maximo tell

Posts Tagged ‘Juventud’

Día Mundial del Niño con Cáncer: Guzman es uno de ellos y así lo enfrenta

In Jóvenes Sueños, Pasiones on 15 febrero, 2011 at 1:02 PM

Hay blogs luminosos, blogs cuya energía traspasa las barreras de lo digital, blogs que convierten la enfermedad en terapia. Hoy, Día Mundial del Niño con Cáncer, se cumplen 97 días desde que a Guzmán le anunciaran que tenía Leucemia linfoblástica aguda, un tipo de cáncer que afecta a tres de cada 100.000 niños y del que más de un 80% salen adelante.

La noche previa a conocer el diagnóstico final, advertido ya de lo que podía ser, José Carnero, su padre, pasó la noche en vela investigando en internet, buscando casos personales similares. El 13 de noviembre José abría el blog Uno entre cien mil con la idea de convertirlo en una fuente de energía positiva y en un espacio de meditación y terapia personal.

Pensé: lo fácil en este proceso va a ser estar al lado suyo, lo difícil, estar lejos. Me gustaría crear un espacio en el que quien entre vea que esto va siempre bien, vea que va a positivo y que todos lo proyectemos en positivo, y que para mí fuera una deconstrucción del proceso para incluso forzarme a dar una vuelta positiva a cada día, a cada situación.

Como suele ocurrir, nadie esperaba a la enfermedad. Como también suele suceder, llegaron las preguntas sin respuesta “¿Por qué?” o ¿Por qué a mi hijo y no a mí?”

Ese pensamiento surge y es inevitable, la carga cultural católica es esa. Es lógico y se me pasó por la cabeza. Pero me siento afortunado por tener a Guzmán como hijo. No siento rabia de que le haya pasado esto, ni la sentí al primer momento. Sentí que era un drama, una tragedia, lloré un océano y medio, pero me siento afortunado de que Guzmán nos haya elegido a nosotros como familia y que su carga vital traiga esto. Todos podemos sacar algo positivo de esto.

Guzmán está viviendo todo con cierta cotidianidad, para él esto es un proceso normal y sus padres intentan por todos los medios contribuir a ello. Un detalle: José se rapó el pelo a la vez que su hijo. En cualquier caso, el verdadero protagonista de esta historia de vida es él, Guzmán:  “Él es el que nos está guiando, nos está enseñando”, afirma José, “siempre ha estado bien, en todas las situaciones de su vida ha estado bien. Es como un pequeño buda”.

Guzmán tiene ahora tres años y cuatro meses, cuando termine el tratamiento, a los cinco años y medio, será más consciente de todo y José espera que no suponga una trauma en su vida, sino todo lo contrario.

El uno entre cien mil del título también tiene que ver con que va a ser capaz de hacer lo que quiera, lo que no son capaces de hacer 100.000.

Hablar con José Carnero es un gusto, la conversación y las ideas fluyen con una naturalidad y facilidad pasmosa. Supongo que algo influirá que lleva toda su vida dedicado a la publicidad. Ahora dirige la agencia La agencia de publicidad que tiene por nombre Kitchen.

Te mete la vida una hostia como esta y lo primero de todo es que tomas conciencia de la escasa conciencia que tienes. A partir de ahí todo es un progreso.

Si algo he aprendido es a estar un poco más con los pies en el suelo y en lo que quiero para mi hijo, para mi familia.

El blog se ha convertido es un espacio de comunión entre todos los que están o quieren estar cerca de Guzmán.

Cuando empiezas a leer cosas que te explican cómo llevar este tipo de traumas dicen que es fundamental abrirte al entorno y a recibir el amor y cariño de los demás y sentirte arropado. El blog nos hace sentir arropados y conlleva un gran empuje. Es una demostración de amor en todos los sentidos.

El blog como terapia y como medio de comunicación con los familias es algo que ya hemos visto en otros casos, como el de Anna. Tanto José Luis, padre de Anna, como José, comparten un detalle muy relevante: cuidan que cada imagen que vemos de sus hijos rebose luz, vitalidad, optimismo.

Invito a la gente a que entre a soltar pensamientos y energía positiva. Entiendo que cada vez que alguien entra y se emociona, y lee, hay cosas que tiene que llevarse para él. Hay gente que no tiene relación con la enfermedad y me dice que le está ayudando a tomar conciencia.

Y, ¿qué pasará cuando se cure Guzmán? ¿Seguirá el blog?

Si el blog se acaba convirtiendo en algo más, quién sabe. Esto te abre la mente a querer ayudar. Todos nos sentimos mejor personas y más humanos cuando ayudamos.

Es increíble como el simple hecho de abrir un blog puede llegar a ser tan positivo en la vida del que lo hace y de los que le rodean. Esto sí es la Web Social. Suerte y mucho ánimo para Guzmán, José, Eva (la madre de Guzmán) y Martina (la hermana mayor de Guzmán).

Fuente: lainformación.com
Fotos: unoentrecienmil

Anuncios

La tercera cara de la moneda

In Exclusivos, Malas Viejas, Tonti on 30 diciembre, 2010 at 8:16 AM

Por Danilo Tonti

De un lado, jóvenes desilusionados de la política, en apariencias hasta desinteresados; jóvenes sin voz pero con voto: peligrosa combinación. Del otro lado, jóvenes que se apropian de los ideales, que debaten y discuten para abanderar a futuro la política de un país en permanente proceso.

La tercera cara: la realidad, el despojo de los perjuicios socialmente instalados. Mediante la técnica de entrevistas grupales, se evaluó y comparó la percepción política de los jóvenes que militan en entidades partidarias y la de aquellos que no.

Karpincha imaginando...

Si hablamos de inquietud, de rebeldía; si hablamos de proyecciones y de utopías; si hablamos de esperanza y transformaciones; hablamos de juventud, pero también de política. Hablamos de potencia como realidad latente y de cambio como fin expectante.

A través de la realización de grupos de discusión, se buscó profundizar y comprender la relación que subyace entre la juventud y la política. Se realizaron dos grupos compuestos por jóvenes universitarios, uno de ellos formados por militantes en partidos políticos y el otro por jóvenes aparentemente pasivos en la actividad política: no involucrados ni vinculados a instituciones partidarias.

Muchas veces, las acciones y las interacciones de los sujetos hablan más de de su subjetividad y de su visión que lo que ellos mismos puedan decir. Planteando iguales tópicos en ambos grupos, se profundizó en el vínculo que la juventud mantiene con la política, centrándose en los cambios que la militancia partidaria pudiera provocar en la concepción, en las perspectivas y también, en las actitudes políticas que los jóvenes adoptan.

Poca militancia, mucha política

Con ciertos indicios de nerviosismo y alguna que otra intervención dubitativa, comenzaba la entrevista con jóvenes universitarios sin militancia partidaria. Ninguno se conocía, pero sólo unos minutos bastaron para que empiecen a ganar confianza.

La conversación mantuvo un eje hasta el final: la interacción. Cada punto sobre el que se reflexionaba se valía de opiniones que se nutrían y se interpelaban mutuamente, generando un importante mecanismo de feedback.  La comunicación efectivamente fue dialógica. Una permanente atención a los planteamientos que cada uno expresaba caracterizó todo el desarrollo de la entrevista. La dinámica fue sustentada mediante una escucha atenta y reflexiva.

Las opiniones diferentes fueron tomadas como puntos de superación. En muchos casos, hubo cambios de perspectivas en los participantes a partir de los aportes y de las visiones de los demás. Fueron comunes los replanteos y las autocríticas. En las contraposiciones de ideas, la tolerancia fue una clara actitud evidenciada. Cada uno se mostró muy dispuesto y abierto a escuchar opiniones que, en muchos casos, no eran coincidentes con las suyas.

La construcción del debate se desarrolló entre los mismos participantes de la entrevista grupal; lograron olvidarse y desprenderse del mediador. Así también, pudieron conocerse las reflexiones profundas de cada uno de los integrantes; las discusiones no se limitaron al campo estrictamente político.

Incluso, las reflexiones y los temas que se trataron evidenciaron una amplia concepción del campo de la política, incorporando a dicha esfera la actividad y compromiso cívico y ciudadano, como así también el trabajo de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG).  Las respuestas reflejaron posturas moderadas, alejadas de posicionamientos extremos en relación a cada uno de los aspectos tratados.

La presentación de los tópicos fue efectiva en la organización de la discusión: las respuestas y los comentarios aluden a ellos, aunque fueron frecuentes las reflexiones sobre temas que no fueron planteados. En general, se observó  que la entidad del grupo superó las individualidades, propiciando una instancia de construcción conjunta de pensamiento y conocimiento.

La política detrás de la militancia

Fue el tiempo, luego, del segundo grupo; aquel formado por jóvenes con militancia en partidos políticos. Con buena cuota de silencios, empezaba la entrevista.

Desde el comienzo y durante toda la dinámica, la carencia de interacción marcó la pauta que caracterizaría a este grupo de discusión. Cada uno se limitaba a exponer sus opiniones y a esperar nuevamente su “turno”. Lejos de ser percepciones interactuadas, brindaron largas explicaciones a modo de “ponencias” y sin interrupciones por parte de quienes escuchaban. Esto generó la ausencia de un debate como tal, en la medida en que todas las apreciaciones y los fundamentos que ofrecían iban destinados al mediador y no a los compañeros.

Fue característica una atención dispersa por parte de los integrantes (a excepción de uno) durante todo el desarrollo de la entrevista; la carencia de interacción no obligaba a una escucha activa.

Las opiniones diferentes no fueron tomadas como elementos de autocrítica, sino como evidencia para reforzar la lejanía de opiniones, acentuándolas los propios protagonistas, para resaltar la idea de que el “otro” está equivocado. Esto deja entrever la intolerancia con los planteamientos diferentes, con la diversidad de opiniones.

Hubo  una visión restrictiva de la política, en tanto es concebida sólo desde el campo partidario. El debate se instaló en torno a quienes detentan el poder o pueden llegar a él.

Los comentarios de los jóvenes resultaban inseparables del partido al que pertenecen. No se logró una profundización en las percepciones de cada uno de ellos fuera del área de la militancia. No pudieron separarse de la posición de militante del partido del cual forman parte. Incluso, los tópicos no guiaron el discurso debido a que se recayó siempre en las mismas ideas, lo que generó que el debate no tuviese variedad conceptual.

Las fuertes individualidades terminaron por menoscabar la dinámica de grupo, en la que no se registraron proceso de elaboración en conjunto. Esto es  potenciado debido a la presentación de posturas extremas en las que cada planteamiento se expresa de una manera absoluta e inconciliable con sus opuestas.

Se trató de una entrevista en donde la tensión y el clima tirante ganaron el ambiente, evidenciando una marcada falta de tolerancia y una comunicación de importante orientación monológica.

Cuando militar es perder la perspectiva

La realización de ambos grupos de discusión brindó importantes datos comparativos, al tiempo que permitió sacar, no de modo generalizador sino como apunte referencial, algunas conclusiones interesantes para el análisis y la reflexión.

La política basada en ámbitos democráticos asume como valor estructural la tolerancia y la construcción del conocimiento mediante la diversidad y la pluralidad. No obstante, en el grupo de jóvenes militantes, en el que el ejercicio político debería estar más afianzado, estos valores se desdibujan y son bastante olvidados. Es en la dinámica con jóvenes sin militancia en la que se logra un proceso de producción de pensamiento de mayor profundidad y con mayor enriquecimiento de las discrepancias entabladas. Así, mientras que en éste grupo se observó una marcada orientación de construcción, en el segundo fue una mecánica de reproducción lo que predominó durante todo el desarrollo. Más aún, fue en el de los jóvenes militantes en el que se identificó posturas más símiles en relación a la realidad política actual: posicionamientos polarizados y marcadamente dicotómicos.

Una de las variables que más diferencias marcó fue, sin lugar a dudas, la interacción. Mientras que en la entrevista grupal con jóvenes que no realizan militancia partidaria ésta fue la causa fundamental de la producción conceptual, en el grupo con jóvenes militantes su ausencia devino en la imposibilidad de construir desde la dinámica grupal. Y esto se relaciona con la falta de tolerancia y las posturas extremas que se marcaron anteriormente. Se evidencia cómo la militancia influye en la consolidación de perspectivas rígidas y cerradas, en donde la extrema identificación con un determinado partido parece afectar la capacidad de reconocer otros puntos de vista o de cuestionarse en lo que se piensa y se sostiene. La escucha se traduce en la búsqueda de elementos para refutar lo que se dice,  por lo que cada intervención se presenta, no explícitamente pero sí a nivel de contenido, como una respuesta a lo que uno de los participantes haya expresado.

Otro de los datos que es necesario resaltar es la concepción que se ha manifestado de lo que es la política. Claramente, la visión más restrictiva viene de los militantes, en donde el debate político se reduce a una serie de medidas y a unos cuantos políticos del pasado y del escenario actual. No ocurre lo mismo con quienes no participan de una militancia partidaria, en donde se abre el abanico de la discusión a ámbitos como el Tercer Sector y la actividad ciudadana.

Como proposición superlativa que ha dejado la experiencia se debe nombrar la incapacidad para construir consensos que manifestó el grupo que participa de la juventud de algún partido político. Las exposiciones de cada uno de los integrantes fueron discursos que no se tocaron entre sí y en los que no se evidenciaron firmes intensiones de establecer puntos o perspectivas en común.

En definitiva, como síntesis de lo experimentado, podría decirse que cuanto más institucionalizada se encuentra la actividad política más susceptible se vuelve a contraer los vicios y las falencias que el sistema político nacional presenta.

> Este autor es Columnista permanente de este Blog

Juventud, te creen perdida

In Exclusivos, Pasiones, Tonti on 9 agosto, 2010 at 10:10 AM

Por Danilo Tonti

La mentira arma su juego y reparte sus cartas. Crea su mundo, su universo paralelo. La mentira es la sabiduría de la antítesis, del contrapeso de lo que es; la mentira es lo que no es, pero que parece ser.

La juventud está perdida“. Esa es la mentira. Yo soy joven, y tengo sueños, y tengo proyectos, y tengo ideales; y no soy una mentira. Mis amigos son jóvenes y tienen metas, propósitos, y no son una mentira.

Jóvenes sueños queriendo amanecer en el cielo

Juventud perdida en tanto desorientada, esa es la verdad. Y desorientada no por no saber sino por no poder. El no se impone al sueño de hacer; porque todo cierra de antemano, porque todo parece estar hecho, porque nada queda por crear.

Es mejor anular la posibilidad de cambio cuando el cambio pueda quebrar nuestros privilegios; es más seguro alzarnos en un mundo de certezas, en donde las únicas dudas nazcan de nosotros mismos.

La juventud está movilizada e inquieta, pero a este sistema no le sirven los sectores revoltosos. A este sistema le sirven los resignados y distraídos para depositar en ellos la culpa del olvido, culpa que camufla el agradecimiento de la estabilidad, del estanque de la amenaza.

Tenemos una juventud con “futuro“, pero sin presente. El hoy no parece ser su tiempo. El legado es claro: dedíquense a crecer, a formarse, a hacerse de un mundo de sueños e ideales, para que -cuando lo verde de la juventud utópica madure- entren al mundo de lo real y se manejen como él.

Entonces la sociedad es eso: un cúmulo de jóvenes retirados que dejaron a un costado sus sueños, resignándose a jugar el juego marcado, aquel en donde no hay que crear sino saber hacer, aprender las formas y los caminos. Así, los jóvenes no son el futuro; son sólo el futuro de aquellos que buscan ver un mañana programado e idéntico al hoy, formando sujetos que perpetúen más de lo mismo, bajo el mismo suelo y hacia el mismo horizonte.

Desde el paradigma actual, los jóvenes no son el futuro; son la garantía del presente infiltrado en el mañana.

Pero me pregunto cuál es el punto justo de la cocción. ¿Cuál es el fin de la receta? ¿Qué tipo de sujetos buscamos preparar? ¿Somos los jóvenes demasiado “crudos” como para ser actores protagonistas de la sociedad del hoy? Ahí está el error; en creer que sí.

La sociedad necesita transformaciones y éstas estructuras que garanticen una dinámica en donde los cambios puedan sucederse. Los cambios implican creación y la creación individuos íntegramente creativos.

Lo necesario no son hombres que reproduzcan a puño y letra lo instituido, en donde el mérito es lo bien aprendido. Lo necesario son personas capaces de capitalizar nuevos paradigmas, des-aprendiendo y re-escribiendo nuevas formas de comprendernos y de crearnos como sociedad y como personas.

Si me preguntan, prefiero una sociedad inmadura, en donde construyamos desde la incertidumbre certezas colectivas y no donde las certezas sean inmutables propiedades exclusivas. Sucede que re-crear es romper certezas, pero sólo desde lo incierto nace lo auténticamente certero. Tocar fondo es llegar al comienzo, porque todo cambio implica encontrar la crisis.

Me dicen que la juventud está perdida y sin embargo son los jóvenes quienes desbordan las organizaciones alternativas. Son ellos los que caminan y buscan, con la grandeza del desinterés, hacer de lo poco que se les permite lo máximo que se pueda hacer. Son ellos los que persisten, estimulados sólo por la convicción de que algo hay que hacer.

Las posibilidades reales de participación son alternativas al sistema que la tilda de perdida y le exige mayor “compromiso social“. Exigir acciones sin brindar caminos es la contradicción que evidencia un fin de apariencia, un discurso sin causa ni propósito.

Resulta sencillo verlos y generalizarlos perdidos en la droga, en el alcohol o en la simple indiferencia, pero se presenta comprometedor encontrar los porqués a esas circunstancias puntuales.

¿No será acaso la falta de oportunidades de desplegarse como tales en la sociedad lo que hace que la juventud se apoye en soluciones sustitutivas como la droga y el alcohol?

¿No será un sector cerrado y hegemónico, guardián y reproductor de lo establecido, causa de aquella juventud “perdida”?

¿Es posible que estemos entrenados para una sociedad estable y monótona? ¿Estamos dispuestos a resignar las “seguridades” de un presente sin futuro para crear un futuro desde el presente? ¿Será que hasta parte de la juventud ha creído su perdición?

Un corazón joven es un corazón que camina y que a su paso busca. Explora, analiza, prueba, se arriesga, se convence, se desilusiona, se involucra, se queda, se marcha. Cambia de rumbo, una y mil veces, sabe que así es el camino. Pero en el viaje se forma y, de a poco, va entendiendo lo que quiere.

Cada cosa que encuentra es vital porque lo determina, lo condiciona, lo empuja y lo estimula. Cada paso es una marca y la pauta para dar el siguiente. Hay que estar ahí. Es necesario. Es urgente. Hay que escuchar y dejar hacer. Hay que abrirse a lo que sienten y dejar que nos hagan sentir.

“Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo. Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño. Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida. Pero sabrás que cada vez que ellos vuelen, piensen, sueñen, cuenten, vivan… estará la semilla del camino enseñado y aprendido”. María Teresa de Calcuta.

Este autor es Columnista permanente de este Blog

Debemos asumir la Responsabilidad Digital junto a las nuevas generaciones

In Derecho a Replica, Exclusivos on 4 agosto, 2010 at 3:03 PM

Por Nelson Fuentes

La era de tener un solo TV en casa con el único teléfono móvil que lo tenía Papá ya cambió de una manera abrupta. La tecnología nos golpeó  muy fuerte, nos sacudió tanto que nos lleva por delante sin preguntarnos ni pedir permiso.

Actualmente no alcanzamos a terminar de utilizar un dispositivo y entender su funcionamiento que ya hay 3 mas en el mercado con nuevas funcionalidades y virtudes. Hoy en casa hay mínimo 2 o 3 teléfonos móviles y esto se ha convertido en uno de los fenómenos de la industria que mas crecimiento tuvo en los últimos años.

Ya existen 52 millones de teléfonos celulares en Argentina, hay más celulares que habitantes! Y esto no parece disminuir sino que sigue en aumento, con una diversidad de alternativas tecnológicas que va más allá de tener un aparato para hablar con alguien.

Ahora todo cambió porque no solo hablamos sino que también, utilizamos la agenda, escuchamos full Mp3, navegamos por Internet, jugamos con el mismo dispositivo, pasamos viéndonos posibles wallpapers, vemos películas y lo usamos para recordar las fechas más importantes entre otras cosas.

Hoy la nueva generación es absorbida por lo nuevo, por la innovación. No es fácil para un padre encontrarse con la gran frase “papá papá comprame este último modelo de celular, o comprame la ultima Xbox 360, o comprame el nuevo iPhone que es sorprendente”.

Estamos frente a un nuevo paradigma, algo que no es una moda, sino que es una tendencia y vino a quedarse para convivir entre nosotros y hacerse cada vez más grande.

Tenemos una opción que puede ser ignorar el cambio tecnológico que vive nuestra sociedad o podemos intentar acercarnos a esta nueva forma de comunicación global, para no sentir que ni si quiera hicimos lo posible para tratar de entender su uso.

Hoy Internet es el eje, el nodo de convergencia, la carretera donde están todos los sistemas interconectados por un solo lenguaje que revolucionó la integración de todo, y es el denominado protocolo IP.

Un sistema de comunicación que puede transportar millones de contenidos  en forma de paquetes con una identificación única y esto hace que el paquete nunca se pierda y siempre llegue a destino.

De esta manera la industria tecnológica aprovechó la integración de todo para avanzar con productos electrónicos que hablan el mismo lenguaje y donde estar online es el común denominador usando Internet.

Hoy no solo accedemos a un sitio web de interés, sino que también podemos hablar, subir videos, transmitir información, compartir fotos, interconectar  nuestros dispositivos electrónicos a Internet, etiquetar amigos en las redes sociales, jugar juegos online, ver una película en calidad HD, bajar el libro en formato e-Book que mas queramos, y la lista sigue, sigue y sigue.

Ya no hay límites porque las nuevas tecnologías de la información (TICs) es la integración de todo y el mecanismo de cómo se comunicará la sociedad moderna en los próximos años.

Es el momento de formar a la nueva generación, crear conciencia y trabajar muy seriamente en un programa de Responsabilidad Digital, porque es la escuela que necesita toda la generación inmigrante y nativa.

A través de un buen uso de Internet y responsable tendremos mejores oportunidades, trabajo seguro, calidad de vida, mejores promedios en la escuela y en la universidad, como también un proyecto que podremos compartirlo y desarrollarlo para hacer un bien a nuestra generación.

Debemos crear espacios de participación y networking para nuestra juventud, donde se puedan compartir experiencias, aprender a usar la red, fomentar la innovación tecnológica y crear proyectos de inclusión social.

Sin una sociedad informada no podremos llegar a construir una nación de valores y responsabilidad.

Según Lewis Carrol en Alicia en el país de las Maravillas “En un Mundo en constante movimiento, el que se queda en el mismo lugar, retrocede”

Nelson Fuentes

El autor en la actualidad es el Chief Project Manager de la empresa Macro Global Software. Fundador de Córdoba Valley. Emprendedor y creador del concepto Amor 2.0. Networker y Coordinador del Proyecto Social Gathering. Blogger, Social Connector y speaker especializado en la vision de la Internet 2.0. Fundador de Iglesia 2.0. Evangelista de los nuevos medios digitales. Creador del concepto Social Day. Estudió Ingeniería en telecomunicaciones en la Universidad Blas Pascal y desde el año 1998 ha trabajado para distintas compañias, gerenciando proyectos de implementacion tecnológica como el caso de Claro Argentina, Telecom, Telefónica de Argentina, Coasin Comunicaciones, Ccm Telecomunicaciones, entre otras. Su especialidad son los medios de comunicación y recientemente coordinó el proyecto CVC La Voz digital, que contempla una red satelital de medios en 22 paises de Iberoámerica.

Crecer filmando

In Exclusivos, Paladar mostaza on 25 junio, 2010 at 10:00 AM

Por Milly Bianchiman

Desde hace unos años hemos visto como la juventud ha mostrado al mundo mediante canales como facebook, youtube y otros, pequeños y grandes sucesos filmados por cámaras caseras o de celulares. Los hechos que se registraban eran alguna que otra imitación, situaciones graciosas, otras no tanto, muestras de distintos talentos, etc., pero la cosa se puso seria y empezó a preocupar cuando lo que se grababa eran situaciones de violencia, sobre todo ocurridas en los colegios.

Como una iniciativa para darle otras riendas a esta especie de moda, surgió el Primer Festival Intercolegial de cine del MERCOSUR, también conocido como Cine Tiza, declarado de interés educativo por el Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba.

El Festival esta organizado por el Colegio Deán Funes junto a un grupo de estudiantes y egresados del mismo llamado grupo ABCine. En este se convoca a jóvenes y adolescentes del país y MERCOSUR, que pertenezcan a una entidad educativa, a participar con distintas producciones audiovisuales con el objetivo de intercambiar vivencias y realidades desde una óptica vinculada a:

  • Identidad
  • Diversidad Cultural
  • El Medio Ambiente
  • La Libertad.

Los alumnos participantes pueden concursar en el rubro guión para cortometraje y en realización de cortos; los trabajos podrán ser incluidos dentro de los géneros: documental, ficción, video clip, video minuto, animación, teatro filmado, fotomontaje, video sin diálogo.

Quienes participan experimentan el proceso que conlleva la realización de los cortos, donde aprenden a generar guiones, experimentan creando tomas, usando la variedad de los planos, haciendo uso de la creatividad en el montaje y la edición, y por sobre todas las cosas se aprende a trabajar en grupo.

Los premios que se llevan sus concursantes para la escuela a la que representan son cámara, luces e isla de edición aportado por la Secretaría de la Juventud de la Provincia, para incentivar a los chicos que sigan participando de este Festival y otros más que se presentan en la provincia como el Festival de Cortópolis, organizado por el Cineclub Municipal Hugo Del Carril, donde se muestran aproximadamente 250 cortometrajes de todas partes de Argentina y una sección que muestra trabajos del resto de América y Europa, otras muestras especiales como Cortos de Oriente, Encuentro en el Cine, Quay Brothers, mas los talleres, charlas y seminarios dictados por profesionales de trayectoria nacional e internacional.

Desde el 2004 el Cineclub Municipal Hugo Del Carril presenta el espacio El Corto, donde todas las semanas se muestra material audiovisual producido en la provincia, y a partir del 2007 se comenzó a presentar cortometrajes del resto de Argentina. A partir de este proyecto se generaron otros como La Cortoteca, una colección de cortos que han pasado por el Festival entre otros; la revista digital Espacio Reducido y las muestras itinerantes Caravana de Cortos.

Alumnos que podrán filmar - Foto La Voz

Todos estos espacios además de tener en común el cine, funcionan como medio para expresarse siendo creativos a la vez. El Festival de Cine Tiza, funciona también como una orientación para los adolescentes que todavía no deciden que quieren hacer después del secundario, los ayuda a descubrirse, a esmerarse y superarse, entre otras cosas, disfrutan de una oportunidad que a muchos nos hubiese gustado tener.

Por otro lado, Cortópolis, ayuda a los estudiantes de cine a difundir sus trabajos, mostrar otros tipos de cine, temáticas, nuevos enfoques a los que no estamos acostumbrados a ver diariamente; a la vez estos Festivales brindan espacios para recrearse, aprender, especializarse y demás, que colabora a la formación de quienes se interesan por el séptimo arte.

Para más información: info@festivalcinetiza.com.ar

+ Tel: Colegio Deán Funes +54 0351 4333435/36 int. 30 de lunes a viernes de 14 a 18 hs.

Responsabilidad compartida

In Malas Viejas on 16 junio, 2010 at 1:23 PM

¿Cuántos mas harán falta?

Algunas cosas comienzan como juegos, puede que terminen mal o puede ser que no, pero con lo que deberíamos quedarnos es que hay algo detrás de cada suicidio.

No importa si es por algún estímulo externo, incitado o por no encontrar salida a los problemas propios. Los jóvenes vuelven a saltar a primera plana y nuevamente están tocando la puerta con las manos manchadas de sangre, la herida es la indiferencia ¿La sociedad escucha?

No faltarán los fríos egoístas que crean que esto es un problema de algunos pocos o que fue una casual movida que terminó mal. Los jóvenes juegan y sin saberlo construyen, su identidad, sus léxicos y también expresan sus problemas. Eso que los ahoga hay que dejar de intentar verlo en las consecuencias sino buscarlo en los mismo jóvenes. Conociéndolos. Tender la mano de la sociedad con menos prejuicios y quizás mas oídos.

¿La juventud está perdida o la hemos abandonado en medio del camino y hoy no la encontramos?

El estupor y el dolor se adueñaron de Rosario de la Frontera, situada 176 kilómetros al sur de Salta capital. Sus 30.000 habitantes están conmovidos por las muertes de cuatro adolescentes, tres de ellas ocurridas entre el 5 y el 10 de este mes, y la restante, en abril.

La secretaria de Salud Mental, Claudia Román Rú, se instaló en Rosario de la Frontera para coordinar las acciones para prevenir eventuales nuevos hechos. Comentó que hay varias líneas de trabajo para investigar el origen, dar contención a las familias de las victimas y a los adolescentes en riesgo, y para atender las disfunciones dentro de los hogares.

“En esa zona, tan rica en cuanto a la producción agropecuaria, existe una brecha muy importante que puede llevar a situaciones de exclusión”, opinó, y acotó: “Esta exclusión no sólo puede darse desde la pobreza, sino que tiene que ver con la falta de incentivos o posibilidades hacia el futuro”.

Román Rú reconoció la necesidad de conformar redes sociales con políticas de inclusión, que es lo que a su juicio los jóvenes demandan en este momento.

Los ojos de Ariel (33) lo dicen todo. Su hija Macarena apareció ahorcada el jueves pasado, entre las 17.30 y las 18, luego de trabar una bufanda sobre parte superior de la puerta del baño de su casa, en el barrio 126 viviendas. Tenía 14 años. Ariel es empleado municipal. Por las noches, mozo.

Ariel recuerda que la tarde de la muerte de su hija los tres durmieron la siesta (la otra nena estaba en la escuela). Antes de las 17, se levantó Sandra y se fue a trabajar.

Ariel, salió y no demoró más de 25 minutos. Cuando llegó a la casa, vio en la puerta a su hija menor. “Macarena, siempre que llega el transporte escolar con su hermana, abre la puerta. Golpeé y nada. Fui por el ventanal del comedor, fui por las ventanas de los dos dormitorios y nada. Mi otra hija me dice que la luz del baño estaba encendida. Di la vuelta, me trepé en la pileta del lavadero, cuando miré por la ventanita, la vi colgada de la puerta del baño. Corrí a la puerta del frente y empecé a patearla porque no la podía abrir. Pegaba gritos y todo el vecindario llegó. La rompí y cuando entré al baño ella estaba blandita. Un cabo de la Policía que es vecino le hizo los primeros auxilios, pero ya estaba muerta”.

Escuela donde asistían ambas chicas

Por ahora, los investigadores y las autoridades del Comité de Crisis no coinciden acerca de los motivos que habrían llevado a los chicos a quitarse la vida. “Por ahora no hay indicios que nos permita relacionar estos suicidios con juegos que circulan por Internet”, dijo Escalante. Sin embargo, la secretaría de Salud Mental y Abordaje Integral de los Adicciones de la provincia, Claudia Román Rú, relacionó directamente esta situación con el juego “choking game”, que “de 1995 en adelante provocó el suicidio de un centenar de chicos en los EE.UU., y luego se expandió por Canadá, Perú y ahora aparentemente ya está aquí”.

El “choking game” o juego de la asfixia consiste en atarse algo al cuello para restringir la llegada de oxígeno al cerebro en búsqueda de una supuesta sensación placentera. Frente a la Escuela 5009, una de las alumnas explica que “el juego es el de ‘los siete nudos’. En Internet te van diciendo los pasos para hacer el nudo en el cuello con una corbata, bufanda o soga. Te tirás y tenés que caer parado con el nudo desatado. Si hacés mal el nudo, sonaste”.

> Nota de Diario La Nación

> Nota de Diario Clarin + otra Nota

Antecedentes

Santa Fe
Entre octubre de 1993 y principios de enero de 1994, cinco adolescentes se quitaron la vida en Villa Gobernador Gálvez (12 kilómetros al sur de Rosario, entonces de 85 mil habitantes), y otra chica lo intentó. La investigación judicial determinó que, en una ciudad con alta tasa de desempleo (30%) y de pobreza (25%), sin servicio de salud mental ni espacio para actividades sociales de los adolescentes, el primer suicidio había tenido un efecto contagioso. Además, salvo en un caso, se habían cometido con armas compradas por el padre tras los saqueos de 1989, que se multiplicaron en esa ciudad. Los suicidios se frenaron cuando el municipio inició un plan de actividades con los chicos.

Santa Cruz
En General Las Heras, un pueblo petrolero de 7.400 habitantes en Santa Cruz, 22 jóvenes de entre 14 y 32 años se quitaron la vida entre mediados de 1998 y fines de 1999. Unicef y Poder Ciudadano, que intervinieron en el problema, diagnosticaron un elevadísimo nivel de desempleo, deserción escolar, problemas extremos de violencia y alcoholismo. Leila Guerriero reflejó el caso en el libro “Los Suicidas del Fin del Mundo”. Las provincias patagónicas son las de tasas más altas de suicidio. Según la Asociación Argentina para la Prevención del Suicidio, en 2004 la tasa más alta la tuvo Santa Cruz: 14,77 casos cada 100 mil habitantes, mientras que la media del país es de 8,21.

Me resisto a despedir a Cerati

In Derecho a Replica on 9 junio, 2010 at 9:40 PM

Hoy me pasé el día con algunos lapsus de silencios, esos que te agarran cuando hay algo en el aire que te preocupa. Ningún cigarrillo en el balcón tiene sentido hasta que lo arrojas, te despojas de él y lo sueltas. Pero no es tan fácil. Al menos no con él; Gustavo Cerati.

Mi hermana pasa la tarde pasando temas de él en el living y yo me quedo sin palabras. Por eso tomé prestadas las de Gato Fernandez:

Yo tenia 12 años y EL ya era un grande, estaba en Chile de vacaciones y “Danza Rota” sonaba en todos lados, la gente no los dejaba bajar del escenario de la Quinta Vergara en el Festival de Viña del Mar, el segundo disco de la banda era consagratorio, se venia “Signos”, No seas tal cruel…y tantas canciones que conocemos desde el primer acorde.

Al año siguiente empece a trabajar en radio, atendia el telefono y recibia pedidos..era una goleada musical, pedian todo el disco, pedian toda la banda.. solo lo pedian a el..

Prepare casi 3 meses con un grupo de amigos aquel viaje al Monumental, habia que estar en la despedida de la banda que musicalizo nuestra juventud.. yo estuve, yo llore y me emocione con el “Gracias ..Totales..”, tambien nos quedamos cantando la letra de “Nada Personal”…una que dejaron afuera y se merecia estar.Yo estuve en esa Primavera 0

Bocanada, “Puente” y..”Gracias por venir…”, asi cerrabamos las noches del Mariscal, de La Belle o de ButMitre, siguio solo y seguimos llendo a verlo, habia que estar, era el abanderado de la otra musica, del pop que nos gusta y resiste modas y tendencias..

Le pusiste poesia, rock e imagen a nuestra musica durante toda mi vida, tus letras acompañaron a toda una generacion y a sus descendientes. Tuve la suerte de conocer y trabar cierta amistad tus compañeros del trio que le cambio la vida a mucha gente, pero nunca pude conocerte cara a cara, nunca pase de ser un fan, y esa..me la debes.

Poder decir Adios…es crecer, es cierto… pero que sea mas adelante Gustavo.

Fragmento del texto de Gato Fernandez para Revista “The Good News que se entrega en distintos locales de prestigio de Córdoba.