maximo tell

Posts Tagged ‘Cambio climático’

Cumbre de Cancún: ¿qué representa para América Latina?

In Malas Viejas on 29 diciembre, 2010 at 7:27 AM

Uno detrás de otro, los delegados en la sesión plenaria final de la Cumbre de Cancún aclararon que el texto que se acordó está “lejos de ser perfecto”. Pero representa una buena base para avanzar hacia un pacto más profundo y legalmente vinculante.

En pocas palabras, el acuerdo evitó que se desmoronara el proceso multilateral sobre cambio climático. La sombra del colapso de las conversaciones sobre libre comercio en Cancún en 2003 pendía sobre esta conferencia. Nunca se recuperaron del todo.

El fracaso de las conversaciones sobre cambio climático hubiera sido un golpe para América Latina. Aunque la región es responsable solamente del 8% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, es y será particularmente vulnerable a los efectos del cambio climático. Varios informes difundidos en Cancún destacaron este punto una vez más.

Por ejemplo, un informe del Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidasmostró que el número de personas afectadas en la región por las temperaturas extremas, los incendios forestales, sequías, tormentas e inundaciones creció de 5 millones en los años ’70, a más de 40 millones desde el año 2000 al 2009.

Los modelos de cambio climático sugieren que el clima extremo empeorará en este siglo a menos que se reduzcan drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

Reducir las emisiones

El acuerdo no garantiza la reducción de emisiones que los científicos señalan como necesarias para evitar el peligroso cambio climático.

Sin embargo, sí acepta que el aumento de la temperatura global debe mantenerse por debajo del nivel de seguridad de 2 grados centígrados sobre los niveles preindustriales.

El acuerdo insta a los países desarrollados a “aumentar sus ambiciones” sobre el recorte de sus emisiones. Pero no detalla qué países reducirán sus emisiones, ni cuándo ni en cuánto.

Esto tendrá que ser discutido en reuniones posteriores. Incluso si los compromisos adquiridos por muchos países en los últimos doce meses fueran a ser formalmente aceptados, varios estudios afirman que no serán suficientes para mantener el aumento de las temperaturas por debajo de los 2 grados. Queda mucho camino por recorrer.

Financiamiento

El texto acordado también acepta formalmente en el proceso de la ONU lo que se acordó en Copenhagen sobre fondos para ayudar a los países en vías de desarrollo a adaptarse a los efectos del cambio climático.

A la suma de “alrededor de 30 mil millones de dólares” para el período 2010-2012 le seguirá la meta de movilizar 100 mil millones de dólares por año para 2020.

El principal problema para América Latina ha sido que este dinero estará destinado principalmente a los países en la primera línea del cambio climático, como países pobres de África y Asia y algunos estados constituidos en islas pequeñas.

De todas formas, Antonio Hill, un representante de Oxfam para América Latina, es optimista y cree que el establecimiento de un nuevo Fondo y Comité de Adaptación ayudará con financiamiento a los países latinoamericanos para adaptarse al cambio climático.

“El resultado de Cancún abre nuevas oportunidades para que los países de la región puedan acceder a los recursos financieros de la comunidad internacional”, dijo Hill.

Bosques

El principio de pagar a los países en desarrollo por no talar sus bosques también ha sido aceptado en el nuevo documento. Algunos detalles quedaron sin definirse, pero los países de América Latina con recursos forestales podrían verse beneficiados.

Brasil, Colombia, Ecuador, México y Perú fueron particularmente explícitos en este punto. Varias organizaciones no gubernamentales expresaron su apoyo a la inclusión de medidas para evitar la deforestación, aunque reconocieron tener algunas reservas.

Greenpeace describió estas medidas como “un gran paso para los bosques, pero es como un paso de borracho, ya que los países eligieron la ambigüedad antes que la claridad”.

Otros son más positivos. “Este acuerdo significa que los países de América Latina recibirán dinero por conservar sus recursos forestales en el futuro”, dijo John Lanchbery, el principal asesor sobre cambio climático de BirdLife International. “Bajo este texto hay salvaguardas firmes para los grupos indígenas y para la biodiversidad”.

Emisiones en América Latina

Varios países de la región habían anunciado previamente sus intenciones de reducir sus emisiones de gases con efecto invernadero.

México, Brasil y Costa Rica anunciaron ambiciosos planes de reducción. Costa Rica, por ejemplo, quiere ser libre de carbono para el año 2021. Colombia, Perú y Chile también se comprometieron a reducir sus emisiones con una variedad de métodos.

El acuerdo sugiere que las medidas para cortar las emisiones de gases contaminantes de los países en vías de desarrollo serán sometidas a la verificación internacional sólo cuando estén financiadas por dinero occidental –una fórmula que satisfizo tanto a China, que se había opuesto a tal control, como a Estados Unidos, que lo demandaba.

América Latina demostró estar profundamente dividida durante las negociaciones. Bolivia expresó su fuerte rechazo a los acuerdos, aunque no fue secundada por otros países del ALBA.

¿Más concientización?

México tuvo que jugar el papel de intermediario honesto. Brasil mira a los miembros de los países denominados BASIC (particularmente Sudáfrica, India y China) como el principal punto de referencia en las negociaciones.

Argentina es miembro del G-77, pero tiene una pequeña voz en comparación con su tamaño.

Muchos países latinoamericanos pertenecen ahora al grupo de Cartagena, que es percibido como un jugador importante. Chile, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, Perú y Uruguay son miembros, junto a otros países de la región.

Sin embargo, el efecto más importante del acuerdo de Cancún podría residir en una mayor concientización en América Latina, según afirma Antonio Hill, de Oxfam.

“La mayor sensibilidad pública como consecuencia de la celebración del evento en México se suma a una mayor conciencia de la vulnerabilidad de la gran mayoría de la población regional frente al cambio climático”, concluye.

> Nota publicada por IARSE en su Boletín nº 191 + descargar

+ Leer “¿En dónde estamos? por George Blanco

Las 10 claves de la sustentabilidad para 2011

In Malas Viejas on 9 diciembre, 2010 at 10:59 AM

Las etiquetas con información de sustentabilidad en productos, reportes más integrados u obligatorios, cambio climático, biodiversidad, huella de agua, primeros pasos de la ISO 26000, un nuevo marco global de gobernanza en RSE, impuestos a las emisiones de carbono, disminución de la inversión social privada y cambios en los índices de sustentabilidad ocuparán el centro de la escena en 2011.

Aquí un resumen del informe especial de ComunicaRSE.

1. Avanzarán los reportes integrados y legislados

El camino hacia la integración de información de sustentabilidad y financiera en un solo reporte seguirá durante el año próximo.

Impulsada por las grandes auditoras, esta tendencia tuvo buena acogida también en los Estados Unidos, donde formó parte de la agenda de la Conferencia Anual de Business for Social Responsibility 2010, y donde además es impulsada por la Securities and Exchange Commission (SEC) que este año emitió una resolución para que las empresas que coticen en
bolsa incluyan información de sustentabilidad en sus reportes financieros.

2. Llegan las etiquetas con información sobre sustentabilidad en los productos

Francia dará el puntapié inicial en pocos días cuando en enero de 2011 entre vigor la ley Grannelle 2 que implicará la obligación de etiquetado con información de huella de carbono para determinado tipo de productos, probablemente en julio del año próximo.

Los fabricantes de alimentos y bebidas y los minoristas líderes en Estados Unidos anunciaron también una nueva política de información nutricional en las etiquetas de sus productos, en el marco de la lucha contra la obesidad. A partir de 2011, la información nutricional será más exhaustiva y estará en el frente de los envases. La Unión Europea, ya sea dentro de la Comisión o el Parlamento, ya ensaya iniciativas similares.

3. Se consolidará la Biodiversidad en la agenda de la sustentabilidad

Este ha sido definitivamente el año en el que la biodiversidad se ha instalado en el centro de la agenda de la Sustentabilidad en el mundo. Mucho ha contribuido a ello el hecho que las Naciones Unidas hayan declarado a 2010 como un año consagrado a la temática. + Leer “La Economía de los Ecosistemas y la Biodiversidad” (TEEB) pdf.

En la Cumbre de la Diversidad Biológica de la reunión de Nagoya de este año se definió un nuevo protocolo internacional sobre acceso y participación en los beneficios de la utilización de los recursos genéticos del planeta y una nueva estrategia de movilización de recursos que proporciona el camino a seguir para aumentar sustancialmente los niveles actuales de ayuda oficial para el desarrollo.

4. El Agua será tema de discusión

El concepto de huella hídrica y su medición también tendrá avances durante 2011. Desde su nacimiento en 2002 la práctica ha venido cobrando cada vez mayor relevancia entre las empresas.

La iniciativa internacional Carbon Disclosure Project (CDP) acaba de poner en marcha un nuevo programa para impulsar la transparencia en la gestión del agua por parte de las empresas y proporcionar información completa a los inversores, con el fin de que sea evaluado este indicador en la gestión de riesgos. El CDP Water Disclosure ha solicitado a más de 300 grandes empresas informar por primera vez sobre su uso del agua.

5. Se debatirá un marco impositivo para las emisiones

Son muchas las voces que empezaron a pronunciarse acerca de la necesidad de establecer un impuesto sobre el carbono como mecanismo para reducir el calentamiento global. Actualmente, los precios de la nafta, electricidad y combustibles en general no incluyen los costos asociados con el cambio climático.

¿El Gobierno debería evaluar durante 2011 cobrar impuestos a empresas y personas por sus emisiones de carbono?  Algunos economistas piensan que tener un costo global efectivo sobre las emisiones de carbono operaría como un incentivo para los mercados de las energías limpias y renovables.

“Es un tema que va más allá del medio ambiente, es una cuestión económica, pues permitirá nuevas inversiones en tecnologías limpias, manifestó el secretario de Hacienda de Brasil Nelson Barbosa, país que también evalúa el impuesto para 2011.

6. Habrá un nuevo marco global de gobernanza corporativa

Dos importantes iniciativas de marcos globales de responsabilidad social empresaria están atravesando proceso de revisión y actualización que verán la luz finalmente en el transcurso de 2011. Se trata de las Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales y Los Principios de Ecuador, del Banco Mundial.

Para la OCDE la crisis financiera y económica y la pérdida de confianza en los mercados abiertos, la necesidad de abordar el cambio climático y la reafirmación de los compromisos internacionales con los objetivos de desarrollo han impulsado nuevos llamados de los gobiernos y los interlocutores sociales de normas elevadas de conducta empresarial responsable.

Para la ONG OCDE Watch “la falta de voluntad política, la falta de la potestad sancionatoria y la falta de aplicación coherente de estas normas han disminuido considerablemente el valor potencial del instrumento. Si no se logran mejoras drásticas la sociedad civil se verá obligada a buscar en otra parte las soluciones para resolver los problemas fundamentales que enfrentan los pueblos afectados y el medio ambiente”.

Los Principios de Ecuador, impulsados por el IFC del Banco Mundial, sirven como una base común y un marco de referencia para la aplicación en cada institución financiera adherente a través de sus propias políticas sociales y ambientales, de sus procedimientos y normas relacionadas con su esquema de financiación de actividades.

7. Cambio Climático: desarrollados vs emergentes

Pese a la proliferación de esfuerzos en pos de combatir el calentamiento global mediante una economía verde, la situación pareciera seguir igual o ir empeorando. Los niveles globales de dióxido de carbono no muestran señales de disminuir y pueden llegar a niveles récord en 2010, según otro estudio dirigido por la Universidad de Exeter.

No se han alcanzado consensos sobre la provisión de fondos a los países en vías de desarrollo por parte de las naciones industrializadas con el fin de combatir el cambio climático, o sobre las cuotas de asignaciones de emisiones de efecto invernadero para los países desarrollados y los en vías de desarrollo.

En agosto de este año, Ecuador formó un fideicomiso internacional que deberá ser financiado por la comunidad global para compensar su decisión de explotar una cuenca petrolera en su zona amazónica. “Todavía tenemos que recaudar los fondos para que la iniciativa sea una realidad. Necesitamos que los países industrializados entiendan, de manera corresponsable, que lo que hemos decidido esta histórica mañana es un sacrificio para nuestro país” sostuvo el Vicepresidente de Ecuador, Lenín Moreno.

8. Se retraerá la Inversión Social Privada

Los coletazos de la crisis financiera internacional continuarían durante el 2011 y traerían aparejado la continuidad de una retracción en los aportes privados al desarrollo.

La última edición del “Chronicle Index” elaborado por Chronicle of Philantropy en los Estados Unidos anticipa la continuidad de una “leve tendencia a la baja” que se prolongará por algún tiempo. Otro estudio, The State of Corporate Citizenship in the United States, del Boston Collage registró una caída del 23% en programas vinculados con ayuda social en 2010 y anticipa los mismos niveles para el año próximo.

El Estudio sobre Inversión Social Privada (ISP) en Argentina 2008 impulsado por el Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE) ya había anticipado que el presupuesto total aproximado destinado a la gestión y operación de iniciativas sociales de empresas y fundaciones pasó de $155.300.000 en 2008 a $126.350.000 en 2009.

9. Se reformularán los Índices de Sustentabilidad

“Los Índices de Sustentabilidad carecen de Transparencia”. Así abrió el debate la agencia Reuters.

Durante la Business for Social Responsibility 2010 Conference se llegó a la conclusión que los Índices de Sostenibilidad necesitan menos indicadores cuantitativos y algunos más cualitativos.

“Debemos asumir que el campo de la calificación es dinámico, es líquido y es controvertido, pero que mejorado podría ser muy valioso para gerenciar programas de sostenibilidad”, afirmó Allen White del Instituto Tellus en esa conferencia.

“Hay una necesidad urgente de establecer y consensuar una definición coherente de sostenibilidad y acordar sobre el peso de cada factor de la sostenibilidad en los índices“, se escuchó en uno de los eventos más influyentes.

10. La ISO 26000 dará sus primeros pasos

La International Organization for Standardization (ISO) lanzó la norma ISO26000 sobre Responsabilidad Social, el primer estándar verdaderamente internacional de en la materia. Durante un evento en Ginebra el 1º de noviembre se puso en marcha oficialmente la Guía orientativa que es el resultante de un proceso que se inició en 2003, subrayando nuevamente que no es certificable.

Todavía no está del todo claro en el mundo empresario cómo será la aplicación de la norma. Aunque no de manera oficial, diversas empresas como Petrobrás, CEMEX y Telecom Argentina ya adelantaron la puesta en marcha de procesos de evaluación de implementación de la nueva norma.

Para ver el artículo completo y en mas detalle hagan click en ComunicaRSE