maximo tell

Anotaciones de vida, algo útiles

In Exclusivos, Pasiones, Rudy on 27 julio, 2010 at 10:04 AM

Por Pamela Rudy

Yo soy una soñadora eterna y por eso me proclamo masoquista. E aquí consejos útiles, revocables por doquier, meramente basados en mi experiencia.

  • Sin expectativas no hay desilusión

Esta claro, cada vez que esperamos algo de alguien, corremos el grave riesgo de decepcionarnos. Es que las personas son mucho mas que sus palabras y en contracara nuestras ilusiones suelen correr a miles de kilómetros por hora. Lo mejor: no esperar nada de nadie. Es difícil pero es lo mas SANO. La gente está loca y yo también así que no esperen nada de mi. Mejor para el caso, dejémonos sorprender.

  • No te acostumbres a lo que no va a durar

Suele pasar con las parejas: una semana estas de luna de miel y a la otra de casualidad se dan la hora. Es que la primer semana fue tan buena que te acostumbraste a la sensación. ERROR. Las certezas mas aferradas de la vida son las que mas fácilmente se rompen… y duelen. El trabajo, el amor, la salud, todo esta sujeto a cambios. En ese caso, es bueno saber que las cosas pasan por que tienen que pasar y que algo mejor nos está esperando (aunque el camino este lleno de barro y nos resvalemos un  poco).

Nunca te acostumbres ni a un abrazo…. de ese modo no vas a llorar cuando falte y vas a agradecer con mucho amor cada vez que suceda ese milagro (se nota que me hace falta uno?).

  • Nunca dejes que te subestimen

Sos muy joven; no vas a saber de que hablo), sos mujer, no vas a poder antenerte sa en este país machista, sos extranjera, no entiendes lo que pasa en la isla, sos blanca, tenés mucho dinero. Pfffffff ¿Y que sabe la gente? Nuestra educación y quién somos va mucho mas allá de lo que los demás piensan conocer. Quizás le estan hablando a la próxima Marie Curie pero se valen de supuestos e impresiones. Hasta nosotros mismos nos subestimamos al pensar que no podremos alcanzar cosas que nos valen el esfuerzo de estirar la mano. Es verdad que soy mujer, joven, extangera y blanca pero eso no me va a quitar valor ante los ojos de nadie.  Al contario, me agrega méritos a cada paso. Tapale la boca a lo ingenuos pero no te apures, las cosas del tiempo hablan por sí solas.

  • Si empiezas el gimnasio, no esperes al lunes

¿Quién dijo que empezar el gimnasio el lunes es bueno? De ser así, el martes vuelves a ir todo dolorido y abandonas la tarea justo a mitad de semana esperando a que sea lunes para volver a empezar. Yo empecé un viernes y tuve mi fin de semana de descanso! El lunes volvi a ir hecha una lechuga y ya para el martes era una rutina que empecé “la semana pasada”.

Dato importante: durante el primer mes hay que hacer los ejercicios que a uno le gustan y le sean fáciles, es una forma de entretenerse, no sufrir y mantener la motivación. Después con el tiempo agregamos pequeñas exigencias fáciles de asimilar. Para ese entonces ya tenés el hábito de al menos IR.

¿Cuáles serían tus anotaciones de vida?

Esta autora es Columnista permanente de este Blog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: