maximo tell

Posts Tagged ‘Google’

#SMDayCba 2014: Lo que hacemos y aquello inevitable

In Cobertura iPhone on 11 octubre, 2014 at 1:09 PM

La cita fue contundente, cada vez mas gente se interesa en Social Media y hacen falta espacios de discusión o foros para la reflexión entre los que “Hacemos cosas” en las redes sociales y la web.

La formula general del Social Media Day se repitió con ciertos ajustes en comparación a 2013. Paneles para los grandes Medios (ahora también Sponsors explícitos), Agencias “porteñas” con su impronta capitalina; un momento para los grandes Players como Google y Facebook; Especialistas puntuales y esta vez si, un panel de ciertas micro experiencias locales para cotejar y discutir.

Por la mañana #ElContexto, donde lo más destacado fue el panorama que brindó Lalo @Zanoni sobre el futuro interconectado en el que viviremos. Humor, dinámica y la visión de alguien que va y trae, de las Ferias de Tecnología más importantes del mundo, esos detalles claves de los que hablaremos los próximos 10 años.

El caso de @TarjetaNaranja como siempre (lo hemos visto varias veces pero siempre renovado y fresco) fue muy prolijo, contundente, claro, sin esconder datos ni experiencias. Sin dudas una de las empresas más sólidas en lo que a su estrategia digital se refiere. Los ejes fueron las Crisis; el Contenido puntual de sus acciones durante el Mundial Brasil 2014 (fueron Sponsor de la Selección Argentina) y el espíritu que los entrelaza, condensado en Conocernos. Queda claro que intentan transmitir un espíritu (Naranja) que es transversal a todos los que hacen esa Empresa, y en Redes lo van logrando. Lo que se destaca es que se animen a contar, siempre, los pasos que van dan y los ajustes que disponen. Sincera, puntual y con sustento.

1500x500

seco1

Foto cortesía de Álvaro Corral (http://www.alvarocorral.com.ar)

El plato fuerte antes del almuerzo (?). Facebook volvió a Córdoba, la ultima vez había sido en el Congreso de Fopea donde Alberto Arévalos había transitado la cornisa del respeto por la incomodidad de responder ciertas preguntas. Esta vez un entretenido Bruno Maslo y una precisa exposición de Mariana Piccinini cayeron muy bien. Facebook ahora se para del lado de las PyMES y le sobran argumentos de Targetting o Segmentación como para ser un destino atractivo de la inversión. Inversión que ellos argumentan debe ser cada vez mas creativa para lograr un lugar en el Newsfeed, que aumentó por siete la competencia de “oferta” de contenido.

Todo fue risas y casos que explotan su conversión gracias a la Fan Page hasta que @LSeco dijo lo que todos querían preguntar (o mejor dicho, gritó lo que todos querían decirles) ¿Se puede sobrevivir en Facebook sin pagarles? Esta vez tampoco hubo respuesta del todo, pero por lo menos @BMaslo educadamente llamó a dar pelea por lo creativo. Creo que la respuesta es que Facebook no se quedará mirando como las Empresas utilizan su plataforma como un canal para hacer negocios sin que se lo incluya. Quedan para la próxima las otras preguntas incomodas: facturación en territorio nacional y privacidad o condiciones de uso.

#Tip: todo lo nuevo que se mejoró en Facebook sobre posteos de Video nativo. A repasar y experimentar porque puede darle entidad a nuevos mensajes.


Por la tarde, el postre, lo empalagoso de Google y su fiel estilo tanguero: primero yo, segundo yo, tercero yo. Números insuperables y tan fríos como simples para “pedirnos” que ahora pautemos (también) en YouTube. Una sensación totalmente contraria dejó el simpático caso de las Abuelas Googleras. La tecnología a veces tiene esas cosas que la vuelven cálida y esta es una de esas.

Lo que se veía venir. La técnica en el escenario estaba entre algodones y Fabian Melo se llevó la peor parte. La Siglo 21 falló ahí y una exposición que buscaba ofrecer uno de sus productos terminó patinando. Melo sobrevivió por la simpatía de los Tweets pero punto flojo. Y aprovecho para un asterisco: ¿nadie se dio cuenta todavía en la Universidad mas grande del interior del país lo que pasa desde que se fue “el Bomba”? No hay hospitalidad en el Campus mas caro de la Región Centro, el Wifi tropieza, nadie se ocupa de los detalles de darse cuenta cuando falta aire acondicionado (o sobra) y cuando no se soporta el estupor, son mínimas cosas que prestigian al lugar, o por lo menos hacen que todo sea acorde y coherente.

Tenía que haber Periodismo. Zuliani dio la fecha de aire para PulXo (?). Perotti volvió como en 2013 a marcar panorama y sus frases twitteables volvieron a ser elogiadas por el público. Darío Gallo trajo buenos conceptos y una visión que enriqueció. La conclusión: hay que seguir apostando al Contenido y buscar que la gente se quede mas tiempo en la web. Lástima que después entres a sus Diarios y entre los banners y el #ContenidoWanda solo te dan ganas de irte. Ya se unirán supongo con el tiempo lo dicho en las charlas y lo que hacen.

Atentos a las dos Apps de Clarín: Al Toque es la redacción Mobile que cura contenido y te propone una especie de Timeline de Twitter con “Titulo y bajada”. Buscan síntesis y profundidad. A tener en cuenta! Y Clarín Social tiene como novedad que al fotografiar (o escanear) el diario te permite compartir el artículo digital. Gran oportunidad comercial puede traer un modelo de este tipo.

Al final, Community Managers. De este panel, que me tocó integrar, solo diré que en el poco tiempo que hubo se intentó dar una fotografía panorámica de diferente casos y esa diversidad avivó muchas consultas del público. Habrá que seguir la conversación. Bien por Adriana Bustamante que se animó a subir a “los jóvenes” que muchas veces están detrás haciendo que las cosas pasen.

*Aclaro que no fui alumno de la Universidad Siglo 21 ni cursé ninguna de sus Diplomaturas como se anunció en las redes oficiales del evento.

¿A vos qué te pareció el #SMDayCba?

Podés ver entero todo el evento acá:

Anuncios

“Google se creó una imagen intocable”

In Derecho a Replica on 19 enero, 2011 at 8:29 AM

La Unión Europea actualmente investiga si la empresa que gestiona el buscador manipula los resultados de los datos que aparecen en la pantalla. Entrevista de Eduardo Febbro a Renaud Chareye, investigador y autor del libro Google Spleen.

El gran devorador universal de libros e información empieza a tener algunos problemas con la imagen de pertinencia que cifró su éxito. Google es objeto de una investigación abierta por la Unión Europea para establecer si la empresa que gestiona el buscador manipula los resultados de los datos que aparecen en el buscador. La multinacional de las dos “O” procede de una forma que está lejos de coincidir con la honestidad y la transparencia que forjaron su imagen.

Los europeos sospechan desde hace mucho que Google manipula los esquemas de su motor de búsqueda no sólo para favorecerse económicamente, sino también para instaurar una situación de monopolio en el mercado. El gigante de la doble “O” no parece honrar la divisa de la empresa, “No hagas el mal”. Google viene haciendo las cosas muy mal desde hace cierto tiempo. En 2006 preparó una versión autocensurada destinada al mercado chino para ahorrarse una confrontación con el poder comunista de Beijing, luego emprendió una poderosa campaña para digitalizar los libros con intenciones no siempre honradas, más tarde apareció espiando las cuentas de los correos y los accesos, Internet con su sistema Street View, y por último Google fue denunciado innumerables veces por espiar a los usuarios de Internet con el objetivo de establecer un perfil personalizado y adaptar la publicidad según cada persona.

El Departamento de Competencia de la Comisión Europea, a cargo del vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, investiga si hoy Google no está violando las reglas del Tratado de la Unión. El año pasado, el portal británico de comparación de precios, Founden, el portal de compras online Ciao! y el buscador jurídico francés ejustice.fr incriminaron a Google por la manera en que el buscador los relega en los últimos puestos de los resultados de las búsquedas. Ciao!, a su vez, cuestionó a Google por las condiciones artificialmente elevadas que fija en las tarifas publicitarias. En ambos casos, es el corazón menos noble de Google que queda al desnudo. Las autoridades de la Unión Europea enviaron a empresas y organizaciones unas cien preguntas para determinar si la empresa californiana manipula o no los resultados.

Renaud Chareyre no tiene ni la más mínima duda sobre esa manipulación. En un libro de perfil riguroso, Google Spleen, este investigador desmenuzó el lado menos brillante de Google, el famoso sistema AdWords mediante el cual Google asocia la publicidad a los resultados de una búsqueda. Y cuando más se paga, más arriba se aparece. Renaud Chareyre demostró que las respuestas que ofrece el buscador están, de hecho, manipuladas, pasadas por el tamiz del provecho. En París, el autor de Google Spleen (www.googlespleen.com) expone las prácticas de una empresa que todo lo que hace apunta a un solo objetivo: hacer más y más dinero con el conocimiento humano.

–Google siempre gozó de una imagen muy positiva. Para la gente el gigante que domina 90 por ciento del mercado de los motores de búsqueda siempre apareció como al anti Microsoft por excelencia. Sin embargo, poco a poco, quien era como una suerte de antídoto del demonio empezó a perder sus atributos de ángel.

–Google es una empresa extremadamente poderosa, tanto en el plano económico como de la imagen. El tema Google es muy complejo, hay muchos parámetros y es extremadamente difícil hacerle ver a la gente la realidad de Google. Con Google tenemos una empresa que supo desarrollar una estrategia de marketing muy eficaz que le sirvió para construirse una imagen casi intocable, que se apoya en gran parte sobre el principio de gratuidad de las soluciones que propone. Pero detrás de esto está el modelo económico que financia las soluciones propuestas por Google. Ese modelo es poco claro. La entidad que financia Google es AdWords. El utilizador no paga cuando lanza una búsqueda. Todo reposa sobre la publicidad de los anunciantes, quienes aportan los presupuestos en el sistema Google. Ahora, se trata de saber cómo se organizan esos anuncios.

–Eso se debe al hecho principal de que la respuesta del buscador depende de lo que pagó o no el anunciante. O sea, si hacemos una búsqueda sobre un objeto la respuesta que aparece primero está regulada según lo que abonó el anunciante. Es, en suma, una respuesta organizada según un criterio comercial.

–Efectivamente, en la lógica del sistema AdWords. Google asegura a los anunciantes que el que pagó el precio más alto aparecerá mejor ubicado en las respuestas. Google estudia también la tasa de clics y modula su respuesta en función de ella. Los mecanismos que intervienen en este proceso son extremadamente complejos. Pero nos damos cuenta de que, al final, es Google quien decide qué lista aparece en la pantalla de los internautas y ello sin que los anunciantes puedan decidir algo. Google también decide la clasificación de los anuncios. Más aún, las respuestas de Google varían de una pantalla a otra. La aparición o no de determinadas publicidades está determinada por Google en función del perfil de A o de B. Un usuario A verá en su pantalla un determinado tipo de anuncios mientras que el B verá otros.

–Ello implica una vigilancia constante.

–Google trabaja con un algoritmo permanente que analiza los resultados de las publicidades a fin de modular la aparición o no de los links subvencionados. El objetivo de todo esto consiste en modelizar de manera permanente la gestión de los afiches publicitarios.

–Google es como Dios: está en todas partes: lo encontramos como motor de búsqueda, como correo electrónico a través de G-mail, también tiene su propio sistema de explotación con Androide, lo tenemos como devorador de libros, en fin, es una máquina con una filosofía expansionista única.

–Google es una empresa que hace dinero con las relaciones cognitivas. Buscará apoderarse de todo lo que puede permitirle a un individuo extender el campo de sus conocimientos para sacar provecho de ello. De allí la lógica que consiste en proponer publicidad según lo que se conoce del internauta, del perfil que se estableció de él, de la tipificación de sus centros de interés. El mismo principio es válido en lo que atañe al proyecto de numerización de los libros. Google quiere ofrecer una apertura a gratuita a la cultura pero, por debajo, este principio le permite a Google seguir a cada internauta según sus intereses. Se pueden saber muchas cosas conociendo los libros que una persona lee. Se pueden conocer sus ideas, sus gustos, etc. El proyecto de digitalización de los libros es un espejo de lo que Google hizo con YouTube. Se ponen libros al alcance de la gente, de allí se establece un perfil de la persona y detrás se sacan beneficios con la publicidad. Google podrá conocer los autores favoritos de cada internauta y, paralelamente, hacer publicidad sobre los libros que vende en su librería en línea.

–Muchos analistas se preguntan hoy si acaso Google no se convirtió en algo demasiado grande que representa un peligro para la democracia, para el principio de elección.

–En cuanto al principio de elección, a partir del momento en que sabemos que Google está en condiciones de regular la información que ofrece al internauta –y todo esto con una imagen de pertinencia– vemos enseguida que hay una amenaza fuerte sobre la libertad de elección del consumidor. Esto nos lleva a interrogarnos si con este modelo aún estamos en la economía de mercado, es decir, en un modelo de libre circulación de la oferta y la demanda. Nuestra tesis, en el libro, es que Google está en una posición en la que puede aportar una información comercial con la cobertura de la pertinencia –los internautas tienen una confianza ciega– para orientar al internauta hacia preferencias de consumo. En el plano político también hay muchos interrogantes. Cuando contamos con una herramienta útil como Google, que es capaz de prever la evolución de la gripe A en función de las consultas de los internautas al motor de búsqueda, igualmente podemos pensar que Google es capaz de anticipar las tendencias de la opinión, las tendencias electorales. Por consiguiente, Google puede regular el flujo de la información según las ideas o las opiniones.

–¿Cuál es el secreto mayor de Google?

–Su primer secreto es haber sido capaz de montar un sistema económico que vende algo que no se corresponde con lo que los clientes compran. El segundo, y gracias a una extrema inteligencia, consiste en fabricarse una imagen de extrema pertinencia. Los internautas utilizan Google cuando en realidad no hay mucha pertinencia en ese sistema. El secreto es la imagen que borra toda la realidad y las incoherencias de su sistema económico.

Fuente: Página/12

 

Me quiero borrar de Internet

In Malas Viejas on 6 diciembre, 2010 at 12:22 PM

Desprestigiados en la red, cada vez más personas tienen que recurrir a empresas especializadas en la supresión de información dañina. Conoce el caso de Miguel Cobacho de salirdeinternet.com en España.

Luis tiene un negocio y muchísimos clientes. Facebook le parecía una herramienta útil no solo para sus contactos personales, sino también profesionales, así que decidió abrir una cuenta en la red social. Hace un par de meses una persona que se llamaba igual que él le envió una solicitud de amistad.

“La verdad, no sé por qué acepté. Quizás por inercia. Enseguida descubrí que ese tipo se estaba haciendo pasar por mí, porque en su perfil había una foto mía, además de datos reales y otros falsos —sobre ideología política, religión, gustos personales, etcétera— que podían hacerme mucho daño. En su muro había vertido opiniones que si leían mis compradores me podían tachar de loco peligroso. Le envié un mensaje pidiéndole explicaciones y me contestó “jódete”. Consulté con informáticos, pero no hubo forma de seguir su rastro, ya que pudo apuntarse en un cibercafé. Entonces contacté con un despacho de abogados especializado en la supresión de información no deseada en la web. Bastó una amenaza de denuncia para que ese individuo desapareciera. Sospecho quién pudo ser, pero no tengo pruebas. La Red puede resultar a veces muy peligrosa. Para hundirme, bastaría con que alguien ponga en marcha un blog dedicado a poner a parir mi negocio”.

¿La privacidad ha muerto? Algo así parece que dijo Mark Zuckerberg, creador de Facebook, aunque luego lo desmintieran los portavoces de la compañía. Más allá de las opiniones están los hechos. Cientos de millones de internautas cuentan sin precauciones qué hacen minuto a minuto (Twitter); dónde comen o desayunan (Foursquare); enseñan sus fiestas del sábado noche (Facebook) e, incluso, relatan cuánto gastan y en qué, en Blippy, una nueva red social para compradores compulsivos que registra y comunica a nuestros contactos cada compra que hacemos con determinada tarjeta de crédito («una forma divertida y fácil de ver y discutir lo que la gente adquiere»).

Y todos cedemos esos datos voluntariamente, quizá sin valorar las opciones de privacidad que ofrece cada red social. «Circular en la Red es como hacerlo por carretera. En autopista se recomienda una velocidad máxima de 120, pero hay coches que la superan, que quieren ir a 300, y se arriesgan. Cuanto más rápido circules, más riesgos tendrás», afirma a ABC un portavoz de Facebook en España.

Intimidad al descubierto

Además de las imprudencias de los internautas, no conviene olvidar las de las empresas que facilitan esos servicios. Algunas aplicaciones populares de Facebook transmitieron información privada de los usuarios a decenas de anunciantes, según una investigación de The Wall Street Journal. Un portavoz de Facebook aseguró que estaban adoptando medidas para «limitar drásticamente» esa exposición.

En el caso de Google, los coches que recogían información para su servicio Street View obtuvieron además, involuntariamente, millones de datos privados de personas que tenían sus redes wifi abiertas. El caso está ahora en los tribunales, aunque la multinacional se ha comprometido a un borrado cuando los jueces lo autoricen.

El pasado 31 de mayo, algunos disconformes con Facebook por la dificultad de configurar sus opciones de privacidad (simplificadas posteriormente) organizaron el «Quit Facebook Day», el día de la «deserción». Solo se inscribieron 34.100 personas, un número significativo pero ridículo frente a sus más de quinientos millones de usuarios.

Otro pequeño grupo de descontentos se apuntaron a Diaspora, una red social lanzada por cuatro estudiantes de la Universidad de Nueva York con el mensaje de que la privacidad era lo primero. «Ese concepto puede tener un significado distinto para cada persona. Para unos será lo que ocurre en casa y para otros las cosas que comparten. Lo importante es tener herramientas a tu disposición para controlar esa privacidad», dice el portavoz de Facebook en España.

Un funcionario público que desea guardar el anonimato cometió una infracción de convivencia ciudadana. Le pillaron y le enviaron la correspondiente notificación a casa. Al no estar localizable el requerimiento se publicó en un boletín oficial en internet. «Allí estaba, a la vista de cualquier usuario, con todo lujo de detalles: lo ocurrido, el protagonista y la sanción. Y una vez pagada la multa, no se elimina la información. Se queda ahí hasta el fin de los tiempos», nos cuenta su abogado.

“El problema es que hay boletines oficiales que permiten buscar sus datos por Google, y entonces estás perdido. Todavía no hay una regulación específica a nivel nacional que nos proteja de estas cosas. En esta ocasión pudimos solucionarlo directamente sin necesidad de acudir a la Agencia Española de Protección de Datos”.

Es posible salir de Google

Aparición en boletines oficiales en relación a multas, notificaciones, etcétera. Fotografías comprometedoras en redes sociales como Facebook o Tuenti. Inclusión en ficheros de morosos de forma indebida. Menciones negativas en blogs o foros. «Indexación» por buscadores como Google o Yahoo de todo lo anterior, permitiendo el acceso de cualquiera rápida y fácilmente… La publicación de información privada en internet es cada vez más frecuente y afecta a más gente.

Miguel Juan Cobacho, abogado especializado en privacidad, pensó el verano pasado que sería una buena idea dar cobertura a la gente que quisiera desaparecer de la Red. Creó salirdeinternet.com y en pocos meses ha asesorado a más de doscientos clientes, algunos de ellos protagonistas de sanciones vejatorias cuyo conocimiento era público en el ciberespacio.

“Google dice que los buscadores no son responsables de la eliminación de ese contenido, pero en mi opinión es evidente que tiene capacidad de control sobre el mismo; puede vetarlo o tolerarlo”, afirma Cobacho. «La Audiencia Provincial de Madrid estimó que a esa empresa le es aplicable la normativa española “no porque sea autora de la información que se considera atentatoria contra el honor de la parte apelante, sino por el hecho de que a través de su sistema de búsqueda permite acceder a dicha información”.

Es posible salir de Google y de los boletines oficiales. De hecho, hemos sido los primeros en España en conseguirlo. Pusimos una denuncia ante el Defensor del Pueblo en relación a los boletines, ya que no informan de los derechos a los ciudadanos. Es necesaria una legislación acorde a los tiempos actuales». Este despacho se orienta al amparo de la privacidad de los particulares, pero también del derecho al honor de empresarios y compañías, lo cual le diferencia de la Agencia Española de Protección de Datos. Seducidos por la revolución tecnológica y las redes sociales nos habíamos olvidado de las precauciones tomadas en tiempos analógicos.

Y ahora hay quien desea borrarse.

Fuente: ABC

El boom de los cupones de descuento online

In Derecho a Replica on 26 noviembre, 2010 at 10:30 AM

Decenas de emprendedores se lanzaron a la aventura de copiar el modelo de negocio de Groupon, una empresa sobre la cual pujan GoogleYahoo. Cómo se puede acceder a los beneficios y quiénes son los principales jugadores es lo que destaca Cesar Dergarabedian en el siguiente artículo que describe el escenario y muestra errores.

El fenómeno comenzó este año en la Argentina y hoy llega a superar la quincena de exponentes. Se trata de un modelo de negocios que crece rápidamente en Internet. Son las tiendas de descuento en servicios y comercios.

Todas estas compañías compiten por captar negocios con la posibilidad de acceder a nuevos clientes y por conquistar usuarios con ofertas agresivas de rebajas.

El esquema es sencillo: estas empresas ofertan por sus sitios web y por e-mail servicios de otras firmas, con descuentos que van desde el 25% al 80%, a sus usuarios registrados en cada ciudad.

En la mayoría de los casos, existe una condición para alcanzar ese beneficio: hay que alcanzar una cantidad mínima de compradores en firme en las 24 horas que duran las ofertas. En algunos de estos portales no existe esta restricción.

En la promoción, aparecen datos como el tiempo que resta para concretar la compra de un producto o contratación de un servicio, el precio real, el descuento y la cantidad de personas que se comprometieron a abonarlo.

Cuando termina esta cuenta regresiva, los portales envían cupones a domicilio que luego se canjean en restaurantes, hoteles, “spa”, peluquerías, entre otros.

El caso de Groupon

Todas estas firmas quieren alcanzar el éxito fulgurante de Groupon, un portal estadounidense cuyo fundador, Andrew Mason, fue tapa de la revista de negocios Forbes como dueño de la compañía, con el crecimiento más rápido en la historia de la web. Groupon nació en noviembre de 2008 y hoy ya tiene más de 25 millones de usuarios.

A tal punto llega el estrellato de este sitio que Google negocia su adquisición por más de 3.000 millones de dólares, superando la oferta realizada a principios de 2010 por Yahoo, según informó el sitio All things digital.

Groupon desembarcó este año en el mercado argentino mediante la adquisición de la firma local Walooz. Está especializada en la negociación de descuentos en servicios como entretenimiento, gastronomía o cuidado personal, que después son ofrecidos a los consumidores finales. Esta firma está hoy presente en más de 140 ciudades de todo el mundo.

Valorizada en 1.200 millones de dólares, con una facturación de 350 millones de dólares, hizo un pie en el país con la compra de Walooz, un emprendimiento perteneciente a un grupo de jóvenes graduados de la Universidad de San Andrés.

La compañía desembolsó 10 millones de dólares para el arribo a la Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, México, Colombia y Perú.

“Groupon quiere ser un actor internacional y ve un alto potencial en el mercado latinoamericano. Dentro de ese mercado, el de Argentina es uno de los más importantes” aseguró el sueco Oskar Hjertonsson, gerente general de Groupon para Latinoamérica.

La compañía apunta a las Pyme que buscan promocionar sus servicios a través de la web y a sus consumidores.

Su modelo consiste en publicar durante 24 horas descuentos imbatibles en servicios como entretenimiento, gastronomía, cuidado personal, entre otros.

Muchos son multitud

Otro jugador de los descuentos “online” llegó a la Argentina de la mano de Gonzalo Alonso, conocido en el negocio de Internet en la Argentina porque fue el primer responsable de las operaciones locales de Google.

Alonso volvió a incursionar en el país, pero ahora bajo el rol de inversor en un sitio dedicado a promocionar ofertas de servicios con fuertes descuentos, llamado ClickOnero.

Uno de ellos, el alemán Helmut Harz, explicó que ClickOnero busca potenciar la promoción de ofertas exclusivas y agresivas, con un 70% de descuento promedio en el segmento de servicios, como ocio, tiempo libre y entretenimiento, a través de Internet.

Además de Alonso y Harz, el grupo fundador incluye al alemán David Geisen. A estos empresarios se sumó un grupo inversor alemán especializado en Internet, y socios locales en el caso de la oficina argentina. La inversión para América latina será de unos 5 millones de dólares.

El sistema funciona así para el usuario final: debe registrarse en forma gratuita y diariamente le llegará por e-mail la promoción del día, que está limitada a esa sola jornada. Si le interesa, compra el cupón de descuento, a través de sistemas como Pago Fácil, Rapipago y tarjetas de crédito, y luego tiene un período determinado, en general de seis meses, para usar la promoción.

Harz dijo que los planes incluyen la expansión desde Buenos Aires hacia otras ciudades argentinas, como Córdoba, Rosario y Mendoza. Las categorías son gastronomía, belleza, entretenimiento y deportes.

El jugador más reciente en este escenario es la empresa catalana Letsbonus.com. Ofrece opciones en estética personal, restaurantes, escapadas de fin de semana, diversión y espectáculos con descuentos que van del 50% al 80%.

Esta firma proyecta invertir 3,5 millones de euros hasta fin de 2011, para cuando esperan tener despliegue en toda la Argentina y con oficinas en las ciudades más pobladas. El plantel inicial era de 5 personas un mes atrás, hoy suma 55 miembros y llegará al centenar en 2011.

Al igual que Groupon, ClickOnero y los otros competidores, Letsbonus apuesta al marketing viral, la publicidad en Internet y las redes sociales. Pero se diferencia de los otros jugadores en que garantiza los descuentos ofrecidos a través de su sitio web, independientemente de la cantidad de personas que compren el producto.

La estrategia está enfocada en difundir, en captar una base de clientes, el armado de las ofertas y contactar e invitar a los comercios y organizaciones a anunciar sus servicios con grandes descuentos.

Estas empresas admiten que las primeras reacciones son la sospecha y la búsqueda del “gato encerrado”, la trampa, las fallas o los problemas. Pero aseguran que, una vez superadas estas barreras, los clientes aprovechan estos descuentos, muy valorados en épocas de inflación.

Otras compañías que se subieron a este carro son Cuponica, NoTeLaPierdas, Groupalia, Letsbonus, Fullexit, Cuponzote, Agrupate, PorUnDia, Waku.com.ar, Bigdeal.com.ar, Flipaste.com.ar, Clubcupon.com.ar y Ofertasimple.com.ar.

¿Y dónde está la ganancia? Por hacer la conexión entre cliente y comercio, estas firmas cobran un porcentaje de la facturación a los negocios que ofrecen la promoción. Puede ir del 10% al 30%.

“Estas compras con cupones de descuento ya no son un ‘quemo’”, aseguró Carlos de Morra, director de Marketing y Ventas de LetsBonus para la Argentina, quien se mostró confiado porque cree que en el país “hay mucho mercado” para conquistar. Para este ejecutivo, “en el mediano plazo quedarán sólo dos o tres jugadores nada más”.

¿Un camino fácil?

Pero en medio de esta oleada de sitios de ofertas, salió el fundador del portal de ventas electrónicas Officenet y miembro de la conducción de la Fundación Endeavor en la Argentina, Santiago Bilinkis, a disparar contra este modelo.

En un reciente artículo en su blog, este empresario señaló que, en los últimos meses, “decenas de emprendedores se lanzaron a la aventura de copiar” el modelo de negocio de Groupon.

¿El resultado? “De un minuto para otro un negocio de viabilidad de largo plazo todavía dudosa se vio inundada por montones de empresas peleando por una torta del tamaño de un alfajorJorgito”, responde Bilinkis.

Para este empresario, lo que pasó con este negocio “no es en absoluto nuevo: el fenómeno de replicar hasta el cansancio un emprendimiento sencillo y con bajas barreras de entrada nos brindó las pistas de patinaje sobre hielo y las canchas de paddle de los ‘80 o los ‘parripollos’ y los locutorios de los ‘90. Pero no había sucedido nunca en esta escala con un negocio online. Por eso, ahora tenemos el primer ‘parripollo de la Internet’”.

En su ofensiva contra los que denominó “clones de Groupon”, Bilinkis apuntó que “la extrema competencia por una torta pequeña, que generó la sobreoferta de empresas vendiendo cuponeras de descuento, ha llevado a prácticas comerciales pésimas de varias de ellas que comprometen seriamente la viabilidad del negocio”.

Fuente: iProfesional

“Instant marketing”, la tendencia que está cambiando a anunciantes y consumidores

In Paladar mostaza on 2 noviembre, 2010 at 10:54 AM

Promociones que generan resultados de venta en minutos, encuestas con miles de respuestas en instantes, locales que se llenan de gente poco después de colgar en una red social una promoción: el fenómeno de la instantaneidad está apareciendo cada vez con mayor frecuencia. El marketing instantáneo cambia a oferentes y compradores. Debemos pensar nuevas estrategias que respondan velozmente donde el usuario esté.

bellummediarum.files.wordpress.com

Ya hay casos emblemáticos: en Estados Unidos, McDonalds lanzó una promoción a través de Foursquare (la red de geolocalización) ofreciendo descuentos a los clientes que hagan el check-in en determinados locales dentro de cierta franja horaria. El resultado fue un inmediato incremento en la afluencia de público a los locales, y le significó un aumento del 33% en las ventas. Y a un costo inferior al de un banner.

La red Foursquare ya empieza a ser utilizada como una herramienta habitual en geomarketing, pero están surgiendo otras, como Gowalla o el novedoso Places de Facebook, que se basan en compartir información sobre localización en tiempo real vía teléfono celular. Y las marcas están creando recursos para aplicarlas al negocio.

La inmediatez de las redes sociales se traslada al marketing: con casi 700 millones de personas ya incorporadas a Facebook y Twitter (lo que equivale a más del 10% de la población mundial), la enorme masa crítica que eso implica para las marcas está obligando a pensar en términos de instantaneidad.

Ante el reto de la inmediatez, ganan las empresas que sean más rápidas a la hora de generar contenidos  de calidad y que estén bien posicionados en la red. Un buen ejemplo es la campaña que realizó Procter & Gamble con su desodorante Old Spice: creó 200 comerciales en dos días en los que respondían a las preguntas generadas a través de Twitter o foros como Reddit o 4Chan y que supuso un éxito por los miles de comentarios generados.

La compañía Williams-Sonoma, minorista de productos para el hogar, decidió segmentar su base de datos de clientes y enviarles mails contándoles qué productos de su interés iban a ponerse en rebaja un rato después en sus locales. Para su sorpresa, el 5% de los que recibieron uno de estos mails se acercó rápidamente a alguna sucursal y compró.

“Es más del doble de la tasa de respuesta que obtenemos en nuestras campañas de marketing directo. Ahora estamos empezando a usar el e-mail para generar tráfico inmediato en nuestras tiendas”, dijo su directora de marketing, Pat Connolly, a una publicación.

Pauta instantánea

Otro de los aspectos que la web en tiempo real está cambiando es la forma de hacer publicidad en los diarios online y que se denomina subasta en tiempo real (o real time bidding, en inglés). Esta tecnología permite a los anunciantes comprar instantáneamente espacio publicitario para mostrar a los lectores anuncios relevantes a sus hábitos de navegación consiguiendo llegar de esta manera a su verdadero público objetivo.

Google prevé que para 2015 el 50% de los anuncios online fuera de los buscadores utilizará esta técnica y, para competir mejor contra Yahoo y Bing, adquirió Invite Media por 70 millones de dólares. La inmediatez está provocando también cambios en los buscadores que, dado el volumen de información generado al instante, deben buscar maneras para organizarla de manera útil e intuitiva para los internautas.

Google inicia la carrera con Real Time Search, web desarrollada para realizar búsquedas en tiempo real y, al mismo tiempo, ha presentado Instant que ofrece y sugiere resultados a medida que tecleamos. Según el consultor español Miguel López, especialista en posicionamiento en buscadores (SEO), esta tendencia hará más vulnerables a las empresas ya que “antes se tardaba horas en indexar lo que decía una compañía y ahora son segundos. Es un cambio crucial a tener en cuenta para lanzar productos o gestionar una crisis de reputación”.

Los tiempos se aceleraron, y esta tendencia no dejará inmune a ninguna de las partes del negocio.

Fuente: Brands Magazine

Google y su guía de herramientas para periodistas

In Cobertura iPhone, Exclusivos on 1 septiembre, 2010 at 9:15 PM

Google presentó en Córdoba su guía para periodistas, en un desayuno organizado por FOPEA junto a la Universidad Siglo 21. Alrededor de 40 periodistas de distintos medios, otros independientes, docentes e interesados pudimos analizar el uso periodístico de distintas herramientas que ofrece Google junto a Alberto Arébalos (Director de comunicaciones y asuntos públicos para América Latina de Google) y Victoria Campetella (Gerente de Comunicación de Google Argentina).

El libro rojo de Google como protagonista.

Luego de las presentaciones de rigor por parte de Cristina Schwander, por UESiglo21, y la bienvenida de Alejandra Conti, en nombre de FOPEA, Arébalos dio comienzo a su charla plagada de anécdotas de la empresa y datos que demuestran porque a la hora de pensar en posicionar un medio también debemos tener en cuenta la lógica del buscador mas popular.

Google es la prueba de que puedo crear una marca sin publicidad

Mas allá de algunos detalles históricos sobre la gestación del motor de búsqueda de Google que surge como una tesis doctoral de Larry PageSergey Brin en la Universidad de Stanford, la clave del invento se basó en lograr percibir la relevancia. Antes al usar Altavista el problema era que los resultados carecían de relevancia para los usuarios.

Actualmente el hecho de que una página esté mejor posicionada entre los resultados de una búsqueda (la fórmula del Page Rank) depende de más de 200 variables. Lo fresca que sea la información de tu sitio; consideraciones de diseño; la ubicación geográfica de quien busca y otras variables son las que influyen para que Google te encuentre.

Arébalos relata que el boca en boca y la efectividad al buscar hizo que el tráfico creciera y Google pensara en como hacer dinero con este invento que paulatinamente llevó a superar los límites de Stanford. Salieron a ofrecerlo y se dieron con que Yahoo no creyó en el negocio de las búsquedas, por lo que se lo ofrecieron a Microsoft que no quiso pagar el millón de dólares que costaba Google pensando que si se trataba de software los de Bill Gate podrían crearlo.

Desayuno para periodistas & Google.

Alberto Arébalos repasa los inicios de Google.

Lo que va a acabar con los diarios no es Internet sino el aburrimiento

Decididos a encarar la empresa, pensaron en publicidad pero descartaron la idea de los banners descubriendo que la magia está el contexto: publicidad relevante en función de la intención de las búsquedas de los usuarios. Bajo esta lógica, 22 mil millones es lo que facturó Google en 2009, por trimestre produce 2 mil millones y para eso solo necesita que el 1% de los usuarios clickeé sus anuncios.

Según Arébalos, el error de la publicidad tradicional está en considerar a las audiencias como pasivas, porque ahora en Internet la gente se acostumbró a tener el control en su mouse. Por lo que después del desayuno propiamente dicho, las caras de los colegas pasan de un WTF? a una preocupación consciente.

La gente quiere que les contemos una historia, pero deberíamos pensar nuevos lenguajes de hacerlo en términos de soportes

Algunos medios pasan a internet sin mucha reflexión, dice el expositor entre los 40 presentes y yo me pregunto por medio del hastag: ¿Crearemos un nuevo lenguaje para este medio? Porque el avance tecnológico es irreversible y habrá más cambios todavía (smartphones, iPads, ruptura del vínculo físico-geográfico, etc) a los que cada medio deberá entender y atender según los contenidos, que a su vez lejos de descuidar tiene que volver de mayor calidad y a su vez amigables con Google.

Para sostener esta hipótesis de convivencia con el buscador hay que pensar que el 66% de las compras de autos comienza su proceso en la web, según Arébalos y también que en 5 años los smartphones llegarán al 50% del mercado. Debemos pensar lo publicitario y periodístico en ese contexto a lo que se le agrega que 9 de cada 10 latinoamericanos usa Google.

Google no dice que todo el mundo haga AdWords, hagan lo que les funcione pero hoy marca que no se adapte asume el riesgo. La conversación con el Director de comunicaciones y asuntos públicos para América Latina se desvaneció en torno a algunas preguntas que escurrieron el reloj y dejaron allí en puerta, al menos para mi, otras cuestiones del periodismo propiamente dicho. Claro.. en la sala convivían hacedores de periodismo y vendedores del mismo.

Campetella entra en escena para dar herramientas.

Herramientas para ser un periodista eficiente en Google

Las herramientas que rápidamente pudimos ver con Victoria Campetella sirven mas que nada para volver mas eficiente nuestros pasos por el buscador. Como periodistas muchas veces tenemos que rápidamente hacernos de una fuente relevante o descubrir fuentes primeras entre tantas reproducciones.

Además con ciertas aplicaciones, algunas mas conocidas que otras, podemos medir la opinión pública según lo searchable, captar tendencias futuras, traducir y hasta comparar declaraciones publicadas entre personalidades con suma facilidad. Lo importante es que estas herramientas sirven a cualquier periodista, sin necesidad de trabajar en un medio tradicional.

La web y Google, aliados de los periodistas:

  • Delimitación gramática: Podemos buscar la palabra mineros excluyendo todos aquellos resultados relacionados con la palabra minería, para eso agrega un signo menos o guión adelante de la palabra excluida: mineros -minería.
    Usando comillas ” .. ” es que podemos buscar frase exacta: “mineros en chile”.
    Agregar el signo mas + antes de la segunda palabra refina la búsqueda.
    Para buscar en títulos agreguen a su búsqueda:
    intitle:mineros
    Dentro de una página específica adherir a la palabra clave: site: más el nombre del sitio web: minería site:www.lavoz.com.ar
    Para buscar definiciones sin entrar al sitio diccionario coloquen la palabra define: antes de su búsqueda (sin espacios): define:comunicar
    También Google dará soluciones a ejercicios matemáticos y en conversión de monedas.
  • Recurso FileType: si busco información en un formato determinado, por ejemplo: censo 2010 filetype:pdf
  • Google Suggest: este recurso está asociado a que el buscador me corrija o sugiera términos al yo comenzar a escribirlos, pero su valor reside en mostrar los temas relacionados mas frecuentes.
  • Historial Web: esta herramienta lleva todas las estadísticas de las búsquedas que uno desarrolla en Google (solo con sesión Gmail/Google abierta) y podrá encontrar viejos hallazgos, catalogarlos o bien llevar un control de las mismas.
  • Académico Scholar: permite encontrar trabajos universitarios o académicos en diferentes áreas y temas.
  • Books: haciendo click en Libros arriba a la izquierda del buscador se encuentran libros de domino público o de editoriales acordadas.

  • Squared: genera comparaciones entre los productos que uno busque. Estas búsquedas estructuradas están en laboratorio usable, es el usuario quien define si es útil.

  • Fast Flip: visualización de portadas de medios
  • Timeline: genera una especie de línea de tiempo de noticias o
  • In Quotes: muestra la búsqueda de declaraciones de políticos por ejemplo y los cataloga en torno a los temas que nosotros elijamos.
  • Insights for search: posibilita encontrar tendencias de interés de la gente, lo que se hace básicamente es buscar determinados nombres, marcas, lugares, etc y rastrear que volumen de búsqueda han tenido esos términos en determinado recorte temporal que nosotros elijamos. Esto permite entonces reconocer que combinación de palabras es mas usado o en que períodos los usuarios buscan determinadas cosas y así poder estar prevenidos de que ofrecer o bajo que términos.
  • Trends for Website: también permite ver que interés está reflejando la audiencia según sus búsquedas pero a su vez permite conocer el tráfico de sitios determinado. Ahí fueron los periodistas a medir su sitio con el de la competencia.

Mas allá de destacar el grato desayuno estuvo interesante ver necesidad que están sintiendo los jerárquicos de cada empresa de medios por aprender determinados elementos como estos. En algunos noté la búsqueda de una certeza que ni siquiera Google puede encontrar hoy, que es el hecho del traspaso que quizás suceda de la inversión publicitaria del papel a la web.

Si me parece destacable el hecho de que sea FOPEA quien proponga estos espacios, aunque sospecho que esos hombres que cargan empresas periodísticas en sus espaldas hoy se fueron con muchas dudas de lo que se viene, yo espero acá con la espalda “libre” para dejar de discutir como busca la gente y empezar a crear nuevos formatos que integren contenidos de calidad.

Que el aburrimiento que mata al papel no nos gane y que la calidad no termine encandilada por los bytes.

+ Lo que se dijo en Twitter del #TallerGoogleCba

+ Aquí una Guía de SEO para principiantes

La mayoría de los medios de Córdoba representados.

> Twitpics by @elenabrizuela

+ Fotos de UE Siglo 21 en Facebook

Consejos para posicionar nuestra web con SEO

In Cobertura iPhone, Exclusivos on 30 julio, 2010 at 10:01 AM

Vender por Internet o recibir visitas en nuestras páginas tiene una ciencia, un método para hacerlo con mayor eficiencia y Mariano Soler es especialista en justamente eso: técnicas para imantar tráfico a nuestro sitios y potenciar las ventas a través de simples pasos de SEO para los que no necesitas saber programación.

Soler es Director de su sitio Ciudades.com

 

El éxito en la web se mide por las visitas que nuestro sitio recibe, pero a su vez no todos los clicks que recibimos son iguales, básicamente porque los links que utilizamos tampoco convocan visitantes de la misma manera. Entre metáforas de distintas intensidades y chistes embebidos en los códigos de un auditorio colmado se desarrolló una interesante conferencia.

SEO para gerentes de Marketing

Aunque su mostrador comercial mira al mundo Mariano Soler (dirige Ciudades.com) no ha perdido la tonada mendocina, ver su CV (o perfil de Linkedin) genera admiración pero desde la instancia de no considerarlo un gurú hecho de flan sino como un creativo que supo aprender las técnicas mas efectivas para posicionarse en el mapa digital del comercio y las comparte con nosotros.

Haciendo eje en la consigna “cuando las ideas y la estrategia importan mas que el código” arrancó su charla Soler desde el escenario que casi media hora antes ya gozaba su presencia, y primero que nada aclaró que su charla no giraba en torno de como cagar a Google ni mucho menos (dudo que sea posible) sino por el contrario portarse bien y mantenerse en la línea.

Pocas dudas quedan de que la premisa nerd de que Google es Dios en Internet sea cierta. Mostrando una foto de Sergey Brin, fundador de Google, aseguró que no vale la pena intentar el camino corto y hacer trampa en la web e instó a que “Lo que hagan en Seo que sea con la tecnica aprobada por ellos”.

Premisa que usted lector debe tener en cuenta es que Google es lo mas parecido a Dios que existe del otro lado de la pantalla que usted tiene en frente por la simple razón de que si sus robots de búsqueda no encuentran nuestro sitio (antes que el de la competencia) nuestro negocio u objetivo es inviable. Si Google no te encuentra no existís.

En la medida que nosotros cumplamos ciertos pasos para facilitarles el trabajo a esos robots es que nuestro sitio se posicionará mejor en la vidriera del buscador. Para eso Soler dará tips específicos aunque antes aclara que la batalla no se gana con el código sino puertas afuera. Hoy estamos haciendo todos lo mismo. Los factores puertas afuera nos dan la diferencia.

Dentro del marketing online apuntó que quizás el mejor aliado del SEO sea el SEM (Search Engine Marketing o Marketing en Buscadores) y después los conocidos como el Display, el Email marketing o el mismo Social media.

Rápidamente Soler comentó que debemos buscar la optimización de nuestros sitios para los motores de búsqueda (actividad del SEO) tanto para lograr tráfico puro en nuestra web y así poder vender publicidad o bien si queremos colocarnos en el E-comerce (ventas online de productos o servicios). Además destacó otras funciones como el Branding mind-share; Lead generation o marketing directo; el SEO también puede llevar adelante una campaña defensiva para resguardo de la reputación del site y hasta influenciar ideológicamente.

Es necesario tener planificación y objetivos claros para el site y saber que el SEO no es gratis; se necesita tiempo y dinero. Será decisivo cuan empapados estemos en el tema del Keywords research (investigación de palabras claves) ya que en gran parte de ello dependerán nuestras ventas.

Puedes ser SEO ninja de diferente tipo; Long tail, Chunky middle o Fat head. Debemos tener en cuenta las cadenas de palabras que la gente coloca para la búsqueda que hoy se acerca a 5 en buscadores tradicionales, y yo tengo que posicionarme en ellas. Es mejor ser especifico y no peliar por las cadenas obvias.

Luego de diagnosticar el sitio para vuestra marca, es preciso tener en cuenta que en SEO se corren tantas carreras como en tantos keywords quiera competir. Por lo que es necesario preguntarnos ¿Como ayuda el SEM al SEO? Y la respuesta reside en dar respuesta a otras preguntas como si vale la pena pelear por esa tal keywords phrase o bien si realmente la atribución es del último click.

“Tienen que pensar en SEM para desarrollar estrategia SEO“. Van a tener que saber convivir con las keybords y construir un sitio SEO friendly (y Google friendly básicamente si me permite agregar @marianosoler)

Para los mas golosos del tema y delirio de algunos dijo; No usen Flash en sus diseños webs. Sin sacrificar diseño podemos acercarnos a los robots de búsqueda. Pero entonces ¿cuál es el secreto de una web optimizada don Soler?

El secreto del Seo son los links

Un link es un voto, cada uno es distinto y vale diferente; como tal puede haber impugnados, nulos y en blanco; aunque también supervotos supervotantes. Pero tratando de separarnos de la metáfora, nunca cómoda que asemeja el negocio y la política aunque sean sinónimos para algunos, retomemos la atención porque Soler apunta como clave a nuestros links.

Dijo que el link es “mas válido” cuando no posee restricción del programador; que es preferible colocar texto ancla (anchor text) y no poner tan solo cientos de click aquí; prestar atención al texto circundante al link, ya que bien contextualizado el link es mas valioso. Tengan en cuenta el título de sus páginas mas que nunca y presten atención a la arquitectura de sus páginas a partir de los links que tienen en ellas.

Acerca de los benditos links:

  • Mejor mas arriba.
  • Mejor mas arriba pero mejor optimizado el destino (información clara y limpia es mejor optimizado pero si esta abajo de otro pierde)
  • Diversidad es mejor que cantidad.
  • Tierra adentro vale mas en un texto que en un blogroll.
  • Mejor un ancla que un Alt. Link natural
  • Los link supervotos desde un dominio .Gov o .Edu a tu sitio genera mucho trafico.
  • A la hora de colocar vos links de salida ten en cuenta que tienen que ser buenos destinos porque tu reputación en los buscadores también está siendo observada.

Claro ¿y como los obtengo?

  • Pidan links de canje a sus proveedores.
  • Hagan link baiting: crear contenido especial para atraer enlaces. Piensen marketing usando el ego de “famosos” por ejemplo.
  • Sindicar con indicación de contenido.
  • Widgets con apps / badges.
  • Noticias en primicias.
  • Usen el humor, la controversia o ataques.
  • Confeccionen rankings o Infografías sobre temas relevantes en la web.

El ejemplo fue de Perfil.com y su apartado vota los mejores juecismos que tuvo 2.000 back links.

Siguiendo con la exposición ya con el auditorio cautivado Soler volvió a bajar el martillo diciendo que CRO es el próximo SEO (CRO son las siglas de Conversión Rate Optimization) Además llamó a invertir en SEM para aprender y detectar experimentando y ajustando permanentemente.

Para la final lap dejó los “Mitos y realidades del SEO

  • Nadie puede acomodarte con Google por los robots.
  • No existe certificación de Seo.
  • Usen Google Analytics.
  • Usar SEO y SEM.
  • Cada keybords es un mundo y no manda a veces el pagerank.
  • Links reciproco o intercambios muchas veces no sirve con gran volumen.

Soler y Arocena

Aplausos para Mariano Soler y ya con Fernando Arocena on stage hubo preguntas y buen cierre analizando casos particulares con (lo poco) que los consultantes se animaron a contar de sus proyecto para la ayuda de Soler.

S tienen algunas dudas de vocabulario no dejen de visitar este diccionario de términos SEO / Google pero relean la nota si es necesario porque se pueden llevar muy buenas anotaciones para posicionar mejor su sitio, blog o lo que sea que ofrezca en la web. Usted necesita ser mejor visto en los buscadores, sobre todo Google, si quiere que la gente llegue a su sitio y encima compre.

Cómodos y óptimos

Organizó de manera excelente Mazalan Comunicaciones junto a la Revista Punto a Punto y la Universidad Siglo 21 que estrenó streaming, insistió con la modalidad de preguntas vía SMS y sigue en falta con los que quisiéramos contar con mejor WiFi en semejante auditorio tan sólo para brindar una mejor cobertura del evento del que disfrutamos y por el cual vuelvo a felicitar.

+ Mas fotos sobre el evento en Punto a Punto Blog

+ Herramientas SEO para periodistas

> Cobertura iPhone

Bill Keller, director de The New York Times, opina sobre el futuro del periodismo

In Derecho a Replica on 25 julio, 2010 at 10:51 AM
Bill Keller ganó un Premio Pullitzer en sus épocas de corresponsal y actualmente dirige uno de los mas influentes diarios del mundo, el The New York Times que a partir de 2011 pasará a cobrar por sus contenidos informativos en la web. Entre sus respuestas apunta al iPad, el  The Huffington Post, Google y Jeff Jarvis.

Pensando el Periodismo con Bill Keller

– ¿Usted por qué se metió a periodista?

Hay muchos motivos por los que la gente que conozco se metió a periodista. Hay quien lo hace por contar una gran historia, por cambiar el mundo, por viajar a sitios exóticos o por el aparente glamour de estar bajo los focos, y supongo que yo sentí todo eso en alguna medida. Pero para mí el gran atractivo del periodismo es el factor puzle: abordar un problema complicado y escribir para explicárselo a alguien. Me encanta que me digan: “Oh, no lo sabía”; pero prefiero aún más que me digan: “Nunca pensé en ello de ese modo”. Cuestionar los prejuicios y repensar la sabiduría convencional es un gran logro y por eso es tan importante lo que hacemos para una democracia; no sólo exponer las cosas horribles que ocurren detrás de puertas cerradas, sino también hacer que la gente use su maldito cerebro.

The New York Times a partir de enero de 2011, su web será de pago, pero para la mayor parte de los usuarios seguirá siendo gratis, dice Keller. Implantarán un sistema con contador, parecido al de Financial Times. “Cobraremos a los usuarios más adictos”. Solo a partir de un consumo determinado de páginas se empieza a cobrar. “Lo bueno de utilizar un sistema con contador es que puedes ajustar el contador. El plan contempla que en los primeros años no vamos a conseguir grandes ingresos; no queremos cortar el tráfico y ganamos mucho dinero con la publicidad de la web, queremos preservarlo. Si nos damos cuenta de que el contador está cortando el tráfico, ajustamos el contador”.

– ¿Pero cree usted que a estas alturas de la película, con lo reticente que es Internet al pago y la facilidad que tiene para saltarse los muros, la gente va a pagar?

La gente está dispuesta a pagar por contenido. El Financial TimesThe Wall Street Journal lo han demostrado. Ya paga por descargas de libros, de música. No pagará por algo que pueden conseguir gratis en otro sitio. Confiamos en que esto funcione, porque no hacemos lo mismo que hace la CNN, o la BBC, o USA Today, sitios donde podrán conseguir la información gratis. Y estamos bastante seguros de que nuestros lectores lo perciben.

Hace cinco años, el periódico líder de la prensa norteamericana abordó el proceso de integración de sus redacciones de papel y web. Una de las mejores decisiones que han tomado hasta ahora, dice Keller. A muchos periodistas tradicionales les costó pasar a hacer blogs sin sentir que comprometían su integridad. “La resistencia no ha desaparecido, pero se ha reducido enormemente. La barrera real era psicológica y cultural. La integración nos dio licencia para experimentar y nos llevó a la innovación”.

– ¿Y cómo van a competir con un medio como The Huffington Post, que está pisándole los talones en las cifras de tráfico web con apenas 55 periodistas?

Se podría dar vuelta la pregunta: ¿cómo puede The Huffington Post competir con The New York Times cuando tienen muy pocos reporteros, ni siquiera pagados, o poco pagados? Atraen el tráfico con noticias de celebridades y vídeos de YouTube; no lo digo como una crítica a The Huffington Post; simplemente, nosotros no hacemos eso. Tengo una gran admiración por lo que Arianna ha conseguido, pero, esencialmente, no es un sitio de noticias. Cuelga mucha opinión: la opinión es barata, no tienes que mandar a nadie en un avión… El área en que critico a The Huffington Post, Político, y otros agregadores es que a veces son muy descuidados tomando prestado material nuestro y de otros sitios. The Huffington Post trae mucho tráfico a The New York Times: cuando ponen un titular y un enlace a nuestras páginas está bien; pero a veces reproducen tanto de nuestro artículo que ya nadie necesita hacer clic en el enlace a nuestra página. Esto va a ser un campo de batalla continuo entre los agregadores low cost y los medios de noticias de calidad.

Keller cree que, si no se ordena la situación, los medios acabarán litigando en los tribunales. “Hay una diferencia entre enlazar y robar. Creo que es preferible para todos llegar a un acuerdo y negociar una solución que les deje resumir nuestro material sin robarlo. Esto es el salvaje Oeste. ¿Quién va a ser el policía de la ciudad sin ley?”.

La relación con Google es complicada, asegura. Les proporciona mucho tráfico, sí, obtienen algunas ventajas negociando con ellos. “Pero al mismo tiempo hay una relación de adversarios. No me gustaría que el destino de las noticias quedara enteramente en manos de la gente de Google. Eso sí, no respaldo la frase de Rupert Murdoch de que son esencialmente piratas y depredadores”.

– El gurú Jeff Jarvis dice que los contadores de historias están acabados

Me encanta Jeff, pero suele darse a grandes pronunciamientos. ¿Los contadores de historias acabados? ¿De verdad? Mira la lista de las noticias más enviadas de nuestro sitio web: las historias que la gente comparte son historias narrativas; y creo que cuanto mejores sean los dispositivos, más historias se podrán contar, el iPad no es el final, habrá mejores dispositivos para leer, más fáciles para el ojo, ilustraciones en colores maravillosos; creo que el periodismo narrativo tiene un futuro robusto, de verdad lo creo.

– ¿Cómo cree que será el paisaje mediático de aquí a cinco años? ¿El periódico impreso será una parte secundaria de una gran plataforma digital?

No estamos en el negocio de predecir el futuro, sino en el negocio de lo que pasa hoy, o ayer. Supongo que el futuro será una combinación de supervivientes y nuevas empresas: habrá medios tradicionales que se habrán adaptado bien. De aquí a cinco años, creo que aún habrá una significativa demanda de periódicos impresos, no de todos. La edad media de suscriptores de The New York Times está por debajo de los 50, la gente no cambia sus hábitos tan rápido. Y todavía se venden discos en vinilo; igual al final los periódicos se convierten en un ítem boutique (objeto de culto). En cinco años, cada vez más gente se moverá hacia la web como primera elección. Y habrá nuevas empresas con distintos modelos de negocio: iniciativas sin ánimo de lucro; algunas, sostenidas por filántropos; otras, como The Huffington Post, sustentadas por publicidad.

– La cuestión aquí es cuál es el futuro del periodismo de calidad. ¿El periodismo online será rentable como para pagar a periodistas que investiguen?

No lo sé. Esta es una preocupación real. Yo tiendo a ser optimista por naturaleza y creo que hay una demanda real de periodismo de investigación, del periodismo que pide cuentas a las instituciones poderosas, creo que siempre habrá un mercado para esto. Pero la realidad es que una gran parte de ese periodismo ha muerto en los últimos cinco o diez años porque es caro. Los periódicos que más sufrieron los trastornos de nuestro negocio fueron diarios metropolitanos que dependían de los anuncios clasificados. Entre las nuevas empresas hay organizaciones que están dispuestas a hacer buen periodismo, periodismo duro. Y hay que decir que la web ayuda en muchas cosas: permite comprobar mejor los datos; el estudio de bases de datos dará buenos frutos; y nacerán nuevas formas de periodismo de control.

– Entonces, ¿la revolución digital ayudará a robustecer las democracias?

Es una cuestión importante. Espero que sí; digamos que tengo esa esperanza.

The New York Times ya tiene una aplicación para el iPad que permite acceder a ocho o diez contenidos, el llamado Editor’s choice (La elección del director). “El iPad cambia el juego”, dice, “pero nadie sabe en qué medida. Cambia el juego a favor de los periódicos, porque es una experiencia de lectura muy placentera. Hay un mito de que la gente no lee piezas largas en una pantalla. Pues, de hecho, lo hacen. Y mucho”.

La plantilla es de 1.150 periodistas. The New York Times Company cerró el primer trimestre de 2010 con un beneficio neto de 9,54 millones de euros, cifras que han dado un respiro a la dama gris del quiosco americano, que el año pasado registró unas pérdidas de 74,5 millones de euros. “La mayor parte de los ingresos provienen del periódico impreso”, confirma Keller. Los ingresos publicitarios en papel han descendido vertiginosamente, y ya sólo representan la mitad de todo lo que genera el papel (la otra mitad proviene de la venta de ejemplares).

– Hoy, en general, los directores de periódico suelen capitular con más facilidad a las demandas de la empresa que generaciones anteriores. No sé si está de acuerdo.

Generalizando en torno al negocio, creo que hay bastante verdad en ello; en parte, el desesperado estado de la economía ha hecho que todo el mundo se sienta más vulnerable, así que hay más compromisos de los que solía haber y estamos en esa frenética búsqueda de una solución mágica de negocio que respalde el periodismo.

¿Y en su caso es así?

Está claro que ha habido una búsqueda de nuevos negocios, pero una de las cosas que más me gustan de este sitio es que puedo ir a mi editor y decirle: “No podemos hacer esto, esto compromete nuestra integridad, o nuestro periodismo”. Y siempre gano ese debate. Y si la cuestión es dejar que los anunciantes tengan más influencia en lo que escribimos o echarnos para atrás en un reportaje de investigación, soy un tipo afortunado: estoy protegido de una manera en que no lo están muchos directores.

“Las redes sociales son buenas herramientas para encontrar noticias”

– Se puso en funcionamiento Eskup, una red social que pone en contacto a los periodistas con los lectores. ¿Crecerá la dimensión social de los medios de comunicación?

Sí, lo creo. Tiendo a ser escéptico con las personas que declaran cómo va a ser el futuro en términos absolutos, tiene que haber espacio en este debate para la incertidumbre. Los periodistas se mueven bien en la incertidumbre, no sabemos cómo va acabar una guerra o qué político caerá y nuestro mundo está en un momento de gran incertidumbre. Creo que las redes sociales son buenas como herramienta para encontrar noticias, para diseminar información y como manera de conectar con los lectores. Hace tiempo que tenemos las entrevistas de los lectores y hacen muy buenas preguntas.

– Mucha gente piensa que la prensa tradicional fue muy arrogante durante años, se sintieron propietarios de las noticias y no tuvieron en cuenta a los lectores.

Hay algo de verdadero en ello. Uno de los motivos por el que muchos medios fueron lentos al adaptarse a Internet fue porque se veían como una élite inalcanzable y les gustaba controlar el debate; así que, sí, merecemos ser criticados por excesos de orgullo en nuestra historia. Por otro lado, la gente nos paga por nuestro criterio. Hay una diferencia entre lo que dice la Wikipedia y The New York Yimes: la gente va a la Wikipedia sabiendo lo que quiere; pero viene a The New York Times, o la BBC, o a El País sin saber qué es lo que quieren saber, vienen a ver qué les cuenta gente inteligente y bien formada, para que les cuenten que pasó, qué importa y qué significa eso; nadie tiene tiempo de hacer eso por su propia cuenta; nos pagan por nuestro criterio y no creo que sea arrogante tomar decisiones sobre qué es importante; con el tiempo, puede que se demuestre que te equivocaste, pero es lo que nuestros lectores demandan.

– ¿Qué les ha aportado el iPad?

Cuanto más cómoda y agradable es la pantalla, más natural es leer un artículo de un periódico serio o de una revista. Es pronto para decir cómo va a ser en términos económicos. Tenemos una aplicación del iPad que es una versión temprana, no hemos tenido tiempo para desarrollarla a tope. Es gratuita, se llama Editor’s choice (La elección del director), y es una selección de historias que están vivas en la página web.

– Pero ya están trabajando en una aplicación de pago.

Sí, estamos trabajando en ella. Yo tengo mi iPad, mi aplicación de iPhone y la web, y al final casi siempre voy a la web, porque si tienes una pantalla grande, la web es preciosa y lo tiene todo; y en este momento aún es gratis. No sé hacia dónde se dirige el mundo, si hacia las aplicaciones para noticias o si el iPad acabará por no necesitar aplicaciones ya que con un buen sitio web puede ser suficiente. He hecho el mismo ejercicio con la BBC, The Guardian, The Washington Post… En vez de utilizar su aplicación en el iPad, voy a su web; si es buen sitio web, es precioso en el iPad.

– ¿Qué impacto tiene la llegada del iPad en su web?

Es una muy buena pregunta y, honestamente, no lo sé. La gente va a experimentar. En las últimas semanas hemos lanzado una aplicación para el iPad que es el primer intento serio de una aplicación de servicios en Nueva York, cómoda para el usuario: tiene los restaurantes favoritos de nuestros críticos, los mejores bares, listas de eventos interesantes, y añadiremos la base de datos de cine, tours de museos… Esto es algo distinto de las noticias. Alguien está en Nueva York y quiere saber qué exposición debe ir a ver, a qué restaurante ir…Se pueden hacer muchas cosas empaquetando de una manera distinta porciones de nuestro paquete periodístico, pero no sé qué impacto tendrá en la web per sé. Ofreceremos todo lo que tenemos en la web, en el iPad, y en ambos casos confiaremos en que la gente pague si consume mucho de lo que lo que ofrecemos; habrá que ver qué prefieren los lectores.

– ¿Tienen futuro las iniciativas de periodismo sin ánimo de lucro?

Nos hemos involucrado en esta cuestión. Actualmente tenemos dos ediciones, una en Chicago y otra en San Francisco, donde el contenido es producido por consorcios sin ánimo de lucro de periodistas profesionales, gente a la que conocemos y en la que confiamos y que están sustentados por tipos ricos que decidieron pagar para respaldar el periodismo. Hemos hecho algunos proyectos con ProPublica, que están respaldados por filántropos… Nuestra experiencia con todas estas organizaciones ha sido muy buena hasta ahora.

– Usted suele utilizar una cita: “Los periódicos serán dinosaurios, pero los dinosaurios anduvieron por la Tierra durante millones de años”. Bueno, millones de años, no, pero ¿cuánto tiempo diría que van a durar?

No lo sé. Para dentro de millones de años estoy bastante seguro de que el papel no existirá. Yo tengo esperanzas, no en torno a un objeto impreso, sino en torno al concepto de periodismo agresivo, independiente y de alta calidad.

Fuente: Diario El País

“Abrir las noticias a comentarios es insultante, hay que consultar al público mientras se elaboran”

In Derecho a Replica, Paladar mostaza on 13 mayo, 2010 at 4:51 PM

El 11 de septiembre, Jeff Jarvis estaba cerca del World Trade Center cuando la torre norte fue atacada. En lugar de salir pitando, Jarvis sacó la libreta y se puso a hablar con la gente. Cuando el segundo avión impactó en la torre sur, él estaba peligrosamente cerca. Desde ese día, Jarvis, un experimentado periodista, empezó a escribir un blog que hoy está entre los más leídos del mundo: Buzzmachine.com.

A sus 55 años siempre va con una cámara en el bolsillo, por si las moscas. El que fuera editor deEntertainment Weekly dice que está viviendo una segunda juventud desde que se entregó a Internet. Este mes ha salido a la venta en español su libro Y Google, ¿cómo lo haría? (Gestión 2000/ Planeta ) en el que analiza el éxito del gigante informático y por qué el resto del planeta no se atreve a tomar nota de su éxito. Jarvis responde al teléfono desde Nueva York.

regunta: ¿Por qué saca usted un libro con estas ideas en lugar de vendérselas al mejor postor?

Respuesta: Como dice un amigo que es profesor: nunca se pierde regalando una idea. Si la vendiera a una sola empresa sólo obtendría ese beneficio. Si se la cuento a todos, me invitarán a dar charlas, viajaré, iré a sitios nuevos… Ser abierto aporta muchos más beneficios.

P: Usted alaba Internet, pero ha publicado su libro a la vieja usanza, en papel y con una editorial.

R: Bueno, eso es porque el editor me ha pagado y mi hijo empieza la universidad el año que viene. Además, casi todo el contenido está disponible en la red.

P. Usted receta apertura al resto, por ejemplo a la prensa, a la que no recomienda cobrar por sus contenidos.

R. Es que siempre habrá un competidor que ofrezca lo mismo gratis. Las noticias son información, forman parte de nuestras conversaciones, por eso están en Google, Twitter, Facebook… No hay que poner barreras y mermar tu mercado, sino expandirlo.

P. ¿Su libro trata sobre Google?

R. No, es sobre el cambio de la era industrial, en el que se vendía escasez, a la era digital, en el que se buscan oportunidades. Usando el ejemplo de los periódicos: antes vendían un número limitado de periódicos, ahora lo que deben hacer es buscar formas de establecer relaciones con los sujetos, y cuantas más mejor. No tienen más remedio que poner su imperio boca abajo y construirlo de nuevo. Si no, algún chaval lo hará y te robará el mercado.

P. Si el ejemplo está ahí fuera y solo hay que seguirlo, ¿por qué no se generaliza?

R. Ante el cambio hay dos respuestas: intentar pararlo o lanzarse a buscar oportunidades. Al principio pensé que las empresas se lanzarían al cambio, pero me he dado cuenta de que no sucede porque es demasiado doloroso. ¿Cómo va a competir The Washington Post , con 2.000 empleados, con un nuevo portal con 24 empleados? El cambio es duro. Yo tengo 55 años y estoy viviendo una segunda juventud. Pero al principio lo desconocido da miedo. Intentar resistirse es normal, pero en vano. Si uno tiene un imperio rico, lo natural es querer protegerlo, pero esa no es la estrategia de futuro. Hay que intentar encontrar la forma. ¿Quién lo logrará? ¿Los actuales medios de comunicación o los emprendedores? Yo creo que los emprendedores.

P. ¿Qué ha aprendido de su ‘blog’?

R. Me ha enseñado a mirar a los medios de una nueva forma. A ser colaborador y abierto. Es una nueva ética y me abrió los ojos.

P. ¿Algún consejo al resto?

R. Los periodistas tienen que preguntarse ¿cómo puedo aportar valor a esta noticia? Reescribiendo lo que sabe todo el mundo desde luego que no. Hay una gran frase que resume el espíritu: Haz lo que mejor sepas hacer y enlaza el resto.

P. ¿Hay alguien que lo esté haciendo bien?

R. Me viene un ejemplo a la cabeza: hay compañías aéreas que han empezado a informar a los pasajeros de dónde procede el avión que están esperando en lugar de ocultárselo. A la gente le gusta tener toda la información y eso mejora la relación con la compañía. También hay portales de noticias que lo hacen: preguntan a los lectores qué saben sobre tal o cual noticia.

P. O que las abren a comentarios.

R. El problema de abrir las noticias a comentarios es que es una estructura insultante para el público. Es como decirles: no quiero saber tu opinión hasta que termine mi trabajo. Hay que abrir el proceso mucho antes, mientras se está preparando la noticia.

P. Eso suena complicado.

R. Pero es más respetuoso con el público.

P. ¿Qué opina de las acusaciones de monopolio hacia Google?

R. Que hay mucha gente celosa. Murdoch [propietario de News Corporation] considera que le están robando contenidos, cuando en realidad Google le está regalando lectores. Lo que tendría que hacer es aprovechar esa oportunidad. Google no es el problema, es el modelo a seguir.

Fuente: Diario El País

+ Mucho mas de Jeff Jarvis

Diarios (de papel) en la nube

In Derecho a Replica on 27 abril, 2010 at 10:26 AM

Por Jeff Jarvis

Yo creo que hoy en día es posible dirigir una organización periodística (hasta el punto de publicar) desde la nube, cambiando no sólo el proceso productivo, sino también su cultura. John Paton, CEO del Journal Register Company (JRC), está a punto de probarlo con su proyecto Ben Franklin.

John y yo estábamos sentados en mi oficina de la CUNY cuando me habló de la tecnología con la que está cargando en esta compañía periodística huérfana de la que acaba hacerse cargo. Utilizó un término que juro que no había escuchado en más de una década: “VDT” [video display terminal]. Se refería a las videoterminales, las viejas y torpes cajas integradas a los sistemas de los periódicos. Ese día, un poco más tarde, hablé con un puñado de jóvenes periodistas, y nunca habían oído hablar de las VDT (pensaban que era algo que se podía curar con una vacuna). Bueno, pues Paton todavía tiene VDT.

Así que mientras me contaba que tenía que comprar nuevos sistemas informáticos me acerqué a una pizarra y dibujé cómo pienso que se puede producir un diario de papel con WordPress, Google Docs y Flickr (o equivalentes). Después hablaremos de las otras funciones.

Esta producción en el aire podría ser posible gracias a la norma de Paton en el JRC (y que inculcó anteriormente en ImpreMedia) de que lo digital viene primero, y lo impreso después. Si lo impreso viene primero, la gente de la prensa se preocupa de la H&J (hyphenation & justification, o partición de palabras y justificación); es decir, de encajar textos en agujeros finitos dentro de maquetas. Esto es lo que ha estado dictando el proceso.

Pero no en el JRC. Al poner lo impreso al final de la línea, la producción del papel no marca el resto del proceso. Así que un reportero puede empezar a escribir en un blog desde el principio de una historia. Y eso significa un profundo cambio en la cultura de las noticias: abre el proceso al público. “Creo que voy a trabajar en esto”, le cuenta una periodista a la comunidad que cubre. “¿Buena idea? ¿Hay otra cosa sobre la que pensáis que deba escribir? ¿Cuál es el mejor uso de mi tiempo? ¿Qué queréis que descubra por vosotros? Si escribo esta historia, ¿qué preguntas tenéis? ¿Qué sabéis? ¿A quién debería llamar?” A medida que el proceso continúe, la periodista podrá compartir lo que vaya sabiendo (o no) y la comunidad podrá ayudar a completar las lagunas y hacer que el reportaje mejore.

En algún punto del proceso la periodista probablemente escribirá lo que todavía entendemos como un artículo. De hecho, escribirlo en un blog antes de publicarlo en papel abre la posibilidad para que la comunidad pueda ayudar a corregir y mejorarlo.

Después, un editor del papel puede coger esa historia y adaptarla para la publicación impresa. Ya sin problemas.

Al mismo tiempo, la periodista y el editor pueden pedir a la comunidad fotos para ilustrar el reportaje. Pueden compartirlas vía Flickr. Cuando llegue el momento de publicar, el editor podrá copiar la versión en alta resolución de una imagen. Si el fotógrafo quiere, podrá compartirla bajo una licencia Creative Commons. Si lo prefiere, el papel puede pagar (como hace Bild en Alemania). Según prefieran. Las fotos pueden convertirse en algo competitivo: un lector puede decir “Yo soy capaz de mejorar eso”.

Todavía hay detalles burocráticos que hay que solucionar: programar las noticias, quién está trabajando en qué, etcétera. Google Docs es perfecto para eso. Mi colega de la CUNY Jeremy Caplan nos enseñó al claustro cuánto más puede hacer Docs: permitir a los periodistas, por ejemplo, combinar datos y crear sus propias ilustraciones. Docs se puede utilizar para publicar documentos en la red.

El contenido puede llegar hasta el editor del papel (que ahora está, recordemos, al final de la línea) a través de estas tres vías para llenar el periódico (que, como dice mi amigo y asesor del JRC Jay Rosen, es el espacio más caro). Los lectores pueden incluso ayudar al editor a decidir en qué merece la pena gastar tinta.

Adviértase el profundo cambio cultural que este nuevo proceso introduce en una organización de noticias. En lugar de hacer todo lo que hacemos y compartirlo con el público (y permitirles que comenten o despedacen nuestro trabajo), nos hacemos transparentes, vemos las noticias como un proceso en lugar de un producto, y abrimos nuestro proceso a la colaboración constructiva con la comunidad a la que servimos. Aleluya.

El resto del proceso de publicar un periódico es más complicado (al menos para mí, ya que no conozco las herramientas). No estoy seguro de que todo eso se pueda hacer con herramientas gratuitas, pero apuesto que se puede hacer todo en la nube. En un evento de Salesforce.com la semana pasada hablé con un ejecutivo que dijo que su servicio se puede utilizar para manejar anuncios. Otros sistemas pueden manejar el seguimiento del negocio, las nóminas, recursos humanos, etcétera. No creo que el JRC necesite ser dogmático sobre instalarse en la nube, pero sí creo que puede evitarse el enorme gasto de comprar e integrar nuevos sistemas y hardware.

Por todo esto estoy encantado de poder asesorar al JRC y a Paton. Van a tratar de hacer las cosas que he querido que hagan los diarios impresos (llevo escribiendo sobre esto al menos desde 2005), las cosas que la tradición y el miedo han impedido a otros periódicos hacerlas. No están solos. AnnArbor.com (al que también asesoré) se hace totalmente en Movable Type. Empresas periodísticas online, por supuesto, funcionan con blogs. Pero aquí hay una oportunidad de hacer que una compañía de periódicos salte del pasado (de la era de las VDT y los disquetes) al futuro. No veo la hora de poder observar y ayudar.

Fuente: Blog de Jarvis – Traducción extraída de 233grados.com

+

Fragmentos del libro de Jarvis: Pensar como Google

+

“En periodismo hay que probar cosas radicalmente nuevas”

+

“Con el iPad el público deja de ser creador para convertirse de nuevo en consumidor”

+

“La crisis de los medios se sentirá en otro sectores económicos”

+

Artículo de @grmadryn en La Nación sobre Jeff Jarvis

+

Resumen y análisis de “What Would Google Do?” de Jeff Jarvis vía @LoLeemos