámese “plan trabajar, ayuda social,” o como fuere. El poder ha logrado asegurarse que no será derrocado por un buen tiempo.

Mientras vemos que sociedades más desarrolladas caen victimas de su propio sistema, pero no hay preocupación alguna, todos vimos a USA caer en una profunda crisis, y también vimos como se sacaron 7.000 millones para rescatar el sistema, cuando no fue así, solo se rescato a los bancos y empresas que estaban en problemas, es decir, el poder, se blindo para no perder más, la sociedad ya estaba sumida en una crisis hacía mucho tiempo, así que para ellos no varía. Ahora le toco el turno a Europa, y el sistema aplicado es el mismo, reducción de sueldos, congelamiento y suba de impuestos (le suena de algún lado esas medidas?) y un rescate de cifras nunca antes vistas en pos de salvar a las instituciones financieras, salvar las herramientas del poder, la sociedad de todas maneras seguirá trabajando para la riqueza de esa otra mitad.

Creo que de una desordenada manera he planteado el problema desde mi óptica, ahora voy a intentar comentar una solución, quiero que esto sea digno mensaje de botellas que naufragan.

El arte define como pensamiento lateral a aquel capaz de encontrar la solución a un problema sin alterar las normas establecidas. Cuantas veces escuchó el problema de “Como se hace para meter 4 elefantes en un Fiat 600” la respuesta ante la evidente imposibilidad, es no saberlo, y vemos como muy graciosamente nos responden “Dos adelante y dos atrás”, esa, es la demostración de lo que es el pensamiento lateral, cuando se nos planteo el problema nunca se nos dijo el tamaño del Fiat ni el tamaño de los elefantes, nosotros mismos somos los que nos hemos condicionado por que estamos formados para el pensamiento vertical, el que nos han inculcado en todos lados, solo los artistas son capaces de escapar al encierro de esa metodología y buscar alternativas.

Bajo el concepto de horizontalidad es que intento buscar la solución a nuestro problema, creo que las palabras de Iglesias y esa idea de revolución no son muy aceptadas por muchos, porque al oírla lo primero que tenemos en mente es que tomamos las armas y nos convertirnos en una turba iracunda en cacerías de brujas. El concepto más claro de revolución que hay es la cubana, es la idea de esos pocos hombres convencidos de que así no se podía más y tomaron las armas para instaurar su paradigma, pero solo hubo un cambio de poderes, el paradigma con que se rige, cambió conceptos económicos y de acceso, pero básicamente siguió siendo lo mismo, el poder concentrado en unos pocos. Y hoy vemos una sociedad con analfabetismo cero, y un gran sistema de salud, pero sin posibilidad de elegir si puede entrar o salir del país o de elegir a sus gobernantes, y hoy a más de 50 años de esa revolución las nuevas generaciones pretende un nuevo cambio, una nueva revolución, lo que demuestra que el cambio de paradigma fue valido para el siglo pasado, pero hoy demanda cambios, lo mismo sucede en Venezuela o Bolivia, poderes concentrados en una persona, que ante su ausencia solo habrá lamento de mayorías, como en la antigüedad con los grandes reyes.

El pensamiento lateral es el que tenemos de manera natural, cuando se le da a un niño una hoja con el famoso laberinto de la rana y el lago, y se le pide que ayude a la rana a llegar al lago, lo primero que hace el niño es tomar el camino del lago hacia la rana, inmediatamente viene el regaño y la acusación de tramposo, pero el niño lo único que está haciendo es hacer lo que le hemos pedido, no le explicamos que nuestro cerebro está estructurado y el suyo va en vía de estarlo y que así no se resuelve ese problema, supongo que ahí es cuando matamos al artista, pero ese es otro tema. Entonces si la solución lateral a nuestro problema es buscar el camino desde el lago a la rana, entonces volví a nuestra definición de democracia, es tan simple como eso, solo hay que ejercer el poder del pueblo, ese poder se ejerce de manera vertical, el concepto de las divisiones y las personas eligiendo líderes, estos líderes eligiendo a los suyos y así hasta formar la pirámide, pero sigo encontrando que ahí puede estar el problema, debemos ejercer nosotros el poder, de manera horizontal, lateral.

Creo que es muy difícil optar el cambio de paradigma, que el consumismo deje de ser nuestro sistema social, creo que no lo cambiaremos en esta era, pero si podemos cambiar la manera de regirnos, somos nosotros los que debemos cambiar, cada uno para poder lograr este poder horizontal, no precisamos un líder que nos invite a levantarnos en armas contra nuestros opresores, no necesitamos pisar a quien tenemos al lado para llegar primero al asiento del colectivo. Lo que necesitamos es darnos cuenta de algo que ya sabemos, qué es que, esto no puede seguir así, tener la resignación de aceptar que esto no cambiara de un día para otro, pero si saber que estamos haciendo bases para algo distinto, algo que nos hubiera gustado ver.

A estas alturas si no me maldijo y cerró la página y tampoco está pensando que soy un utópico que plantea obviedades, y no fundamenta diferencias, es que asume al igual que este autor que vale la pena intentarlo, vale la pena “actuar y animarse”.

El sistema económico consumista con base capitalista precisa del movimiento de transacción para estar vivo, y es ahí donde podemos cambiar, podemos vivir sin electricidad, probablemente no del modo en que vivimos actualmente, pero si podemos vivir sin las empresas que nos proveen electricidad actualmente, tenemos muchas otras fuentes comprobadas. Así como también, tenemos alternativas para las redes de celulares, de teléfonos, de combustibles, de alimentos y de todo. Solo que no nos interesa salirnos del consumismo, y a los que nos interesan necesitamos del que tenemos al lado, para poder ejercer el poder horizontal, sin liderazgos, ni rangos de mando, todos horizontales. Elegir a nuestros gobernantes de manera horizontal, si ya le hemos dado tantas veces nuestra parte del poder mediante el voto y hoy sentimos que es inútil, entonces cambie su voto, la última reforma de los estatutos electorales, pretende que la argentina se centre en un bipartidismo que ya existe, pero pide legalidad, para seguir perpetuando el poder, entonces apostemos a las minorías, no sugiero un voto en blanco o el famoso voto bronca, no, sino, dar la oportunidad a quienes no pueden, si su pensamiento es que no concuerda ideológicamente con ellos, o que son todos unos ladrones y es de un derrotismo total, entonces sigue sin perder nada, si el poder no necesitara del voto, este no existiría, es como creer que la esclavitud termino por que un grupo de valientes decidieron finalizar con ello y que la revolución industrial no tenía ninguna relación. Entonces si tenemos la oportunidad del voto, entregue su poder horizontalmente, es por lo menos una manera diferente a lo que tenemos. Si no se logra nada, tendrá una nueva oportunidad de hacerlo, pero siempre sabiendo que usted es el que ejerce ese poder.

No pido que arme 1000 grupos en facebook, tampoco que salga con su cacerola en la versión moderna de las turbas iracundas, tampoco que done dinero a una ONG que le calme la conciencia. Intente cambiar su manera de generar su basura, su manera de contaminar el planeta, su manera de pensar sobre su vecino, su manera de dar su parte de poder.

Somos muchos los que nos disconforma el sistema, los que nos disconforma los paradigmas que nos rigen, y la impunidad con que se hace, entonces si somos muchos demostremos el cambio. Con poco podemos imponer el “Poder del Pueblo”.

Solo necesitamos animarnos y actuar.

> Este autor es Columnista permanente de este Blog

Anuncios
  1. Muy bueno el artículo y aquí van unas apreciaciones personales.
    Las ideologías van y vienen; lo importante es su valor práctico, y eso es la que las hace válidas y sobrevivir al tiempo.
    Hoy por hoy una organización horizontal tiene mucho valor práctico, es muy factible.
    Pero dos cosas: primero estamos en tiempos de relativa paz, si eso se corta si o si vuelve a tener valor práctico las organizaciones mas verticales.
    Segundo, la horizontalidad depende de que haya un marco jurídico, político y económico que propicie la democratización de los factores productivos y del conocimiento. Ese marco se defiende en sus bases por la fuerza, y las cuales requieren cierta verticalidad e intolerancia a ciertos valores que vayan en contra de la democracia y la libertad.
    Creo que es mejor lo horizontal a lo vertical; pero a veces escucho a muchos autores hablando de que el camino a lo horizontal es irreversible y que ya está dado; pero no creo que sea así; la horizontalidad es sumamente frágil, y debe defenderse activamente, no solo por el activismo democrático sino también con la fuerza, y ahí requerimos cierta verticalidad. Aquí viene cierta contradicción, pero válida desde mi punto de vista: la democracia sana implica tolerancia y libertad; pero para que sea sana necesitamos reprimir (en el sentido legal no en el ilegal) personas y grupos con ideologías que van contra la democracia. Sin democracia la horizontalidad es imposible.
    Internet abrió el camino a esta, al igual que otras tecnologías, pero hay estados y empresas con el objetivo de regularlas; si no defendemos activamente la neutralidad de estas tecnologías habremos desaprovechado una gran oportunidad.
    Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: