maximo tell

Posts Tagged ‘Calle 13’

Kion y Vedito, el ‘oficio’ de youtubbers

In Exclusivos, Jóvenes Sueños, Paladar mostaza on 18 enero, 2011 at 7:46 AM

Kion y Vedito son Youtubbers que desde Córdoba ganaron el concurso Calle 13 y Gibson Guitars, pero mas allá de haber pegado un hit, esta nueva especie de productores y comunicadores audiovisuales son el reflejo exitoso de los nuevos consumos con cámara o celular en mano. ¿Fenómeno, tendencia que llegó para quedarse o empresa?

Martin y Valentin

Puede que sepan mas que muchos disertantes que visitan la ciudad cada año hablando de campañas virales (o no), aunque la certeza es que su experiencia en la producción de videos propios es enorme y realmente la mas destacada en Córdoba y el país. Martín Domingo, alias Kion, y Valentin Acevedo, alias Vedito son los youtubbers con tonada que se destacan mas a lo largo del país que en su provincia, aunque el ‘éxito’ personal de cada uno pasa por lograr otros objetivos y mantenerse fieles a sus conceptos.

“Un youtubber en realidad no se hace, es como que tenes que tener “eso”. Carisma y ser real, nada de subestimar al que te mira del otro lado de la pantalla”, cuente Kion que además despeja la primera reacción que se tiene contra ellos (el clásico ‘que vayan a laburar’) diciendo que “esto es un trabajo de todos los dias y dedicacion, pero lo gracioso es eso, que no empezó siendo un trabajo, por ende, ahora que lo es, no se siente así, se disfruta”.

La dupla es explosiva, intensa y con dinamismo, aunque también cerebral y conscientes de la ‘empresa’ que han montado sobre sus canales de YouTube. No de casualidad estuvieron invitados a la inauguración de YouTube Argentina, me inclino a que son los representantes de una nueva raza de comunicadores audiovisuales, con gran noción artística y manejo del entretenimiento. Puede que ellos tengan la fórmula (aunque tendrán cada vez mas competencia) para viralizar en determinado segmento.

Para los que no los miran por TV

Más allá de que todavía muchos se ríen sin entender ‘eso’ a lo que se dedican estos youtubbers, algunos ya comienzan a prestar mayor atención a estos jóvenes que de a poco dejan de ser un fenómeno, superan la ‘moda’ y se convierten en cosa seria. Para Vedito esto recién comienza:

“A mi no me parece que el término “Fenómeno” lleve consigo ligar la actividad de un youtubber a un límite de tiempo, es como el fenómeno de los autos en sus inicios, aparecen, siguen apareciendo y se van perfeccionando modelo tras modelo. Los autos van a seguir existiendo siempre y cuando existan carreteras con ellos, los Youtubbers seguirán existiendo siempre y cuando Youtube exista y el dia que youtube deje de existir (lo cual seria bastante raro) los youtubbers también pero seguiremos siendo personas generadoras de contenido, simplemente encontraríamos otra especie de ‘carretera'”.

Claro que ahora con mas de 13 mil suscriptores en su canal y miles de vistas sobre sus videos, todo es más concreto, aunque al principio ni los más cercanos pensaban en que esta dupla, que apenas supera los veinte años, llegaría hasta acá.

Ahora que estamos teniendo resultados cada vez mas reales, mis viejos, hablan menos pero al principio era aguantar siempre frases como “deja de boludear y hace algo productivo!”, confiesa riendo Kion, “hay que entender también que ellos no están en la movida y debe ser difícil ver a tu hijo/a hacer estas cosas y pensar que van a tener un futuro, ya que lo normal en la vida de nuestros padres por lo general es estudiar, obtener un titulo, un laburo de 8 horas, casarte y hacer tu familia, y entonces cuando te ven haciendo esto, que está fuera de lo “normal”, obviamente les agarra un poco de miedo y tratan de aconsejarte de la forma mas correcta para ellos”.

Sin disfraces

Al conocerlos se nota el equilibrio que se logra al fusionarlos, pero no juntan los dedos sobre sus cabezas formando un arco (chiste solo para consumidores de Dragon Ball Z), sino que la química se filma y sale saltando, gritando y a todo ritmo en sus videos. Cuando Vedito explica sus conceptos, no quedan dudas que estos comunicadores saben muy bien donde están parados; es claro, concreto y está totalmente sumergido en esa inercia marketinera de la cual ya ningún producto online puede escapar. Kion cuenta que lo que sucede con su imagen es muy interesante, aunque rescata la autenticidad que le deben a sus seguidores:

“Yo no actuo en los videos, así soy en persona. Electrico, hiperactivo, gritón, hago caras, etc. Cuando me encuentro con alguien le tiro toda la buena onda posible porque así me gustaría que me traten a mi, pero (como todos) tengo mi lado “relax”. Esta bueno ser Kion pero también necesito ser Martin. Básicamente tratamos de ser nosotros en el reproductor de YouTube, y creemos mucho en eso, ser nosotros”.

La última vez que los vi, estaban obviamente filmándose. Kion saludaba efusivo, sin importarle si nos conocíamos o nos seguíamos en twitter. Vedito mostraba un perfil mas serio, dando ganas de invitarle un café (sonó medio de viejo) y charlar de lo que se viene en la viralidad vía videos en la web. Una comunicadora se reía y los comparaba con los floggers, mientras otros se sorprendían de la cantidad de minutos que pasaban hablando a cámara.

Sobre las reacciones frente a este nuevo término que los califica, Kion cuenta que “los que están mas inmersos en internet y demas (aunque no saben que significa youtubber) por lo menos te preguntan y reaccionan de forma curiosa mientras los que no están en la onda los comparan con los floggers o con tribus urbanas”, y asegura que le embola que los comparen con los floggers,“porque no tiene absolutamente nada que ver, la unica similitud es la ER del final de ambas palabras, Youtubber y Flogger”.

¿Oficio youtubber?

“En cuanto a los que nos subestiman y descalifican, es un poco tambien con lo que tenemos que lidiar. En general se piensa que porque hacemos videos graciosos y de humor, no hacemos nada mas que eso. Se piensan que los videos se hacen rápido y que el resto del tiempo no hacemos nada. Es mucho esfuerzo, dedicación y tiempo lo que se necesita para hacer esto, encima Vedito y yo laburamos y tenemos clientes y responsabilidades como todo el mundo pero igual le ponemos toda la energia y pilas que hacen falta porque nuestro ideal seria poder vivir de esto ya que nos gusta mucho”.

Así me cuenta Kion esa idea que vienen intentando llevar a cabo y que de a poco están encarrilando: hacer de la viralidad obtenida un negocio ‘entretenido’ para todas las partes. “El feedback que genera lo que hacemos es el combustible que nos mueve, solo que lamentablemente las cuentas del telefono, la ropa que usamos y la comida que comemos no se pagan con feedback.. todavía”. Por lo que se pronostica en la web, el 2011 será el año de los videos y la búsqueda de viralidad, por lo que vale la pena escuchar (y ver) lo que la dupla hace.

“La idea es que nuestro channel de youtube sea nuestro trabajo, poder tener sponsors y demás ya que es lo que mejor nos sale. De hecho en mi channel tengo subido trabajos que hicimos para clientes y algunos experimentales. Lo que nos falta ahora son solo recursos. Alguien que nos de los ingredientes y nosotros hacemos la torta”.

No hay nadie como ellos

A mediados de 2010 se anunció el concurso de Calle 13 y Gibson Guitars donde se debía enviar un video (mínimo 2 minutos, máximo 4) haciendo un cover de la banda puertorriqueña. Los cordobeses enviaron su versión de No hay nadie como tú y se ganaron la Gibson LP Studio negra, que según se anunció, les será entregada en el escenario del Cosquín Rock 2011.

+ Ver entrevista que les hicieron en Universidad Abierta, programa televisivo de la UNC.

> Videos de Kion en su canal Youtube

> Videos de Vedito en su canal de Youtube

+ Entrevista en Doctambulos

Para reforzar la creencia

  • Un día por minuto . En mayo último, YouTube alcanzó un nuevo récord: que cada minuto se suben 24 horas de materiales. Esto equivale a que se necesitaría todo un día para ver lo que se acaba de subir al sitio.
  • Medio millón de usuarios . Según la consultora Ignis, son más de medio millón los argentinos que habitualmente suben contenidos a YouTube. Muchos más, aunque incontables, son los usuarios que consultan permanentemente la página.
  • Los adolescentes, primeros . Entre quienes difunden videos en esta plataforma, los adolescentes llevan claramente la delantera: el 42,2% son chicos de entre 12 y 19 años.
  • Quince segundos . Es el mínimo de duración que debe tener un video para poder subirse. Los usuarios reclaman que se permitan videos más extensos.

+ Ver nota de La Nación

Foto: Doctambulos

¿Acceso a la cultura o pan y circo?

In Derecho a Replica, Exclusivos, Jorge on 14 diciembre, 2010 at 6:56 AM

Por Santiago Jorge

Este año, con motivo de los festejos por el Bicentenario, mas un nuevo aniversario del día de la Democracia y los Derechos Humanos, se han llevado a cabo en la cuidad de Buenos Aires y en distintas provincias diversos recitales libres y gratuitos, todos auspiciados por el Gobierno Nacional.

La nómina de los artistas no es para nada menor: Charly García, Andrés Calamaro, Fito Páez, León Gieco, Vicentico, Pablo Milanes, Calle 13, entre otros. Estuve pensando acerca de dichos eventos e invito al lector a participar:

¿Son modos de “achicar” las brechas que existen en el acceso a determinados bienes culturales, entre las diferentes clases sociales? Ó ¿Son medidas que solo tienden captar futuros votos indecisos? (método popularmente denominado “Pan y circo”).

¿Sirven para que la casi inexistente igualdad de oportunidades, se de aunque mas no sea en el ámbito cultural? Ó ¿Son ocasiones para que la viveza criolla actúe una vez mas y se cobren sobre-precios en las contrataciones? (no hace falta agudizar mucho el ingenio, basta una simple comunicación telefónica entre funcionario encargado y manager del artista, para que éste suba a discreción el “cachet”, con tal el dinero lo pone el Estado y no se recuperará ya que es gratuito).

Con los precios que tienen en la actualidad los libros, discos y las entradas a recitales, teatros y estadios de fútbol, se han vuelto asequible a unos pocos y prohibitivo para muchos. ¿Acaso ver a tu equipo, a tu banda o leer a tu autor preferido es también un problema reduccionista de oferta y demanda?

No quiero sonar demagógico ni iluso, pero es un derecho constitucional (Art 75,inc 22), reconocido por el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Art. 15), el cual ha sido aprobado y ratificado por la Argentina.

Así es como creo que con los nombrados espectáculos públicos, el Estado no hace más que cumplir con una obligación asumida, y quienes por razones económicas no pueden ir normalmente a ningún recital, se les da la posibilidad.

Quienes nunca pueden, pueden. ¿No es eso de lo que se nos habla en los manuales cuando se toca el tema “igualdad de oportunidades”?

Con respecto a los otros interrogantes, creo que el problema no es de la medida en si, veamos:

Si con dichos actos se intenta inducir a votar, creo se subestima al ciudadano y al pueblo soberano erróneamente, es pensar en algo muy remoto.

Con el tema de la corrupción que se puede dar, la falla no es de la decisión, sino del funcionario perverso que busca sacar provecho de ella.

¿Cuál es su opinión respecto a los innumerables recitales que ha fomentado y auspiciado el Gobierno?

Este autor es Columnista permanente de este Blog