maximo tell

Convivencia de opuestos. Arquitectura de Córdoba

In AguaSuaves on 18 febrero, 2011 at 10:54 AM
Un recorrido audiovisual por la arquitectura de  la ciudad de Córdoba. (Argentina)

Por José Luis Contreras

Nunca he recorrido la ciudad de Córdoba, como la recorrí aquel día. Nunca contemplé su arquitectura como lo hice esa tarde de sol brillante y pocas nubes. Ese día mi mejor amigo tomó su cámara de fotos y yo mi pequeña videofilmadora y salimos a un viaje urbano, de calles y edificios, de balcones y fachadas. Muchas veces con pequeñas cosas podes mostrar inmensidades de realidades, esas realidades urbanas que te rodean, que son parte del cotidiano y que cuentan la historia de una persona, de un lugar, en fin del mundo de la vida.

Córdoba se muestra como una ciudad urbana, de crecientes negocios inmobiliarios en su casco céntrico y las zonas que lo rodean. Avenidas y calles  cruzan la capital entretejiendo una red de asfalto que es acompañada en sus márgenes por estructuras de cemento de variados estilos arquitectónicos. Viejos edificios conviven con modernas torres de innumerables pisos que contracturan los cuellos de aquellos que se atreven a contarlos uno por uno. Una Iglesia de majestuoso estilo gótico, comparte la avenida Irigoyen con la sofisticación del E.H.I.S o simplemente edificio inteligente, que se ha levantado en una esquina  de la tradicional y al mismo tiempo cosmopolita  Nueva Córdoba.

Está ciudad es así, tan miscelánea en su arquitectura, tan heterogénea, tan diversa: francesa por Avenida Colón, neoclásica por Valparaíso, colonial por Caseros. Y nuestras cámaras descubrían ese escenario de cemento que rodea la existencia  de la urbe. Descubríamos en cada REC y cada flash, esa Córdoba que crece a lo largo y a lo ancho, petrificando cada partícula que se eleva por los aires. Registramos esa convivencia de estilos arquitectónicos, tan disímiles, tan opuestos, tan distintos.

Pero  esa diversidad en si esconde una problemática de planificación y de protección de la arquitectura urbana de la capital cordobesa. El avance de proyectos inmobiliarios de gran envergadura están haciendo peligrar la historia de una ciudad, viejas pero aun más bellas casas coloniales caen en efecto domino y dan paso a edificios que tapan la entrada de las rayos del sol, en una metáfora fálica que pretende magnificar a una ciudad por su cercanía métrica al cenit, una ocultamiento disfrazado de cercanía. El que vive en ellos toca las puertas del cielo y el ser urbano de abajo, busca las grietas entre edificio y edificio para ver aquello que una vez fue sol.

Históricas construcciones hoy solo son recuerdos en antiquísimas fotos, por que no existen o simplemente fueron demolidas, dejando atrás parte de la historia, por que todo es historia, la estructura de ladrillos y cemento es el resultado de un acto creativo que representó un aquí y ahora, Acto creativo de un ser humano que luego permite que otros seres humanos sumen historias a la historia.

Una cámara de video permitió registrar aquello que es historia, esa instancia de tiempo petrificado, ondulante, firme. Tiempo esculpido por una mano o replicado por una máquina.

Tensa convivencia de arquitecturas en la ciudad mediterránea. La pared  cede frente a la maquina, cual castillo de naipes frente a un malintencionado golpe. Córdoba habla con sus casonas antiguas, con sus sofisticados edificios, sus maravillosas iglesias,  sus maltratadas calles o con la magnificencia  neoclásica del Palacio Ferreyra o museo Caraffa. Esa tensa convivencia registramos un día de sol y pocas nubes. Un registro simple pero revelador,  nuestros ojos redescubrieron historia en cemento. Una ciudad que poco a poco cede su historia y no la conserva, una ciudad que se piensa solo en el un presente financiero inmobiliario y que no se proyecta desde su pasado arquitectónico, y que es parte fundamental y esencial de toda ciudad.

La cámara fue testigo de un recorrido urbano que intenta redescubrir esa historia que nos rodea día a día, en nuestro cotidiano, en ese mundo de la vida  y que solo con levantar unos pocos centímetros nuestras cabezas se nos presenta imponente por su simpleza o por su cercanía con el sol.

Una invitación a recorrer Córdoba con una cámara de video, una visión. Convivencia de Opuestos:

Fotografías: José Ricardo Viva


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: