maximo tell

Posts Tagged ‘desafíos’

De periodista a community manager

In Derecho a Replica, Paladar mostaza on 7 diciembre, 2010 at 8:40 AM

Hace días, Guadalupe Fernández, publicó en Razón y Palabra, la revista mexicana especializada en comunicología, estos párrafos que me dejaron con el pensamiento activo. Sobre todo porque sé que muchos medios de Argentina y el mundo se están replanteando su estrategia digital y social para el futuro. Mis ideas danzan aquí también.

Cada vez con más frecuencia, los periodistas encuentran nuevos hábitats donde desarrollar su trabajo. Estas facetas se relacionan con los distintos ámbitos de la comunicación: institucional, política, etc. Hoy, el auge de las nuevas tecnologías ha generado un espacio de desarrollo profesional alternativo para aquellos que son artífices de las letras.

Un animal ávido de realidad como el periodista puede frustrarse ante el aparente ostracismo de estar frente a una computadora gran parte del día. Fuera de las redacciones, existen periodistas que dedican su tiempo de trabajo a analizar cómo comunicar a través de las redes sociales.

Experimentación constante, actualización y nuevos lenguajes son algunas de las características de estos nuevos profesionales que tienen de sobrenombre varios apodos: “Community Manager”, es uno de ellos.

El mundo de las nuevas criaturas digitales reemplaza el copete por los “tags”, y los antecedentes por los “hipervínculos”. El trabajo del Community Manager es multilateralidad permanente: debe facilitar, manejar y moderar las redes sociales donde su marca, producto, político o medio tenga presencia. Este nuevo rol que puede asumir un periodista implica conocer las fortalezas y debilidades de un equipo de trabajo y de aquello que queremos comunicar.

El diálogo abierto que marca el concepto de comunicación 2.0 genera una nueva sinergia en torno a las redes sociales. Usuarios activos que toman las riendas de la comunicación virtual.

En esta encrucijada el periodista afronta nuevos desafíos: no tener todo bajo control y sumarse al riesgo de afrontar a los lectores y responder sus inquietudes. Además de este torbellino diario, este nuevo campo laboral implica diseñar estrategias a corto, mediano y largo plazo.

Innovación y creatividad es la base de este terreno que por su corto tiempo de vida aún está en proceso de exploración. Prueba y error son los mejores maestros en este desafío de ser todos los días comunicador, periodista y regulador de una comunidad on line. Un combo para espíritus emprendedores.

En lo personal creo los medios tendrán la chance de recuperar el terreno perdido frente a los propios usuarios en la red. Esto significa encontrar su propio lugar, con las fortalezas propias de cada empresa y las oportunidades que como medio consolidado posea.

Los medios tradicionales tienen el éxito asegurado en Internet en cuanto abran las puertas a las nueva generaciones de periodistas; inviertan en tecnología y entiendan las nuevas lógicas de trabajo convergente y en equipo.

Los jóvenes son tan necesarios como las computadoras hoy en las nuevas ‘redacciones’. Son ellos los que traen consigo las nuevas configuraciones cerebrales que responden con velocidad a las demandas de las audiencias actuales y futuras. Entiendo es un proceso y por eso hace poco escribí Lo que deben saber periodistas jóvenes y viejos (leer).

La inversión y nueva lógica de trabajo me parece fundamental que los altos mandos de los medios entiendan. Sin las nuevas herramientas no hay estrategia que se pueda construir, esto es desde computadoras hasta dispositivos móviles. Además si en la redacción tanto como en las gerencias no se abren a nuevos programas de distribución y circulación de contenidos, se complicará.

También se debe tener en cuenta que, así como para sacar un diario o programa adelante se necesitan decenas de personas, una ambiciosa estrategia de social media no puede ser cargada sobre una sola espalda. El trabajo en equipo requiere de equipo, es decir gente, por lo tanto empleados con sueldos, incentivos y libertad.

El ritmo digital implica horas y horas frente a la pantalla, es cierto, pero eso lo dicen los medios que no quieren invertir en la otra pata de la estrategia. Porque el social media tiene una parte ‘media’ y otra ‘social’, y esta última no se consigue solo moderando comentarios. Los periodistas deben hacer periodismo digital desde la calle.

Lo digital es el formato de publicación, no debemos perder los preceptos del eterno y bello periodismo. Pagando lo debido, sin explotación disfrazada de horas extras y trabajando con pasión los medios triunfarán. Podemos hacer que este sea el ‘oficio mas hermoso del mundo’ y además entre en un tweet.

 

Este artículo fue publicado en “Estrafalario“, de la revista mexicana Razón y Palabra.

> Leer Hoy soñé esta carta a un periodista

Anuncios

Mot y Vación

In Prosas Propias on 30 marzo, 2010 at 11:43 AM

Entonces tocaron a mi puerta.

Miré por la cerradura pero no pregunté.

Había algo, alguien. Pero no pregunté.

Un recuerdo se me cruzó, me acordé de una consigna y abrí.

La forma era difusa, algo extraña, con colores no muy bien definidos.

Pasó y se sentó en mi mesa y me invitó a mi silla con un gesto amable.

Me miró y su rostro se volvió como una pantalla que me invitaba a mirar.

Mire con profundidad y caí en un espiral de ensueño.

Pasaron mil voces por mis costados e incandescentes imágenes de charlas y debates.

Si bien las voces eran conocidas, no estaban identificadas con rostros ni nada.

Además, lo que decían se asemejaba más a un debate interno mío sobre mi vida, etc.

Entonces el viaje se detuvo. Caí sentado en una playa desierta.

Arena fina y suave, agua cristalina que refleja la luna y sus estrellas lindantes.

Entonces camino, descalzo, sintiendo la rugosidad de mis pasos.

Siento la realidad con los ojos cerrados e identifico los momentos.

La soledad en que uno se ve por momentos, la desolación dentro de una carrera tan hermosa como la noche que está sucediendo sobre mí y lo difícil que se hace dar cada nuevo paso cuando la marea humedece la superficie.

Entonces volví a abrir los ojos y entendí.

Hoy volvería a dar un paseo por esa realidad algo solitaria que es el periodismo, que está inmersa en el marco de una hermosa noche de crisis y futuro incierto. Pero donde tenemos todo el terreno para andar y desplegarnos. Más allá que la arena complique nuestros pasos hay que seguir. Intentando, buscando y siempre con la consigna de mejorar. Sin perder de vista el objetivo y ayudando a la premisa que nada es imposible.

Me refregué los ojos y el espectro seguí frente a mí, pero esta vez se transformó en dos ilusiones. Dos consignas que se unieron y me hicieron levantar de la silla y salir a buscar mi playa solitaria, bella y complicada.

Allá voy.