maximo tell

Posts Tagged ‘Charly García’

¿Acceso a la cultura o pan y circo?

In Derecho a Replica, Exclusivos, Jorge on 14 diciembre, 2010 at 6:56 AM

Por Santiago Jorge

Este año, con motivo de los festejos por el Bicentenario, mas un nuevo aniversario del día de la Democracia y los Derechos Humanos, se han llevado a cabo en la cuidad de Buenos Aires y en distintas provincias diversos recitales libres y gratuitos, todos auspiciados por el Gobierno Nacional.

La nómina de los artistas no es para nada menor: Charly García, Andrés Calamaro, Fito Páez, León Gieco, Vicentico, Pablo Milanes, Calle 13, entre otros. Estuve pensando acerca de dichos eventos e invito al lector a participar:

¿Son modos de “achicar” las brechas que existen en el acceso a determinados bienes culturales, entre las diferentes clases sociales? Ó ¿Son medidas que solo tienden captar futuros votos indecisos? (método popularmente denominado “Pan y circo”).

¿Sirven para que la casi inexistente igualdad de oportunidades, se de aunque mas no sea en el ámbito cultural? Ó ¿Son ocasiones para que la viveza criolla actúe una vez mas y se cobren sobre-precios en las contrataciones? (no hace falta agudizar mucho el ingenio, basta una simple comunicación telefónica entre funcionario encargado y manager del artista, para que éste suba a discreción el “cachet”, con tal el dinero lo pone el Estado y no se recuperará ya que es gratuito).

Con los precios que tienen en la actualidad los libros, discos y las entradas a recitales, teatros y estadios de fútbol, se han vuelto asequible a unos pocos y prohibitivo para muchos. ¿Acaso ver a tu equipo, a tu banda o leer a tu autor preferido es también un problema reduccionista de oferta y demanda?

No quiero sonar demagógico ni iluso, pero es un derecho constitucional (Art 75,inc 22), reconocido por el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Art. 15), el cual ha sido aprobado y ratificado por la Argentina.

Así es como creo que con los nombrados espectáculos públicos, el Estado no hace más que cumplir con una obligación asumida, y quienes por razones económicas no pueden ir normalmente a ningún recital, se les da la posibilidad.

Quienes nunca pueden, pueden. ¿No es eso de lo que se nos habla en los manuales cuando se toca el tema “igualdad de oportunidades”?

Con respecto a los otros interrogantes, creo que el problema no es de la medida en si, veamos:

Si con dichos actos se intenta inducir a votar, creo se subestima al ciudadano y al pueblo soberano erróneamente, es pensar en algo muy remoto.

Con el tema de la corrupción que se puede dar, la falla no es de la decisión, sino del funcionario perverso que busca sacar provecho de ella.

¿Cuál es su opinión respecto a los innumerables recitales que ha fomentado y auspiciado el Gobierno?

Este autor es Columnista permanente de este Blog

El padre del Rock Nacional

In Exclusivos, Jorge, Paladar mostaza on 13 junio, 2010 at 8:27 AM

Por Santiago Jorge

Carlos Alberto García Moreno, tocaba en Córdoba Capital después de 3 años, aquella vez, fue conocida a nivel nacional porque tocó tres canciones, se peleó con un plomo y armó disturbios en el hotel. El 12 de junio, la cita era en el Orfeo Superdomo y  Charly García entro pateando la puerta: demostrando quién fue y quién es, exhibió su versión 2010, disfrutando del show, de su banda y del público.

Empezó con Demoliendo hoteles, Raros peinados nuevos, Rap del exilio y Cerca de la Revolución, todos en versiones muy rockeras y sin ningún tipo de interrupción, al mejor estilo de La aplanadora. La primera pausa y tranquilidad a la sala acalorada llego con No soy un extraño, Promesas sobre el bidet.

Con semejante inicio, las caras entre los presentes se miraban con la complicidad de saber que se venía una gran noche, y así fue, el repertorio tuvo de todo: desde temas que no toca muy seguido (Filosofía barata y zapatos de goma, Nuevos trapos, Adela en el carrusel) pasando por algunos de sus épocas con las bandas (No te dejes desanimar, Canción del 2 x 3 y Llorando en el espejo) y sus clásicos de siempre:Funky, Pasajera en trance, Yendo de la cama al Living, Estoy verde, Me siento mucho mejor, El amor espera, Nos sigue pegando abajo, Influencia y Tu vicio.

Hasta se dio el gusto de presentar un tema nuevo: Medicina de amor, por lo que pude escuchar habla un poco de su momento y su recuperación. El estadio se llenó de emoción cuando le dedicó a Gustavo Cerati Rezo por vos, haciendo gestos de estar rezando durante toda la canción, y pidiendo por la recuperación de su colega. Tocó No voy en tren, y como ya es tradicional, al cantar la estrofa “soy el que cierra y el que apaga la luz”, se corto el sonido y luz. Charly se fue. Empezaron los bises…

Envuelto en una bandera argentina que decía “Diego Armando Maradona (10)” volvió para cantar Deberías saber porqué, Hablando a tu corazón y su versión del Himno Nacional Argentino, que parecía ser el broche de oro en el mismo día  que la Selección derrotó a Nigeria horas atrás.

Reapareció para los segundos bises, sentado solo frente a su piano advirtió “Todo esto comenzó así”  y sonaron los acordes de Canción para mi muerte, 10.000 personas lo acompañaron con los coros y por momentos el tema sonó a capela. ¿Alguna vez viste a un tipo de por lo menos 50 años, con 120 kilos encima, llorar como un niño? Bueno, el señor que estaba alado mió no se aguanto la mezcla de recuerdos y nostalgia y se le piantó un lagrimón.

Concluyo con No me toquen, se prendieron las luces y todos a casa.

SNM

Pero como ya lo había hecho en Vélez el año pasado para su cumpleaños; luego de cinco minutos, cuando las plateas ya estaban al 50% y las puertas de salida totalmente habilitadas, de sorpresa tocó No se va a llamar mi amor, la gente corriendo volvía a sus lugares y apreciaba el ultimo tema de la velada. Ahora si, a romperse las manos aplaudiéndolo y todos felices a casa.

Esperando en la parada de colectivo, escuché a alguien decir “era mejor cuando armaba bardo y rompía todo”. No seamos pan queques diría el Diego, muchos habían dejado de ir a sus recitales, porque era una lotería saber si tocaba o  si por algún capricho no lo hacia.

Estamos ante un Charly lúcido, feliz, hasta con el papel de Showman por algunos momentos, dirigiendo el concierto a su manera. Anoche lo gozaron desde niños hasta sus padres cincuentones. Disfrutémoslo y cuidemos al genio y padre del Rock Nacional.

Este autor es Columnista permanente de este Blog