maximo tell

El desprestigio de los Trending Topic y lo popular en Twitter

In Derecho a Replica, Exclusivos on 7 mayo, 2012 at 10:50 AM

Un periodista realiza un informe por TV, “desenmascarando twitteros”. Luciendo la falta de conocimiento muchas veces de los propios comunicadores en lo que respecta a redes sociales, el periodista muestra como cientos de usuarios poseen una foto de perfil (avatar) “trucha”. El objetivo del informe televisivo (con las propias limitaciones del medio en tiempos y forma) supuestamente es mostrar la falsedad de las cuentas que dan volumen a un mensaje gubernamental o político y a partir de allí plantear la desconfianza hacia quienes se ven beneficiados. Periodísticamente, no se llega al fondo de la cuestión que sería: ¿Se esté pagando con fondos públicos a personas por tan solo dar ReTweets (RT)?. La verdad és que si esto no es así, mi profesor de Periodismo de Investigación me diría: “No tenés nada, ni tema, ni caso, ni problema”.

En política, éstos usuarios falsos son creados para dar difusión a un mensaje determinado, impulsar a otros usuarios y sembrar en el escenario de las redes sociales una determinada opinión. Y digo sembrar porque esto tampoco implica que se logrará, poner un ejercito a hacer RT no garantiza nada. Además ¿Qué se busca que pase? Quizás para el consultor politico y de marketing digital que asesora a un gobierno, le sirve decir (mentir) y cobrar: “Yo te garantizo que con cada Cadena Nacional o anuncio, las redes sociales explotan a tu favor, tapamos a los anti y acribillamos a los medios o periodistas de la contra”. ¿Para? Por supuesto el político, sin conocer del medio, paga (como veremos más adelante también lo hacen las empresas). Alguien se aprovecha, abusa, cobra y mientras se “mata” a Twitter vaciando el mensaje.

¿Sirve ser Trending Topic (TT)?

No, no y no. Nadie se beneficia con un TT, es tan solo una selección que se hace a partir de un algoritmo en Twitter para destacar por un lapso determinado, un tema del cuál se está “hablando”.  En el habitat de las redes sociales se ha tergiversado todo tanto que ya cualquiera vende lo que sea y afirma lo que venga. Ser Tendencia por unos minutos no tiene sentido si es motivado o alentado por un ejercito de twitteros o un gurú 2.0 vende humo. Los TT se crearon en la red para que los propios usuarios libremente instalen temas, hagan visible una cuestión y si X persona te paga o pide una determinada cantidad de tweets o RT para colocar un Hashtag o tema como TT, está siendo totalmente inservible ese momento de Tendencia. Básicamente porque es una mentira, porque justamente una tendencia inducida no es un TT, puede llegar a colocarse pero no es real.

Es decir que si viene una empresa y le ofrece a usted Político / Empresario / Organizador de un evento, etc que a partir de la gestión digital hará que su tema sea TT, básicamente le está robando. Ningúna estrategia seria de Redes Sociales o Marketing Digital puede cobrar y prometer una tendencia, viralidad o convertir la consigna en TT. Si el gurú le promete eso sepa que intentará algunas de estas cosas:

  • Invitará twitteros con cierto número de seguidores importante o buena sociability, para que por el canapé (en el mejor de los casos) y la Coca, comparte constantemente cosas del evento.
  • Invitará a Bloggers interesados en el tema, con el discurso de “la importancia de los nuevos medios independientes”, pero querrá organizarlos para generar un TT.
  • Creará cuentas falsas (como demostraba el informe de TV) para que de manera más o menos automatizada se dé RT o difusión a ciertos temas o usuarios de la red.
  • Creará cuentas falsas o pondrá robots a dar clicks sobre su anuncio o campaña.

Acá es importante que se entienda algo. NO está mal invitar a usuario de la red Twitter a eventos, ni mucho menos. Lo que está pésimo, y es de un bajísimo nivel profesional, es invitarlos y pretender organizarlos en grupos determinados para que unos hagan RT de la cuenta oficial del evento por ejemplo; otros redacten lo que se expone y lo publiquen constantemente; otros se dediquen a hacer RT a éstos últimos y así generar un volúmen determinado de “gente hablando del tema”. Esto es grave, pero hasta ahora solo discutido en los cafés por los geeks o quienes trabajan en el rubro. Y sobre todo es grave, porque hay gente que dice capacitar o enseñar a usar Twitter y lo único que hace es utilizar a sus “fieles” para generar TT vacíos, inútiles y molestos. Sepan que ese gurú o bendito profesor cobra por esa TT que le promete al cliente y a ustedes les toca una remera, gorra o canapé (que no está mal pero es medio poco).

Nadie debería cobrar por un TT, nadie debería esperar nada por twittear en un evento, nadie debería hacer de todos una mercancía o un medio para cobrar, nadie debería mal utilizar una red social que tiene como fin la libre comunicación instantánea. Pero sucede. Para el mundo empresarial, están avisados que esos gurúes están robando o vendiendo humo, como se dice. Lo mismo sucede en política, con el mínimo agravante que mucha gente puede ser influenciado por un mensaje que incumbe a una realidad social y compleja. Saturar de información a partir de motivaciones falsas puede tapar en muchas ocasiones el real debate de las cosas, en lo que respecta al  análisis social (Es como comprar seguidores falsos en cualquier red social, pero ese es tema aparte). El punto de gravedad en política es si se descubre que la financiación de ese aparato de RT se paga con fondos públicos y el único sospechoso será el movimiento que gobierne, porque existe en todos los otros partidos este quiste.

Pobres y ladrones. Es pobre el análisis de un periodísta que solo muestra avatares falsos sin llegar al fondo de la cuestión. Es un gurú ladrón el que organiza de determinada forma a un grupo de personas para generar un TT, que encima cobra y no paga. Son usuarios vacíos aquellos twitteros que invitados o no, comparten cosas obligados, que no les interesa a cambio de una remera. Yo lo que sé es que no quiero ninguno de estos tipos en mi Timeline.

  1. Muy bueno! De acuerdo con vos en el desconocimiento de algunos comunicadores sobre redes sociales, que no saben o no mencionan que detrás de esas cuentas truchas ni siquiera hay personas dando RT, son simplemente robots, creados con ese fin específico. Y muuuy de acuerdo en que en este tema cualquiera dice cualquier cosa, y promete resultados que son, cuando menos, ficciones (cuando no robos). Sin embargo, me parece que el informe vale igual, para aunque sea contar cómo se estructuran las nuevas estrategias de comunicación ¿si se pagan con fondos públicos? Es un punto importante… pero no cambiaría mucho si se pagaran con, por ejemplo, los fondos propios de un determinado partido político ¿no? Sigue sin ser otra cosa que aparato… pero con glamour 2.0, eso sí…

    • Mile, gracias por comentar..
      A mi me parece que le faltó mas criterio y responsabilidad periodística al informe. Se quedó en lo superficial, hasta creo Lanata dijo que dejó afuera un informe “revelador” sobre la tragedia de Once para poner esto. Si fue así es una lástima porque entonces es un espacio que no aporta al real debate político, solo busca impacto y rating. Para mi si fuesen con fondos públicos, del Estado no del partido, sería mas molesto y grave. Esto es como decir que cada elección votan los muertos.

      Saludos

  2. Totalmente de acuerdo con la carencia de seriedad y profundidad al informe. Para mí le hizo más daño al tema que bien (aunque sí es un logro instalarlo en la agenda de noticias, lo cual nunca es malo).
    De todas formas, esto echa luz sobre un tema más de fondo sobre cómo los gobiernos enfocan su estrategia comunicacional implementando tácticas de manipulación “por si acaso” funcionan (no les importa que les “vendas humo” siempre y cuando haya chance de que prenda). Por ejemplo, manipulan los resultados de encuestas de intención de voto “por si acaso” la opinión popular mayoritaria induzca a que más gente se sume y los vote. Lo que destapó este informe no es sobre lo que pasa desde hace mucho en Twitter, sino cómo se tergiversa de manera sistemática la realidad para convencer al pueblo de que tienen el apoyo de la mayoría.

  3. Muy buen análisis Maxi. Dos puntos: el problema es de la misma naturaleza que otros bellos y nobles instrumentos digitales que se desnaturalizan con un mal uso (campañas virales con excesivo push, concursos en facebook demasiado agresivos, SEO a partir de malas prácticas sistemáticas, etc). Hay que cuidar esto que tenemos: acceso a una voz libre a través de internet como nunca antes existió. Por eso es muy válido tu post.
    2- Que opinas de los twitts patrocinados? Cada vez hay mas referentes de temáticas, cuyo mensaje puede ser comprado por marcas o entidades. Es ello bueno o malo a tu criterio? abz, andres

    • Gracias Andrés por comentar, primero y acerca de lo segundo creo que responde a un modelo de negocios de Twitter.

      Sabemos que es una de las redes sociales mas populares, pero que menos ingresos genera. En ese caso es como cruzarse con un cartel en la calle o un banner en la web, está bien aclarado el sponsor y queda claro que ha pagado para estar allí. Lo acepto, aunque todavía falta encontrar EL elemento justo para monetizar twitter.

      Saludos Andrés.

  4. Hermano, me alegra que escribas sobre esto y adviertas a futuros pagadores de tuits. Pero en mi opinión el post tiene un desacierto grande, y hasta me sorprende, honestamente. Quizás no entendí lo que escribiste, pero mi comentario va con nobleza: ¿Sirve ser Trending Topic (TT)? Sí, sí y sí. ¿Cómo que no? Tenés razón en todo el análisis reflexivo sobre la pobreza y la chantada y las metodologías corruptas y la desnaturalización del uso de esta red social. Pero sí sirve meterse en los TT. Es sencillo: si yo logro meter un TT de forma corrupta no quiere decir que solo influyo y movilizo a los que contraté. Porque instalando un tema con 100 o quién sabe cuantos tuiteros falsos estoy haciendo que los millones de usuarios neutrales vean el TT y se pregunten qué es, por qué está ahí, de qué se trata. Entonces hacen click y leen, luego comentan con alguien, o tuitean al respecto aún siendo ajenos al tema. Lo mismo sucede con buenas causas. De hecho, por ejemplo, para la última Maratón del Papel 2012 el concepto que desarrollé para redes sociales era: en Face, “Compartí (palabra clave) este video, foto, nota (lo que fuere) porque al hacerlo también donás papel…” En TW luego de una cifra o algo movilizador decía “Hacé RT porque al hacerlo también donás papel…” El concepto es que si yo tuiteo o comparto en face, otro lo lee, se copa y lleva papel de forma real y tangible, de alguna forma yo estoy donando papel también. Así funciona, de hecho fue TT Argentina durante un tiempo y TT Córdoba durante todo el día. Me parece que con los chantas de tw sucede lo mismo, lamentablemente, porque sí, influyen. Abrazo grande y gustazo volver al blog! Nels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: