maximo tell

Wenceslao Casares en Endeavor Córdoba

In Cobertura iPhone, Exclusivos on 24 septiembre, 2010 at 12:24 PM

Co-autoría George Blanco

Wenceslao Casares mira a sus interlocutores. Su postura es la de quien ha transitado un extenso camino en los negocios, casi acompaña sus palabras espaciadas y llenas de vida. Se presentó para completar la 6º Conferencia Endeavor Córdoba y aportó su experiencia de esfuerzo y pasión por emprender para lograr alterar los hemisferios mundiales del mérito.

Simple, tenaz y soñador. Exitoso Casares vendió su primera empresa por 700 millones.

No es un tipo simpático, incluso es algo arrogante, pero aún así nos dio más de una hora de su tiempo en una charla mano a mano que a todos nos dejo absortos y plenos como (al menos yo) no recuerdo haberme sentido muchas veces en mi vida, decía la nota de Mario Postay, en la revista Punto a Punto, al entrevistarlo en 2009.

“Hay que hacer lo que uno piensa que puede ofrecer para hacer un mundo mejor. No hay que dejar de lado la pasión”, cierra esta vez Casares, y el auditorio de la Universidad Blas Pascal se despide en un aplauso sincero. Ni mas ni menos, Wenceslao cautivó a la audiencia. Su Mac apenas intervenida, mira con recelo a la pantalla dispuesta sus espaldas y hasta se disculpa diciendo que el “no hace presentaciones“.

No es dueño de un carisma descomunal, no es lo suyo. Orador de su propio destino, Casares cuenta que después de Patagon y Wanako, sus dos primeras empresas, vendió y se fue a recorrer el mundo en velero. Así como suena. Un libro, el desvelo de aquel adolescente con sangre de emprendedor, disparó la ilusión.

Un día, casado, se dijo: “¿Por qué no dejar todo e intentarlo?” Su mujer lo acompaño. La vuelta lo vio creando Bling Nation, pionera en las transacciones por celular utilizando el Pay Pal como base. San Francisco, Sillicon Valley y su meritocracia, New York, Tokio y su Patagonia natal. “La tecnología está volviendo al mundo mas meritocrático“.

Todo es parte de su Bling Nation, todo es parte de todo, de su vida. Una vida que el mismo describe por momentos “miseriosa“, justificando que el emprendedor es mirado como algo cool, una actividad divertida, pero que puede resultar preocupante, estresante y llena de problemas.

La solución que el propone es buscar soldados que hagan las veces de socio: “Vos a los soldados los elegis por ser buenos soldados, no por ser amigos” e invita a ir a la guerra. Pero advierte que no será facil, y para ello propone como estrategia exponenciar la creatividad de estas tierras: “Me aburren los copycat porque lleva implícito el decir que se les ocurra a otros y nosotros disminuídos lo implementamos acá“. Eso sí, Casares aclara que el mismo sufrió el síndrome.

Este emprendedor serial, como le gusta decir a Nicolás Ramos, formó Patagón a los 22 años y se lo vendió al Santander por 700 millones de dólares, para luego fundar el Lemon Bank en Brasil y vendérselo al banco mas grande de ese país.

Queda tiempo para hablar de Internet, celulares y el fenómeno de la comunicación: “En USA hay 0,7 celular por persona. En Argentina hay mas de uno per capita. Un chico de acá no le da el mismo uso que uno de Chicago”. El futuro de utilidad empresarial que se le puede dar al negocio móvil es sin duda lo que actualmente lo obsesiona.

Y continúa: “Argentina es un mercado por demás relevante en materia de celulares. La torta se reparte mejor“, y da el ejemplo de una portada reciente de The Economist, donde Latinoamérica aparece dada vuelta. Va mas allá, afirmando que “Yo estoy seguro de que en 5 años va a salir un Google desde un país emergente”.

Casares termina hablando de la pasión como único condimento para el éxito, que no es otro que vivir de lo que a uno le gusta. “Hay que hacer lo que uno piensa que puede ofrecer para hacer un mundo mejor. Ojo, no confundir esa pasión con el ocio. Miren, yo necesite de tres años de vuelta al mundo para descubrir que estaba hecho para esto, que era lo único que podía hacer“.

Leer un libro, creer en un sueño. Embarcarse, salir a pelear, todo forma parte del emprendedor de la vida. “La clave esta en arriesgarse, en intentarlo siempre. ¿O te perdonarías no hacerlo? Yo creo que no. Quiero que mis hijos crezcan con eso“.

+ Nota de Revista Punto a Punto en 2009

Anuncios
  1. […] sobre lo que se viene a nivel de negocios en internet. Puedo decir que coincide mucho con Wenceslao Casares y sus tendencias e ideas de los negocios que […]

  2. […] dicho al hecho: consignas para emprendedores” (ver nota); la charla de Wenceslao Casares (ver nota) y en 2010 de la 6ta Conferencia Endeavor (ver nota). Todos estos encuentros vinculados con la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: