maximo tell

Los Rollings Stone y su exilio en Main St.

In Paladar mostaza on 21 junio, 2010 at 12:05 PM

Por Daniel Curtino

No es común que una banda tenga problemas con el fisco, o por lo menos no nos enteramos. Esos problemas finaciancieros lograron que un joven guitarrista británico se exiliara al sur de Francia y alquilara un “pequeña” mansión desde donde se gestaría el mejor álbum de The Rolling Stones.

Pero los Stones no se fueron a vivir juntos; cada uno tomó un rumbo en la bella Francia de los 70aunque, en el comienzo de la grabación del disco, a Watts (el Rolling que hace honor a su edad) le fastidiaba viajar 7 horas para llegar al chateau donde registraban los sonidos.

Las grabaciones comenzaron en julio de 1971 y, como todo lo que generaban los Stones en aquella época, fueron caóticas. La casa tenía problemas con la electricidad, por lo que, para no necesitar la electricidad de la residencia, la banda desvió (ilegalmente, obvio) los cables de las vías del tren cercanas al estudio móvil.

Sin embargo, el principal problema de las sesiones de grabación lo involucraban a Richards con su profunda adicción a la heroína, que lo llevaba a desaparecer en medios de las grabaciones y volver días después. Bill Wyman, bajista de la banda por aquel entonces, recordó, años más tarde, que la banda solía tocar cada noche, de ocho de la tarde hasta las tres de la madrugada aunque siempre había alguien que faltaba o había gente de más.

¿Como se graba un disco cuando constantemente te visitan William Burroughs, Terry Southern, John Lennon o Gram Parsons?

El trabajo acabó en octubre de 1971, después de que la policía francesa llegara a la mansión para preguntar a los moradores (mas de 100 personas) acerca de la visita de traficantes de droga. De esta época salieron los demos de Good Time Woman (que se convertía en Tumbling Dice, el gran tema del disco), Let It Loose (te suena Let It Be), y las versiones finales de Casino Boogie, Happy, Rocks Off, Soul Survivor y Ventilator Blues.

Además de Jagger, Richards y Watts, en estas grabaciones también participó Bobby Keys, Mick Taylor y el productor Jimmy Miller.

Un nuevo exilio para este disco aún sin nombre lleva a los Stones a Los Ángeles, luego del altercado con la policía en Francia. A fines de marzo del ’72 el disco estaba terminado y se contrata a un artista de la cultura Beat para la portada: John Van Hamersveld, el mismo que diseñó la portada del álbum Magical Mystery Tour de The Beatles.

La crítica no dio un buen recibimiento al álbum en el momento de su publicación a pesar del éxito comercial del que gozaban (no era fácil interpretar la magnitud de esos discos en esa época). Sin embargo, siempre hay alguien que sabe, como el gran el crítico de música y autonombrado “Decano de los críticos de rock” Robert Christgau, quien lo nombró en 1972 el mejor disco del año.

“Innegablemente lo mejor del año, esta desgastada obra maestra es el súmmum del rock del año ’72. Incluso ahora, siempre me complace cualquiera de las cuatro caras, aunque tuve que escucharlo veinticinco veces para comenzar a comprender de lo que los Stones eran capaces, y aún no he terminado la tarea”.

Y llegarían versiones Deluxe, remasterizadas, Bootleg, grabaciones inéditas, la remasterización final, para uno de los mejores disco de los 70 que ingresó en los 500 mejores álbumes de la historia. Y hoy, a 38 años de su lanzamiento, “Exile on Main St” ingresa a la lista definitiva de los discos que todo amante de la música debería tener.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: