maximo tell

Mubarak, Egipto y el cine

In Derecho a Replica on 12 febrero, 2011 at 11:36 AM

Magdi Ahmed Alí es uno de los cineastas más importantes de Egipto, el Hollywood de África.  Estos días rueda la primera película sobre la caída de Hosni Mubarak. Lo hará a través de los ojos de un cirujano rico de su país que ha pasado el último mes atendiendo gratis a pacientes entre los cientos de miles de manifestantes de la plaza Tahrir.

Magdi Ahmed Alí se ha pasado horas y horas celebrando la caída del régimen de Hosni Mubarak. “Es muy difícil irse a dormir ahora”, comentaba esta noche por teléfono desde una cafetería próxima a la plaza Tahrir. Estaba feliz, festejando el cambio hacia la democracia con sus seres queridos y compartiendo una ‘shisha’, esa gran pipa alrededor de la cual se juntan los árabes para fumar juntos.

Alí sentía que estaba viviendo un momento histórico y está convencido de que todo va a ir a mejor. “Me siento orgulloso de ser egipcio”, afirmaba pletórico. Anoche ni siquiera tuvo fuerzas para ponerse a rodar después del anuncio del fin de Mubarak. Solo quería disfrutar de lo que estaba pasando.

Y ya tenía material suficiente de las protestas y celebraciones en la plaza Tahrir de días anteriores. Ahí ha estado rodando la primera parte de la que va a ser la primera película sobre la Revolución de los Jóvenes, pero desde el punto de vista de un médico altruista que ha atendido a quienes lo necesitaban en el propio epicentro de las manifestaciones.

Un médico en medio de la plaza Tahrir

Tarek Helmi nunca seguía los medios de comunicación. Tampoco le interesaba la política. Estaba centrado en su profesión. Y de hecho es uno de los médicos más renombrados y uno de los hombres más ricos del país.

Pero la vida de este médico ha cambiado radicalmente desde que un día sus hijos acudieron a la plaza Tahrir de El Cairo a manifestarse contra el régimen de Hosni Mubarak. Su mujer también fue después para atender a sus hijos. Y todos desaparecieron.

Hasta que el “miércoles negro” en el que una batalla entre los partidarios y los detractores de Mubarak acabó con varios muertos y numerosos heridos, la hija de Helmi llamó a su padre. Le pidió que fuera a la plaza a atender a los heridos.

Viendo en primera persona el panorama, Tarek Helmi decidió unirse a la protesta. Se convirtió en uno de ellos. Y desde entonces atendía a los manifestantes que le necesitasen en la plaza de la Liberación. Incluso montaron un hospital de campaña.

Rodaje de una historia que refleja a los egipcios

“Esta familia es un modelo de lo que les está pasando a la mayoría de los egipcios. Y una muestra de cómo puede cambiar una persona por una revolución”, opina Magdi Ahmed Alí. Anteriormente ha filmado otras películas de contenido social, como “El secreto de una niña” (sobre adolescentes musulmanas que quedan embarazadas sin tener marido) o “Pájaros del Nilo” (sobre una familia de una zona rural que migra a El Cairo y trata de hacerse un nombre).

Su proyecto para la gran pantalla será un docudrama, combinando realidad con ficción, explica Alí. ¿Pero no ha tenido problemas para grabar en la plaza? ¿No necesitó ningún permiso para acceder a ella con el equipo de grabación? “¿Permiso? [Ríe]. ¿Quién iba a controlar nada aquí?”

El rodaje lleva un par de días en marcha. Magdi Ahmed Alí y su hijo –que es actor y representará al médico convertido en héroe- han pasado horas hablando con el verdadero protagonista de la historia para reflejarla lo mejor posible. “Pero no le puedo someter a él al rodaje. Hace falta un profesional”, justifica Alí.

No tiene una planificación concreta de rodaje: ni días, ni guión exacto, ni presupuesto, ni extras contratados. Pero ahora el final ya está claro: la caída del régimen del ‘rais’.

Confiado en la transición hacia la democracia

¿No tiene miedo de que el Ejército se quede en el poder ahora? “No. No hay ninguno entre los miembros que quedan en el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas que tenga ambiciones políticas. Ya han dicho que liderarán la transición y yo les creo”.

Ha rodado con solo una cámara digital en la plaza de la Liberación, en medio de la muchedumbre, intentando no llamar la atención para que las situaciones que se produzcan en torno a la historia de Helmi sean lo más realistas posibles.

“Hasta ahora simplemente he filmado la relación del personaje de Tarek Helmi con la gente en la plaza verdadera y el propio ambiente ahí. No quería dejar escapar el momento. Ahora ya pasaremos a rodar en un decorado, reflejando su entorno habitual también”, prevé Alí.

Todo por un momento histórico

Nadie le ayuda a financiar el proyecto. “Tengo algún dinero ahorrado, aunque quizá tenga que pedir ayuda a los amigos”, cuenta Alí. Además, su hijo no cobra. Y otras dos actrices necesarias para el rodaje son amigas del cineasta y le apoyan en el proyecto de buena gana.  De hecho, ellas ya participaban en las manifestaciones antes de iniciarse el rodaje.Hasta encontró voluntarios en la plaza que han participado en el proyecto.

Todo por rodar una película documental que contará un momento histórico para Egipto –y seguramente para el mundo árabe en general- a través de los ojos de un médico que ha cambiado su vida habitual por ayudar a quienes no se rindieron pidiendo vivir en democracia.

A Magdi Ahmed Alí no le cabe la menor duda de que su película llegará a las salas de cine egipcias incluso antes de las elecciones. “Ésta es una película que mostrará el aspecto más tierno sobre la revolución. Ahora tengo prisa por terminarla lo antes posible”.

Fuente: lainformación.com

Anuncios
  1. Que impresionante que en hechos sociales y humanos de esta magnitud ahora la tecnología permite ya hacer una “historia” de la misma historia en forma instantánea… y se sucede esa mezcla entre realidad y ficción que ya no se diferenciada en nada. Y las experiencias, en un actor social, aunque sea en primera persona ya son un referente muy importante para construir la realidad de un país. Otra cosa fuerte es esa sensación de paradoja, ya que de Egipto no sabíamos nada la mayoría de nosotros de su política y opresión social, y más ahora que en esta revolución social el régimen de H. Mubarak se encargo de negarla como para dibujar algo que no se terminaba de comprender , se produce este “docudrama”, como le dicen y nos vuelve afirmar que esta revolución haya sido quizás la más mediática de la historia contemporánea… ya que aquí estuvo la prensa, el internet y la presión social internacional como las verdaderas herramientas de lucha… bueno.. Es mi opinión, sobre un país al otro lado del mundo que cree lealmente en la democracia, lo cual no me deja de sorprender por el pueblo egipcio.
    Un abrazo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: