maximo tell

Posts Tagged ‘Entrevista’

El ‘trash’ envuelve a la Argentina mediática

In Paladar mostaza on 7 enero, 2011 at 8:11 AM

El escritor y periodista, Alejandro Seselovsky, sostiene que hoy sirve de poco describir sólo lo que pasa en las pantallas. dice que la tele basura se está superponiendo con lo real, y para demostrarlo ofrece postales de personajes como Ricardo Fort, Luli Salazar y el Facha Martel, entre otros.

Esta nota está siendo escrita en un bar. Eso no tendría importancia si no fuera porque en un rincón hay dos viejitos que polemizan sobre la última temporada de Bailando por un sueño. Encima, el mozo se les acerca y pide permiso para expresar su opinión. La escena parece compuesta para darle la razón a Alejandro Seselovsky, que acaba de publicar Trash: retratos de la Argentina mediática (Norma). El escritor y periodista cree que hoy sirve de poco describir sólo lo que pasa en las pantallas: la tele basura –o trash– se está superponiendo con lo real, y entenderla mejor es fabricarse una brújula para andar por el presente o, por lo menos, para comprender qué cuernos está pasando por la mente de los que discuten a los gritos en la mesa de al lado.

En su rol de ciruja, Seselovsky extrajo del magma farandulero diez crónicas/entrevistas que no tienen desperdicio. Textos salvajes –“mostráme las tetas”, le pidió a Luli Salazar–; vertiginosos relatos donde la palanca del prejuicio siempre está en off. Y ésta es la parte donde suenan las sirenas de la policía progre. Porque los oficiales de la bienpensancia dicen que elegir a ciertos personajes como tema de un libro es un acto ilegítimo. A lo sumo, se autorizará a algún barthesiano de Palermo para que aplique uno que otro concepto mientras toma un helado de los más caros. Pero pensar con osadía, eso sí que no. Por eso ésta es una obra irreverente. Lo aclara Jorge Dorio en el prólogo, cuando afirma que uno de los méritos del autor está en “insinuar desvíos atractivos para alentar la deriva reflexiva del que lee”. “En este mismo sentido –agrega–, vale la pena destacar la prudencia del que escribe a la hora de usar los adjetivos.”

Trash-endencia

En el kiosquito que propone Trash se ofrecen postales con gran poder de síntesis. Una: Ricardo Fort mirando la TV, obsesionado con los datos del rating que le pasa minuto a minuto un tipo por celular. Otra: una noche con el Facha Martel, consultándole acerca de las mejores técnicas para levantar y aprendiendo que cuando uno es un galán no puede arriesgarse a que lo reboten. Por el mismo precio, el lector se lleva dudosos arrepentimientos de Chiche Gelblung a propósito de su pasado periodístico, la confesión de una vedette abusada por su novio y, por supuesto, una descripción de la rutina oculta que tienen las tetas y los culos más deseados de este bendito país. Entre esa jungla de vanidades, Seselovsky es un Philip Marlowe que anda por ahí sin casos para resolver, investigando por pura curiosidad.

–¿Por qué se metió con la basura televisiva? ¿Se aburrió del cine iraní y el teatro independiente?

–Me aburrí. Hoy se pueden averiguar más cosas de la sociedad argentina mirando a Fort que indagando en esos espacios donde existe el mandato de ir a buscar respuestas. Hay una intelligentzia con una mirada que es excesivamente…

–¿Masturbatoria?

–Iba a decir perezosa, pero a lo mejor su palabra es mejor. Al evaluar el entretenimiento popular, el discurso progresista se adelanta, tropieza consigo mismo y condena de antemano. En ese apresuramiento hay vagancia. Uno puede quedarse en que Bailando por un sueño es una mierda, ok. Pero yo no puedo irme a dormir sin explicarme por qué existe el fenómeno Fort, y en qué medida se sintoniza con pedazos de la Argentina. Nos guste o no, millones están pendientes de su inclinación sexual, sus novias o sus autos. El, a cambio, nos trae Miami al living de casa. Es cierto que esto no es lo que muchos estaban esperando. Sin embargo, la tragedia, en todo caso, somos nosotros como sociedad. Es demasiado fácil depositar en un solo individuo –o en un grupo de diez personas– la responsabilidad por la tilinguería colectiva.

Puesto a clasificar a los “mediáticos”, Seselovsky reconoce diferentes especies (“aunque para mí, cuanto más grasa mejor”, admite). Johnny Allon no es lo mismo que Fort, y Fort no es lo mismo que Salazar. “Fort es un chiste, una deformación de la realidad. Nadie es así. De última, detrás hay un muchacho que en su escasez me da una gran pena. Pero Luli se reivindica como canon de belleza y vara de la realidad. Es más jodida, porque aunque ella es igual a un comic, implícitamente te está diciendo que los deformes son los otros.”

El análisis deriva en una cartografía oral de los pechos salazarianos ¿Cómo fue que la conversación desembocó ahí? O mejor, ¿en qué descuido fue que la frivolidad terminó salpicando al noventa por ciento de las charlas cotidianas? El periodismo “de mediáticos” se gestó como subgénero de la prensa de espectáculos. En un proceso inverso al que mostraba The Truman Show (Peter Weir, 1998), no fue el sujeto hipermediatizado el que quiso asomarse a la verdad cual cavernícola platónico. Por el contrario, fueron los programas de TV los que se largaron a colonizar lo real. “La galaxia mediática –reformula Seselovsky– se ha vuelto un tumor de la industria y se ha lanzado a una metástasis imparable (…). El escándalo es la gramática con la que se escribe el trash televisado.”

–No hay escape, entonces.

–Cuando Pampita se agarra de las mechas con otra mina en la puerta de una disco, no está eligiendo si entra o no a este universo: ya la metieron. Tampoco no- sotros podemos elegir si Fort va a ser parte o no de nuestro temario. Nos lo vamos a encontrar en la radio, en un comentario de la vecina, en una vidriera. Hemos perdido la libertad de elegir si queríamos verlo o no. Es un big bang: el trash se está derramando sobre el resto de las parcelas de la realidad.

–Si se sigue el razonamiento, entender el trash sería una forma de entender el presente.

–A ver: hoy, luego de una larga batalla, nuestra sociedad se ha dado la ley de matrimonio igualitario. ¿Usted cree que en eso no influyó la figura de Gastón Trezeguet, a principios de la década? Gracias a él, el debate sobre las minorías llegó a millones que no tienen acceso a Página/12 o a Perfil. ¿Cómo les explica a las clases medias empobrecidas y mataputos del conurbano que cada uno tiene que ser libre de vivir como quiera? ¿Sabe cómo? Con Gastón Trezeguet ganando Gran Hermano. Si condena de entrada a lo mediático, se pierde esa posibilidad.

–¿Hay un trash progre?

–¿Un bolche trash, digamos? Seguro. Por momentos, 6, 7, 8 roza eso. No es el caso de todas sus voces, pero a veces siento que el programa es una falta de respeto a los que votamos y vamos a volver a votar K. Cuando te ponen en un zócalo “Macri es malo”, siento que me tratan de pelotudo. ¡Como si yo no supiera que Macri es un forro! Ojo, reconozco que a lo mejor la coyuntura política está necesitando de un 6, 7, 8, pero por favor ¡no me pidan que lo mire!

–Esa impronta de “lo mediático” se verifica en una gran variedad de contextos. Muchos escritores argentinos, a su manera, también “bailan por un sueño”, se pelean para la tribuna y responden a un jurado que puntúa a los demás desde un espacio de Verdad…

–Seguro que sí. Habría que ver quién hace el papel de Graciela Alfano, Nazarena Vélez, Aníbal Pachano… Es interesante mirarlos desde ahí, aunque algunos escriben muy bien.

–¿Y qué hay detrás de todos estos sujetos trash?

–Plebeyos angustiados. Gente que tiene ese tris de estar ante una cámara y la necesita como un cocainómano necesita de la merca.

–Trash de derecha, trash de izquierda, trash de brutos y de intelectuales… ¿Es ideológicamente indefinido el trash?

–No es casualidad que la gran mayoría de los famosos resbalen groseramente cuando hablan de política. Incluso Moria Casán, que es la más inteligente, se manda cualquiera. Ni hablemos de Cacho Castaña o Rocío Marengo. Transpiran lugares comunes del fascismo.

–Pero los progres también suelen recurrir a sus lugares comunes. A lo mejor no son tan nocivos, pero vaya si los usan.

–Claro. El progresismo tiene sus tópicos. Me hacen acordar a esos SMS predeterminados que vienen en el celular. Son mensajes típicos, aunque no tienen nada que ver con la forma de hablar que tenemos no-sotros. “Hola cariño”, “estoy retrasado, discúlpame”, esas boludeces. Bueno: es como si la izquierda utilizara esas plantillas. Quiero decir que esos moldes prefabricados conducen a un lugar falso. Uno nunca saludaría con un “hola, cariño”. De hecho, creo que la condena inmediata a las figuras que incluí acá no es más que eso, una plantilla predeterminada. Si condenás de antemano, te perdés lo mejor.

Y lo que viene es más basura. “No sé adónde irá a parar este cohete –duda Seselovsky–. Quizá siga una trayectoria elíptica, y veamos un regreso a lógicas anteriores. O tal vez ya sea demasiado tarde para volver atrás. Por ahora el sentido del vector es evidente: el trash nos está envolviendo.”

Por Facundo García para Página/12 – Foto: eBlog

Entrevista a Don Tapscott

In Derecho a Replica on 17 diciembre, 2010 at 3:00 PM

Don Tapscott es el creador de Wikinomics, un libro de culto en la economía digital, y un luchador contra la brecha digital, la frontera que hay entre los que tienen acceso a la Red y los que no. Recorre el mundo impartiendo conferencias. Estuvo en España y el diario El País lo entrevistó.

¿Cómo ayuda la tecnología a dar recursos a quién no los tiene?

Todavía hay una gran brecha digital, se va cerrando, pero existe. Gracias a los móviles hay lugares donde no hay agua potable ni electricidad pero sí cobertura de móvil. Gracias a eso se puede informar y tomar mejores decisiones. Si se tiene acceso se abre un mundo de posibilidades. El 80% de las nuevas empresas depende de Internet y tiene menos de cinco años. El mundo de los emprendedores se ha acelerado, son el verdadero futuro. La web proporciona una verdadera meritocracia. Se crea lo que denominé ‘ideagora’, un lugar para participar de la sociedad y de la economía.

En España tenemos un problema con los mayores de 45 años que se quedan sin trabajo pero no tienen una formación digital, ¿qué sugiere para solucionarlo?

El primer problema es la falta de jóvenes. Hay que aumentar la tasa de natalidad. Además la educación es mucho más barata ahora. Las universidades en Estados Unidos están perdiendo su poder. El 80% de los másteres de negocios son online y se imparten en Asia. ¿Por qué iría alguien a una clase con 300 personas si lo puede hacer en casa y, además, el profesor le contesta por correo?

En sus libros suele hablar de compartir ideas, sin embargo, no es algo que suceda en el día a día. ¿Cómo se puede impulsar que esto suceda?

Compartir una idea no es comunismo. Al contrario, es capitalismo, del bueno, del mejor. Es la mina de oro. Tengo un vecino que hizo un reto a partir del mapa de unos terrenos que compró. Quería buscar oro en ellos pero no sabía dónde hacerlo. Ofreció medio millón de dólares a quién le ayudara. Lo pagó, muy a gusto además. Supo de nuevas técnicas de extracción de oro y su empresa paso de tener un valor 19 millones de dólares a 10.000 millones de dólares. Ahora tengo un vecino muy rico. No es cuestión de compartir todo pero sí de dejar de pensar como un solo ente y pensar como un colectivo. Nike ha mejorado mucho desde que creó GreenXchange, unaplataforma que promueve iniciativas sostenibles y colectivas.

En España, todavía tímidamente, comienzan a verse iniciativas de datos abiertos (Open Data) en Gobiernos regionales, como el del País Vasco, ¿qué beneficios aportan?

Es mejor que bueno. Cambia la naturaleza de los Gobiernos y su sentido. En Madrid, por ejemplo, el Ayuntamiento y la policía saben perfectamente cuáles son los puntos críticos donde hay accidentes de tráfico. Podrían liberarlos, decirlo, y que alguien lo metiese en un mapa de Google. En dos días comenzarían a salvarse vidas. El coste es cero, pero el ahorro es grande. Así hay montones de ejemplos: negocios, sanidad, seguridad… Los datos en bruto, tal cual, convierten a la administración en una plataforma, en un aliado. Liberar datos es lo justo. Si lo pagamos entre todos, ¿por qué no nos devuelven lo que nos pertenece? Una vez que cumplen su función, que también digan qué conclusiones sacan. Que nadie lo confunda con la privatización. Es lo contrario. Es el nuevo valor público, de todos.

La gestión sería más transparente, ¿cree que la gente confiaría más en sus dirigentes gracias a ello?

Exacto. Por un lado verán los rédito. La luz es el mejor desinfectante. Si están desnudo, si el gobierno no hace nada, se sabrá. Por otro lado, si eres transparente, eres digno de confianza.

¿Qué piensa de la publicación de cables de Wikileaks?

Ahora mismo Wikileaks está dando información de países. Lo siguiente son los bancos y las grandes corporaciones. Entonces sí que vamos a hablar, mucho más, de transparencia. Va a cambiar por completo la relación entre las empresas y sus clientes. Van a ser más responsables con la sociedad. Gobiernos y empresas tienen derecho al secreto, por supuesto, no se trata de contar todo pero sí de hacerlo mejor, de ser responsables con la sociedad. Los que ponen en el punto de mira a algunos cables concreto o Assange se confunden. Tiene que servir para reflexionar y que cada institución reflexione sobre su integridad. Como dije, el la luz aclara todo. Habrá regulación ciudadana. La sociedad controlará la calidad de los servicios. Imagina una sociedad formada y con acceso a la información. Eso sí será un mundo mejor.

¿Cree que el iPad es tan revolucionario?

No, es solo un aparato más. Novedoso, claro, pero no es algo que cambie la comunicación. El móvil sí es revolucionario. La tercera pantalla está cambiando el mundo. La primera fue la televisión. La segunda es el ordenador. La tercera está dando acceso a un nuevo entorno a gente que no tendría oportunidades de desarrollo.

Fuente: El País

Entrevista de Mario Vargas Llosa a Gabriel García Márquez

In Paladar mostaza on 12 diciembre, 2010 at 1:05 PM

“¿Para qué crees que sirves tú como escritor?”, preguntó Mario Vargas Llosa. “Tengo la impresión de que empecé a ser escritor cuando me di cuenta de que no servía para nada”, contestó Gabriel García Márquez. ”Ahora, no sé si desgraciada o afortunadamente, creo que es una función subversiva ¿verdad? en el sentido de que no conozco ninguna buena literatura que sirva para exaltar valores establecidos…”, agregó.

Así empezó el diálogo sobre “La novela en América Latina”, durante las mañanas primaverales del 5 y 7 de setiembre de 1967 en la Facultad de Arquitectura de la UNI, Perú. Ambos notables novelistas que décadas después serían consagrados con el Premio Nobel de Literatura (Gabo en 1982 y Mario en el 2010), todavía eran amigos. Aquí algunos fragmentos de esa conversación.

Resortes literarios

VLL. ¿Esa inconformidad que expande la literatura en el ámbito social puede ser prevista, calculada por el escritor cuando su libro llegue a sus lectores…?

GM. No. Creo que si eso es previsto, que si es deliberada la fuerza, la función deliberada del libro que se está escribiendo, desde ese momento ya el libro es malo. Pero antes quiero establecer esto: cuando aquí decimos escritor, cuando decimos literatura, nos estamos refiriendo a novelistas y a la novela, porque de otro modo podría prestarse a malas interpretaciones… Creo que el escritor siempre está en conflicto con la sociedad…

VLL.¿Qué otros factores serían los preponderantes, qué elementos determinarían la realidad de la obra literaria?

GM. A mí lo único que me interesa en el momento de escribir una historia es si la idea de esa historia pueda gustar al lector y que yo esté totalmente de acuerdo con esa historia… Precisamente estoy preparando la historia de un dictador imaginario que se supone es latinoamericano y tiene 182 años… Lo que quiero en este caso, es expresar que en la inmensa soledad del poder no hay arquetipo mejor que el del dictador latinoamericano que es el gran monstruo mitológico de nuestra historia.

La soledad

VLL. Una pregunta más personal… porque al hablar de la soledad yo recordaba que es un tema constante en todos tus libros, inclusive el último se llama, precisamente, “Cien años de soledad”, y es curioso, porque tus libros siempre están muy poblados o son muy populosos…

GM. En realidad no conozco a nadie que en cierta medida no se sienta solo. Este es el significado de la soledad que a mí me interesa. Temo que esto sea metafísico y que sea reaccionario y que parezca todo lo contrario de lo que yo soy, de lo que yo quiero ser en realidad, pero creo que el hombre está completamente solo. Creo que es parte esencial de la naturaleza…

VLL. Quisiera que nos hablaras de este elemento que diríamos cultural, ¿qué lecturas influyeron mayormente en ti cuando escribiste tus libros?

GM. Yo conozco mucho a Vargas Llosa y sé dónde está tratando de llevarme. Quiere que le diga que todo esto viene de la novela de caballería. Y en cierto modo tiene razón. Uno de mis libros favoritos que sigo leyendo es el “Amadis de Gaula” y creo que es uno de los grandes libros que se han escrito en la historia de la humanidad, a pesar de que Mario Vargas Llosa cree que es el “Tirante el Blanco”… Toda esta libertad narrativa desapareció con la novela de caballería, en la que se encontraban cosas tan extraordinarias como la que encontramos ahora en América Latina todos los días. Las relaciones entre la realidad de América Latina y la novela de caballerías son tan grandes…

VLL. Tal vez podrías llegar a hablarnos del realismo en la literatura, cuáles son los límites del realismo y, ante un libro como el tuyo, donde ocurren cosas muy reales, muy verosímiles junto a cosas aparentemente irreales, como esa de la muchacha que sube al cielo en cuerpo y alma, o un hombre que promueve treinta y dos guerras, lo derrotan en todas y sale ileso de ellas… ¿Tú crees que eres un escritor realista, o un escritor fantástico o crees que no se puede hacer esta distinción?

GM. No. No. Yo creo que particularmente en “Cien años de soledad”, soy un escritor realista, porque creo que en América Latina todo es posible, todo es real. Creo que tenemos que trabajar en la investigación del lenguaje y de formas técnicas del relato, a fin de que toda fantástica realidad latinoamericana forme parte de nuestros libros… Asumir nuestra realidad, que es una forma de realidad, puede dar algo nuevo a la literatura universal…

La explotación colonial

VLL. Hay un capítulo en donde yo creo que tú has descrito con gran maestría el problema de la explotación colonial de América Latina. A mí me gustaría que lo explicaras de alguna manera.

GM. La historia de Macondo y las bananeras es totalmente real. Lo que pasa es que hay un raro destino en la realidad latinoamericana, inclusive en casos como el de las bananeras que son dolorosos, tan duros, que tienden, de todas maneras, a convertirse en fantasmas. Con la compañía bananera empezó a llegar a ese pueblo gente de todo el mundo y era muy extraño porque en este pueblito de la costa atlántica de Colombia, hubo un momento en el que se hablaba todos los idiomas. La gente no se entendía entre sí; y había tal prosperidad, es decir, lo que entendían por prosperidad, que se quemaban billetes bailando la cumbia… Los trabajadores que reclamaron pagos en dinero y no en bonos y lo que pasó fue que el Ejército rodeó a los trabajadores en la estación y les dieron cinco minutos para retirarse. No se retiró nadie y los masacraron…

Periodismo y literatura

VLL. ¿Por qué no nos cuentas cómo conciliaste la actividad periodística con la actividad literaria, antes de escribir “Cien años de soledad”? ¿Crees que estas actividades paralelas dificultaban el ejercicio de tu vocación…?

GM. Mira, durante mucho tiempo creí que la ayudaban, pero en realidad todo dificulta al escritor, toda actividad secundaria. Yo no estoy de acuerdo con lo que se decía antes: que el escritor tenía que estar en la miseria para ser mejor escritor. Yo creo de veras que el escritor escribe mucho mejor si tiene sus problemas domésticos y económicos resueltos, y que mientras mejor salud tenga y mejor estén sus hijos y mejor esté su mujer, dentro de los niveles modestos en que nos podemos mover los escritores, siempre escribirán mejor. […]

Pero tú y Cortázar y Fuentes y Carpentier y otros, están demostrando, con veinte años de trabajo, de romperse el cuero, como se dice, que los lectores terminan respondiendo. Estamos tratando de demostrar que en la América Latina los escritores podemos vivir de los lectores, que es la única subvención que podemos aceptar.

Fuente: El Comercio

La publicidad enfrenta hoy el desafío de la reinvención total

In Derecho a Replica on 3 diciembre, 2010 at 10:02 AM

Bob Greenberg y su modelo de agencia digital multiplataforma muestran el camino a seguir para una industria en plena transformación. En una charla en profundidad con Clarisa Herrera, de Infobrand, muestra la visión estratégica de uno de los pioneros del modelo de integración.

Bob Greenberg no vacila en afirmar que hoy, lo social y lo digital y la combinación mutiplaforma mobile/online colocan al mundo publicitario frente a un contexto similar a los años 60´s, cuando la tv desembarcó para revolucionar y refundar todo el concepto publicitario. Frente a esto, no todas las agencias están listas para responder,  ¿las razones para escucharlo? Greenberg ha sido siempre un visionario.

Desde el mismísimo 1977, cuando junto con su hermano fundó R/Greenberg Associates (R/GA) en 1977, sembró la semilla de la integración con una agencia con fuerte acento en el diseño, pero que también realizara producción, video y gráfica. Más tarde, mientras emergía el nuevo escenario multimedia, los 90´s lo encontraron como pionero entre las agencias multiplataforma.

Hoy, cientos de films (efectos para Alien, Seven, entre otros) y miles de comerciales después, R/GA cosechó los primeros más importantes de la industria publicitaria mundial y marcó el gran hito para la industria que significó Nike+.

Un gran 2009 para R/GA incluyó un crecimiento del 6%, 10 de 9 concursos ganados y clientes de la talla de MasterCard, Walmart, Pfizer o Chanel; más una red internacional que cuenta ya con filiales en 7 ciudades, incluido el reciente desembarco en San Pablo y Buenos Aires. El horizonte de integración que Greenberg supo ver antes que mucho otros, avala en gran parte su teoría del nuevo modelo de agencia digital que viene.

Frente a los grandes pesos pesados de la industria como Omnicom, Publicis o WPP ¿cuál diría que es el diferencial de R/GA?

Nosotros no perdemos tiempo explicando a los clientes cuánto esfuerzo vamos a invertir en reinventarnos para adaptarnos al nuevo contexto, representamos el nuevo modelo. He visto cómo muchas agencias llamadas “tradicionales” tienen que salir a buscar en agencias digitales boutique lo que no tienen. Esta tendencia continuará en la medida que Facebook, Twitter, Foursquare crezcan como lo están haciendo y por cierto, no parecen estar mermando. Y esto sin nombrar todo que aún falta por llegar en términos de mobile, iPad, tv 3D, fuentes constantes de innovación pero que sin know how digital son oportunidades enormes que se pierden. Frente a esto el cliente dice: “¿debo repartir mi presupuesto entre varias agencias?”. Por varios motivos (y no solamente económicos) esto no aparece conveniente, se abocan entonces a buscar una agencia que pueda brindarle un verdadero servicio 360°, como nosotros.

¿Cómo es esta “agencia del futuro”?

En principio son las que se dan cuenta que compiten con desarrolladores de aplicaciones, agencias de branding o boutiques digitales. A eso le sumamos múltiples plataformas y dispositivos y las nuevas prácticas que ellos generan. Entonces se requieren agencias que respondan a esa necesidad con la integración como bandera, no queremos que vayan afuera a buscar lo que nosotros no le damos.

¿Y qué tipo de recursos creativos exige una agencia de este tipo?

La idea del nuevo modelo es hacer convivir historias con sistemas y esa así que nosotros vemos a los técnicos como creativos, pero cuidado, aquí importa todo, es la filosofía de la integración, lo clásico y lo nuevo. En R/GA, creamos acciones digitales (mobile y online) pero también comerciales y gráficas. El ADN del creativo en nuestra agencia es la colaboración, tenemos un equipo creativo digital de más de 300 personas entre diseñadores, creativos interactivos y redactores, que expanden sus propias fronteras on y offline de manera colaborativa (las oficinas de Chicago colaborando con Nueva York y Buenos Aires por ejemplo), la diversidad cultural sin dudas estimula la creatividad. Contamos con la R/GA University, un 60% de nuestros recursos se forman allí, con nuestra filosofía integradora del diseño y la creatividad.

¿Cómo ve la participación de lo digital y las nuevas plataformas en el mix de medios?

Veo que falta camino por recorrer. Integrar no significa “apostar” por lo digital con virales o acciones asiladas cuando por ejemplo, los sites no son relevantes ni interesantes o no crean una comunidad para lograr verdadero engagement con los consumidores. Integrar en un mix de medios significa consolidar de manera coherente las multiplataformas, que son sin duda el futuro de la publicidad. Es muy evidente que muchas agencias disocian lo digital del resto de las acciones ATL por ejemplo, ese divorcio hace incompatible una campaña integral orgánica.

¿No cree que el hito de Nike+ haya abierto el camino para muchas agencias y clientes?

Nos alegra muchísimo saber que nuestro modelo sienta precedente pero lamentablemente no todos los clientes son Nike. El caso Nike+ deja varias enseñanzas, entre ellas tomar la tecnología y aplicarla con fines funcionales a las necesidades de consumidores, un insight tan simple como correr y pertenecer a una comunidad. Tenemos probado que la gente accede a la web al menos tres veces por semana a interactuar con los contenidos, lo que significa un engagement altísimo, es varias veces más probable venderle más productos a esa personas que a alguien que no pertenece a la comunidad. No en vano el share de Nike aumentó del 47 al 57% en un año.

¿Piensa que aún las lógicas off dominan el on?

El ATL se piensa como estrategias pagas, con un tiempo de duración limitado, con participación e interacción, también limitadas. Aún no está la apertura total al diálogo con el consumidor ni a generar full engagement. Siguen funcionando lógicas de los 60 y 70´s; en digital no hablamos de una acción que termina, se exige una continuidad, la formación de una comunidad, una noción de tiempo extendido.

La innovación es clave en el proceso de R/GA, ¿cómo lo logran?

Al commodity hay que combatirlo con innovación. Tenemos un grupo innovando e incubando ideas, estamos tras la idea de construir laboratorios digitales con procesos similares a empresas como IDEO, sistematizar el proceso para generar innovación constante en el ámbito digital.

¿Alguna de sus campañas de sus campañas preferidas?

Me gustó mucho Nokia viNe, es una app mobile que actúa como mapa digital de vida de las personas, guardando como favoritos fotos, textos, mensajes de voz que luego pueden recorrer y revivir ese sentimiento. Con Walmart estamos haciendo muchas cosas interesantes también, escanear perfiles de Facebook por ejemplo y buscar mostrarles productos que vayan con su necesidad o “My Holidays” que es una app para iPhone que inteligentemente envía actualizaciones con ofertas de regalos para las fiestas de acuerdo con el bolsillo del usuario. American Eagles Outifitter también fue un éxito donde pudimos combinar ese insight potente de los “15 minutos de fama” con la potencia de la tecnología aplicada a la vía pública. Así funciona el mecanismo de integración bajo la visión de R/GA.

¿Por qué desembarcaron el Latinoamérica?

Elegimos Brasil porque contamos con la cuenta global de MasterCard y para ellos el mercado de Brasil es clave, por otro lado, San Pablo es meca de creatividad pero también por el progreso de la economía brasilera. Hay una fuerte apuesta de R/GA por los países del BRIC (Brasil, Rusia, India, China) y otros mercados emergentes como Buenos Aires, que además de creatividad nos ofrece una paleta cultural que queremos incorporar, sin duda.

¿Qué le parece que es lo que viene en términos de estrategia?

Creo que viene con fuerza las campañas hiperlocalizadas o geolocalizadas gracias a los dispositivos como el GPS, digamos, la microlocalización de las audiencias y los mensajes diseñados a su medida. Creo que en este sentido no se acaba la publicidad pero sí pasa menos por contar historias que por llegar a los múltiples canales por los que se mueven los consumidores hoy con la mayor efectividad posible. Para mí existe una analogía con la industria musical, la música no desapareció, al contrario, hay hoy más música que nunca, pero se distribuye diferente. La clave de la industria, menos metáfora y más sentido útil del producto.

Fuente: Infobrand

Entrevista a Hernán Casciari de Orsai

In Paladar mostaza on 25 noviembre, 2010 at 10:24 AM

“El proyecto Orsai no es una revista: la revista es un catálogo del proyecto”, me dijo Casciari, y veo que ya ha puesto una pizzería en la planta baja de la redacción de su futura publicación. Sí. Una pizzería. Empiezo a entender que esto va más allá de una revista, y me pregunto si tendré que cambiar todas las preguntas de la entrevista. Trajeron el horno desde el otro lado del océano Atlántico, mejor dicho, se trajeron a su pizzería favorita desde Mar del Plata, Argentina.

Ese es el primer párrafo de la excelente nota que Marilín Gonzalo le hizo a Hernán Casciari desde el sitio Alt1040. Si todavía no conoces a Casciari o su proyecto , te recomiendo le pegues una leída a El valiente que busca una revista con viralidad en este blog. (ver nota) Sino sigan leyendo la entrevista al autor argentino.

Definitivamente lo que está haciendo Hernán puede estar relacionado con futuros horizontes para la prensa, puede vagar en las cabezas de directivos de medios que se preguntan si están ante un revolucionario o simplemente un pirado, puede llenar de fe a todos los que creemos que el dinero no está delante de todo en este mundo, pero lo que está claro es que Hernán está muy seguro de lo que hace, que miles de personas están apoyando este proyecto, y que la intrepidez puede salir bien. Fuimos a felicitarle por su iniciativa y de paso le hicimos algunas preguntas:

Todo el mundo buscando modelos para que las publicaciones digitales funcionen, y va el tipo que hace años publica en internet y presenta su nuevo proyecto que se basa en publicar en papel. ¿Por qué?

Yo creo que el gran problema es “buscar modelos” (esa manía tan absurda que nunca da resultados felices, sino solo a veces resultados económicos) en lugar de mirarse bien adentro y preguntarse “qué carajo necesito”. En mi caso, cada cosa que hago es para mi círculo íntimo. Empecé a escribir ficción en internet en 2003 jamás “buscando un modelo”, sino porque me fui a vivir a otro lado y quería contarle los cuentos de siempre a mis amigos de Argentina. Cuando abrí Espoiler fue porque estábamos hartos, mi primo Guillermo y yo, de buscar y buscar descargas y subtítulos sin orden, con banner publicitarios infames, en webs desesperantes. Y la revista Orsai es una necesidad que tengo con mi amigo Chiri, de leer una revista como antes, como cuando las revistas estaban buenas. No buscamos modelos, nunca.

Si se me permite la metáfora, “buscar modelos” es buscar chicas lindas sin importar lo que tengan adentro. Si buscás modelos, lo que querés es coger. Follar. Pero uno ya tiene una edad, Marilín, en el que te importa más la serenidad de una pareja estable, inteligente, que te haga feliz.

Justo en el momento en el que escribo estas líneas ya se han vendido más de 4.000 ejemplares del primer número de la revista sin que nadie haya catado nada todavía, ¿qué está pasando? ¿Esperabas de verdad semejante acogida?

Cuando te respondo estas líneas se llevan vendidas 5.010, y cuando el lector lea esto serán un poquito más. Yo creo que lllegaremos a 10 mil el día de cierre de venta (el 10 de diciembre). Nosotros no esperábamos nada, solamente hacer una revista y divertirnos. Y es exactamente lo que está ocurriendo en casa.

Desde hace tiempo la prensa escrita vende cada vez menos, ¿qué ha ido mal en tu opinión?

La industria editorial vende cada vez menos porque la gente lee cada vez más. Parece paradójico pero no lo es. Es esa la razón. Lo que ocurre es tan simple que se convierte en una obviedad. ¡La gente empieza a hacer lo que se le antoja! Las empresas siguen promocionando productos (lea este diario, lea este libro, lea esta revista) y no se dan cuenta que es hora de promocionar sensaciones.

La revista Orsai hace todo al revés, por estrategia. Los lectores eligen el precio en cada país (jamás lo haría la industria); eliminamos intermediarios ineficaces que solo están ahí para encarecer los productos (jamás lo haría la industria); los lectores distribuyen y promocionan (la industria necesita manipular esos pasos); nosotros elegimos autores y temas pensando sólo en nosotros, en Chiri y en mí, en nuestros gustos (la industria no hace eso, es complaciente con un mercado que sospecha imbécil); impedimos a como dé lugar que nuestro proyecto se convierta en un negocio (la industria no puede hacerlo); nos divertimos como chanchos en el proceso (la industria se estresa en el proceso); contamos todo con honestidad y simpleza (la industria está acostumbrada a ocultar y a alardear de complejidad); no usamos la publicidad tradicional en ninguna dirección (la industria está atada al reclamo y la mentira, es su oxígeno).

Pero todo este párrafo se resume en un solo detalle: la industria hace productos para los targets, y ya estamos capacitados (como comunidad) a rebelarnos de ser target. Ya nos comunicamos entre nosotros. Ya podemos hacer proyectos, y no productos. Ya podemos promocionar sensaciones, deseos y sueños.

Y una vez que consigamos esto, ¿quién de nosotros querrá productos industrializados?

La Revista Orsai se sustenta en varios pilares poco habituales: 1) todos podemos convertirnos en distribuidores de la revista y 2) dependiendo del país tiene un precio u otro. ¿Creés que lo que están haciendo es extrapolable a otras publicaciones o cada uno “tiene que hacer su propia revolución”?

El proyecto Orsai no es una revista. Digamos que la revista es un catálogo del proyecto. En ese proyecto global no existen dueños. El proyecto Orsai es código libre desde el punto que decimos cómo lo hacemos. Cualquiera puede hacerlo, ni siquiera es complicado.

Ya sabemos que en la revista participarán grandes profesionales de la letra como por ejemplo Jose A. Pérez, ¿alguna pista más?

Cada jueves hago un avance, en el blog. Hay grandes ilustradores (Alberto Montt, Omar Turcios, por ejemplo), grandes escritores (Juan Villoro, Agustín Fernández-Mallo), grandes periodistas (Alejandro Seselovsky, Hernán Iglesias Illa), enormes fotógrafos (Enrique Meneses), historietistas míticos (Horacio Altuna)… Hay mucho. Me sorprendo yo mismo al escribirlo.

Todos tenemos una imagen de nuestro lector en la mente, aunque no sea cierta. ¿Con qué palabras describirías a los que han comprado ese primer número de Orsai?

La palabra inicial es hartazgo. Se nota muchísimo que la gente está harta. Y la segunda palabra es fe. Confianza en que pase algo diferente de una vez. Lo noto también en las entrevistas que me hacen para prensa o radio. (Yo pensé que la prensa nos daría la espalda, a nivel corporativo; pero no pensé que cada individuo de la prensa es una persona harta, que nos llama y quiere hacer la nota, incluido el diario El País, del que renuncié.) Después de la nota, y siempre off the record, cada periodista me dice “Suerte, de verdad, mucha suerte con esto”, y yo sé lo que me está diciendo ese colega. Yo sé muy bien lo que me dice.

Todo estamos queriendo que algo bueno ocurra con esto.

+ Mas info sobre la Revista Orsai

> Grupo de Facebook Orsai Córdoba (+mail)

Acá puedes ver la lista completa de los precios en tu país.

Fuente: Alt1040 Foto: Eduard Bayer

Aung San Suu Kyi, la Mandela de Asia. Líder opositora y Nobel de la Paz

In Malas Viejas on 18 noviembre, 2010 at 9:53 AM

Algunos ya la mencionan como la Mandela del continente asiático, acaba de ser liberada de su último arresto domiciliario que duró algo mas de siete años y fue elegida en 2010 como Nobel de la Paz. “Quiero una transición pacífica, feliz y rápida” dice la líder birmana Aung San Suu Kyi, mostrándose conciliadora con los militares que la tuvieron encerrada 15 de los últimos 21 años.

Es hija del general Aung San, el héroe de la independencia de Birmania, y se opone al Gobierno militar que mantiene Myanmar (como la Junta rebautizó Birmania en 1989). Tras diplomarse en Oxford, trabajar en la Secretaría de las Naciones Unidas y ser profesora en la India, Aung San Suu Kyi regresó a Birmania en 1988 y participó en el “segundo combate en pro de la independencia nacional”.

En 1989 fue sometida a arresto domiciliario en Rangún. Asumió la dirección de la Liga Nacional para la Democracia, que ganó las elecciones en 1990 por mayoría aplastante. Como las autoridades militares se negaron a tener en cuenta este resultado, su partido no pudo formar un gobierno civil.

Reconocida como prisionera de conciencia por Amnistía Internacional, su propósito de que el drama birmano no cayera en el olvido fue recompensado en 1991 con el Premio Nobel de la Paz gracias al cual dio a conocer su combate al mundo entero rechazando el exilio que se le proponía a cambio de su silencio.

En los días que lleva en libertad, ¿ha podido hablar con los generales?

No, solo he tenido tiempo para hablar con los periodistas. Pero a lo largo de estos años sí he tenido alguna conversación con ellos. Aunque ninguna sustancial, que es lo que a mí me gustaría.

¿Qué espera de ellos?

Me gustaría que las próximas reuniones que tengamos se basen en sentimientos comunes: la amistad y el deseo de encontrar una solución. Pero no estoy segura de que ellos estén en la misma tesitura.

¿Qué le han parecido las recientes elecciones?

La LND ha establecido un comité para averiguar qué ha pasado. Muchos partidos que participaron en los comicios reclaman que se hicieron trampas con los votos y demás.. Nosotros boicoteamos las elecciones, por lo que no tenemos nada que ganar o perder con los resultados, pero creemos en el papel de la ley y por eso hemos formado este comité.

¿Por qué boicotearon?

Porque no creíamos en estas elecciones. En primer lugar porque la regulación electoral obligaba a asumir la Constitución de 2008 y nosotros no estamos de acuerdo con todos los puntos de esta. En segundo lugar, porque los resultados de las elecciones de 1989 van a ser borrados por decreto. Creo que es un muy mal precedente para cualquier proceso democrático borrar unas elecciones si no te gustan los resultados. Y en tercer lugar, porque la regulación también reclamaba la expulsión de nuestro partido de todos los miembros que son prisioneros políticos si queríamos participar. Y nosotros no vamos a hacer eso. Actualmente todavía hay más de 2.000 presos.

Y al final la LND ya no es un partido legal…

No creo que sea así. Hemos recurrido. Las autoridades dicen que no somos un partido legal porque no nos registramos en las últimas elecciones, pero sí estamos registrados bajo la ley electoral de 1989. Ellos hicieron una nueva ley electoral, pero no por eso pueden decirnos que tenemos que volver a registrarnos. La ley no se lo permite.

¿Qué herramientas tiene la LND para articular la lucha política en este momento?

Nuestra fuerza es el apoyo de la gente. Queremos crear una red de personas que trabaje para la democracia. No solo la LND, sino diferentes grupos, partidos, individuos…

¿Qué fuerza pueden tener desde fuera del Parlamento?

La voz de la gente no es solo el Parlamento, se extiende a lo largo del país.

¿Piensa que las sanciones económicas internacionales contra Birmania siguen siendo útiles?

Creo que, de vez en cuando, toca revisar la situación. Veremos los efectos en nuestra gente y las repercusiones políticas y económicas.

¿Qué le pediría, pues, a la comunidad internacional?

Tenemos que analizar la cuestión, todavía no tengo una opinión al respecto. Sería como mínimo irresponsable dar una opinión sin haber estudiado todavía la situación de nuestra gente.

Yo en este país he visto pobreza, dificultad para empezar pequeños negocios, falta de inversiones…

El Banco Mundial dice que muchos de los problemas económicos de Birmania se deben a la política económica del Gobierno.

Se escuchan voces que explican el apoyo de EE UU al movimiento democrático birmano por el interés de contener la creciente influencia de China.

No creo que EE UU base su implicación en Birmania en el hecho de contener a los chinos. Ha de haber relación entre los pueblos de China y Birmania, somos vecinos. Creo que hay políticos norteamericanos que apoyan realmente la causa democrática. Y hay otros que piensan que si EE UU no se acerca al actual Gobierno, China ocupará posiciones estratégicas, especialmente en el ámbito económico. Creo que de ahí sale el argumento. Pero yo no lo apoyo; no nos conviene ni a China ni a Birmania.

Pero los chinos explotan este país como quieren: construyen puertos, presas en el río Irrawaddy, se llevan la madera, el oro, las gemas, los minerales…

Creo que el tema debe analizarse desde varios puntos de vista. No puedes simplemente decir que China se lo está llevando todo. Tienen acuerdos con el Gobierno. Lo que hay que hacer es preguntarle al Gobierno birmano por qué permiten que nuestros recursos se disipen de esta forma. Ningún otro país tiene las ventajas que se ha dado a los chinos. Ellos simplemente han cogido lo que se les ha ofrecido. Quizá otros hubieran hecho lo mismo.

¿Ha visto muy cambiado su país tras sus últimos siete años de arresto?

He visto algunos cambios. Uno, por supuesto, la proliferación de móviles, cámaras y todos esos aparatos que lleváis. También la cantidad de jovenes que nos apoyan. Ahora hay más minorías étnicas y gente joven apoyándonos que hace siete años. Es una muy buena noticia.

¿Qué tipo de transición política desea?

Pacífica, feliz y rápida.

¿Cuál es la ruta a seguir?

Si lo supiera ya tendríamos una democracia de verdad.

¿Qué papel juega el Ejército?

Muy importante. La clave es hacerles ver algunos puntos tal y como nosotros los vemos y nosotros ver algunos como ellos. Adquirir este compromiso.

¿Cómo hará para intentar aunar las diferentes etnias que suponen el 40% de la población?

Entre lo más agradable que he percibido desde que he salido del arresto es ver cuánto más unidas están las minorías. Me han dado un tremendo apoyo, que nunca había disfrutado. Creo que las distintas etnias marchan cada vez más unidas porque han sufrido unidas. El sufrimiento ayuda a acercar posturas.

Dar valor a las diferencias…

Por supuesto. Nosotros no intentamos convertirnos en una sola realidad. Lo que queremos es hacer una nación, una unión, llena de diferencias, pero disfrutando de ellas. Disfrutando de la diversidad como una riqueza en vez de como un problema.

¿Un Estado federal quizá?

Sí, federalismo de verdad. Desafortunadamente muy pocas personas en Birmania entienden lo que realmente significa el federalismo. A menudo, la palabra federal es denostada y malinterpretada. Muchos piensan que equivale a separación. Esto no es el federalismo, aunque la gente tiene que entender que una federación significa que cualquier parte pude irse cuando así lo sienta. Queda mucho trabajo por hacer y hay que educar a mucha gente.

¿Se siente la líder de la esperanza birmana?

No, no creo en la esperanza sin trabajo. Creo que solo puedes tener esperanza cuando has trabajado realmente duro.

La gente realmente confía en usted. ¿Le pesa eso?

No, no es pesado. Me ayuda a trabajar todavía más duro.

¿Cómo van sus energías?

Con mis propósitos puedo seguir trabajando largo tiempo.

¿Qué le ha pedido la gente?

Cambio. Y tratar de conseguirlo tan rápido como sea posible porque muchos piensan que no podemos seguir así.

¿Qué piensa cuando la comparan con Nelson Mandela?

Oh, sí. Me gustaría decir que estamos en una situación muy distinta de la de Sudáfrica, porque allí era una cuestión de color. Nadie puede estar en contra de eso. Defender que un color es mejor que otro no es aceptable. Por eso el mundo fue unánime en contra de la discriminación en Sudáfrica. Lo nuestro no es igual. Algunos países son indulgentes con nuestro régimen, no muchos, pero suficientes. Muchos países han preferido ignorar lo que está pasando en Birmania, y eso no sucedió en el caso de Sudáfrica. Si los problemas con el régimen fueran una cuestión de color, no creo que nos ignorasen. Aquí somos todos parecidos y es fácil hacer creer que no hay tantas injusticias como las que hay realmente.

Fuente: El País

Eduardo Galeano, alma de arrabales y escritor de galera y bastón

In Exclusivos, Froy, Paladar mostaza on 6 noviembre, 2010 at 12:22 PM

Eduardo Galeano, un cuentacuentos al que le gusta tanto contar cuentos como escucharlos. Un escritor que asegura que aprendió de Onetti que una regla del arte del buen escribir consiste en encontrar palabras mejores que el silencio. Los amigos lo debaten y siempre lo disfrutan.

Los café despiertan en la mesa y su humo caliente se entrelaza con el de los fumadores. Sábado de amigos en la esquina con el sol entibiando la charla y el pasar suave de algunos autos mantiene despierto al sol. El debate surca los caminos acostumbrados aunque los actores vuelven aleatorios los actos de la obra. Entonces sin saber cómo, llegamos al escritor uruguayo. “Para mi es un prócer de la literatura latinoamericana” dice uno en el extremo de la mesa, y tras el silencio de los sorbos los pocillos rozan los platos y el gordo Rogelio alza la voz:

“Lo mejor es que escribe, sabe y gusta del Fútbol”, dijo moviendo la mano para quitar el humo que alguien exhaló, “tiene capacidad para estar en la elite y a mi me gusta particularmente por que tambien sabe llevar su parte popular con soltura. Ahora creo que no sé como explicarlo, creo que mi comparación directa es Borges, él tenía la capacidad intelectual que creo no veremos mas por estos lados, era una persona con la soberbia suficiente y mas que justificada para menospreciar la simpleza de las acciones o lo popular, en cambio Galeano esta a la altura de una charla de cafe con Borges, Marx, Maradona y Gardel, y sabra ampliamente de todos esos temas”.

Los rostros de la mesa buscan otra vez las tazas y antes que alguien agregue el gordo Rogelio me apunta, “l

a nota esa que posteaste vos en tu blog, que le hacen a Galeano antes de que comience el mundial y el dice la frase “cerrado por futbol” ahi te das cuenta de lo que es

(Ver nota). 

No sé si leyeron “El futbol a Sol y Sombra”, pero es un libro que por el título aparecería en cualquier batea “deportes” de una librería, pero el tema está tratado con tal altura, que aprendes muchísimo”.

 

La silla rechina contra el suelo y el gordo se va al baño sin mas explicación. Alguien toma el diario y muestra esta entrevista al gran escritor que es Eduardo Galeano:


¿La veta de narrador le viene de cuna?

Me gusta contar cuentos, pero más me gusta escucharlos. Yo tuve solo siete años de educación formal. De muy temprano tuve una vida independiente: me iba a los cafés, a los 14, 15, 16 años y escuchaba. Los cafés de Montevideo fueron mi universidad. Nunca me voy a olvidar de lo primero que me sacudió, que tocó algo que yo no sabía bien qué era, dentro de mí. En un café de Montevideo que ya no existe, el Boston, un hombre ya viejo contó una historia de la Guerra Civil de 1904. Decía que había visto una batalla, con cuerpos regados por el suelo. Yo sacaba cuentas, y me parecía que, por la edad, no podía haber participado. En esa época, los uruguayos, divididos en blancos y colorados, conservadores y liberales, se distinguían por las vinchas. Y este hombre dijo que estuvo ahí. Con los años, supe que no importaba demasiado si este hombre había estado o no había estado ahí. Lo importante es que cuando él lo contó, todos estuvimos ahí con él. Lograr que algo que ocurrió vuelva a ocurrir cuando uno lo cuenta, eso es lo importante. Había visto un campo regado de cuerpos, y entre ellos, con los brazos en cruz, un ángel, casi niño, un muchacho muy jovencito, con una vincha blanca, roja de sangre; y en la vincha, el agujero de la bala que lo había matado; pero en la vincha él había escrito algo que apenas se alcanzaba a leer: “por la patria y por ella”. Y la bala había entrado en la palabra “Ella”. Ahí me hice cuentacuentos. Contando ese cuento a otra gente es que descubrí como una vocación de contar cuentos, y de tratar de contar el mundo a través de los munditos.

Usted escribió “Las venas abiertas de América latina” en épocas de grandes relatos. Y sus últimos libros son microrrelatos. ¿Es una adecuación a estos tiempos más fragmentarios?

No, cuando escribí “Las venas abiertas de América latina” que fue un libro centrado en la economía política, ahí el microrrelatro no me servía. Y yo ya escribía cuentos, pero todavía no los había conectado con la otra parte de mí que quería ayudar a que las realidad cambiara. Onetti me ayudó mucho. A él no le interesaba aquello de “Las venas….”, pero sí mis relatos. Onetti era muy mentiroso, y me dijo que un proverbio chino decía que las únicas palabras que merecían existir eran aquellas que fueran mejores que el silencio. Creo que no era un proverbio chino, sino de él. Y en ese camino, intentando decir palabras que fueran mejores que el silencio, y reducir las otras, los textos que yo escribía se fueron reduciendo, queriendo ganar en profundidad y reduciéndose en espacio.

Usted dijo que le demanda por lo menos cuatro años escribir un libro..

Escribo y reescribo mucho. Cuando fui a presentar “Espejos”, en un pueblito español, Orense, había al final del público un tipo con cara de campesino gallego muy sufrido, con el ceño muy fruncido; yo creía que él me quería matar. Sin embargo, cuando terminó la presentación, se me acercó, sin dejar su cara de enojado, y me dijo: “qué difícil debe ser escribir tan sencillo”.

¿Cómo hubiera cronicado el rescate de los 33 mineros?

Creo que cruzaría esa historia -que yo seguí deseando con fervor que se salvaran, porque las minas de Chile, como muchas minas, se tragan carne humana- con la de los 34 mapuches que en el mismo país hicieron una huelga de hambre mientras los medios de comunicación no le daban ni la menor pelota.

¿Cómo está viviendo la “etapa Mujica” en el Uruguay?

Bien, en primer lugar, porque tengo con él una relación personal, es un amigo. Además, me parece que es un hombre de una gran calidad humana, y que su principal defecto es su principal virtud: que dice lo que piensa. Lo que en política, a veces, es imperdonable. Pero bueno, eso que en el oficio, en la profesión política, es un defecto, en términos simplemente humanos, es una gran virtud.

En algún momento usted dijoque no volvería a escribir “Las venas abiertas de América latina”, pero dijo asimismo que no le cambiaría ni una coma.

Porque he cambiado mi estilo. “Las venas…” está escrita en los años 70, pero yo creo que la contradicción es el motor de la historia, que no hay noche sin día ni muerte sin vida. Y que lo que la historia enseña, cuando uno más o menos se asoma a los tiempos pasados, es que cuando la historia dice adiós, no dice adiós, sino hasta luego.

Pero no me respondió si cuando usted era chico contaba cuentos …

Durante mucho tiempo pensé que dibujar era lo mío. Después, quería ser jugador de fútbol; y nunca pude, tampoco, porque era muy pata de palo. Y era muy místico. Yo tuve una infancia muy católica, me la pasaba rezando. Una suerte de vocación religiosa, de algún modo, dominó parte de mi vida junto con mi otra pasión, el fútbol. Pero ni en una ni en otra pude funcionar: ni como jugador, por mi pata de palo ni como místico, santo o no sé, por mi tendencia al pecado, que apareció muy temprano. El hecho fue que en algún momento Dios se me cayó por un agujerito del bolsillo. Pero creo que de algún modo he seguido con esa vocación mística, aunque me pasé para el lado de los paganos. Cuando uno ve bellezas como las que acabo de ver en el Norte, en Humahuaca, uno siente que no hay un Dios, que hay muchos dioses.

Fuente: La Gaceta

Entrevista a Guillermo Fariñas, disidente cubano que recibió el Premio Sajarov

In Derecho a Replica on 26 octubre, 2010 at 8:18 AM

El periodista disidente cubano, Guillermo Fariñas, recibió el Premio Sajarov por el Parlamento Europeo y fue una oportunidad para escuchar al hombre que expuso su cuerpo por la causa política de oponerse al gobierno de los Castro en Cuba.

penultimos días blog

Guillermo Fariñas Hernández nació en Santa Clara, es psicólogo y periodista. Popularizó su disidencia al haber protagonizado hasta veintitrés huelgas de hambre en protesta por el gobierno de Fidel Castro primero, y posteriormente de Raúl Castro, durante cuyos respectivos mandatos ha sido encarcelado tres veces, cumpliendo un total de 11 años en prisión.

Entre el 24 de febrero y el 8 de julio de 2010 mantuvo una huelga de hambre como medida de protesta por la muerte, también a causa de una huelga de hambre, de Orlando Zapata, y para pedir la liberación de veintiséis presos políticos enfermos, según sus propias palabras.

El Premio Sajarov fue el tercero destinado a la oposición cubana en apenas ocho años, en 2002 fue para el disidente Osvaldo Payá y en 2005 para las Damas de Blanco. Fariñas aún se está recuperando de su extensa huelga de hambre y este premio europeo se suma a los recibidos de Ciberlibertad (2006), Reporteros sin Fronteras (2007) Premio de Derechos Humanos (2006), Municipalidad Weimar (2007).

foto de liberalismo online

¿Que significa este premio?

No es algo que haya obtenido Guillermo Fariñas por su historia. El mundo democrático envía un mensaje claro al Gobierno de que reconoce a la disidencia pacífica, de que reconoce al exilio y a los presos que todavía están tras las rejas. También dice que enviar al exilio a decenas de opositores que estaban en la cárcel es un gesto insuficiente, y que el régimen ha de dar pasos reales para que en Cuba se respeten los derechos humanos.

¿Qué pasos?

Lo primero es la democratización del país y la derogación de todas las leyes que van en contra de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. También, crear las condiciones para que los exiliados puedan ejercer sus derechos económicos, políticos, sociales y culturales dentro de Cuba.

¿Lo económico es lo primero en estos momentos?

Económicamente, lo primero es estimular a la pequeña y mediana empresa. Pero no de la forma en que se quiere hacer ahora, abriendo la iniciativa privada con unos impuestos altísimos, del 35 %. Como mucho debían ser del 10% o el 15 %, si realmente se pretende que el sector privado sea una alternativa de empleo, cuando el Gobierno va a despedir a medio millón de trabajadores del sector estatal. El descontento en la sociedad ya es general y palpable. Puede que ahora se generen más tensiones y se produzcan situaciones de estallido social, y que esto ocasione más represión.

¿Cómo evalúa el actual proceso de excarcelaciones?

Es un paso positivo, pero insuficiente. En primer lugar, se les envía al exilio; y además, todos los presos políticos deben ser excarcelados, no sólo los del Grupo de los 75. Lo que es más importante, hay que cambiar las leyes para que de nuevo no vuelvan a llenarse las cárceles.

Según sus cálculos ¿cuántos presos políticos quedarán una vez que salgan los 13 que faltan del Grupo de los 75?

En total son 118.

¿Todos son disidente pacíficos?

No. Se incluyen también opositores condenados por hechos violentos, pero que también deben ser puestos en libertad. Fidel y Raúl Castro asaltaron un cuartel en 1953, fue un hecho violento y fueron amnistiados.

¿Cuales son sus planes inmediatos?

Yo estuve 135 días en huelga de hambre. Cuando el Gobierno anunció el 7 de julio que liberaría a los 52 presos en cuatro meses dije que posponía mi protesta, pero advertí que si no eran liberados en el plazo previsto la reanudaría. El 7 de noviembre se cumple…

¿Otra huelga?

No, la misma huelga…. Pero esta vez no sólo seré yo, se sumará más gente. Pero me reservo sus identidades.

¿Cuántas huelgas de hambre ha hecho desde que está en la oposición?

Con esta, 23.

¿Cómo evalúa los cambios que ha empezado a introducir Raúl Castro?

Se han empezado a dar algunos pasos en lo económico, pero insuficientes. Pienso que esta generación de dirigentes históricos nunca va a realizar cambios políticos serios.

¿Cuál debe ser la posición de la Unión Europea?

La UE debiera emitir un comunicado en el que considere la salida de los presos un gesto alentador, pero que no basta. Mientras no se cambien las leyes que permiten el encarcelamiento de los disidentes y se den pasos hacia la democratización, la UE no debe eliminar la Posición Común.

¿Y EE UU?

Debe mantener la posición actual, de bajo perfil, y evitar un enfrentamiento directo que exacerbe el antiimperialismo del que vive el Gobierno. Pero la pelota está del lado del régimen. Es el Gobierno el que debe actuar.

¿Qué momento se está viviendo en Cuba?

Se esta viviendo un momento histórico… La muerte de Orlando Zapata, las protestas de las Damas de Blanco, las huelgas de hambre, la posición que han tenido los países democráticos, la nueva coyuntura cubana, con medidas económicas que vienen, como el desempleo de medio millón de trabajadores, que va a poner más presión en la caldera… Es un momento de transición.

foto de El espectador

Fuente: El País

Entrevista a Asa Dotzler, uno de los creadores de Firefox

In Paladar mostaza on 14 octubre, 2010 at 10:00 AM

Cerca de 400 millones de personas usan Firefox, creado por la Fundación Mozilla. El navegador tiene dos millones de descargas por día y lo apoya una comunidad de decenas de miles de usuarios que trabajan de manera voluntaria a favor del software libre. Los adelantos de Drumbeat y del Firefox 4. Aquí una entrevista con uno de sus creadores, Asa Dotzler.

Si usted está leyendo esta nota en una computadora por Internet, existe un 30 por ciento de posibilidades de que lo esté haciendo a través del navegador Firefox. Si está leyendo esta nota en papel, es probable que después tenga ganas de usar Firefox para navegar por la web. ¿Por qué? Porque el navegador creado por la Fundación Mozilla cambió hace poco más de cinco años la forma en que se usa la web. Y la fuerza de su crecimiento tuvo que ver con los motivos que dieron nacimiento a la creación de la Fundación Mozilla: que la web permanezca abierta, y que el software esté pensado a favor del usuario y no del mercado. Asa Dotzler es uno de los creadores del proyecto que daría nacimiento a Firefox, surgido de las cenizas del enterrado Netscape.

La Fundación Mozilla abre sus puertas cristalinas en el centro de Mountain View, en el corazón del Silicon Valley, para explicar en qué se diferencia Firefox del resto de los navegadores: el navegador salió a competir en 2000 con el entonces poderoso Internet Explorer de Microsoft, y se sumaron a la batalla el Safari de Apple y el Google Chrome.

En 2003, Firefox era usado apenas por tres millones de usuarios, el uno por ciento de la web. En 2004, era usado por el 1,8 por ciento. En 2005, Firefox ya tenía el 10 por ciento y ahora representa un 30 por ciento del mercado. “En 2004 sólo les pagábamos a ocho personas”, cuenta Asa Dotzler. El resto era una comunidad de voluntarios a favor del software libre.

Actualmente, Firefox tiene una planta estable de 250 personas: “Hay cerca de mil programadores, pero nosotros sólo contratamos a 150. El resto son voluntarios. En 2004, los programadores contratados eran apenas cuatro. Ahora tiene 250 empleados en oficinas de Estados Unidos, Canadá, Japón, Europa y Nueva Zelanda; 20 mil personas trabajan cotidianamente y hay cerca de 100 mil sitios que promueven voluntariamente Firefox, el navegador usado por 400 millones de personas.

Cada día, de la página de Firefox se bajan dos millones de Firefox. “Si quisiéramos, podríamos hacer mucho dinero. Tenemos 400 millones de usuarios, Facebook tiene 500 millones y vale 15 mil millones de dólares. ¿Cuánto vale Mozilla? No sé. No tenemos valor financiero. Sólo pensamos en cómo mejorar Internet. Nuestros objetivos son promover la posibilidad de elegir y la innovación permanente”. En 2008, la Fundación tuvo ingresos por 75 millones de dólares.

“Somos el corazón líder de 250 personas, responsable de una organización de decenas de miles de personas”, dirá Dotzler. El navegador está traducido a 80 idiomas y tiene las búsquedas localizadas: en Rusia se busca en Yandex.ru, en vez de Google. En la Argentina se busca en Mercado Libre en vez de E-Bay. Aquí, la revolución que provocó Firefox en la forma de navegar tardó en llegar.

“Fui a la Argentina hace tres años, tenemos un grupo importante de voluntarios, pero entonces teníamos sólo el 8 o 9 por ciento del mercado. Ahora ya estamos en 25 a 35 por ciento. ¿Por qué usar Firefox? Porque no queremos saber los datos de los usuarios, ni queremos ganar plata con ellos. Queremos que el usuario tenga el mejor navegador.”

De arranque, Dotzler pregunta por la situación política en la Argentina. Quiere saber si hay algún tipo de conciencia sobre lo que significa políticamente el uso del software libre, y se interioriza sobre las declaraciones del ministro Aníbal Fernández sobre la decisión del gobierno argentino de adoptar el software libre como política de Estado.

“Hasta ahora nunca hicimos lobby político. Google, por ejemplo, tiene un grupo de lobbistas en Washington DC. En Mozilla nunca estuvimos de acuerdo en hacer lobby, somos mejores haciendo productos. Pero esta vez decidimos enfrentarnos a los peligros que ocurren en la web, y teníamos que hacer una declaración política. Hay riesgo de que Internet pierda su neutralidad.”

–¿Podría explicar por qué eso es un riesgo?

Actualmente unas pocas compañías controlan toda la infraestructura de Internet. En Estados Unidos, por ejemplo, está Comcast, Verizon, AT&T. Ellos controlan la infraestructura. Hasta ahora, el éxito de la web estuvo en la posibilidad de que la información que envía una persona viaje a la misma velocidad que si es enviada por una corporación. Pero como Comcast, además de la infraestructura, tiene también contenido, quieren ofrecer servicios diferenciados: lo que ellos tienen para ofrecer irá más rápido que el resto. Algunas compañías están empezando a discriminar algunos contenidos. Comcast, por ejemplo, diferencia el tráfico peer to peer, para el intercambio de archivos, porque compite con su contenido.

–Es una especie de monopolio.

No tienen monopolio global porque en cada país hay distintos operadores, pero sí tienen monopolios locales. En la península de San Francisco, Comcast es el único proveedor para ver televisión. El gobierno les da el monopolio. Lo mismo para Internet sin cables. Por ejemplo, para usar un teléfono con tecnología 3G, hay una sola empresa que ofrece el servicio. Ellos dicen que no tienen suficiente ancho de banda. Pero nosotros pensamos que un bite es un bite y hay que tratarlo igual. Los grandes operadores no quieren que la red siga siendo neutral, quieren usar su monopolio para favorecer sus negocios.

–Según The New York Times, Google estaría cerrando un acuerdo con Verizon para darse prioridad mutuamente.

Google dice que quieren neutralidad en la red para aquellos que se conectan por cable, pero no para los dispositivos móviles. Por todo esto, quisimos decir algo. Nos encontramos con el jefe del Federal Communications Commissions (FCC), la organización que regula nuestras comunicaciones. Ellos tienen que asegurar la neutralidad de la red. Mitchell Baker (responsable general de la Fundación Mozilla) escribió un artículo que fue publicado en The Wall Street Journal en 2009. Normalmente no hacemos declaraciones políticas, somos mejores haciendo lo que hacemos.

–¿Y por qué no suelen hacerlo?

Nuestros productos pueden provocar los cambios. Si creemos que la privacidad es un tema importante, podemos hacer dos cosas: pedir al gobierno que legisle o hacer un producto en Firefox y dárselo a 400 millones de usuarios. Tenemos impacto muy rápidamente. Si queremos que haya posibilidad de elegir navegadores en los teléfonos inteligentes, lanzamos el navegador para móviles, que salió la semana pasada. Hasta ahora, si uno usaba un iPhone sólo podía usar el navegador de Apple. Si usaba un Android, sólo podía usar el de Google. Ahora tendrán elección. Eso nos hace mejores. Muchos servicios como Gmail, Facebook, Twitter, tienen información nuestra privada. Estamos pensando en el Mozilla Sync, una herramienta para sincronizar nuestras identidades entre el teléfono, la notebooks, la computadora de escritorio. A diferencia de Google, pensamos: ¿cómo podemos hacer para no saber qué hacen nuestros usuarios? Mientras todos ofrecen servicios para ver los datos de los usuarios y hacer dinero con eso, nosotros pensamos en el usuario. Lo que hicimos fue encriptar las comunicaciones, para no poder ver qué hace o dice el usuario, o cuáles son sus claves. No se podrá vender la información, no se podrá vender publicidad. Va a estar en el Firefox 4, a fin de año. Tal vez no es tan bueno para hacer dinero, pero hay otras formas de hacer plata.

–¿Mozilla no se preocupa por los ingresos?

Tenemos relaciones con servicios on line, incluimos servicios de búsqueda como Google, Yahoo, servicios de comercio electrónico, y tenemos un alto ingreso por donaciones. No tenemos que corromper nuestros productos para hacer plata. Mucha gente sostiene nuestra organización.

–¿Y el navegador Google Chrome no es una amenaza para ustedes?

No. Nuestro objetivo es promover la elección y la innovación. Ahora hay posibilidad de elegir. Si estuviéramos solos, la innovación sería lenta. Gracias a la competencia, el Internet Explorer 9 es un buen navegador. Nosotros los empujamos, les sacamos tantos usuarios que tuvieron que mejorarlo. En Chrome nos empujan a nosotros. Ellos dicen: “Creemos que la velocidad es importante”, y ahora tenemos que competir por la velocidad. Esta competencia es buena para Mozilla, pero sobre todo es mejor para la web, que tiene 1500 millones de usuarios.

–Sin embargo, Chris Anderson, autor de The Long Tail y Free, publicó un artículo donde dice que la web “está muerta”. ¿Qué piensa?

Cada año declaran alguna muerte. Creo que la interpretación de los datos no es correcta. El ha dicho que la web está muerta. La información, según la entiendo, dice que el video crece muy rápido comparado con las páginas web y dicen que el video no es parte de la web. De todo el tráfico de Internet, el video sube muy rápido, los juegos suben rápido y la web sube menos rápido. Pero están midiendo ancho de banda más que cantidad de visitas. En cantidad de visitas, la web también estaría subiendo. Aunque hay una preocupación que comparto: lo que dicen es que las aplicaciones van a reemplazar al navegador. Un iPhone o un Android está lleno de aplicaciones: para usar Twitter, para usar Facebook, para leer un diario. Eso es una amenaza a la web, porque son pequeños programas que se focalizan en un solo servicio. Los navegadores necesitan ser mejores. También lo cree Google y Microsoft, aunque Apple no tanto. Html5, css3 y javascript están evolucionando. Con Firefox 4 y el Internet Explorer 9 podremos hacer desarrollos tan buenos como las aplicaciones actuales.

Este año, la Fundación Mozilla creó Drumbeat, un proyecto marco que pretende ampliar la base de las comunidades que envuelven al proyecto de código abierto. Asa Doztler cree que la Fundación puede usar la experiencia para construir comunidades alrededor de Firefox para otro tipo de proyectos. En ese marco, apareció la P2PU (Peer 2 Peer University), que es un espacio generado para desarrollar conocimiento.

Uno de esos cursos el es de Open Web / Open Journalism, que pretende juntar a programadores con periodistas para pensar contenidos para la web. Otro de los proyectos enmarcado en Drumbeat es el de “Subtítulos universales”, con el cual pretenden organizar un sistema distribuido de traducciones para películas. “Creemos que nuestra experiencia de los últimos 15 años podría ser útil para que otros construyan proyectos exitosos”, dice Dotzler.

–¿Cómo ha sido la relación de Mozilla con los medios?

Mozilla es una historia para contar. Y los ayudó a los periodistas a entender la web desde 2001. No todos diferencian Internet de la web, y el escritorio del servidor. Muchos creen que las páginas web están adentro de Google. La web se hizo para que diversas computadoras de diversos sistemas pudieran comunicarse entre sí. La idea era tener un entorno transparente e interoperable. Si perdemos la web uno tendrá que darle todo a una empresa para usar sus servicios y perderán su capacidad de elección.

–¿Y qué piensa del sistema operativo de Google Chrome OS, que usará una computadora sólo para conectarse a sus servicios?

Hasta ahora, ni Microsoft sabe la clave de mi computadora personal. Sin embargo, en el modelo de Google para entrar a la computadora habrá que escribir el usuario y la clave de Google. Es decir que Google tendrá control total de nuestra computadora. El uso de código abierto de Google es un tanto curioso. Google es muy cerrado para lo que les da plata y abierto cuando necesitan ayuda. En Mozilla somos abiertos para todo lo que sea legalmente posible. Proponemos un sistema transparente, público y participatorio. Y no tenemos una agenda secreta. ¿Sabe por qué construyó un navegador Apple? Porque si no, no iba a tener navegador para su sistema operativo. ¿Sabe por qué construyó un navegador Google? Para tener los datos de sus usuarios y vender publicidad contextual. ¿Sabe para qué construyó un navegador Mozilla? Para promover la innovación.


Fuente: Por Mariano Blejman en Pág/12

Entrevista Rolling Stone a Barack Obama

In Derecho a Replica on 8 octubre, 2010 at 9:09 AM

Barack Obama es Presidente de los Estados Unidos, hijo de un economista keniano y una antropóloga estadounidense, y fue elegido en 2009 Nobel de la Paz. Para enfrentar las próximas elecciones legislativas se acerca a los famosos del hip hop, saldrá en MTV y en esa estrategia de captar a los votantes de entre 18 a 30 años es que se enmarca la entrevista que dio a la revista Rolling Stone. Habló sobre la guerra, la economía, lo que se juega en noviembre y también sobre música.

Rolling Stone ya había entrevistado a Barack Obama dos veces, ambas en su avión de campaña: la primera en junio de 2008, a pocos días de haber obtenido la nominación por el partido demócrata, y la segunda en octubre, un mes antes de las elecciones.

En relación a la colaboración de la oposición durante su gestión asegura que esperaba mejor comportamiento republicano. “Suponíamos que todo el mundo iba a estar dispuesto a colaborar, porque existía una amplia probabilidad de que sufriéramos un colapso financiero y de que el país entero se sumiera en una depresión. El paquete de recuperación que diseñamos se basó en la idea de que no debíamos rechazar ninguna idea por motivos ideológicos, por lo cual un tercio del paquete se destinó a rebajas impositivas. Pero la estrategia que los republicanos iban a adoptar sería básicamente mantenerse a un costado, tratando de poner el palo en la rueda, en base a la suposición de que, debido al tamaño y al alcance del paquete de recuperación, la economía no mejoraría mucho, ni siquiera en 2010, y que les convenía más responsabilizarnos por eso que cooperar con nosotros para tratar de solucionar el problema”.

¿Cómo se siente con el hecho de que día tras día ataca ferozmente cada cosa que propone?

“No me sorprende, para nada. Eventualmente logramos agotarlos, así que finalmente conseguimos que se aprobaran leyes importantes, algunas de las cuales no han recibido demasiada atención: la ley de reforma de las tarjetas de crédito, o la legislación antitabaco, o las leyes para prevenir el fraude inmobiliario e hipotecario. Pudimos convencer a dos o tres republicanos que querían hacer lo correcto. Pero las demoras, las clausuras, y las obstrucciones sin precedentes que ocurrieron en el Senado tuvieron consecuencias. La gente pensaba: “Uh, Obama dijo que iba a venir e iba a cambiar Washington, y es lo mismo de siempre, con las peleas de siempre”. Se ha creado una atmósfera de incredulidad en la gente, que antes de las elecciones tenía esperanzas y que ahora quizás se siente defraudada y dice: “Al final, es más de lo mismo”.

Tea Party es un movimiento que nació en los primeros meses del año 2009 como respuesta al paquete de estímulo fiscal o Ley de Reinversión y Recuperación. Es básicamente un grupo de presión, enfocado en una política conservadora fiscal, y definido por el originalismo, es decir, la vuelta a los orígenes de Estados Unidos.

En relación a esto Obama dice que “hay algunos aspectos del Tea Party que son poco más oscuros, que tienen que ver con sentimientos xenofóbicos o con cierta preocupación por lo que yo represento como presidente. De manera que me parece que es difícil definir el Tea Party como un todo, creo que todavía está en proceso de definirse a sí mismo”.

El 44º Presidente define y entiende el escenario interno que en términos de crisis tiene repercusiones difíciles. “No hay duda de que existen enojos, frustraciones y preocupaciones genuinos en la gente en general respecto de la peor crisis financiera que hemos vivido desde la Gran Depresión. Tenemos que tener en cuenta que esta recesión es peor que la que Ronald Reagan sufrió en los ochentas, la recesión de 1990-91 y la de 2001 combinadas. Su alcance ha sido muy profundo. Este electorado recibió un golpe muy duro, y eso siempre afecta nuestras políticas. Pero a causa de la capacidad de muchos grupos con muchos recursos económicos para canalizar ese enojo -y en mi opinión, para manipularlo en su interés-, esto se está convirtiendo en una fuerza política considerable de cara a las elecciones”.

Casi como tema de eterna moda, en EEUU también se viven momentos particulares en la relación del gobierno de y los medios, en este caso con una de las cadenas mas poderosas del mundo.

¿Qué piensa usted de Fox News? ¿Piensa que son una institución positiva para los Estados Unidos y la democracia?

[Risas] “Mire, como presidente juré respetar la Constitución. Y parte de esa Constitución es respetar la libertad de prensa. En este país, tenemos una prensa que tradicionalmente se ha caracterizado por expresar sus propias opiniones. La época dorada de la prensa objetiva fue un período de tiempo muy breve en nuestra historia. Antes de eso, había gente como Hearst, que usaba sus diarios muy intencionadamente para promocionar sus ideas. Creo que Fox es parte de esa tradición. Es parte de la tradición que tiene un punto de vista muy claro e innegable. Es un punto de vista con el que no estoy de acuerdo. Es un punto de vista que, en último término, resulta destructivo para el crecimiento a largo plazo de un país que tiene una clase media muy dinámica y que es competitivo en el mundo. Como empresa ha sido enormemente exitosa y sospecho que si le preguntaran a Rupert Murdoch cuál es su primera preocupación diría que es el éxito de Fox.

La gestión del primer presidente negro del país del norte ha sido hasta criticada en el seno de su propio partido y entre sus seguidores, pero frente a esta potencial desilusión cuenta que “cuando hablo con demócratas de todo el país, les digo: “Gente, despiértense. Hemos logrado muchas cosas en las circunstancias más adversas imaginables”. Llegué al poder y tuve que evitar una Gran Depresión. Reparar el sistema financiero para que funcionara y ocuparme de dos guerras. En medio de todo eso, di fin a una de esas guerras, al menos en términos de operaciones de combate. Conseguimos aprobar legislación histórica en materia de salud, una reforma histórica de las regulaciones financieras y gran cantidad de victorias en el ámbito legislativo de las que la gente ni siquiera se da cuenta. Logramos recuperar miles de millones de dólares que iban a los bancos y a intermediarios a través del programa de préstamos a estudiantes, y ahora ese dinero está yendo directamente a esos estudiantes para ayudarlos a pagar la universidad. Ampliamos los servicios sociales más que nunca. La ley de recuperación constituye la mayor inversión en materia de investigación y desarrollo de nuestra historia, la mayor inversión en infraestructura desde Dwight Eisenhower, la mayor inversión en educación -y todo eso combinado, por cierto, con una reforma educativa que no habíamos visto en este país en los últimos 30 años- y la mayor inversión en fuentes energéticas sustentables”.

Interesante es su análisis en torno al escenario ambiental que de manera global enfrentamos. “El cambio climático puede potencialmente tener consecuencias devastadoras en la gente de todo el mundo, y en que tenemos que hacer algo al respecto. Para hacer algo al respecto, vamos a tener que movilizarnos a nivel nacional, y vamos a tener que movilizarnos a nivel internacional. Las inversiones que estamos haciendo en investigación y desarrollo en materia de energía sustentable van a ser muy importantes si queremos cumplir con lo que nos propusimos. ¿Estoy satisfecho con lo que hemos logrado? De ninguna manera”.

Como tema ineludible, Obama, también dedica unos párrafos de esta charla de hora y media a la situación en Afganistán:

“Lo cierto es que todavía no podemos hablar de fracaso. Tampoco de éxito. Hemos logrado progresos en términos de crear una línea de seguridad alrededor de Kandahar, pero no hay duda de que Kandahar todavía no es un lugar seguro, como tampoco lo eran Mosul o Fallujah en ciertas fases de la guerra de Irak”.

“Idealmente, lo que tendría que haber pasado debería haber sido no ir a Irak. Luego de nuestra victoria en 2001, si nos hubiéramos concentrado en reconstruir Afganistán, y si hubiera habido más cooperación diaria y directa con los karzai y su gobierno, no nos encontraríamos ahora en esta situación.

Ahora bien, tengo que jugar con las cartas que me tocaron. En un mundo ideal, no habría heredado un déficit de u$s 1.300 billones y la peor recesión desde la Gran Depresión. Pero hay que trabajar con lo que hay”.

Con el carisma que lo caracteriza, Obama recorre el Salón Oval con soltura en medio de chistes y hasta cuenta la música que lleva consigo a cada momento.

“Mi iPod tiene unas dos mil canciones y es una gran fuente de placer para mí. Creo que sigo escuchando bastante más la música de mi infancia que cosas nuevas. Todavía escucho mucho a Stevie Wonder, a Bob Dylan, a los Rolling Stones, mucho R&B, mucho Miles Davis y John Coltrane. Ésos son los clásicos.

También escucho mucha música clásica. No soy un gran fanático de la ópera al punto de ir a escucharla en vivo, pero hay días en los que María Callas es justo lo que necesito.

Gracias a Reggie [Love, el asistente personal], he ampliado mi gusto por el rap. Antes, solía escuchar sobre todo a Jay-Z, pero ahora escucho un poco a Nas y a Lil’ Wayne y también otras cosas, pero no diría que soy un experto. Malia y Sasha están llegando a una edad en la que empiezan a hacerme escuchar cosas. La música sigue siendo para mí una fuente de alegría, y a veces de consuelo en días difíciles”.

Barack Obama tiene por delante el examen legislativo al que todo mandatario se enfrenta en medio de su gestión, del resultado de la misma dependerá la potencia que pueda darle a la parte final de su mandato. Para muchos la ilusión se ha desvanecidos, otros le guardan esperanzas y para algunos no podrá cambiar mucho mas de la política norteamericana. Al ritmo de ese viejo clásico de Miles, Walkin‘, Obama sigue intentado.

+ Entrevista completa