maximo tell

Posts Tagged ‘Filosofía’

Filosofía barata no es la que carece de valor, sino la que no tiene costo

In AguaSuaves, Lastiri, Pasiones on 12 mayo, 2010 at 10:48 AM

Por Nelson Lastiri

El pasado 7 de mayo de 2010 me sentí como Gulliver.

Si en el mundo hay personas que no entienden de enredos discursivos, paradigmas teóricos, reflexiones sociológicas o discusiones ideológico-políticas,… esos son los niños. Peques, pininos, chicos, pibes. Ellos no andan con vueltas, gozan de una independencia intelectual casi absoluta.

En consecuencia, su formato nos encanta. Sus reglas de comportamiento, su estilo, la sencillez con la que se comunican. Pero claro, los que apilan apuntes y diplomas somos nosotros. Esos cuerpitos frágiles y esas mentes ‘analfabetas’ son una cátedra en persona. Miradas, sonrisas sin dientes, mocos, manos con tierra, gritos agudos y carcajadas que galopan agitadas. Pocas palabras y con claridad. Nos hacen sentir e interpretar una inmesidad, nos hacen soñar.

¿Qué tienen? ¿Dónde está el secreto?

No lo sé. Lo cierto es que ese día me tomaron por asalto, me amarraron, hicieron que me emocionara, que corriera, que saltara… también tuve que bailar, jugar. De paso, en el trabajo me habían encargado que registrara todo y lo publicara en Facebook. Iba y volvía. Capturar, correr, descargar, editar, exportar, trasformar,subir, publicar.

Cada vez que me sentaba frente a la computadora no sabía por donde empezar, tenía tantas emociones como archivos, tantas certezas como gigabytes de memoria. Tenía rostros, historias, detalles. Pero sobre todo, tenía una reflexión, tenía filosofía.

Filosofía barata, no porque carezca de valor, sino porque acceder a ella no nos cuesta nada. Es la filosofía de los niños, es la filosofía barata de la que escapamos aterrados, en la que todos coincidimos, en la que somos iguales, la que es directa, la que desnuda verdades sin términos confusos, la que nos ofrecen los pequeños sin pedirnos nada a cambio.

Ellos, licenciados en movilizar el alma, manejan sin saberlo el lenguaje de la neurolingüística. Son profundos, decididos, valientes, directos. Son creativos, graciosos y elocuentes. Persuasivos, talentosos e  incesantes. Su mente no tiene peajes, la nuestra se parece cada vez más a un pinball.


El pasado 7 de mayo de 2010 Radio Mitre de Córdoba (Argentina) organizó junto al Hospital de Niños de esa ciudad la “Maratón del Papel” en la que se recolectan miles de kilos que se convierten en antibióticos, antifebriles, leche, cospeles, juegos, lápices, hojas, y mucho más. Ese día tuve una lección con personitas doctoradas en no saber nada y hacerlo todo bien.

Si no soy capaz de alcanzar y conmover a un niño, todavía no aprendí a resumir, ponderar, redactar y difundir. Ellos tienen en sus genes la medida perfecta de lo que es justo y necesario, con una forma emotiva, movilizadora e inolvidable.
Este año fueron 150 toneladas, millones de sonrisas y una filosofía barata con la que yo me encariñé y creo que no seré peor profesional por aplicarla. Patch Adams me levanta el pulgar guiñando un ojo y sonriendo de lado. Mientras tanto suena “A city symphony” de Dario Marianelli, desde su minuto 1’56”.

Y como si fuera la última Coca Cola en el desierto, yo salgo a ofrecer esta filosofía que no pretende nada a a cambio, inofensiva en su aparencia, revolucionaria en su aplicación.

+ Mirá más de lo que fue la Maratón del Papel de Radio Mitre 2010

+ Campaña del Papel – Hospital Infantil de la ciudad de Córdoba, Argentina

Anuncios

De la ideología a la filosofía

In Malas Viejas on 20 abril, 2010 at 11:03 AM

Por Antoni Gutiérrez-Rubí

En un contexto convulso e incierto, provocado por la crisis económica y financiera, con consecuencias devastadoras en lo social y en lo ético, algunas empresas empiezan a valorar el potencial que puede tener para la innovación y la productividad, la meditación y otras disciplinas y técnicas del silencio, la introspección y el equilibrio interior. La meditación abre, cada vez más, las oportunidades a una gestión de las organizaciones en que las emociones tengan un papel más valorado y reconocido al mismo nivel que las aptitudes y las actitudes.

Si la acción meditada es imprescindible (creo) en la gestión empresarial, en la política es consustancial. Lamentablemente, estamos lejos todavía de que los políticos valoren la importancia de la meditación, de la reflexión en silencio, de la capacidad de encontrarse a solas consigo mismo, para recuperar el sentido de la espiritualidad -profundamente humanista-, que puede dar otro sentido al modo de hacer y entender la política. No estamos hablando de religiosidad.

Vicente Merlo (doctor en Filosofía, profesor asociado de la Universidad de Barcelona, escritor y pionero en impartir una asignatura de meditación), en una reciente entrevista, afirmaba que la meditación aporta “ecuanimidad, claridad mental, y capacidad de concentración” y nos redescubre el silencio interior con una riqueza que no imaginamos.

Esta capacidad de concentración, de escuchar el interior, puede  desarrollar una nueva capacidad de comunicación a través de un determinado lenguaje político más preciso, más intenso, más sincero. La meditación puede ofrecer a nuestra política democrática la densidad moral y ética que acompañe una acción transformadora. Una densidad que debe percibirse en el uso de un nuevo lenguaje, un nuevo vocabulario en el que las palabras del espíritu no estén excluidas, proscritas o estigmatizadas. Políticos con una rica vida interior podrán servir mejor lo público. Políticos que hablen con el corazón serán los líderes del mundo incierto.

El ejemplo chino: volviendo a Confucio
Decía Octavio Paz que “se olvida con frecuencia que, como todas las otras creaciones humanas, los Imperios y los Estados están hechos de palabras: son hechos verbales”. En el libro XIII de losAnales, Tzu-Lu pregunta a Confucio: “Si el Duque de Wei te llamase para administrar su país, ¿cuál sería tu primera medida? El Maestro dijo: La reforma del lenguaje.” El filósofo chino Confucio (551-479 aC) que dio nombre al confucionismo o confucianismo (una doctrina que se ha definido más bien como una corriente ética y no tanto como una religión y cuya influencia ha perdurado durante siglos en distintas culturas), otorgaba al lenguaje un papel esencial en el gobierno de una nación. Los preceptos básicos de esta corriente son esencialmente humanistas y hablan de cómo debe relacionarse el ser humano con sus semejantes. Hace referencia a los valores, virtudes, relaciones… cómo desarrollar una buena conducta en la vida y un buen gobierno basado en la caridad, la justicia, y el respeto.

Valores que tienen en el lenguaje un pilar fundamental, ya que éste expresa la calidad moral del que habla. De hecho, al preguntarle sus discípulos qué mejoraría o reformaría si tuviera que gobernar un país, Confucio hizo referencia al lenguaje“Si el lenguaje carece de precisión, lo que se dice no es lo que se piensa. Si lo que se dice no es lo que se piensa, entonces no hay obras verdaderas. Y si no hay obras verdaderas, entonces no florecen el arte ni la moral. Si no florecen el arte y la moral, entonces no existe la justicia. Si no existe la justicia, entonces la nación no sabrá cuál es la ruta: será una nave en llamas y a la deriva. Por esto no se permitan la arbitrariedad con las palabras. Si se trata de gobernar una nación, lo más importante es la precisión del lenguaje”.

China, por ejemplo, hace una apuesta pragmática por Confucio como pensamiento cohesionador de la tradición cultural y milenaria de su sociedad y como la base renovadora de sus caducos principios políticos. Esta orientación estratégica es profunda y dibuja el horizonte más esperanzador que existe en dicha sociedad junto al potencial de libertad de las nuevas tecnologías que se abre paso con una tremenda fuerza. Las reformas democráticas en ese país pueden llegar, sorprendentemente, por la combinación del pensamiento de hace más de 2.500 años y por el movimiento de placas tectónicas que supone la cultura digital e Internet.

(Seguir leyendo la nota)

Lee el resto de esta entrada »

¿Se volvió loco?

In Paladar mostaza on 27 marzo, 2010 at 2:25 PM

Friedrich Wilhelm Nietzsche

(Röcken, cerca de Lützen, 15 de octubre de 1844 – Weimar, 25 de agosto de 1900) fue un filósofo, poeta, músico y filólogoalemán, considerado uno de los pensadores modernos más influyentes del siglo XIX.

Visto desde Argentina, por Juan Pablo Feinmann

+ Documental y análisis muy bueno

Ver parte 1

Ver Parte 2

El anticristo

In Paladar mostaza on 27 marzo, 2010 at 2:24 PM

Del país de la cultura

Demasiado me había adentrado yo volando en el futuro: un estremecimiento de horror se apoderó de mí. Y cuando miré en torno mío vi que el tiempo era mi único contemporáneo.

Entonces huí hacia atrás, hacia el hogar -y cada vez más aprisa: así llegué a vosotros, hombres del presente, y al país de la cultura.

Por vez primera llevaba yo conmigo unos ojos para veros, y grandes deseos: en verdad, con anhelo en el corazón llegué.

Mas ¿qué me ocurrió? A pesar de mi angustia – ¡tuve que echarme a reír! ¡Nunca habían visto mis ojos algo tan abigarrado!

Yo reía y reía mientras el pie aún me temblaba, así como el corazón: «¡Esta es sin duda la patria de todos los tarros de colores!» – dije.

Así habló Zaratustra (fragmento)


La música es de Nietzsche y la letra de Lou Salomé.

+ El día que Nietzsche lloró – Irving Yalom (libro online) +Película

Frases de Nietzsche