maximo tell

Stanley Kubrick: fotografía de un genio

In Exclusivos, Paladar mostaza on 9 octubre, 2010 at 8:30 PM

Por Milly Bianchiman

Stanley Kubrick nació en El Bronx, Nueva York, el 26 de julio de 1928. De chico por ser mal estudiante sus padres lo enviaron para incentivarlo con su tío a Pasadena. Con el tiempo resulto ser un aficionado y muy buen jugador de ajedrez, también se encontraba muy atraído por el jazz, la lectura, el cine y la fotografía que le dio  reconocimiento y un contrato con la revista Look a los 17 años llegando a ser uno de los fotógrafos mejor pagados.

La foto con la que consiguió fama mundial en abril de 1945 fue el retrato de un vendedor de diarios afligido por la muerte del presidente Roosevelt, rodeado de los periódicos con la trágica noticia del día. Con hambre de cultura asistía a todas las proyecciones de películas en el Museo de Arte Moderno, donde término adquiriendo los conocimientos que después supo aplicar en sus proyectos, sobre todo rescatando las cosas malas que había visto alegando que él las podía mejorar.

En los comienzos de los años 50 debutó como director cinematográfico con una serie de documentales, los cortos: “Day of the fight” (1951) que cuenta el día de la vida de un boxeado, “Flying Padre” (1951) y “The seafarers” (1953). Para ese entonces Stanley ya había renunciado a la revista para dedicarse solamente al cine. En 1956 fue donde capto la atención de Hollywood con The Killing por la forma que trabajo la historia bastante reiterativa para la época, pero que supo innovarla con el uso de flash backs en su relato. Un año después se encontró filmando con Kirk Douglas como protagonista, Senderos de gloria (Paths of Glory).

La cinta fue el primer escándalo del director acusado de antibelicista y siendo prohibida en Francia por varias décadas. Luego en 1960 Douglas lo llamo para sustituir al director Anthony Mann en la película Espartaco, la cual lo catapulto a la fama tras ser  un éxito rotundo comercialmente y ganar  tres premios de la Academia junto a una nominación a los Globos de Oro como mejor director, candidatura que volvería a lograr por “Lolita” (1962), adaptación de la obra homónima del ruso Vladimir Nobokov, quien se embarcaría como guionista, siendo nominado al Oscar por su trabajo.

El film deparaba una estupenda interpretación de James Mason como el profesor Humbert y la revelación internacional de la joven Sue Lyon en el papel de Lolita. Kubrick sustituyó la simple lujuria y deseo que el profesor sentía por la púber, por amor, evitando así la menor injerencia posible de la censura aunque no se libro de los problemas con la Legión Católica de Decencia entre otros. En 1964 comenzó a rodar Dr. Insólito (Dr. Strangelove or how I learned to stop worrying and love the bomb) basada en la novela de Peter George, Red Alert, adaptándola para transformarla en comedia de humor negro en función a las parte más ligeras del libro.

La cumbre de su carrera llego en 1968 con uno de sus proyectos más ambiciosos, 2001: Una Odisea del Espacio co-escrita por el director y el escritor Arthur C. Clarke autor de “El Centinela”, novela en la que estaba basada la cinta. Con unos efectos especiales sin precedentes diseñados por el mismo Kubrick daría vida a una de las películas más arriesgadas y osadas en la historia de cine, estableciendo las bases estéticas de las futuras producciones del género, además de convertirse en el objeto de culto y punto de inflexión para el género que es hasta el día de hoy. Los delirios del director lo llevaron a  descartar la banda sonora que se había compuesto originalmente, usando partituras de Richard Strauss y la más famosas de todas György Ligeti que se convirtió en un fenómeno mundial. Stan ganaría el primer y único  Oscar en toda su carrera a los mejores efectos especiales y sería nominado como mejor director.

A partir de los 70 el director impondría una prolijidad en cada proyecto dejando en claro que ese era su sello personal por lo que se convertiría en parte de la cultura cinematográfica  que muchos directores de  distintas épocas querían  imitar. En este proceso se encontró el nacimiento de La Naranja Mecánica adaptando una novela de Anthony Burgess y establecía una perspectiva sobre la violencia social con chispas de comedia negra y sátira, creando otra vez iconos y modas que influirían en la moda. La música del film incluía sintetizadores siendo lo más novedoso de la época; su arquitectura  y fotografía estaban compuestas por el pop art y el arte moderno, además en lo técnico se uso todo la innovación posible como el empleo de lentes más rápidos, cámaras ligeras de mano y nuevos equipos de iluminación que facilitaban las largas tomas.

Estrenada en 1971, fue uno de los proyectos más caóticos del director generando debates en diarios y tv, dividiendo a la crítica y el público, y además se culpaba a la película como causante de hechos delictivos y asesinatos de ese entonces, argumentando que se imitaba al protagonista de la historia, lo que llevo a Kubrick a exigir prohibir en el Reino Unido la exhibición de su film hasta el 2000; por otro lado la fama y  la plata que ingreso a Warner Bros le dio el poder al director de tener control absoluto sobre todos sus proyectos venideros. “Barry Lyndon” (1975) con el protagonismo de Ryan O’Neal, recreó de manera espléndida el ambiente de Inglaterra del siglo XVIII, hecho que volvió a ser recompensado con varias y solo candidaturas a los Oscar.

Luego de 5 años Stan se volvió a ver enceguecido por un libro, en este caso del autor de moda, Stephen King con su novela de terror “El Resplandor” protagoniza por Jack Nicholson quien daría vida a uno de los personajes más famosos del cine, Jack Torrance. Otra vez el film traería lo novedoso refiriéndose a lo técnico, el steadycam, que permitía a la cámara desplazarse a través del espacio sin vibraciones, y poder filmar a través de los pasillos del hotel donde se desarrollaba la historia. Pasado los 7 años vuelve con “La chaqueta metálica” (Full Metal Jacket) volviendo a recalcar sus postulados anti bélicos desarrollando su acción en la Guerra del Vietnam.

Sin la prioridad del tiempo, Kubrick, quien estudiaba varios proyectos, entre ellos “A.I. Inteligencia Artificial”, un film que después rodaría su admirador Steven Spielberg, terminó realizando “Eyes Wide Shut” (1999), un drama psicológico protagonizado por la pareja Tom Cruise-Nicole Kidman. Este último film se estrenaría de manera póstuma, ya que Stanley Kubrick fallecería el 7 de marzo de 1999 en Inglaterra. Tenía 70 años.

Para resumir a este director y genio del cine hay que utilizar la frase “Menos es más”. Su corta pero compleja filmografía, demostró a los estudiosos que realmente era un detallista, meticuloso y apasionado por lo que hacía. El producto final era lo que importaba, mas allá de lo que el resto pensara. Todo genio tiene su porcentaje de locura y el suyo era lo suficiente grande como para saber que todas sus obras son autenticas y maestras, todas ellas puestas a extensos análisis dado que todo estaba realizado con una justificación. Su material nos dejo cosas e historias mas allá de lo visual y superficial, produciendo el sentimiento de querer mirar y hacer cine.

En mis años de estudios una vez contando una historia similar a esta y me pregunte: si en 1968, él nos mostro el 2001, en estos días ¿con que futuro nos deslumbraría?

Las fotos de este post son obra de Stanley Kubrick. Actualmente en Venecia (hasta el 14 de noviembre) se realiza una exposición con sus mejores fotografías tomadas entre 1945 y 1950. Se trata de una selección de entre los 20.000 negativos que el profesor de historia del arte Rainer Crone encontró dentro de unas bolsas de plástico en la Biblioteca del Congreso y en el Museo de Nueva York.

Anuncios
  1. Estimada Milly: Esta ha sido una excelente Sinopsis de la obra de Stanley Kubrick, ya que he tenido la suerte de acceder muy profundamente su filmografía por el fanatismo riguroso de algunos amigos. Creo que las formas en que usted presenta todo su trabajo es ideal, por que expone la humanidad de un gran genio, demostrando que en el arte no vale ni la cantidad de película, ni el capital de las grandes producciones, sino el verdadero amor por el cine… un gran abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: