maximo tell

Minería y comunicación: una discusión necesaria

In Malas Viejas on 21 septiembre, 2010 at 2:54 PM

Por Josefina Molinari

El debate sobre la minería se instaló en las agendas de los medios de comunicación y del público en la Argentina. Leyes anti mineras versus proyectos en desarrollo. Los distintos discursos están bien definidos, pero como se afirmó en  la Jornada Comunicación, Minería y Sociedad: “Hay una opinión bastante sólida en contra de la minería, es monopólica”.

En el marco del Foro/debate “Minería y Sociedad”, organizado por la Universidad de San Juan, tres panelistas reflexionaron sobre la necesidad y responsabilidad de comunicar en el ámbito de esta industria que sufre en los últimos años una fuerte oposición cuando se quiere emplazar un nuevo emprendimiento.

“René” en Yacimientos Carboníferos de Río Turbio, Santa Cruz.

Diego Dillenberger, Sandra Massoni y Paul Capriotti brindaron sus puntos de vista sobre las acciones y estrategias de comunicación que se deben emplear para superar, por parte de las empresas mineras, la imagen negativa.

Pero, con cierta resignación, afirmaron que hace mas de 10 años las industrias tendrían que haber empezado a comunicar, “a esta altura es muy difícil revertir tal situación”.

Al momento de dar consejos sobre las estrategias de comunicación para la minería señalaron que se necesita publicidad y líderes de opinión para desterrar los mitos sobre la minería. Además, invitar a periodistas, intendentes, diputados y líderes a los países llamados del primer mundo donde, las empresas que operan en Argentina, explotan diferentes minerales y así poder ver que se aplican las mismas técnicas de primer nivel.

Para adentrarse en la problemática minera hay que considerar que en la década de los ’90 se consolidaron ONG´s en defensa del ambiente con diferentes orientaciones ideológicas y líneas de acción.

El “saqueo de los recursos naturales por parte de las empresas”, junto a la “fuerte contaminación e impacto ambiental de la minería a cielo abierto”; son los principales ejes sobre los cuáles estos grupos construyen su oposición a la actividad minera.

En la medida en que los organismos estatales implicados y las empresas privadas generen un cambio en su estrategia de comunicación, la población conocerá información real y podrá contar con diferentes opiniones y así generar una propia fundada en distintas fuentes y no solo percibirá las opiniones de lideres ambientales que se expresan en contra de la minería “contaminante”.

De ahora en más el debate debería pasar por la legislación que esta actividad debe cumplir, que con control ambiental y las técnicas actuales es posible de realizar sin contaminar el aire, suelo y agua. Además, modificar la estrategia de comunicación a seguir, ser proactivos y estar en contacto directo con las comunidades involucradas para revertir los mitos que hay alrededor de la minería.

Foto: www.imagenesmineras.com.ar

+

Me interesa saber que opinan los comunicadores y receptores acerca de las formas en las que se han comunicado los distintos  mensajes en torno a esta temática. ¿Vos que opinas?

Anuncios
  1. En principio, coincido: hay un desconocimiento y una importante falta de información por parte de los periodistas. Primero, cuando hablamos de minería ¿a qué nos referimos? ¿A la minería metalífera? ¿A la minería no metalífera de tipo tradicional? Poco se habla en los medios de estas diferencias, a los fines de “educar” a la sociedad. Veo varias comillas en términos como “contaminante”. Los efectos de la explotación minera, fundamentalmente de la metalífera, no son un mito; son una realidad palpable -incluso- en muchas provincias de nuestro país. El contacto del hombre con la naturaleza es absolutamente agresivo y, lejos de ser transformativo, se vuelve destructivo. Además, resulta bueno pensar qué concepción de progreso dejan entrever prácticas como éstas. “Las mineras tren trabajo”, muchos dicen. Primero, esto sí es un mito. Segundo, en caso de que así ocurra, de qué progreso hablamos si -aun con trabajo- las comunidades quedan sin medio natural, sin recursos naturales para alimentación, con servicios educativos precarios… No es sólo una cuestión ambiental; es también de concepción del progreso y el desarrollo. Hay que revalorizar la perspectivas de nuestras comunidades, entendiendo qué tipos de relación proponen ellos con la tierra y con la naturaleza. En el medio, para los periodistas, aun queda mucho por aprender.

    Gracias por dejar la puerta abierta al debate.

    Un abrazo!

    Danilo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: