maximo tell

No tengas miedo de transmitir tu pasión

In Pasiones on 16 noviembre, 2010 at 8:59 AM

Por Francisco Deane

Inspirado en otros bloguers como Brian Solis, expositores de TEDTal Navarro, escritores como Carlos GuyotAriel Torres, historiadores como Pacho O´DonnellAnthony C. DeaneEduardo Casey, profesores universitarios como Alejandro PiscitelliPedro Barcia, entre otros, me permitieron llegar a una conclusión personal sobre mi pasión por los medios sociales.

Es como que me hubiera mordido un perro con rabia y me haya enamorado del contagio de la enfermedad transmitida, sí, parece de locos, pero a la hora de hablar sobre los medios sociales, saco esta metáfora para transmitir mi pasión. Los medios sociales me mordieron, y desde que me contagié de ellos me enamoré de su escritura, de las plataformas, de las novedades, de los consejos, de las reflexiones, y pensamientos que giran en torno a este gran tópico.

Me enamoré de los medios sociales, de querer transmitir constantemente y aprender todo tipo de herramientas para analizar comunidades, hacer encuestas con Google Docs sobre adolescentes y el uso de la palabra en dichas plataformas, me generó una ansiedad por querer aprender a aprender de otros, y a conocer Twitter.

Con ella me alimenté de otros artículos relacionados con lo que buscaba, estudié la empatía (lo sigo haciendo), qué reacciones generan las marcas ante un público, y como la audiencia toma una marca y la humaniza o la penaliza. Los efectos de Facebook, la noción de privatización o publicitación de pensamientos o actos, en relación con John L.Austin leí una y otra vez la noción de la palabra, sus consecuencias.

Con los social media me intrigué por la necesidad de saber sobre “statics”, clima de la “blogósfera”, errores y críticas de mis artículos, hasta comencé a escribir ad hoc para una ong llamada Palermo Valley. Sin pasión no podemos ver nuestros errores, no sabemos cómo transmitir con palabras lo que amamos, lo que admiramos y contemplamos. Una belleza infinita, una fe con una religión del “compartir”, de crecer constantemente en el conocimiento personal, y saber advertir sobre el correcto y el mal uso de la praxis que conlleva estas plataformas.

En estos momentos se me pasan por la cabeza las palabras de Kirkpatrick cuando le preguntó a Mark Zuckerberg sobre si sabía realmente qué significaba tener en sus manos millones de datos de miles y miles de usuarios alrededor del mundo; si sabía realmente lo que debe enfatizar estos puntos a la hora de marcar la noción de publicación y privacidad frente a la curiosidad de los gobiernos. Steve Jobs es otra figura que me llama la atención cuando twittea por ejemplo “has visto el sol pero todavía no sabes lo que significa su brillo, porque nunca lo has visto”.

Oraciones que se escriben en un teléfono desde un lado del mundo llega en menos de dos segundos a nuestras pantallas y refleja el pensamiento de otro individuo que le gusta lo mismo que a uno. Estamos en una era de novedad, del cual debo aprender muchísimo, porque no me considero un genio, simplemente un fanático. Este amor, estas ganas , este “fanatismo” tiene que llevar de la mano otras actitudes que quiero compartir con ustedes para que logren sus objetivos:

  • Perseverancia.
  • Fe.
  • Esperanza.
  • Caridad.
  • Ser servidores.
  • Aprender a escuchar.
  • A dialogar.
  • A cuando decir que sí y que no.
  • Conocer lo límites.

Nadie quiere que a uno le hagan mal si  nosotros no realizamos ningún acto de agresividad contra el otro; esta debe ser la principal regla antes de compartir cualquier tipo de información en las plataformas sociales. No hablo de humo, hablo de palabras, de actos, de actitudes y consecuencias. Nuestro perfil se encuentra en Internet, en un mundo lleno de rincones conocidos y desconocidos, descubrirlos depende de nosotros, no tengamos miedo.

Sepamos advertir y fiscalizar o mejor dicho denunciar aquellos espacios que abusen de los derechos humanos y que entren en aspectos patológicos psicóticos contra la vida y el mismo ser humano.  Si realmente amas lo que haces todos los días, si amas tu trabajo, nadie pondrá límites a lo tuyo, a lo sumo te enseñarán o tal vez tengan una actitud contraria a ti por celos, pero sabrán perfectamente que querrás lograr los mejores resultados en tu área.

Tu pasión es la clave para dar el primer paso y demostrar que podes ser el mejor especialista de tu profesión. Espero que estas palabras puedan ayudarte a compartir y ayudar a los que más necesitan de vos.

Fuente: Blog Experiment-E-press del autor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: