maximo tell

Los que vuelven

In Derecho a Replica, Exclusivos, Jorge on 8 junio, 2010 at 12:52 PM

Por Santiago Jorge

España atraviesa una profunda crisis, ya empezaron los recortes y por supuesto quienes más sufren los ajustes son todos aquellos inmigrantes que se encuentran en dicho país.

Inmediatamente se me vinieron a la mente, los días de diciembre 2001; era un niño pero la piel se ponía como gallina cuando veía las imágenes de lo que pasaba en las calles, y nunca se borraron las palabras de los que hacían filas eternas en los consulados: “este país es una mierda, me voy”; “no sé como no hice los trámites antes, ahora me jodieron la plata del banco”; “acá no se puede laburar, cada 10 años revienta todo”; “no vuelvo nunca más, me robaron todos los ahorros”.

¿Doble nacionalidad real?

Después de un tiempo trabajando en el viejo continente, (donde no hay doble nacionalidad que valga, allí todos los nacidos en el sur del mundo son “sudacas”), muchos emprenden su vuelta al barrio que los vio nacer. Se los recibe con los brazos abiertos, y bien que así sea, pues ésta patria es muy generosa con todos nosotros, como lo fue también con nuestros abuelos o bisabuelos que llegaron a éstas tierras sin más nada que las ganas de progresar.

Entiendo que en el 2001 la situación era difícil, habíamos tocado fondo, a muchos no les quedo otra que buscar un nuevo destino, pero hay que reflexionar también, que si su país de destino los aceptaba, fue porque muchos años atrás en Argentina se recibió a sus ancestros nacidos en Europa.

Sucede que a veces, por coyunturas económicas y políticos de turno, nos la pasamos despotricando contra la Argentina, desvalorizando todo cuanto tenemos alrededor y dejando de lado las infinitas posibilidades que nos ofrece.

Nunca voy a poder olvidar las palabras de mi abuelo, que ante la insistencia de mi padre por presentar un amparo judicial y saltar el corralito bancario debido a su edad, este me comentaba más o menos así:

“¿Cómo le voy a iniciar un juicio a la Republica Argentina? Si todo se lo debo a ella: pobre y con 8 hermanos estudie en un colegio público, a duras penas pude estudiar y recibirme en la universidad pública y luego de muchas idas y vueltas, trabajé como juez y el Estado me pagó mi sueldo y jubilación hasta el día de hoy; litigar contra la Nación seria una herejía, a los 82 años no puedo ser más que un agradecido”.


Debemos tomar conciencia de las puertas que el país nos abre, y las oportunidades que nos brinda a diario.

¿Cuántos de nosotros fuimos a escuelas públicas? ¿Cuántos profesionales se formaron en las universidades nacionales? ¿Hemos concurrido alguna ves a  hospitales públicos aunque mas no sea a ponernos una curita? ¿Cuántos de nuestros padres trabajaron en relación de dependencia con la Administración Pública? ¿Cuántos vivimos y dormimos bajo un techo propio?

Yo mismo, en muchas ocasiones me he encontrado hablando pestes de la facultad a la cual asisto, criticando los mil y un defectos que posee, pero mirando mas allá, el día de mañana si tengo la suerte de recibirme y ejercer mi profesión, toda mi formación personal y académica se la deberé a ella, a la cual no he pagado ni un centavo, y a la sociedad entera que subsidio a través de los impuestos mis estudios.

Por ello, debemos tener mas cuidado en las palabras que utilizamos, por mas destierro que suframos o lejos que nos encontremos, porque quizá algún día nos toque volver al País al cual pertenecemos, y el que nos esperará con mucho o poco para ofrecernos, pero de brazos abiertos al fin, como fue y como será.

> Este autor es Columnista permanente de este Blog

Anuncios
  1. Hola Santi! CReo que el tema de hacerle juicios al Estado no pasa por ser “desagradecidos” sino por una cuestión de justicia mucho mas compleja.
    Te aseguro que al dejar el país, sea por la razón que sea, aprendes a valorar cada segundo que pasaste tomando mates y mirando el cielo que pinta nuestra bandera. El resentimiento que genera las partidas dura muy muy poco y se reemplaza en poco tiempo por nostalgia. Y los argentinos que hablan mal del país desde afuera no deben ser culpados. En el fondo extrañan la tierra que aman y tapan con palabras el horrible desarraigo.
    Yo pienso que vivir fuera de mi país no es una traición a la patria sino más bien una representación, somos embajadores que seguimos luchando por nuestro país y nuestro mundo desde algún rincón del planeta.
    Si hablamos pestes es porque hay mucho que mejorar y no debemos dejar de hablar por ello. Tenemos mucho, pero podemos tener aun mas.
    En fin, me toca la nota porque parece como que irse del pais esta mal para vos. Y personalmente opino que mientras mas lejos estamos de argentina, mas la valoramos. Amo al pais que me dio todo como vos decis, pero no por eso dejo de ser habitante del MUNDO, dispuesta a vivirlo desde muchos rincones.
    Saludos!

  2. Me parece que coinciden mas de lo que creen.. vuelvan a leerse.. no creo que la nota “condene” a los que eligieron / tuvieron que irse.. Al contrario entiendo que lo que trata es que por mas que te hayas ido enojado le debes agradecimiento y por mas lejos que estés siempre lo extrañarás.

  3. Hola Pame, coincido con Maxi, por ende coincido en mucho con vos.

    El tema de los juicios, era para representar una idea. Si yo trabajo para el Estado, y me deben plata le voy a iniciar un juicio porque es lo justo, no quise poner que litigar contra la Nación o provincia este mal, mi abuelo en ése momento, a su avanzada edad, con su enfermedad a cuesta y en la situación del país, eligió no presentar esos famosos amparos judicales por una cuestión de conciencia interior por así llamarlo, falleció a los 6 meses y su gesto me marco a fuego, por la enseñanza de que mucho de lo que el tuvo y hoy tengo, se lo debemos indirectamente a la Argentina.

    No creo que irse afuera sea una traición a la patria, soy de los que siempre dicen que apenas me reciba me voy a vivir un tiempo afuera, no a viajar muy cómodo por hoteles, sino a vivir para conocer horizontalmente la cultura de otros paises. SI me molesta aquellos que una vez bien lejos y con un sueldo jugoso se llenan la boca hablando basuras de la Argentina, olvidandose por completo donde nacieron y como se formaron y educaron para estar allá. NO me molesta los argentinos que viven por el mundo (son los primeros en ayudar a otro compatriota cuando le sucede algo allá bien lejos de casa).

    Me alegra mucho que tengas esa nostalgia, porque representa tu amor hacia tu lugar de origen, a mi me pasa cuando viajo, a los 15 dias, por mas hotel 8 estrellas que me encuentre o hostel repleto de extranjeras dispuesto a todo ( entiéndase que son metáforas) tengo ganas de volver a mi barrio, verlo a mi perro y comprar pan duro en el kiosko de la esquina mientra debatimos formaciones para el Lobo Jujeño.

    Siga representándonos en Puerto Rico y contándonos de la vida e historias de allá.

    Saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: