maximo tell

Nuevas audiencias en la web social

In Derecho a Replica on 24 julio, 2010 at 5:29 PM



Entrevista a Franco Piccato, periodista y coordinador de proyectos digitales de La Voz del Interior de la provincia de Córdoba da su visión acerca de los nuevos medios y las nuevas audiencias, su relación y muchas veces tensión en la Web como plataforma de interacción y producción de contenidos.

¿Es pertinente hablar de un nuevo periodismo a partir de las posibilidades que otorga la Web 2.0 y las redes sociales?

-El periodismo no cambia. Las bases del periodismo en el sentido de poner en relación a la sociedad con las fuentes de información o con los diferentes sectores, la política, la economía, eso no cambia. Tampoco cambian los principios fundamentales del oficio en términos de garantizar calidad en el periodismo, ofrecer pluralidad de fuentes, un manejo responsable de las fuentes y todo lo que hace a contenidos que tenemos que acercar a nuestras audiencias en cualquier soporte. Lo que sí cambia radicalmente es la forma en que tenemos que relacionarnos con las audiencias porque estamos pasando de un modelo en el que nuestras viejas y conocidas audiencias eran pasivas y sólo se limitaban a estar en nuestra sala de huéspedes, leyendo los diarios o escuchando la radio, y en el nuevo entorno digital lo que se abre es una gran plataforma de participación y de producción de contenidos. Nuestra audiencia se está convirtiendo en la principal aliada pero también en nuestra peor competencia en términos de generación de contenidos.

Por lo tanto, el periodismo sigue, no cambia en el fondo pero sí es necesario que adaptemos nuestro lenguaje, nuestra narrativa, nuestra cultura dentro de las redacciones porque las redes sociales, los blogs, la Web 2.0 nos están haciendo cambiar la forma en la que nos relacionamos con la audiencia.

¿De qué manera se concibe a las audiencias a partir de los nuevos medios de información y comunicación? ¿Cómo define el concepto de audiencia?

Si el concepto de audiencia en la era de los medios masivos era una audiencia heterogénea que sólo se limitaba a recibir los mensajes de los medios de comunicación, lo que hoy tenemos en los medios digitales particularmente es un nuevo tipo de receptor de los medios masivos de comunicación nunca antes visto en la historia que es el usuario de Internet. Quien, además de leer, tiene otras posibilidades interactivas: participar, linkear comentar y mucho más activos.

Son rasgos que el periodismo debe tener en cuenta.

No podemos como periodistas ir en contra de la corriente. La audiencia ha tomado decisiones, la audiencia está en las redes sociales, está en los blogs. No podemos pretender, como periodistas, seguir siendo el centro de la escena porque claramente el monopolio de la información que antes manejábamos porque éramos los únicos actores que teníamos el poder de la palabra como actores de la comunicación pública, ahora se ha democratizado de una manera enorme. En la lógica de emisores y receptores, el polo de la emisión se ha ampliado muchísimo, por lo tanto no solamente hay que considerar a la audiencia sino también incorporarla dentro de los procesos de producción de las noticias. Ubicar al usuario de Internet en el centro del proceso de producción, porque de otra manera se van a apartar e ir para otro lado. Los usuarios son muy infieles, resisten la información y la publicidad obvia, quieren contenidos de calidad, quieren participar y relacionarse entre ellos con las redacciones y con los periodistas. No podemos estar fuera de ello.

¿En qué medida el periodismo de nuestro país se abre a este tipo de participación social a través de la Web? ¿Hay resistencia de los medios tradicionales?

Sí. Es un cambio de paradigma fenomenal porque la apropiación social de la tecnología está poniendo en crisis no solamente los modelos periodísticos narrativos sino también los modelos de empresa y de negocio. Hay que hacer muchos cambios en términos de la cultura de trabajo dentro de las redacciones, hay mucho de psicología industrial, de cómo hacer entender especialmente a los gerentes de los medios que es necesario invertir en la experimentación radical que hace falta para poder montar nuevos medios, más ajustados al nuevo contexto y escenario. Me parece que hay en primera medida un tema cultural que resolver dentro de las redacciones, esto implica cambios de horarios de trabajo, cambios de actitud de los periodistas en relación con sus audiencias, bajarse del pedestal en el que los periodistas nos encontrábamos. Supone una gran actitud de humildad, de decir, queremos dialogar con nuestras audiencias, conversar con ellas. Muchas veces nuestras audiencias saben más que nosotros sobre algunos temas, es necesario abrir esas puertas de la redacción con la sociedad. De hecho es una puerta que nunca debería haberse cerrado.

¿El periodismo digital, multimedia e hipertextual es autosuficiente en cuanto a su posibilidad de financiación y mantenimiento económico? ¿Cuál es el futuro de los medios tradicionales?

No tengo dudas de que el periodismo escrito no va a morir nunca, ahora si va a ser en soporte papel, digital, móvil, PC, ipad o cualquiera de los nuevos dispositivos, eso todavía no lo sabemos. Creo que los productos de papel nunca más van a volver a estar en el ciclo pujante del negocio. Estamos viendo en los mercados más maduros una declinación de la circulación de los productos impresos, la crisis en el modelo de negocio ya está empezando a sentirse. Hay diarios que han cerrado en Estados Unidos, otros que están en crisis también en Europa, el diario Crítica en Argentina se va a convertir en la primera víctima de esta crisis, por muchos otros factores también. Hay que reconvertir las redacciones y las empresas a multiproductos y multiplataformas. Un periodista, una redacción y una empresa periodística no deberían estar atadas a un soporte específico. Tenemos que migrar hacia un modelo de ser agnósticos en la plataforma. Que los periodistas y los medios podamos producir contenidos sin importar en qué soporte salga.

¿Qué pasa con el negocio?

Todavía el negocio de los productos impresos de la industria editorial en Latinoamérica sigue dando buenas rentabilidades, quizás haya que ajustarlas un poco para abajo en el futuro. Mientras, vemos que las audiencias migran hacia las plataformas digitales y seguramente los anunciantes van a migrar hacia las plataformas digitales. Pero nos encontramos con una dificultad adicional y es que todavía los medios digitales no generan la rentabilidad necesaria para sostener estos grandes esquemas de producción de contenidos, porque producir contenidos y hacer noticias de calidad sale caro y en Internet nadie está dispuesto a pagarlo. Y por otro lado, los anunciantes no tienen todavía la madurez necesaria para entrar en este nuevo medio, y los precios de la publicidad digital se mantienen bajos.

Tenemos un contexto de tormenta perfecta: cae la circulación del producto impreso, las audiencias más jóvenes se van a la plataforma digital y no necesariamente a los diarios digitales sino a otros productos de la Web social como FacebookTwitter, los productos más maduros siguen manteniendo buena rentabilidad pero eso empieza a declinar y el nuevo negocio de los medios digitales todavía no está claro. Nadie sabe cómo rentabilizar los contenidos en Internet. Hay que estar atentos a los nativos digitales, a qué están haciendo las nuevas audiencias y a qué están haciendo las empresas que sí están en Internet y que conocen cómo funciona la naturaleza del medio. Me refiero a Google y a Facebook que están logrando generar algún tipo de rentabilidad.  Y están los viejos dinosaurios como Murdoch que quieren cobrar a la gente por el acceso a contenidos generalistas en Internet, lo que muchos analistas indican que va directo al fracaso, que la única forma de cobrar por contenidos en Internet es ofreciendo contenidos únicos que el usuario no podría encontrar en otro lugar.

Frente a este panorama, ¿qué recomendaciones se pueden delinear para el trabajo profesional de los periodistas?

El nuevo profesional tiene que aprender nuevas habilidades, aprender a relacionarse con sus audiencias, a ser coach de la audiencia, a ayudar a la audiencia a producir contenidos y a ser una especie de DJ que va eligiendo los contenidos que produce la audiencia que están disponibles en Internet, a empaquetarlos y a publicarlos. Creo que tenemos que especializarnos en temas y no en soportes. Las carreras de comunicación no deberían tener más las barreras que dividen a los especialistas en radio, de los de gráfica o de televisión, sino que deberíamos movernos como peces en el agua en cualquier soporte y sí ser expertos en temas y en coberturas. Me parece que el periodismo del futuro va a requerir mucho talento, posiblemente nos vea lejos de la protección de las grandes corporaciones mediáticas. El periodista del futuro va a tener que vivir a la intemperie, aprender a mandarse solo, a generar sus propios emprendimientos, porque por suerte la tecnología es cada vez más barata, más accesible y fácil de manejar. Frente a la crisis tenemos una gran oportunidad y es que está naciendo una nueva forma de hacer periodismo en un soporte nuevo. Los desafíos son infinitos. Los profesionales de la comunicación tienen que hacer este cambio rápido porque lo que está en riesgo es nuestra relevancia social.

Por Lic. Ma. Laura González Olalde

Fuente: Medios y Enteros – UNR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: