maximo tell

Sólo por hoy, que es siempre

In Prosas Propias on 10 noviembre, 2012 at 10:00 AM

Sólo por hoy quisiera que me abandonase el sueño. Dormir me aburre cada vez más y cuando despierto recordando lo poco que sueño, siento un doble fracaso. ¿Por qué me dejé vencer por el cansancio? ¿De qué me cansé? ¿Dónde quedaron mis sueños?

Si cada noche pierdo en esta competencia delirante es porque sin dudas mis planes son errantes. No busco saber más acerca de mis sueños, sólo quisiera que estén ahí cuando los necesito. Que sobrevivan a la maldición somnolienta y me esperen para un abrazo cuando despierto. No vale la pena respirar si no es por aquello que soñamos. Quizás tampoco valga mucho soñar sino sentimos que respiramos con pureza. Las fuerzas se hicieron almohadas y nos traicionaron otra vez, una noche más. Cada vez que elegimos dormir y no ser quien arrope a la luna nos estamos clavando un puñal sin hielo. Seco, duro y desalentador.

¿Dónde se encuentran los sueños cuando uno siente que no logra dormir? ¿Para dónde habrán salido disparadas esas ideas con las que uno espera amanecer entrelazado? No hay pieles ni consciencias que soporten semejante desilusión a diario. Son los diarios justamente los que nos ahorcan en cada desayuno. Nos recuerdan lo errante de nuestros despertares. No aparecemos, nadie nos lee. No se existe cuando son esas páginas las que te acorralan con un falso error potencial.

¿Valdrá la pena seguir intentando soñar despierto? ¿Despertar soñando? No hay interpretación justa jamás, ni nadie que se anime a preguntar lo correcto. No se sabe donde uno terminará cuando cometió el error de despertar, aunque ya imagino qué pasará si vuelvo a caer dormido. Quizás es esa brisa que entra por la ventana, tal vez el calor sofocante en la garganta. Hoy sería una buena noche para no dormir o en todo caso para que la historia finalice con un despertar soñador.

¿Cómo se retoman los sueños? ¿Por qué no logramos identificar los capítulos al dormir para poder entender mejor lo que pasa mientras dormimos? Si tan sólo pudiese interpretar ese primer pensamiento que viene al despertar. Ayer era silencio, hoy un llanto, mañana espero sea agua. O un río, quizás mar. Espero sea en otro lugar, lejos aunque no tan lejos de este hoy. Me conformaría con que no me traicionen los sueños mientras duermo o se me rían al despertar. Sólo por hoy. Hoy, que es un siempre. O al menos me estoy acostumbrado que eso siempre pase. Si hoy logro una buena excusa podría lograrlo. Sólo por hoy, que es siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: