maximo tell

Posts Tagged ‘Gumersindo Lafuente’

iRedes, Primer Congreso Iberoamericano de Redes Sociales

In Derecho a Replica, Exclusivos on 28 febrero, 2011 at 9:46 AM

Por Rocío Mascaró Vicioso

Especial desde España

La presentadora de iRedes, Miriam Reyes, muy mona ella vestida, y con una sonrisa de oreja a oreja, que mostraba su agrado por estar ahí, nos dio la bienvenida a todos los allí presentes, y por supuesto a todos los que iban a seguir el congreso mediante streaming. Para comenzar, tuvo que haber los típicos discursitos inaugurales de los políticos de turno, que simplemente no hicieron ni dijeron nada nuevo.

El encargado de la conferencia inaugural fue el argentino Alejandro Piscitelli, consultor y profesor de la Universidad de Buenos Aires, y autor de Filosofitis. Piscitelli hizo una interesante exposición, ayudado de videos divertidos y un discurso entretenido. Me quedo con un par de cosas que dijo:

Planteó el tema de si se puede “desconectar la red”. “Puedes desconectar los “Ips”, puedes desenchufar la red, pero eso no va a hacer que la gente se inmovilice”. Es posible, claro que si, como sucedió en Egipto, pero según explicó, en Egipto solo hay 5 proveedores, y al conseguir desconectarlos todos, se consiguió “desconectar la red”, pero la gente siguió movilizándose. Por tanto, sí es posible desconectar la red, pero eso no significa que se paralice el mundo. En EEUU por ejemplo, sería bastante difícil “desconectar la red” ya que hay miles de proveedores.

Otra cosa que comentó, es que las tecnologías avanzan a una velocidad espantosa. Proyectó un video en el que se reflejaba mediante un estudio que los niños de unos 10 años no conocen los aparatos y tecnologías de hace 20 años, por ejemplo el disquete, o la Game Boy…. Aparatos que parece que no son tan antiguos, y los niños no saben para que sirven. Sí, la tecnología avanza muy rápidamente, eso ya lo sabíamos todos, pero por lo menos yo, no sabía que TAN rápido.

En ese momento iRedes ya se había convertido en el tercer tema del momento en Twitter a nivel mundial.

“Facebook es un activismo de clicks”, dijo Piscitelli. Y así es, con un click en internet ya te estás movilizando, ya estás diciendo que quieres unirte a esa causa. ¿Pero que pasa cuando hay que movilizarse físicamente? Hoy en día, que se reúnan 200 personas en una plaza a manifestarse en contra (o a favor) de algo es un movimiento social, en cambio, que 200 personas se unan a un grupo en Facebook, no tiene apenas mérito ni relevancia social. Y quizás sea eso lo que haya que cambiar, quizás unirse a una plataforma virtual, tenga que significar algo.

Claro está que como dijo Piscitelli, actuar desde la distancia es fácil, es muy sencillo hacer “click” y no te supone ningún esfuerzo. Creo que deberiamos cambiar la forma en que se interpreta el simple “click”, y hacer que ese “click” signifique algo. Y no hay otra manera que cambiar la perspectiva de la gente. Enseñar que un simple “click” puede significar un cambio.

Con esto no quiero decir que se tenga que hacer todo desde internet, desde redes sociales, claro que no. La movilización física siempre va a ser más impactante que la de la red, o bueno, al menos de momento. Debería haber un término medio, como bien dijo Piscitelli: “ni tecnofilia ni tecnofobia”.

Después de entregar el Premio iRedes Letras Enredadas a Hernán Casciari, continuamos con la primera mesa redonda: Perspectivas Iberoamericanas sobre las redes sociales.

¿Qué destacar de esta hora y media? Pues no mucho la verdad. Ah, bueno si, algo que me pareció absurdo que se refleja en el twett de mi compañera: “@pachipelu: Totalmente absurda la situación de una ponente hablando en portugués y el moderador de la tabla traduciendo… #iRedes WTF!”

Los colaboradores en dicha mesa eran: Pablo Mancini (Argentino, periodista, gerente de Servicios Digitales del Grupo Clarín), Raquel Recuero (Brasileña, experta en social media y profesora de la Universidad Católica de Pelotas – ahí vino una carcajada común entre el público), Nicole Forttes (Chilena, asesora de comunicación digital y web 2.0 del gobierno chileno), y António Granado (Portugués, periodista y autor de Pontomedia. El mediador era José Luis Orihuela (profesor de la Universidad de Navarra y autor de eCuaderno.com).

Pues bien, la señora Recuero y el señor Granado dieron su exposición en portugués, y el señor Orihuela se encargó de traducir, de la mejor manera que pudo cada una de las frases. La mesa fue pausada, espesa, no corría información y apenas dialogaban entre ellos. No me parece que en un congreso internacional no se hable el inglés. Hubiera sido mucho más sensato y más fluido que, si no conocen el castellano (que sé que no tienen porque hablarlo ni dominarlo), que al menos hablen en inglés, sin necesidad de que nadie tenga que traducirles.

Se dedicaron a dar cifras de sus países, en vez de globalizarlo. Y si, me parece muy bien que nos deis el ejemplo de vuestro país, como hizo la señora Forttes, donde nos explicó que todos los ministros chilenos tienen Twitter y lo utilizan regularmente, para que el pueblo sepa en todo momento lo que está sucediendo en la política. “Son los propios ministros los que Twittean y los que están en contacto directo con los ciudadanos”. Me parece muy bien, pero eso a mi no me aporta nada. No creo que sea nada constructivo el que los ministros twitteen, pero bueno, mira, es algo que se hace en Chile, que aunque yo personalmente crea que no sirve de nada, parece ser que ellos están muy contentos.

Me gustaría citar al señor Mancini:

“Twitter es subtítulo de la realidad, y Facebook el making-off”. Me parece una muy buena reflexión. Creo que podría considerarse así ya que es cierto que el Twitter se está convirtiendo en la herramienta de comunicación en donde todo lo que sucede, se comenta, se twittea, se comparte. Es una forma de expresar lo que está pasando, de “subtitular la realidad”. Y lo mismo con el Facebook, podemos ver cómo están pasando las cosas que nos redean.

La hora de comida-cóctel en el Salón Rojo de Teatro Principal. Muy bonito el salón, pero muy poco práctico, no había ni mesas para apoyar las bebidas ni nada. Nos pasaron unos cuantos pinchitos y bebidas, pero no era muy cómodo que se diga.

Miriam Reyes, después de advertir a la gente de la parte de arriba del teatro que tuvieran cuidado para que no les cayera nada a los de abajo, citando textualmente: “apreciamos mucho las cabezas de los que habéis venido”, dio paso a Proyectos Enredados.

Presentado por Javier Martín, fundador de Loogic, Inventainternet e Iniciador.

Los participantes eran:

  • Mario Tascón (periodista y consultor)
  • Emilio Márquez (emprendedor y CEO de Networking Activo)
  • Chiqui Esteban (autor del mapa iRedes y director de Nuevas Narrativas de Lainformacion.com)
  • Diego Fernández Malvido (vicepresidente de la Fundación Burgos 2016)
  • Ricardo Alonso Maturana (CEO de la red social Gnoss)
  • Javier Celaya (socio-fundador de Dosdoce.com)
  • Millán Berzosa (periodista experto en comunicación digital, direcom de ideas4all y autor de mberzosa.com)

Mario Tascón, habló  del manual de estilo del español para internet y las redes sociales. Lo que puedo destacar es que opina que hemos pasado de una comunicación privada entre personas, a una comunicación pública, como es el Twitter. Y yo así lo creo también.

“Internet ha supuesto un cambio social tan grande como lo fue el fuego en su día, solo que internet ha tardado tan solo 20 años en consolidarse, mientras que el fuego tardó cientos”.

Ricardo Alonso Maturana, indicó que “la tecnología ha de funcionar mejor, para que las personas funcionen mejor”. Es decir, que la tecnología se está  convirtiendo en algo tan importante y tan imprescindible en las personas que al mejorar las tecnologías y los medios de comunicación de redes sociales, se mejorarán las relaciones entre personas.

Miguel Ángel López Peña habló de Las Otras Redes Sociales: Redes profesionales y Redes temáticas. Lo único que hizo fue exponer diferencias entre redes, pero no aportó nada importante. Dijo que cada vez más, las redes son más concretas en cuanto a temática y que los contenidos se comentan tanto dentro como fuera de la red. “Está suponiendo un cambio radical, es más importante el contenido que la persona”. Yo en parte discrepo con esto. Si que es verdad que por ejemplo, si se trata de información de primera mano, de algún suceso, y te lo está contando alguien que lo acaba de vivir en primera persona, es mas importante lo que te está contando, que si es fulanito o menganito. Pero también pienso que muchas veces es más importante QUIEN ha dicho tal cosa, más que QUE ha dicho. Si es un personaje público y dice una burrada, va a tener mucha más repercusión social que si lo dice mi vecino. Por tanto, depende de a que nos refiramos es cierto que el contenido es más importante que la persona, pero no siempre es así.

Después de otra breve pausa, para tomar las galletitas ricas y dos cafés, volvimos con Café  & Periodismo: Redes Sociales y Medios de Comunicación.

Estos fueron los participantes:

  • Millán Berzosa
  • Bárbara Yuste (responsable de la sección de Medios y Redes de ABC
  • Miguel Ángel Jimeno (profesor de periodismo de la Universidad de Navarra y autor de La buena prensa)
  • Ignacio Escolar (periodista y analista político, autor de Escolar.net)
  • Gumersindo Lafuente (director adjunto de Elpais.com)
  • Rosalia Lloret (directora general de desattollo digital de Unidad Editorial)

¿Qué destacar de aquí? Nada. Nada nuevo. Y que mejor que un retwett del momento: “RT @juligonza26: No hemos oído absolutamente nada nuevo hoy en #iredes. Frases resultonas y ponentes que hablan para ser tuiteados, poco más”.

En el turno de las preguntas @mediotic se aventuró a preguntar: “¿un periodista tiene libertad para opinar y escribir lo que quiera independiente del medio al que pertenezca?” Refiriéndose al ya conocidísimo Caso Vigalondo (teniendo en cuenta que Vigalondo no es periodista, pero si participante en el medio). La respuesta de Lafuente… contestó cualquier cosa menos lo que se le había preguntado… evitando situación embarazosa.

Hasta ahí el primer día de iRedes, un congreso supuestamente innovador, pero que no aportó absolutamente nada nuevo. A las 9:30 de la mañana del Viernes dio comienzo el segundo día del Congreso iRedes.

Mesa Redonda: Creación de contenidos y futuro de las redes sociales, moderado por Koro Castellano (directora para España y Portugal de Amazon y de BuyVIP.com).

Los participantes fueron:

  • Ícaro Moyano (director de comunicación de Tuenti)
  • Laura Gómez (Gerente internacionalización de Twitter)
  • Juan Andrés Muñoz (senio interactive producer de CNN en Español)
  • David Varona (desde RTVE).

De las primeras cosas que dijo el señor Moyano fue: “si ves la frente de los asistentes a un congreso, es que va bien, porque eso significa que están escribiendo en internet”.

Me pareció un tipo curioso y dijo cosas que me parecieron razonables. “Intentar vender periódicos es intentar vender la vaca entera, la gente ahora quiere seleccionar la carne”. Yo estoy completamente de acuerdo. La gente ya no quiere leer TODO, quiere poder seleccionar los temas y poder elegir lo que quiere tener entre manos.

Actualmente hay unos 115 millones de twetts diarios. “Es un cambio abierto de información”. Puedes ver desde lo más cotidiano (lo que está desayunando tu vecino) hasta lo más importante (cuando ganó Obama las elecciones).

Cualquiera puede dar información sobre algo acontecido. Luego el periodista se tiene que encargar de verificar dicha información, y luego ya se puede difundir. De esta forma todos somos parte de la comunicación, todos tenemos un papel dentro de la información. Para los medios de comunicación, es importante la conexión directa con sus seguidores porque así es más fácil y directo el acceso a la información.

Algo que me llamó  mucho la atención fue que la señora Gómez dijo: “Twitter no es una red social, porque no hay interacción necesaria entre los usuarios, es una red de información”.

Es una red de información, claro está, pero en el momento en el que existe la posibilidad de intercambiar e interactuar entre usuarios ya se convierte en una red social. Cada uno puede utilizarla o no, pero la opción está ahí, y por tanto yo creo q sí que se le debe considerar como red social. Otra cosa que dijo fue:

“Nosotros no queremos que la gente twettee, queremos que consuma información”. Bueno, pero para que X pueda recibir información, Y tiene que twettear. Eso a mi no me cuadra. Lo importante es que cuanta más gente twettee, más información fluye en esa red, y más gente puede leer y comentar y participar activamente en la red.

Alguien comentó  también (siento no acordarme de los nombres, pero a esas alturas del congreso ya no me apetecía seguir escribiendo nombres de ponentes), algo que me parece obvio, pero que sin duda hay que ir recordándolo a menudo: “para estar en una red social, hay que saber para qué se quiere estar”. Parece obvio, pero mucha gente que se da de alta en redes no sabe las opciones que tiene esa red, ni para que quiere estar ahí metida.

Seguidamente, la Clausura: Las redes sociales desde Atapuerca hasta Twitter, con Arturo Pérez-Reverte (escritor y miembro de la Real Academia Española) y Juan Luis Arsuaga (paleoantropólogo y co-director del Yacimiento de Atapuerca).

El señor Arsuaga me pareció muy interesante. Dio una explicación de la evolución humana y social muy bien planteada. Cierto es, como explicó, que ahora “no tenemos tiempo a adaptarnos a los cambios”. Antes, desde que había un cambio hasta que se consolidaba, daba tiempo a prepararte mentalmente. Las cosas ahora están cambiando muy rápidamente, sobre todo en cuanto a tecnología, y tenemos que estar atentos para no perdernos nada por el camino.

Me gustó mucho lo que dijo: “un micrófono no sustituye mi voz, solo hace que llegue más lejos”. Esto aplicado a la tecnología es lo mismo. Las redes solo hacen que se pueda llegar más lejos, y que sea más fácil, rápido y eficaz difundir un mensaje.

“La tecnología amplia las posibilidades, no sustituye las necesidades biológicas”.

También afirmó  que tenemos una capacidad limitada para relacionarnos socialmente. Teniendo redes sociales, no se va a aumentar esa capacidad, simplemente la puedes distribuir. Puedes tener miles de “amigos” en una red social, pero eso no hace que puedas relacionarte con todos ellos, son contactos, no amigos, ya que los “amigos se cuentan con una mano”. A esto, el señor Pérez-Reverte le dijo: “para mi, todos mis lectores son amigos”. La perfecta respuesta del señor Arsuaga a esto fue: “Ahí has quedado muy bien, pero no es así”.

“Escribiendo se puede transmitir, pero también malinterpretar”. Es un lenguaje complejo, ya que no es directo ni sincero como lo es el lenguaje corporal. En una red puedes escribir un comentario que suene borde, al final de dicho comentario añades un “jaja” y estás mostrando la ironía con la que has escrito lo anterior. Mediante el lenguaje corporal es muy difícil mentir, es muy difícil transmitir algo que no sientes. El lenguaje cara a cara es la forma más directa y sincera de comunicarse.

“@rlloret: El lenguaje del cuerpo es el más veraz. Imposible forzar el lenguaje del cuerpo. En las redes virtuales esto se pierde”

Mientras Arsuaga se dedicaba a dar explicaciones interesantes, Pérez-Reverte se dedicaba a decir que el país está mal, que la sociedad está mal, que los jóvenes somos vulnerables etc.

“@Ro_masvic: Señor @perezreverte, sepa usted que los jóvenes no somos vulnerables!”

Varias cosas de las que dijo Pérez-Reverte me parecieron absurdas, como por ejemplo lo de que Álex de la Iglesia “habló de su dimisión de broma en Twitter y la Academia le obligó a cumplirlo”. Absurdo total.

Arsuaga en cambio, daba ánimos, y decía: “no tenemos el derecho a transmitir a los jóvenes un mensaje negativo, de que están en un mal mundo. Tienen que saber que tienen una misión en el mundo, pero no de un modo negativo”. Gracias, Arsuaga.

Una cita con la que me gustaría acabar: “Las redes por si solas no transforman la sociedad, a menos que las utilicemos para ello”.

Anuncios

El repentino amor de AOL por Arianna Huffington y el HuffPo

In Derecho a Replica on 7 febrero, 2011 at 4:29 PM

Una compañía que hace menos de diez años estaba valorada en más de 230 mil millones de dólares, que tuvo la osadía de zamparse a la todopoderosa Time Warner, que representó desde su fundación la visión del Internet cerrado y de pago busca hoy su futuro comprando periodismo. Gumersindo Lafuente (El País) analiza la compra de America Online (AOL) a Arianna H. del The Huffington Post.

Pero no cualquier periodismo, ni a cualquier precio. Compra marca, pero una marca casi unipersonal y con tan solo cinco años de vida. Pero no compra el lastre de una superestructura ineficaz. Compra contenidos y talento periodístico. Pero no las maneras de comunicarse con la audiencia de los medios tradicionales. Compra lectores y usuarios, pero no al precio que otrora se estilaba en las operaciones entre grupos editoriales que fundamentaban sus ingresos en las ediciones impresas.

Arianna Huffington, cargada de contactos y de instinto, ha logrado aupar su medio al tercer puesto entre los sitios de información más seguidos en el mundo. Se puede no estar de acuerdo con sus estrategias de agregación. Se puede criticar su diseño. Se puede polemizar sobre la estructura y la calidad de la información. Pero la realidad es tozuda y el éxito en seguimiento e influencia, indiscutible.

Y es ahora, con el Huffington Post mirando de tú a tú al New York Times, robándole lectores y en cualquier momento periodistas, cuando AOL, una “vieja” empresa de la nueva economía, que ve desangrarse sus cuentas año a año, intenta reverdecer sus mejores tiempos comprando talento periodístico, pero no solo, también compra estrategia.

AOL ya apuntó maneras en sus adquisiciones más recientes. TechCrunch y Engadget, blogs especializados en tecnología, aportaban un acercamiento a comunidades de intereses muy activas y muy receptivas. Y a unas estructuras de costes de fabricación de la información extraordinariamente competitivas. Ahora remata la jugada comprando el Huffington Post y poniendo al frente de las decisiones editoriales de todo AOL a Arianna Huffington, su fundadora.

Y lo hace en un momento especialmente angustioso y a la vez excitante para la Prensa y para los periodistas. Con todas las grandes compañías tradicionales de comunicación buscando caminos para reinventarse, para seguir siendo protagonistas en estos nuevos tiempos en los que la tecnología parece dominarlo todo.

Cuando Rupert Murdoch, otro de los grandes protagonistas del momento, batalla por poner precio de portada a sus sitios de Internet y experimenta con nuevas cabeceras para nuevos soportes. Parece que los estrategas de AOL apuestan por otras soluciones. Más abiertas, más participativas, más innovadoras en el uso intensivo de la tecnología, menos nostálgicas de un pasado de control casi oligopólico de la información que ya nunca volverá.

Y sí, una empresa de Internet (aunque sea de las viejas) busca su salvación en el periodismo (del nuevo, por supuesto). Es una buena noticia para nuestro oficio, pero solo para los que sepan interpretarla desde la humildad de los nuevos tiempos y sepan escuchar lo que el actual ecosistema de la información nos grita todo el rato: el buen periodista, el buen periodismo, tiene que demostrar su utilidad y su relevancia y su compromiso con las audiencias de manera permanente para poder sobrevivir.

+

Según Adrián Segovia, AOL “adquiere influencia, marca y una estrategia” y no así tan sólo usuarios, como se podía llegar a pensar al principio, ya que The Huffington Post es el tercer diario con mas audiencia del planeta.

En Estrategia Digital el español calcula que “Unos 1.300 millones de personas se conectaron a Internet en el mes de diciembre de 2010. 759 millones, un 57%, lo hizo además cada día. La empresa de medición comScore reporta que en diciembre de 2010 los diarios online en todo el mundo cosecharon un 36,7% de penetración mensual. Es decir, fueron consultados por 486 millones de usuarios al mes. Sin embargo, cuando bajamos esa cifra al día, encontramos que sólo 89,5 millones lo hace diariamente (un 11,8%). Estas cifras cambian radicalmente cuando se analiza sólo la audiencia conectada desde EEUU. Los diarios digitales en aquél país tienen un alcance mensual superior al 60% y casi un 20% diario”.

En este contexto, el HuffPo es el exponente de los nativos digitales. Costó 311 millones de dólares, cuestión no menor pensando en que Facebook es valorada en 50 mil millones de dólares, mientras Rupert Murdoch dueño de NewsCorp. se gasta 22 millones en The Daily (diario exclusivo para iPad). Con el comodín que implica llevarse también a Arianna Huffington, las barajas se pueden repartir con mejor juego para AOL.

Según Segovia, “AOL cree en la publicidad gráfica en Internet y en la inteligencia aplicada al negocio de contenidos en la red. La partida de display seguirá creciendo y AOL estará muy bien posicionado”.

+ “Mi” comandante blogger

+ Leer Estrategia Digital de @ASegovia

Fuente: CiberP@ís

Eskup: la red social del Diario El País

In B. Rivas, Derecho a Replica, Exclusivos on 12 junio, 2010 at 3:07 PM

Por Alvaro Bohórquez Rivas

Desde España

Los medios de comunicación tradicionales siguen su travesía de convergencia con el mundo 2.0 y El Diario El País busca dar un nuevo paso en ese rumbo.


__

__

Las redes sociales están de moda, de eso no hay duda. Twitter, Facebook, Flickr, Youtube, Tuenti, Hi5… todas ellas son redes sociales o han convertido su formato en una. Youtube y Flickr están tratando de unirse a este “boom”  tanto intentando socializar a sus contactos, como facilitando la inserción de su contenido en otras redes más grandes y abundantes.

De hecho, Yahoo!, que ha dejado el mercado de los buscadores, o eso dijeron, ha comprado los juegos de Zynga, la responsable de Farmville, para introducirlo en su nueva red social, que teniendo en cuenta la cantidad de usuarios de Yahoo! (quién no tiene cuenta ahí por alguna razón especial) puede montar un rival a Facebook, todo depende de cómo lo haga.

Gumersindo Lafuente

El caso es que el diario español con mejor nombre en el panorama internacional, El País ha decidido sacar una propia. El responsable de ella es Gumersindo Lafuente, el mismo hombre que consiguió revitalizar la web de El Mundo y convertirla en el mejor sitio de un diario en España, luego fundó Soitu.es y el proyecto se tuvo que abandonar por falta de financiación, pero sirvió como laboratorio de pruebas para crear el proyecto Eskup, que es así como se llama la red social lanzada por el diario del Grupo PRISA.

Evolucionar, evoluciona poco, de entrada recuerda mucho a Twitter, salvo que tiene el doble de caracteres para mandar tweets, que no sé cómo se llamaran, ¿lapos?. El caso es que recuerda mucho a Twitter y añade las opciones de comentar las noticias directamente con los redactores de las mismas, la interactuación ente lectores (y trolls) del medio.

Añadir, no añade mucho a lo que podemos ver en el mar de Internet, pero tiene su aquel, tiene algo que lo hace distinto. Una nueva vía de transmitir conocimientos, impresiones y opiniones en un espacio no muy grande donde lo que dices tarda en perderse y la gente responde.

El verdadero progreso de “Eskup” es el de ponerle fronteras a Twitter y reunir a sus lectores y redactores en un mismo punto para que las conversaciones no se pierdan en los millones de tweets que se lanzan de manera diaria.

Todavía no he aprovechado al máximo las utilidades de “Eskup”, pero la primera impresión que me llevo es de satisfacción.

Home del sitio de Eskup

Este autor es Columnista permanente de este Blog