maximo tell

Posts Tagged ‘gobierno’

No seamos buitres y nos informemos a fondo

In Derecho a Replica on 25 octubre, 2012 at 10:20 AM

Por Javier Pallero

Hoy vi una imagen compartida en Facebook por una amiga. Ahí se habla de la Fragata Libertad y se responsabiliza al gobierno por lo que le sucede. Se trata de ésta foto y texto.

20121025-000609.jpg

Llego la orden que no queriamos escuchar, abandonar la nave, cuando se nos eseño que es mejor irse a pique que rendir el pabellon pero lamentablemente tenemos que cumplir ordenes y esta es la peor y la mas triste que he recibido en mi corta carrera en la marina de guerra. Me averguezo por la persona que eligio el pueblo argentino para que tome nuestras deciciones no tiene respeto por su gente ni su patrimonio y menos por los valores y patrimonios nacionales que tenemos. La Fragata Libertad es para mi un emblema estoy orgulloso de ser marino y haber navegado en ella, por eso la angustia que siento es inexplicable perdimos malvinas y ahora sin pelear entragamos la cuna de la marina argentina sin dar pelea por orden de una surda que no tiene orgullo de ser argentina… MIENTRAS QUEDEN MARINEROS A BORDO NO HAN DE ARRIAR EL PABELLON NINGUN BAJEL DE MI NACION. SIEMPRE FIRMES

Aquí les dejo la opinión que ésto me despertó. Es una triste reducción del tema que lamentablemente hace mella en mucha gente, producto del odio ciego que nos invade. A unos y a otros. Pro y anti. Ahí va:

Perdón que me meta, pero nobleza obliga: ésto es otra típica falacia para tirarle mierda al gobierno cuando nadie tiene idea de derecho internacional público y además no se molestó en leer sobre el asunto. Aviso desde ya que pienso que éste gobierno tiene miles de cosas para corregir. Y que hay corrupción, cosas mal hechas, etc. Pero estoy obligado moralmente como ciudadano y sujeto político a hilar fino. Si no, somos no más que víctimas de poderosos que instalan un discurso. La idea es ser libre del discurso (del gobierno y de sus detractores). Ambos tipos de retórica le hacen daño a la patria. Demostremos amor a la patria averiguando más del asunto.

Un marino de verdad y sobre todo buena leche jamás podría decir algo así. El Presidente de la Nación (o la presidenta en éste caso) es su Comandante en Jefe. Hablar así implica una falta de camaradería que no es digna de las Fuerzas Armadas. Dudo que a ésto lo haya escrito un BUEN marino.

Amén de ello les comento que la Fragata Libertad está detenida por una medida cautelar que la justicia de Ghana ordenó, a pedido de titulares de fondos buitres. En particular se trata del fondo NML (relacionado a la “American Task Force”). Cuando tengan tiempo, lean esta nota. La fuente no es 678. Es la facultad de periodismo de la Universidad de la Plata.

¿Quienes son? ¿Cómo actuan? Pueden ver mas aquí y la misma noticia dicha por Clarin, nada menos (timidamente, claro) la pueden leer acá.

En otras noticias, les comento que el gobierno argentino no decidió abandonar la Fragata. En el Derecho existe algo llamado la doctrina de los actos propios. Eso quiere decir en una de sus acepciones, que uno tiene que mantener una postura que no vaya a contrario de lo que reclama. Abandonarla sería regalársela a los fondos buitres.

Lo unico que se ordenó fue el retiro de la tripulación. Y lejos de hacer abandono, el canciller Timerman (nuestro representante diplomático de relaciones exteriores) ha hecho presentaciones ante el Secretario General de la ONU, el titular de la Asamblea General de la ONU y ante el Consejo de Seguridad de la ONU, como acá se pueden leer.

El embargo de la Fragata viola el derecho internacional, en particular la Convención Internacional sobre Derecho del Mar que estipula que las embarcaciones militares son inembargables.

Y la última y más importante referencia que les dejo, para que vean que no es “el malo” (léase, el gobierno) contra “los buenos“, en ésta nota el periodista Horacio Verbitsky muestra con pruebas fehacientes cómo los viajes de la Fragata vienen siendo planeados para evitar piraterías de éste tipo desde hace años. Y cómo algunos mandos de la armada DESOBEDECIENDO RECOMENDACIONES DE CANCILLERÍA alteraron el itinerario de la Fragata sin razón aparente. Cancillería sabe de éstas cosas y mucha gente trabaja bien para que no sucedan tristes episodios como éstos.

Alguien, en la Armada (y vinculados con sectores muy poderosos económicamente) decidió atracar en Ghana SABIENDO que la Fragata quedaría ahí. Tal es así que un grupo de abogados locales representantes de los fondos buitres, ya tenían listo un arreglo en plata (abusivo, claro) para presentar de antemano; para cuando la Fragata quedara atrapada. Acá pueden ampliar.

Amigos, me he tomado el trabajo de reunir algunas opiniones y evidencias claras y contundentes sobre el tema. Hagamos de éste un país mejor, no acumulando un odio infundado sino una crítica inteligente. No hacerlo nos hará victimas tanto de gobiernos autoritarios como de grupos económicos igualmente autoritarios; privados y sin control, con poderes que sobrepasan a los de muchos Estados.

Anuncios

Es la comunicación, estúpidos

In Derecho a Replica, Exclusivos on 5 septiembre, 2012 at 9:52 AM

“Se viven años de cambio y oportunidad”, sostiene cuanto comunicador cruzo en charlas y conferencias. Mas allá de la obviedad que encierra la frase y su inutilidad alarmista, me parece que no se enfoca en lo que realmente debemos hacer en épocas como estas (y como todas, con cambios y oportunidades): comunicar. Gobiernos, Medios, Corporaciones, estudiantes, profesionales, líderes y poblaciones enteras viven, reniegan, votan y se pelean o creen triunfar en un enfrentamiento meramente dialéctico. El mundo que construimos desde la comunicación nos está claramente venciendo y cegando a la vez. ¿Vos que estas haciendo por este mundo en comunicación? Aclaración: el silencio también es una acción.

En mi país se viven años en los que el Gobierno de turno está claramente enfrentado a un Grupo de Medios y enfocado en “combatir” a ciertos periodistas (las comillas implican que el verbo es exagerado pero lo uso para graficar). Mis compatriotas se exasperan cada vez que el Gobierno, por medio de la Presidencia o Ministros, comunica algo. Los medios padecen que desde el Estado les determinen la agenda informativa y se enfrentan a su peor panorama empresarial en años. Esto último hace referencia a que los medios gráficos por ejemplo, cada vez venden menos, los programas políticos son cada vez menos vistos en TV y las radios propalan toda la publicidad oficial, u opositora, que necesiten para subsistir.

En el medio, la gente, la audiencia. Perdida, callada y aturdida. Inmóvil, inútil y sin saber a quien escuchar en vez de pensar algo que decir… y decirlo.

20120905-095830.jpg

Un Gobierno que comunica

El Gobierno en mi país habla y mucho. No es mi intención determinar acá si lo hace bien o no, pero las maniobras que cada semana realiza parecen por lo menos darle la razón acerca de ganar la escena. Esta especie de cambio, que se ha generado en una joven democracia, se sustenta sobre todo porque Gobiernos anteriores compartían en cierto modo el manejo de la agenda con los medios. Planteaban un Ministro a diario para regar los temas del día, convivían según los grandes medios preferían en sus programas, se prestaban a participar del banquete que los canales o radios preparaban con cada tema. En ese contexto se participaba, se exponía y expresaba pero sin confrontar en ningún punto. Los especialistas de las comunicaciones gubernamentales estaban mas bien abocados a que la escenografía de cada puesta se vea perfecta, puliendo detalles y evitando que los medios llegasen a ver desperfectos políticos. Yo a estos objetivos comunicativos en política le llamo El arte de disimular, el Gobierno se mueve y negocia una agenda donde permite decir a cambio que le permitan esconder otras cosas.

De un tiempo a esta parte, un Gobierno procedente del mismo movimiento político, ha planteado un cambio en esas reglas del juego mediático nacional. Cuando la fuerza partidaria lo vio conveniente se permitió romper con el método anteriormente descrito. De esta manera estamos frente a un escenario que llamo El arte de decir, donde el Gobierno es el principal emisor, entendiendo la lógica que cinco ministros hablan mejor que uno, que habilitar múltiples canales redobla efecto y que empatar las fuerzas mediáticas con medios también es equilibrar percepciones. Básicamente me refiero a que el Gobierno se ha permitido distribuir licencias de medios o alentar que empresarios amigos (o no) creen medios para de esta manera empardar la oferta de mensajes públicos. Pero mas allá de esa metodología empresarial el punto mas fuerte en el que se ha parado esta gestión es en ganar la escena y robarles a los medios la posibilidad de dictar agenda. Son casi nulas las veces que en algo así como una década, los medios han logrado posicionar con fuerza temas en la agenda pública, los que se han tornado como importantes no han subsistido el tiempo necesarios para dañar la imagen oficial o han sucumbido a otro tema planteado.

Acá es por donde pasa la clave de lo que pretendo plantear. Vos que eres comunicador o simple receptor ¿Tienes consciencia de esta disputa mediática donde siempre pierde la población?. En una vereda están los Medios que llamaremos opositores al Gobierno, aquellos que motivados por intereses particulares y empresariales han tomado la bandera de forzar los limites de lo ético en pos de intentar tener la razón en algún punto flojo de la administración actual. Digo ‘intento’ porque teniendo los medios mas consumidos, la Corporación a menudo se ve ridiculizada y es quien mas perderá en esta batalla mediática. Se ha postulado como parte de una pulseada con el Gobierno en donde ha perdido décadas de prestigio y su activo clave: la credibilidad. Este activo no lo podrán recuperar jamás, mientras que el Gobierno o una fuerza política goza con el frágil olvido que tiene la sociedad o con la oportunidad siempre latente de ensayar reparos con nuevas propuestas que suenen superadoras. Los medios en este caso pierden por segunda vez cuando cegados en una guerra, que se han auto proclamado para victimizarse, se ven presos de su propia ineficiencia. Los adictos a los comunicados oficiales en tanto, estarán tan preocupados por defender un modelo de hacer que dejaran de escuchar lo que dicen, perderán nociones de verdad y terminaran sin ver las fallas intestinales que amenazan realmente al movimiento social al que pertenecen. En ninguna visión parece preocupar la anticipación que hay que tener para sostener un modelo político o empresarial.

Todo gobierno tiene flancos débiles, casos de corrupción interna o funcionarios sospechosos; los medios en vez de ir a fondo con innovadoras formas de sostener y exponer investigaciones eligen pelear en la arena superficial. Es mas simple buscar un periodista de pasado respetable que con dinero produzca breves informes de impacto que no lleguen ni a encender consciencias por la propia debilidad comunicativa que proponen. Esta alternativa es mas simple de vender o promocionar, es algo mas parecido al redituable show televisivo que a las grandes investigaciones periodísticas del siglo XX. En este siglo hiper conectado, los medios no logran darle calidad o innovación a sus informes como para que la gente, por el simple hecho de reaccionar a una conducta gubernamental incorrecta, quiera entender un caso. Por supuesto es mas simple buscar métodos alternativos de financiación, despotricar sin periodismo serio y buscar argumentos en los políticos que en este turno se hagan llamar opositores con su manual de frases catastróficas hechas.

Frente a este panorama el Gobierno no tiene mas que razonar por un momento, ¿Cómo dominar la escena e instalar los temas según mi conveniencia?. Tiene herramientas como nuevos medios que ya mencionamos, pero también ha detectado a tiempo la presencia que debe tener su mensaje en redes sociales, entiende que para atravesar el cerco de los multimedios se debe recurrir a las Cadenas Nacionales (interrupciones legales de la programación en las principales emisoras de radio y televisión) y por sobre todas las cosas, comprendió que la agenda de acciones oficiales debe seguir una lógica estratégica en términos de comunicación. Este último factor puede llegar a prevalecer por sobre las propias necesidades sociales o estirarse hasta donde el contexto lo permita. Grandes, medianos y pequeños anuncios oficiales, presentaciones ministeriales, mensajes sectoriales de impacto, debates para analizar la opinión publica alrededor de una cuestión y hasta favorecer publicaciones de miradas opuestas a sus intenciones pueden ser útiles. Amortiguar los golpes y salir ileso, posicionando siempre su discurso en el centro y proponiendo una polarización ha sido la jugada.

Planteando así el escenario, desde la tribuna oficial, no han tenido nada mas que ver pelear a mandos medios con menos nutridos periodistas, lograr el apoyo de sus miembros base para la defensa cuerpo a cuerpo en todos los temas que polarizan y polemizan, tener siempre preparados anuncios que borren temas de agenda y postulen nuevas discusiones. Mientras el Gobierno planifica, postula y concreta mensajes para controlar la agenda, los Medios caen en cada trampa que estas propias comunicaciones le establecen. Se filman reuniones donde participa un Ministro y se ensayan análisis de formas y no de fondo, se realiza un mensaje en cadena y se quedan viendo cuanto dura, la cantidad que se usa el método y hasta aquello que se interrumpió, pero nunca el mensaje.

Se atacan cuestiones colaterales y nunca el núcleo de lo que se plantea. Se deja a la gente, o se la incita en algunos casos, a gritar ante el televisor antes de tratar de que entienda; ni un posición ni otra. Entonces a mis compatriotas que tanto reniegan a diario por el uso, las formas y la comunicación oficial les recomendaría que se preocupen y exijan a sus medios afines a que les postulen análisis que valga la pena. Es comunicación, estúpido, es política. Periodistas moralistas de las formas pónganse a investigar lo que realmente haya que develar y dejen de hacer propaganda o show pago. Votantes enojados dejen de gritarse a si mismo y piensen, analicen, profundicen.

La guerra no es tal entre un grupo mediático y el gobierno, esa guerra tuvo su desenlace en las urnas aunque el rating indique lo contrario. En lo que si estas a tiempo de participar, es de la batalla discursiva que se genera a cada minuto desde la comunicación de posiciones. Si eres un comunicador militante, propicia la purificación del movimiento y la difusión de lo hecho correctamente. Si eres comunicador que no comulga con el Gobierno, intenta develar lo que haga falta con profundidad y calidad para despertar conciencias. Quizás haciendo lo que cada uno tiene que hacer, tengamos mas claridad para pensar en cada comunicación que se propone y hasta intervenir siendo parte realmente de la agenda. El cambio es constante y la oportunidad te espera.

Cuando con los disconformes nos miramos a los ojos

In Derecho a Replica, Exclusivos, Prosas Propias on 26 junio, 2012 at 6:09 PM

En mi país (siempre) se viven épocas de disconformidad. Como todo Estado con una joven democracia, padece los por menores de descubrir la política (bondades y miserias) en cada Gobierno que se sucede. A su vez los ámbitos que en un momento fueron dejados de lado por el grupo político dominante, se sienten ultrajados, se arrogan para si el derecho patriota y condenan lo otro. Cuidado, también sucede a la inversa en la que los grupos que han sido observados en este turno, ahora defienden los beneficios obtenidos a capa y espada, tildando de traidores a los anteriores. Lo que sucede entonces en mi país, cada una serie de gobiernos, es que se suceden con ellos amores y odios extremos, donde la cordura escasea cuando se acercan las urnas y los delirios encierran cada vez intereses mas egoístas.

20120626-190129.jpg

Como si fuese poco, los nacidos en mi país poseen ciertas cualidades especiales en la sangre. Soy un convencido que mi país posee una cuestión antropológica de la cual nunca podrá escapar. En él se mezclan elementos que nos hacen únicos pero a su vez nos condena a seguir buscando un éxito esquivo. Y quizás la primera premisa es pensar en nuestra construcción de éxito y felicidad nacional. ¿Qué necesitamos para ser felices? ¿Qué consideramos como exitoso en el país? ¿Somos capaces de ser lo que pretendemos ser? Pero no hablo de una incapacidad real para lograr algo, sino de una falsa creencia en nuestro destino como sociedad. Quizás le pedimos a los argentino ser algo que jamás fuimos o tal vez nunca llegaremos a ser. Por favor que no se confunda: esto no significa que no debamos pelear por el país que pretendamos pero reconocer en nosotros y los otros las mismas condiciones para ser, pretender y hacer.

Escucho y leo a diario personas que piden al argentino mas de lo que ellos están dispuestos a ser o hacer como argentinos. Veo enojos contra falsedades desde una postura falsa; siento que alguien reclama lo que no fue o es capaz de brindar; escucho muchas veces renegar sobre actitudes que mas allá de verlas en ojos ajenos se deberían reconocer como propias. Entonces la charla se frena en seco en esta parte y el interlocutor se limpia las manos, como diciendo “yo nunca milité”, “no tuve cargos”, “siempre fui independiente”, “jamás me quise ensuciar”, “la verdad que no tiene sentido participar”. Entonces ahí un sueño de país se apuñala con una hostia.

Los días pasan y uno siempre recibe descubrimientos ajenos sobre su persona ¿No les parece? A mi todo el tiempo me miran de lejos y me dicen “que engominadas que tienes las ideas”; “se te despeinaron los valores e ideales”; “porque no te afeitas y dejas en paz las posiciones”. Quizás ya se haya notado algo que omití: en mi país todo el mundo opina de todo, sin saber o hacer absolutamente nada. Abundan los Directores Técnicos que no saben ni patear una pelota; los ministros de economía que no acomodan ni las cuentas de la señora; los Presidentes que no son escuchados ni por sus hijos; los arquitectos que no construyen ni suspiros; los soñadores que no se animan siquiera a dormir con la luz apagada.

Entonces en eso anda mi país. Abusando en cada esquina de la ventaja sobre el otro; criticando sin leer; renegando sin estudiar; apuntando sin hacer. Encima soy periodista y pocos entienden que mi trabajo es que todos tengan los elementos suficientes para construir posturas nutridas de información. Pero “que zurdo que estas”, y el “estas sonando gorila últimamente”. ¿Donde se acaba el péndulo acusador para que comience la vara de análisis propio?. Acá, en mi país, todos se quejan de todos, diciendo que todos dicen lo mal que hacen todos y sin siquiera hacer lo que todos hacen critican a todos por señalar a todos los otros, que a su vez dicen que todos están convencidos que todo lo hecho es hecho para todos y por todos aceptado.

Hay veces, mejor dicho días, en lo que es asfixiante vivir en mi país. Sobra libertad para decir, pero falta tiempo para pensar. Todo se pretende para ayer; la ansiedad cuelga procesos en la plaza cada mañana; los que hoy condenan son los que ayer fueron condenados; la venganza es moneda de cambio y el olvido un cambio paralelo. Vos sos, vos fuiste, los ágiles que señalan se esconden tras la piedra de los estigmas. Yo respondo desde acá a mi historia, la pasada y presente, pienso hasta donde puedo y hago lo que me toca. ¿Vos?

Quizás solo sea yo el que veo el afuera desde una ventana errada o ¿queda alguien mas dispuesto a escuchar antes de condenar?

Los discursos en las redes sociales y nuestra revolución interna

In Derecho a Replica, Exclusivos on 21 mayo, 2012 at 2:27 PM

Nuestras posiciones a diario están en debate. Seguramente, en la ciudad que vivas existe un medio de comunicación dominante que intenta a diario implantarte un mensaje y a su vez otro grupo de medios o bien el gobierno de tu lugar, también insiste con lo mismo. La batalla discursiva en los ámbitos sociales no es novedad, mucho menos en política. Pero esto no implica que no debamos prestar atención a como se ha ido modificando el escenario con la aparición de internet y las redes sociales por ejemplo.

Los medios y el gobierno intentan influir en la agenda y en vos. En esa disputa que cada vez desconoce más la ética y la responsabilidad, nosotros los usuarios quedamos en el medio. Mucho peor aún si sos comunicador, periodista o trabajas en un medio: los mismos bandos intentan categorizarte para su vereda o el lado contrario, para rápidamente detectar alguna variación en tu opinión y poder tildarte de traidor; la otra opción es que pases a ser un “enemigo”. No me asustan las categorías porque los condenados (y a veces hasta los propios verdugos) sabemos del vacío conceptual que muchas veces estas llevan en sí. Lo que me alarma cada vez más es la soltura con la que podemos ser llevados y traídos y lo que es más grave aún: ¿No hay lugar para posiciones sin fanatismos, pensantes y medidas?

¿En qué momento confundimos el sano “estar de acuerdo con algunas cosas y con otras no” con algo dañino como el “ser tibio”. Este último no se interesa, “no le calienta” ni saber mas ni mejor. No tiene argumentos, pero una persona que se para equidistante a la trinchera de los medios y la vereda de un gobierno tiene otras armas. En ese contexto es que además los simples mortales hemos accedido a un megáfono. Estamos en las redes sociales y allí también tendremos que defender nuestra posición y defendernos de los extremistas. Ser coherentes será necesario, pero otra duda es ¿somos capaces de llevar nuestras banderas del mundo online al offline?.

20120521-142619.jpg

@canquismith en su nota La “re-evolución” que no (es) fue trae un buen disparador para esta parte del debate.

Pensando y tratando de buscarle alguna respuesta a la diferencia sustancial que existe entre cómo nos expresamos en las Redes Sociales contra un sistema y luego en la vida real no se ve plasmado de igual manera, encontré una posible respuesta en el prólogo del libro “Mundo Twitter” de José Luis Orihuela, escrito por Alejandro Piscitelli.

Una doble vida: Digital vs. Real

Más allá de cómo nos comportemos en internet, en la vida “offline” tenemos otro modo de reaccionar. Este doble discurso constante que se viene gestando desde hace unos años (con la masificación de las redes sociales y la apertura de los medios a la participación activa del usuario) todavía está en plena evolución y no pasa más de un simple descargo mediante un comentario o en un grupo de Facebook. No quiero resumir todo esto a un simple concepto de “hipocresía”.

En un momento el sociólogo Gladwell, se indigna con el reduccionismo tecnológico de algunos analistas, que insisten en que los medios sociales estarían reinventando el activismo político. La verdad es que esta premisa (hoy) no es absoluta, pero tampoco se le podría negar a las redes digitales el poder que han adquirido, o la manera en la que han potenciado la comunicación. Para Gladwell decir que plataformas sociales como Facebook y Twitter planteen un activismo político de alto riesgo, siendo que los lazos los unen son débiles, le parece muy difícil. Somos amigos, los seguimos, nos siguen, pero no forman parte de nuestro círculo práctico y físico. No son amigos, si no conocidos.

¿Hasta donde estamos dispuestos a llegar hoy?

En mi ciudad hace unos días, los trabajadores de transporte llevaron adelante un reclamo salarial durante tres días, ocasionando el descontento de gran parte de los usuarios del servicio. Claro está que quedará pendiente un análisis acerca de cuán comprensibles somos los propios miembros de nuestra comunidad con los pares, pero volvamos al foco. En un caso como este, los usuarios deciden “sublevarse mediante Facebook” generando un Grupo para un “Paro de usuarios“, se agregan mas 13 mil voluntades virtuales y el día pactado, no más de 10 pasajeros llevan la premisa a la realidad. ¿Por que no materializamos el reclamo? ¿Por que no pudo haber indignados en mi ciudad?

Mucho puede haber de incoherencia ideológica, de conservadurismo, de temor, de equivocación en la estrategia de un reclamo. Pero sobre todas las cosas deberíamos preguntarnos si ¿estamos dispuestos a ser tan activistas en la vida real como en un timeline? ¿Votamos con la misma consciencia que tweeteamos? ¿Nos movilizamos con la misma efectividad con la que entramos a un grupo en Facebook? El Medio puede hacer mucho, el Gobierno puede pretender otro tanto y la plataforma permitir algo, pero la verdad es que ninguna de estas cuestiones parecen ser suficientes para movilizarnos. Ni de nuestros argumentos ni por ellos.

Fuente Foto: afinidades.org

YPF y Argentina, mi posición final

In Exclusivos, Prosas Propias on 23 abril, 2012 at 11:24 AM

Ciudadano argentino/a que tiene entre 35 y 60 años, no tema por YPF y el mundo. ¿Por qué tanto temor a que los argentinos nos hagamos cargo de lo que es nuestro? Yo sé que tienen todavía gran dificultad para pensar en términos de libertad absoluta en política por la marca que les dejó la Dictadura; reconozco que todavía muchos miran con melancolía los partidos tradicionales; sé que esperan mucho más de las personas, pero el punto es que los tiempos han cambiado. El mundo es otro y Latinoamérica es otra, por lo que también estamos intentando hacer otra Argentina.

Cuidado lector, no crea que soy fanático del Gobierno actual, ni si quiera soy militante de la facción que representan dentro del movimiento Peronista. Pero soy un argentino que se considera de la generación bisagra y esa es nuestra responsabilidad. De alguna manera tenemos que empezar a valorar lo nuestro, animarnos a tenerlo en nuestras manos. Y eso no significa que no nos vayamos a equivocar ni mucho menos. Lo haremos mal, nos traicionaremos, ganaremos o no, pero todo lo haremos nosotros. Vamos más que nunca a pensar en términos soberanos, como cuando se forjó esta patria, con esa idea.

¿En qué momento nos convencieron de que toda gestión importante solo es digna de extranjeros? No somos capaces de ahorrar y confiar en nuestra moneda; hemos inventado frases como “a mi el cine nacional no me gusta” para desprestigiar nuestra cultura; somos incapaces de mirarnos en los ojos de los originarios de esta tierra; nos da temor estudiarnos, discutirnos, desafiarnos. La idea de que el Estado es mal administrador puede que sea cierta, estoy casi convencido que en su momento fue así, pero eso no implica que lo vaya a seguir siendo. Y si así lo fuere otra vez, no importa, yo quiero que cuando esta generación de gobernantes se vaya, tener la oportunidad de nosotros intentar revertir esa creencia. Y así sucesivamente, hasta que aprendamos, hasta que lo logremos.

Obra de Jose Bahamonde

Obra de Jose Bahamonde

¿Se nos cerrarán las puertas del mundo? ¿Cuáles? Los mismos que insisten con esto ahora son los que hace una década titulan que es mentira que lleguen inversiones, que él no viajaba, que ella viaja en exceso, que habla en ONU pero para pocos. Entonces de que puertas y de que mundo hablan. En la Argentina van a confiar los que deban confiar y las empresas que necesiten excesivos favores impositivos, demasiadas ayudas crediticias y un arreglo diferencial en lo que respecta a los trabajadores, que no vengan. Los que busquen en Argentina un paraíso para emprender barato y que la plusvalía los favorezca dejando poco en el país, que no vengan. No los queremos, yo no los quiero. No los necesitamos.

Escuchar una persona de 60 hablar de esto es lógico, porque habla del concierto internacional en el que Kissinger organizaba un partido de ping pong y cambiaba la geopolítica diplomáticamente. Pero un empresario de 35 llorar porque las empresas no vendrán, no habla bien de nosotros. Porque este empresario que ahora tiene su empresa caminando está pensando en armar su empresa fuera del país, sueña en USA y los grandes capitales, entonces ¿qué llora? Los empresarios deberían entonces invertir acá y buscar explotar este mercado, en vez de estar convirtiéndonos en la India explotada de programadores, diseñadores y tantos otros ejemplos.

A veces parece mentira que levantemos las banderas de la recuperación de Malvinas contra el imperialismo pirata de Inglaterra pero queramos continuar ligados económicamente a España como si realmente fuese nuestra patria madre. ¿Soy muy inocente al pensar que el Gobierno lleva adelante estos temas por interés sólo en la sociedad? No! Sé que lo hace por los votos, para introducir en agenda temas que no expongan la situación económica que se desacelera y los casos de corrupción de funcionarios. Pero no me importa, porque ese es el análisis táctico de las medidas, lo que a mi me importa es lo que implica a futuro. En 10 años no nos vamos a acordar, ni nos va a importar, si recuperamos YPF para que en el diario deje de salir que el Vicepresidente era corrupto, lo que sobrevive a los gobiernos y sus manejos, son los hechos. Eso nos debería importar. Lo que pasa que la mayoría en este país disfruta de tomar café y criticar lo que se hace, más que pensar el país que él mismo quiere y por el cuál está dispuesto a sacrificares para lograrlo.

Entiendo el temor de que se gestione YPF como Aerolíneas Argentinas, pero estamos aprendiendo, aplicando, haciendo, intentando. Mal o mas o menos, pero somos nosotros. Los dirigentes que se dejan el bigote o la patilla como en los 70, ya aprenderán a gestionar o también los cambiaremos. Votaremos otra cosa. Quizás de a poco esa nueva juventud política con masters en Economía que debaten el país comiendo una Cesar Salad en Palermo Hollywood y manejan un BMW, tal vez en un tiempo también se crucen con los demás dirigentes que caminan los barrios, logran una copa de leche y han leído la otra biblioteca. Es nuestro tiempo de formación política. Siempre dicen que la Dictadura liquidó políticamente a este país, bueno estamos tratando de reconstruir el suelo, para que de ahí hagan pie las generaciones que vienen. ¿Es tan difícil entender procesos? ¿Cuesta entender que no hay yegua que deba morir aunque sea una dirigente que se ha enriquecido del Estado? Es circunstancial lo de los nombres propios, lo que importa es lo que está por encima.

En concreto, utilizo el caso de YPF pero podría haber compartido esta conclusión en tantos otros temas. Argentino no tengamos miedo de equivocarnos, de hecho YPF es muestra de esto. Hace décadas se creyó que lo mejor era privatizar y, habiendo visto que no era lo correcto, se puede sanear y recuperar el error. ¿Cuál es el miedo de ocuparnos nosotros de lo nuestro? ¿Que este Gobierno lo despilfarre, lo mal gaste, lo utilice de pantalla por la corrupción que se ha permitido, que haya sido el mismo partido el que hace años tomó la decisión inversa? ¿Qué importa? Es nuestro, de la sociedad, del pueblo, tuyo, mío o al menos tendremos más control sobre los recursos para el día de mañana, la generación gobernante decida si explotarla mas, menos o hasta volver a vender. La decisión será nuestra.

Argentinos/as, tenemos que perder el miedo como sociedad. Cada uno desde su lugar. Y esto no es firmarle un cheque en blanco a este Gobierno ni ningún otro. Pero acá no estamos haciendo lo que se debiera. Que los jueces investiguen y juzguen a todo el que corresponda. Cuidemos los canales alternativos de comunicación y difusión para que no nos monopolicen el pensamiento ninguna corporación privada o pública. Estudiemos la historia, nos animemos a pensar un futuro, nuestro.

¿Acceso a la cultura o pan y circo?

In Derecho a Replica, Exclusivos, Jorge on 14 diciembre, 2010 at 6:56 AM

Por Santiago Jorge

Este año, con motivo de los festejos por el Bicentenario, mas un nuevo aniversario del día de la Democracia y los Derechos Humanos, se han llevado a cabo en la cuidad de Buenos Aires y en distintas provincias diversos recitales libres y gratuitos, todos auspiciados por el Gobierno Nacional.

La nómina de los artistas no es para nada menor: Charly García, Andrés Calamaro, Fito Páez, León Gieco, Vicentico, Pablo Milanes, Calle 13, entre otros. Estuve pensando acerca de dichos eventos e invito al lector a participar:

¿Son modos de “achicar” las brechas que existen en el acceso a determinados bienes culturales, entre las diferentes clases sociales? Ó ¿Son medidas que solo tienden captar futuros votos indecisos? (método popularmente denominado “Pan y circo”).

¿Sirven para que la casi inexistente igualdad de oportunidades, se de aunque mas no sea en el ámbito cultural? Ó ¿Son ocasiones para que la viveza criolla actúe una vez mas y se cobren sobre-precios en las contrataciones? (no hace falta agudizar mucho el ingenio, basta una simple comunicación telefónica entre funcionario encargado y manager del artista, para que éste suba a discreción el “cachet”, con tal el dinero lo pone el Estado y no se recuperará ya que es gratuito).

Con los precios que tienen en la actualidad los libros, discos y las entradas a recitales, teatros y estadios de fútbol, se han vuelto asequible a unos pocos y prohibitivo para muchos. ¿Acaso ver a tu equipo, a tu banda o leer a tu autor preferido es también un problema reduccionista de oferta y demanda?

No quiero sonar demagógico ni iluso, pero es un derecho constitucional (Art 75,inc 22), reconocido por el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Art. 15), el cual ha sido aprobado y ratificado por la Argentina.

Así es como creo que con los nombrados espectáculos públicos, el Estado no hace más que cumplir con una obligación asumida, y quienes por razones económicas no pueden ir normalmente a ningún recital, se les da la posibilidad.

Quienes nunca pueden, pueden. ¿No es eso de lo que se nos habla en los manuales cuando se toca el tema “igualdad de oportunidades”?

Con respecto a los otros interrogantes, creo que el problema no es de la medida en si, veamos:

Si con dichos actos se intenta inducir a votar, creo se subestima al ciudadano y al pueblo soberano erróneamente, es pensar en algo muy remoto.

Con el tema de la corrupción que se puede dar, la falla no es de la decisión, sino del funcionario perverso que busca sacar provecho de ella.

¿Cuál es su opinión respecto a los innumerables recitales que ha fomentado y auspiciado el Gobierno?

Este autor es Columnista permanente de este Blog

Tiempos políticos

In Jorge on 15 octubre, 2010 at 2:22 PM

Por Santiago Jorge

Alumnos toman los colegios, se responde a que se “politizó” el asunto. El Senado debate el 82% móvil para jubilados, se contesta que se “politizó” el tema y no se puede debatir. Argentina no extradita a Aplabaza y todo el mundo opina sobre la “politización” de la cuestión. Si hasta las últimas declaraciones de Diego Maradona y sus apariciones públicas (en Casa rosada incluida) se decían eran una jugada política para devolver al 10 su cargo de entrenador y que sea la cara visible de la Copa América 2011.

Pregunto: ¿Esta mal “politizar” nuestros temas cotidianos? Tomar una postura política respecto a hechos y actos ¿Es para descalificar?

En los libros se nos enseñó que toda acción es política, que en todo trasfondo siempre existiría una cuota de ideología propia de cada actor social. Es imposible ser Apolítico o peor aún; no tener arraigadas ideas, concepciones y modos de ver y actuar en nuestra sociedad, les entregaría en bandeja a los gobernantes de turno un pueblo fácil de oprimir y llevar por el sendero que más convenga. “Hombre Masa” diría Ortega y Gasset.

Hace mucho hubo una generación idealista, comprometida e intelectual; y se la eliminó con balas (error también de dicha generación que mediante la militarización y desprecio por los métodos democráticos quiso arribar al poder). Después vino el boludeo total: Miami, sushi con champagne, las piernas de Maria Julia, el “Deme dos” y demás prácticas y costumbres que nos dejaron en el fondo del mar.

Les guste o no a la mayoría de la gente, con este segundo gobierno kirchnerista (más allá del color partidario) hemos vuelto a discutir sobre política, se ha vuelto nuevamente a un debate ideológico, la polémica se centra en el proyecto de país que queremos. Todos toman posición respecto a la agenda pública.

Creo que es sano, al fin y al cabo las contradicciones son el motor de la humanidad escribió no recuerdo quien. Tampoco estoy de acuerdo con aquellas posturas fundamentalistas que se ciegan a causa de doctrinas y terminan desconociendo los hechos y la realidad, pero si es saludable que volvamos a conversar políticamente sobre intereses de todos.

Se nota mucho este momento de “politización”, en los bares, reuniones familiares, en la facultad, en la radio, televisión y hasta en nuestro nunca bien ponderado Congreso de la Nación (no recuerdo en el corto plazo, sesiones como la de la resolución 125 ó como las de la ley de medios audiovisuales).

No está mal. Así es más difícil que nos cambien espejos por oro.

Este autor es Columnista permanente de este Blog

+

Según apunta Clarín en una Editorial podrían existir buenas y malas formas de la politización. Desde el matutino porteño sostienen que la politización mal entendida está provocando un serio deterioro institucional que se refleja en la incertidumbre de los inversores y los relevamientos de opinión y que afecta la vida social y económica. Entre las líneas que se redactan se destaca el fundamento malicioso del cual parecen los Medios escapar airosos, ya que dice que cuando esto sucede (la mala politización) se relega o se suprime el uso de los criterios técnicos necesarios para la consideración y solución de los problemas involucrados, o se producen distorsiones en el funcionamiento de los organismos o los mecanismos del sistema republicano. En cualquier caso se engaña y se perjudica a la ciudadanía.

Según el diario, el caso más relevante de esta política es, sin duda, la manipulación politica del tema de los derechos humanos, que el Gobierno practica en forma cada vez más explícita y distorsiva. Agrega además los ataques a la prensa independiente, el caso del INDEC y asegura que Néstor y Cristina Kirchner apoyaron públicamente la toma de colegios, en el entendimiento de que afecta a su competidor político Mauricio Macri.

En todos los casos se pone de manifiesto tanto un menosprecio por el funcionamiento de las instituciones y una falta de visión de largo plazo en los aspectos sustantivos de la vida nacional, como el ejercicio de los derechos, la confiabilidad del Estado, la estabilidad económica o el desarrollo del conocimiento.

Dos posturas. Vos ¿Qué opinas?

Doble moral en Chile

In Derecho a Replica on 15 octubre, 2010 at 10:10 AM

Por Javier M. Lavin

De las tinieblas a la luz. Tras setenta días bajo tierra, los treinta y tres mineros chilenos que han logrado sobrevivir a 700 metros de profundidad  han sido, por fin, rescatados. Su historia ha mantenido en vilo al mundo entero y hoy son considerados héroes. Han batido un récord de supervivencia y han dado una lección de entereza, propia de personas acostumbradas a la adversidad y al trabajo duro en un entorno, en muchas ocasiones, hostil.

Sus familias han protagonizado una dura batalla y su lucha ha permitido, en gran medida,  el desenlace final.  Hasta hace setenta días eran sólo mineros, con un sueldo de apenas 900 euros (algo mas de 1.200 u$s) y ahora, en cambio, son tratados como estrellas mediáticas,  con espacio propio en todos los medios de comunicación, que con la misma celeridad con la que les han aupado a la fama les dejarán caer cuando su drama no venda y el olvido se imponga.

Siendo sincero, debo reconocer que he seguido este caso con un sabor agridulce. No sé por qué pero creo que la situación de los treinta y tres mineros ha sido, al menos en parte, utilizada políticamente por el Gobierno de Chile para exaltar el espíritu patriótico y los mass media han apostado por explotar la vena humana, obviando las condiciones de trabajo en las minas, la explotación de quienes no tienen más alternativa laboral y la desidia de los responsables de estos yacimientos.

Ojalá toda esta situación permita tomar conciencia de lo que significa bajar a diario a la mina, los riegos que conlleva, los accidentes que se registran  y los abusos que los dueños de estas empresas cometen. La compañía San Esteban, propiedad de la mina San José, se ha declarado en bancarrota para evitar el pago de las nóminas atrasadas y el finiquito a sus casi 300 empleados, entre ellos los treinta y tres rescatados.

Sus responsables están acusados de faltas graves de seguridad e irregularidades en  la previsión social  y normativa laboral. La justicia les ha retenido más de 1.7000.000 euros para hacer frente a las deudas contraídas con los trabajadores ya despedidos.

El accidente nos ha pemitido conocer la despesperación de los mineros,  pero, con toda seguridad, este sentimiento no es nuevo ni para ellos, ni para sus familias. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, tiene ahora ante sí el reto de tomar medidas para que hechos como éstos no se repitan, las condiciones laborales de los mineros y el conjunto de trabajadores de su país sean justas y los salarios dignos.

Si es así, la tragedia habrá servido para algo; en caso contrario, quedará en el olvido y sus protagonistas  sentirán que los abrazos y las proclamas eran sólo gestos de cara la galería, buscando la foto y el rédito político y electoral.

El mundo entero ha sufrido ante las imágenes de la mina San José y el campamento Esperanza, montado por sus familias, pero poco saben que en los últimos diez años 373 mineros han perdido la vida en los yacimientos.

El Gobierno de Chile no les lloró, tal vez porque no daban votos o porque eran cómplices de los excesos y las imprudencias cometidas por los responsables de las explotaciones.  Las empresas como siempre buscan rentabilidad y dan la espalda a la seguridad y la calidad del empleo.  Lo han hecho en el pasado y lo harán en el futuro cuando los ecos de lo ocurrido se apaguen, las cámaras de televisión vuelvan a sus estudios y, una vez más, nadie les pida cuentas.

Esta tragedia, por desgracia, no tendrá final feliz.

Fuente: Blog del autor

Distribución de la pauta oficial entre los principales medios de Córdoba

In Malas Viejas on 5 octubre, 2010 at 8:43 AM

El Tribunal de Cuentas de la provincia de Córdoba publicó la distribución de la pauta oficial entre los diarios, radios y medios televisivos. Rápidamente cuando los números salieron a luz, entre los grandes medios se cruzaron las críticas por ser unos los preferidos de la cartera nacional y otros de la provincial. Acá los números.

Los Diarios

Sólo en el mes de Enero, cuando la pauta escasea, el gobierno provincial a través del decreto 1991 expediente 16582612 autorizó un gasto en La Voz del Interior de 972.250,96 pesos. A esa partida se le sumaron otra partida, para llegar a un monto final de 1.362.045,38 pesos en el primer mes del año 2010.

En los meses subsiguientes y hasta septiembre el gobierno provincial le bajó al diario 10.039.764,12 pesos, de lo que se desprende que el promedio mensual que recibe La Voz del Interior supera el millón de pesos.

La revista ADN Papel publicó además que una alta fuente del gobierno le confirmó que si el Estado demora el pago más de 30 días desde que se publicó un aviso, el valor de la tarifa se duplica automáticamente.

En el caso del diario La Mañana de Córdoba, recibió hasta septiembre 7.379.370,59 pesos (casi un 70% de lo que recibió La Voz). El decreto que autorizó la publicidad fue 278/09 y el expediente mas importante fue el 16585127/2010 por el que se pagaron 7.167.252 pesos.

Diario Día a Día, también perteneciente al Grupo Clarín junto con La Voz, le entraron del gobierno en los primeros nueve meses del año, 1.304.262,04 pesos.

Principales Radios

La emisora Cadena 3 recibió del gobierno cordobés 7.826.425,63 pesos en lo que va del año (9 meses). Mientras que a radio Mitre le entraron 2.879.435,84 pesos en el mismo periodo. Hace un mes nada más -31 de agosto pasado- el gobierno le compró una pauta por 750.000 pesos a través del decreto 1305 y en septiembre, Mitre embolsó unos 315.000 pesos más. A radio Universidad no se le destina presupuesto individualmente sino que todo se gira a los SRT.

Medios Televisivos

En los primeros nueve meses de 2010, Canal 12 se hizo de 7.802.708,29 de pesos y en el mismo periodo, Canal 8 obtuvo pauta por 5.948.133,48 pesos. Por su parte el multimedio SRT (radio Universidad, FM Power y Canal 10) fue beneficiado con 2.489.702,23 pesos. También se destaca el aporte de la pauta de los cordobeses para el canal América TV, de Capital Federal, por 1.298.736 pesos.

Entre el aporte a las productoras de TV se destacan los 856.576,58 pesos que se le da a la productora que comercializa el programa “El Show de la Mañana“. Otra productora es la de Néstor Pérez, que pone al aire por ejemplo “Piñón Fijo” y “Fanáticos del Cuarteto”, recibió 434.000,80 pesos. Roll Ideas y Contenidos embolsó 93.232,63 pesos y Motta Producciones 38.265,58 pesos.

Todo este dinero, que asciende a mas de 90 millones de pesos, es el que destinaron todos los contribuyentes cordobeses de pauta oficial durante los primeros nueve meses de 2010. En todos los casos falta contar lo que gastaron las entidades autárquicas como la Lotería de Córdoba, el Banco de Córdoba, EPEC, el APROSS, Turismo y el ERSEP, que destinan otros varios millones de pesos más.

En el caso de los diarios se cruzaron títulos y acusaciones en relación a lo que se recibe del gobierno nacional. La Voz del Interior publicó que hasta junio, el Gobierno central pautó por casi 2,5 millones. La Mañana de Córdoba recibió 1,2 millón, pese a vender menos de tres mil ejemplares.

Un solo diario se queda con la mitad de la publicidad nacional en Córdoba

A la par, La Mañana aseguraba que su diario competidor recibió $ 15,5 millones en publicidad oficial y redujo 9% mensual su circulación.

La Voz cuestiona el monto de la pauta nacional en este diario, pero oculta los beneficios que recoge por el abuso de posición dominante y monopólica.

Como principal conclusión se desprende la necesidad urgente de una Ley que regule la distribución de la pauta oficial del gobienro provincial. Un debate pendiente que todavía no se coloca en las principales portadas.

A través de Twitter el periodista Max Delupi opinó:

Luchemos por una ley que regule la pauta oficial que es la plata de todos nosotros. Mario Bertolacci y otro pibe deciden a quien le dan y a quien no la pauta y callan a los periodistas que reciben la pauta todos los meses. 400.000 por un solo aviso en la Voz Del Interior que tira 22000 ejemplares, no sera mucho? Entiendo que muchos de mis colegas lean y no digan nada de esto porque afecta sus bolsillos, lo se…yo tambien tengo pauta oficial pero si todos nos quedamos con la bca cerrada nuestros hijos van a recibir el mismo sistema de pautado de gobierno. Es injusto. Los periodistas no dicen…porque si dicen se quedan sin pauta, son muy pocos los que tienen real libertad de opinión.

También se refirió al tema Íñigo Biain en su diario Info Negocios

El “ecosistema” de medios de la provincia no sería el mismo sin la cuantiosa pauta provincial que siempre existió, que Mestre despreció y que de De la Sota a esta parte se tornó mucho más nutrida y -también- profesional.

En una torta publicitaria que no debe superar en mucho los $ 500 millones en toda la provincia, los más de $ 100 millones de la pauta oficial hablan por sí solos de su peso específico. Un gobierno debe dar a conocer sus actos de gobierno. Cuál es el monto “justo” para invertir en esto y -sobre todo- cómo debe distribuirse esta pauta son los grandes temas de los que no se habla.

Personalmente creo que el gobierno de Juan Schiaretti hace un trabajo bastante prolijo, sin ninguna regla a qué atenerse en la materia. Y doy fe que -al menos hasta hoy- nunca sonó mi celular para sugerirme, sensibilizarme o pedirme silencio sobre tal o cuál tema. Señores, escucho con interés sus opiniones…”.

Fuente: ADN Papel

El conflicto del campo: dónde estuvimos y en dónde estamos

In Derecho a Replica, Exclusivos on 29 julio, 2010 at 12:12 PM

Por Alejandro Castagno

Luego del voto no positivo de Julio Cobos para la resolución 125 que reglamentaba acerca de las retenciones al sector agropecuario, la sociedad y la clase política entraron en un letargo acerca de la cuestión. Entre la conformidad y el calculo constante el sector del Campo y el Gobierno Kirchnerista entraron en “tregua” aunque el conflicto resurgió en ciertas ocasiones pero nunca lo suficiente como para que sostenerse en la agenda.

La soja sigue en discordia acerca de las retenciones. No hay consenso opositor

El contraste en La Rural - LN En Foco Blog

Hoy en día el tema vuelve a tener exposición mediática, o retomada con más energía. Esto es asi por la realización de la Exposición Rural en Buenos Aires y la intención de la oposición de buscar que no se prorroguen las facultades del Gobierno para fijar retenciones (atribuciones que vencen el próximo 24 de agosto).

Se empiezan a ver los primeros movimientos. La mayoría de la oposición proclama por una nuevo sistema o mapa de retenciones en el país. El problema es, como se evidencia, si dentro de este mismo arco de partidos políticos existe un consenso para logar una propuesta unificada.

Vemos posiciones que van desde la eliminación de todas las retenciones, hasta aquellas que piden discriminar las de la soja y regularla (segmentación). Esto puede hacernos recordar aquellos discursos de madrugada en el Senado de la Nación coronada con el voto que no fue positivo.

La situación por parte de la Comisión de Enlace que agrupa a las cuatro entidades del campo tampoco aparece sencilla. En estos últimos días trató de acercarse a una propuesta unificada, y se pudo comprobar la existencia de roces que pasaron por el lado de la Sociedad Rural (SRA) y la Federación Agraria (FAA).

La implementación de segmentaciones, zonas periféricas y la soja generaban ciertas dificultades de acuerdo. Pero sin duda, aunque cueste creerlo, la FAA de Eduardo Buzzi logró imponer en las discusiones muchos temas hasta ahora no tenidos en cuenta o contrarias a la posición de la SRA. También esto deriva en muchos resquemores y desconfianzas entre las dos entidades, ya que la SRA no quiere perder su poder dentro de la frágil alianza.

Miembros de la Comisión de Enlace

Así se podría llegar a hacer un pequeño esquema de alianzas en cuanto a proyectos de retenciones, por un lado la SRA con su propuesta de retenciones cero apoyadas por el PRO y la Coalición Cívica, mientras que la idea de retenciones segmentadas de FAA tendría el aval del Peronismo Federal y del Partido Socialista. Mientras tanto en la UCR se encuentran divididos por las dos propuestas.

El que todavía no se ha expresado claramente es el Gobierno. Todo hace pensar que debido a su postura de 2008 no tendría que ver con malos ojos una propuesta de segmentación, pero todo intento de controlar las retenciones por parte del Congreso ya tiene una respuesta negativa de su parte.

Se considera desde el poder del Ejecutivo a las facultades sobre las retenciones como una herramienta fundamental para la gestión. Gran parte de la economía nacional se ve influenciada por el manejo y adquisición de las retenciones, principalmente el comodity de la soja.

Es así como llegamos a que en esta mitad del año el tema de las retenciones volverán a aparecer en debate, los políticos van tratando de posicionarse, sin dejar de ver el caudal de votos de este sector y su importancia. Sin ser ingenuos y hablar también de buscar un debilitamiento de poder del Gobierno.

Mientras tanto las entidades agropecuarias tratan de aprovechar este momento de atención, y continuar tratando de lograr una unidad que parece más ficticia que real. El plano de la política y la sociedad se encuentran frente a otro desafío de lograr conciliar intereses y de reparto de dinero, sin olvidarnos de la cuestión de la intervención del Estado. En la economía el precio de la soja sigue marcando parte importante del rumbo, por ahora los vientos están tranquilos.

+ La Mesa de Enlace y la Oposición sin acuerdo sobre como bajar las retenciones.

+