maximo tell

Pasión Romano

In Pasiones on 27 septiembre, 2010 at 7:44 PM

Daniel Romano nació en Buenos Aires, Argentina, en marzo de 1965. Pasó su infancia y su adolescencia en Mar de Ajó donde hizo sus estudios primarios y secundarios. A los 9 años cursó su primer curso de dibujo en una escuela nocturna que funcionaba en el Colegio Secundario del pueblo y finalmente canalizó su pasión hacia la fotografía.

Daniel Romano

En 1974 ganó el Primer Premio en el Concurso de Dibujo Sopena. De vuelta en Buenos Aires, estudió derecho unos años hasta que cambió el rumbo hacia el diseño gráfico. Es Comunicador Visual, recibido en la Universidad de Belgrano, Universidad que años más tarde lo contratara para manejar su imagen.

Fotógrafo por vocación realizó cursos de fotografía tradicional y digital. En 2005 estudia fotografía tradicional en Motivarte Escuela de Fotografía y hace poco descubrí sus disparos por las redes sociales; nuevo canal para descubrir artistas. Acá sus conceptos y visuales.

Romano: "Mis personajes son anónimos, íconos de personajes que veo a diario"

Mi primer recuerdo relacionado con este mundo fue un concurso de dibujo donde dibujé un camino. Me regalaron un Sopena Ilustrado. Y el segundo, mis clases de dibujo en la escuela nocturna de mi pueblo, donde la gente grande aprendía oficios y yo dibujaba. Yo tenía 9 años.

Busqué por distintos caminos como el diseño, la fotografía, el guión, hasta que un día nos encontramos, la pintura y yo. Empecé a pintar por necesidad, necesito hacerlo. Desde siempre me interesó curiosear a los demás, tengo mucho de voyeur. Mis personajes también miran, observan, como yo a ellos.

Entre otros, me interesan Garabito y Katz, que aunque pintan personajes con nombre y apellido, me fascina la atmósfera que logran, están ahí, son esos. Mis personajes son anónimos, íconos de personajes que veo a diario.

Me gusta pintar gente. Me gusta pintar a otros, esa es mi búsqueda. Pintando a otros busco imágenes de la metáfora de esa otredad de la que yo soy parte.  Son momentos de intimidad, casi única que -como en la meditación- ése y sólo ése es mi presente, estoy ahí.

Cada día que empiezo a pintar es como si empezara por primera vez. No me es fácil, me angustia, doy vueltas hasta que arranco, y cuando arranco no quiero parar. Me gusta la posibilidad de crear historias y buscar espacio para ser contadas.

A su muestra PAR la califica como "un momento mágico en mi vida como artista incipiente".

Trabajo desde bocetos que elaboro a partir de observaciones. Mujeres y hombres que habitan mi vida, que cuentan algo de lo que veo o de lo que intuyo. Me interesa revisar sus gestos, sus miradas, buscar y encontrar posibilidades icónicas en sus expresiones, humores, soledades, la atmósfera en las que se encuentran.

Siempre trabajo con varias obras simultáneamente porque encuentro una increíble comunicación entre ellas mientras están en proceso, conversan. Soy lento, me gusta pensar y repensarlos.

Me gusta trabajar en grandes superficies. Acrílicos y óleos me son absolutamente pares: tengo días. Respecto a la cromía siento que estoy cada vez más enfocado en colores que sean vehículo de lo que siento o necesito decir.

Pintar me da una distinta visión de las cosas, me ayuda ver mi vida desde distintos encuadres. Cada vez más.

"Me gusta pintar a otros, esa es mi búsqueda"

A partir de mi búsqueda por conocer más Laura Messing, mentora y maestra, galerista, amiga y consejera en el arte, me recomendó conversar con Julio Sanchez quién, además de regalarme un rato para hablar de mi obra y el momento en el que estaba, me abrió la puerta al trabajo profundo, de análisis, de sumergirme en el mundo del arte, al darme la punta de iniciar una clínica de obra con Fabiana Barreda.

A partir de esta experiencia inesperada, la clínica con otros artistas, permanente, continua, rica, pude conectar con otras expresiones que ya venía desarrollando sin darme cuenta: la fotografía conceptual, la documentación y el relevamiento de situaciones sistemáticamente.

Allí surgió mi primer muestra de fotografía conceptual: PAR. Un momento mágico en mi vida como artista incipiente. Colgar fotos y compartirlas con los otros fue tan mágico como mostrar pinturas. Fue dejarlas ir. Para volver a empezar.

"Trabajo con varias obras simultáneamente, encuentro una increíble comunicación entre ellas"

PAR es un proyecto de Daniel Romano que recorre lugares, soles y mares. Allí donde la vida encierra en un cuadro luminoso durante un segundo y coloca en pares lo que el fotógrafo captura para darle eternidad a los colores.

> Descubrí el Proyecto PAR

+ Visita la Web de Daniel Romano

Laura Messing es su mentora y maestra, galerista, amiga y consejera en el arte.

> Conoce a otro artista en Pasión Bahamonde

Anuncios
  1. […] Daniel Romano nació en Buenos Aires, Argentina, en marzo de 1965. Pasó su infancia y su adolescencia en Mar de Ajó donde hizo sus estudios primarios y secundarios. A los 9 años cursó su primer curso de dibujo en una escuela nocturna que funcionaba en el Colegio Secundario del pueblo y finalmente canalizó su pasión hacia la fotografía. En 1974 ganó el … Read More […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: