maximo tell

La sonrisa permanente de Kapuściński

In Paladar mostaza on 12 marzo, 2011 at 5:03 PM

Hasta ahora se había escrito mucho sobre las obras del autor polaco, pero nada sobre él mismo. Un libro escrito por Artur Domoslawski hace un recorrido por la persona, por el Kapuściński real. Eso sí, el documento no está desierto de polémicas. Aquí un análisis publicado en lainformación.com

Hace sólo unos días Ryszard Kapuściński habría cumplido 79 años. Parece que fue ayer cuando nos dejó, pero lo cierto es que hizo tres años el pasado 29 de enero. Artur Domoslawski, antiguo compañero de redacción, se ha sumergido en su vida para sacar ‘Kapuściński non-fiction’.

Ha buscado entre sus fotos, entre sus amigos, entre sus libros y en su estudio para tratar de desvelar al verdadero escritor y periodista. Muchos creen que se ha pasado tras acusarle de colaborar con el régimen comunista polaco y de inventarse hechos y “colorear” la realidad en sus escritos. Lo cierto es que, como bien decía Gabriel García Márquez: “Todas las personas tienen una vida pública, una privada y una secreta”.

Hasta ahora se había escrito mucho sobre las obras del autor polaco, pero nada sobre él mismo. Un hombre que “soportaba mal la crítica” y que los ataques personales lo llevaban casi a la enfermedad. Un hombre que además de dar voz a los pobres y ponerse en su lugar, adoraba también las chismorrerías. Un hombre con pasión. La misma sobre la que hablaba a sus amigos y a jóvenes estudiantes y reporteros: “¡La pasión, pasión, hay que tener pasión”.

¿Por que siempre sonreía?

Domoslawski parte de su sonrisa, esa que ha caracterizado y acompañado durante toda la vida al escritor polaco. Muchos hablan de ella como una máscara, que con el paso del tiempo se convirtió en su naturaleza.

Una de sus amigas se muestra clara con el autor de esta biografía: “Con la sonrisa [Ryszard] desarmaba a todo el mundo que podía herirle” e incluso le insta a que investigue “si no aprendió a sonreír así durante la guerra; si esa sonrisa no le salvó la vida”.

El libro desvela cómo “los que le conocieron salían de cada uno de sus encuentros con la impresión de que habían mantenido una conversación fascinante e inolvidable”. Sin embargo, tal y como cita el autor del libro “ahora se dan cuenta de eran ellos los que hablaban. Él permanecía callado. Y escuchaba”.

Dos en uno: el literario y el real

‘Kapuściński non-fiction’ cuenta poco a poco que comprender al Kapuściński literario lleva al conocimiento del Kapuściński real (aunque no sabemos si este es un intento de Domoslawski por demostrar que fue construyendo y cuidando una imagen de sí mismo). Así, el primero sugiere, por ejemplo, en ‘La guerra del fútbol’, cuando iba a ser fusilado por los belgas en Usumuro, que debemos admirar al Kapuściński real como un intrépido aventurero.

“El Kapuściński real tenía secretos, muchos secretos personales, políticos y profesionales. El Kapuściński literario sólo nos desvela algunos de ellos, a decir verdad no muchos, pero ayuda a conocer un poco el interior del Kapuściński real, en contra del deseo de éste. Ambos son absolutamente auténticos. Y de ahí se resuelve la ecuación: ficción + no ficción = no ficción”, resume Domoslawski.

Fuente: lainformación.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: