maximo tell

Posts Tagged ‘Kirchner’

Hugo Moyano participó del ciclo El Pueblo quiere saber, en la @UESiglo21 de #Córdoba

In Cobertura iPhone, Exclusivos on 13 octubre, 2011 at 7:10 PM

En una nueva instancia del ciclo de conferencias El Pueblo quiere saber, organizado por la Universidad Siglo 21, se presentó Hugo Moyano. El camionero contestó todas las preguntas que previamente se formularon en el sitio de la Universidad, hechas con tono arbitral de Guillermo Marconi.

Padre de siete hijos, fue elegido entre sus pares sindicales por primera vez a los 18 años y actualmente es el Secretario General de la Confederación General del Trabajo (CGT). Fue presentado por Juan Carlos Rabbat (Rector UES21) haciendo hincapié en que todas las expresiones de los factores de poder del país, deben ser escuchados. Destacó lo llamativo que había sido para muchos el anuncio de que un líder de los trabajadores se exprese en una casa de altos estudios y el espíritu de la institución por continuar aportando al debate de nuestra sociedad.

Moyano, presentado por Guillermo Marconi (representante de los trabajadores de Universidades), comenzó por responder acerca de su iniciativa de participar en foros universitarios. “Solo me siento un hombre que puede presentar otra faz del dirigente gremial”, de esa manera rápidamente dijo que la prensa muchas veces deforma la imagen de los dirigentes. Aunque, “como con los candidatos” la gente no se deja influir tanto por los medios de comunicación.

Desde siempre militó en el Sindicato de Choferes de Camiones y en junio de 2012 termina su mandato en la CGT, y sobre eso dijo que “si digo ahora que me voy, ya me fui”, por lo que sostuvo que se verá llegado el momento, sobre todo porque se vienen momentos difíciles de negociar con las empresas.

Acerca de las causas en torno a los medicamentos truchos, aseguró que especialistas de las organizaciones indicadas confirman que todos los medicamentos hicieron bien a los pacientes. “Ya no saben de que acusarme y tengo absoluta tranquilidad de consciencia”. Y ante una pregunta que aseveraba su condición de hombre religioso, juró por Dios absolutamente que no ha habido accionar fraudulento en todas las causas.

“Los trabajadores que llegan a nuestro gremio no vienen solamente por un poco mas de salario sino por el respeto de su dignidad”. Sobre su relación con Nestor Kirchner la calificó de fluida y también existen actualmente discusiones con Cristina Fernandez porque cada uno representa distintos objetivos. “La Presidenta es dura”. Gobernar no es mandar, sino persuadir y en el ámbito de esa cita del Gral. Perón es como encuadró su relación con CFK.

Afirmó que no existió ninguna discusión con Kirchner en el día previo a la muerte del mandatario. Con otra frase peronista, Para un argentino no hay nada mejor que otro argentino, es que evitó ahondar en una respuesta sobre la participación en facciones como Montoneros o ERP de muchos peronistas que actualmente están en cargos partidarios o del Gobierno.

“Alguna vez el pueblo argentino tiene que darle la oportunidad de gobernar a un trabajador”, sobre todo porque son los trabajadores quienes no necesitan que le cuenten las necesidades de cada hogar argentino. Sobre los líderes mencionó a Saul Ubaldini y José Ignacio Rucci pero básicamente depende de transmitir a la gente ciertas cosas y lograr que se confíe en él.

Gobernar con el Negro en la CGT es difícil, pero gobernar sin el Negro es imposible. “Hemos mostrado madurez y responsabilidad del movimiento obrero, y este acompañamiento a hecho que nosotros tengamos una representación genuina de los trabajadores. Porque no hay muchos capaces de convocar 500 mil trabajadores en la 9 de Julio y esto hace que tengamos un peso especifico en esta representación. No es un tema de gobierno que el Negro este afuera o adentro”. El poder debe manejaras con suma responsabildad.

“Yo creo que está absolutamente descartado”, dijo Moyano en torno a la posible re elección de Cistina Kirchner, se debe mas a algo mediático de la oposición que no tiene nada que ofrecer como propio en las elecciones. Dijo que el proyecto de participación de las ganancias sigue latente y espera que los Diputados lo tomen como bandera. “Su hijo va a ser Diputado”, le replicó Marconi y contestó con sonrisa un simple “así dicen las encuestas”. Esto obligaría al empresario a invertir mas y modificaría la relación con los trabajadores.

 

“Creo que la Argentina está fortalecida con trabajo y reservas para aguantar el embate”, aunque entiende que si bien Argentina no estará en el ojo de la tormenta pero se deben tomar recaudos. Aseguró que “desde siempre estuvieron de acuerdo que se reactive el ferrocarril Belgrano”, sosteniendo que el camión no puede competir con la capacidad de traslado en volumen del tren.

Por un pedido en voz baja del propio Hugo, Marconi propuso que Facundo responda algunas preguntas y en su intervención, el joven Moyano se refirió a que “tenemos que ser la continuidad del movimiento de trabajadores y abrazar las banderas cercanos a los que las enarbolaron”. Con gran perspectiva histórica dejó clara que la juventud como cualidad en si misma no garantiza ni lo nuevo ni lo viejo, solo que la visión del trabajador es el que pelea por las necesidades del pueblo, por padecerlas y comprenderlas.

En mi opinión al menos, me esperaba escuchar al león feroz que todo sindicalista lleva dentro y no ver a un líder sindical mas parecido a una inofensiva caperucita. Sin salirse del cassette discursivo, no confrontó con nadie, llamó a mirar al futuro y solo dejó algunos bocadillos encubiertos a Elisa Carrió. A lo que me refiero es que contestar todas las preguntas no es decir lo que realmente se sabe, hace o piensa.

Pero que quede claro, bienvenida la presencia de hombres del sindicalismo en las Universidades, por una sencilla razón: al terminar el evento, una estudiante (que no sé si será o no de la Siglo 21) preguntó a su compañero; “¿El canoso que estaba al lado de Moyano dijeron que es Agustín Tosco?”.

+ Fotos en el Facebook de la UESiglo21

Anuncios

La alianza de centroizquierda después de Kirchner

In Derecho a Replica on 9 noviembre, 2010 at 9:37 AM

Siguiendo con los análisis del impacto que provoca en la arena política la muerte de Néstor Kirchner, me permito traer estas líneas escritas por Luigi Keynes que aportan otra óptica de situación desde su nota “Cisma de la centroizquierda argentina”.

Antes de la muerte de Nestor Kirchner se planteaba un panorama electoral para 2011 bastante definido, con tres fuerzas como protagonistas: el kirchnerismo, la derecha aglutinada en el llamado peronismo federal y la centroizquierda.

Esta centroizquierda estaba formada por un grupo de partidos no muy homogéneos entre si, pero unidos por dos factores: cierta afinidad ideológica y su oposición al kirchnerismo. Este grupo aún no había definido su régimen de alianzas y al parecer no iban a terminar todos agrupados en una misma fuerza electoral, pero en caso de llegar algunos de ellos a segunda vuelta probablemente iban a apoyarse mutuamente.

Pero la muerte de Nestor Kirchner va a trastocar este esquema. Es posible que muchos dirigentes del peronismo federal estén pensando en regresar a las filas kirchneristas, como puede ser el caso de Felipe Solá. Dentro del mismo kirchnerismo ya se deben estar llevando a cabo poderosas pujas internas de poder (rapidamente se me ocurre Scioli vs Moyano). Pero el mayor trastocamiento se podría dar en la centroizquierda.

La centroizquierda argentina está formada por partidos opositores al kirchnerismo donde se destacan laUCR alfonsinista, el Partido SocialistaProyecto Sur; y otros partidos y agrupaciones menores como las encabezadas por StolbizerSabatella.

Lo que unía a estos partidos en un mismo espacio no era mucho si lo vemos desde lo programático, era mas una serie de acercamientos y alianzas mas por conveniencia que por convicción. Por ejemplo, si uno pregunta a las bases del Partido Socialista si están dispuestos a apoyar a un candidato presidencial de la UCR, había una afirmación generaliza pero muy desconfiada y descreída. Además de esa conveniencia electoral, el otro factor de unión entre estos partidos era su oposición y desprecio al estilo confrontativo y autoritario del kirchnerismo.

La UCR alfonsinista por su parte, sueña con volver a obtener un poder protagónico para el partido, y sabe que para lograrlo necesita la ayuda de los otros partidos de centroizquierda que aunque menores en estructura, tienen una gran popularidad especialmente entre los jóvenes.

Los otros partidos de centroizquierda veían estas alianzas como una posibilidad de crecer cada uno en sus respectivos espacios y de cogobernar junto al radicalismo.

Pero la realidad es que los partidos de centroizquierda coinciden con la mayoría de las políticas llevadas a cabo por el kirchnerismo, el problema que tenían con el oficialismo pasaba mas por su estilo confrontativo y autoritario, tal como apunté mas arriba.

Ahora bien, supongamos que el nivel de confrontación del oficialismo se atenúe notoriamente, creo que no quedarán muchos argumentos de peso para una oposición fuerte por parte de los partidos de centroizquierda, poniendo en una situación muy incómoda a sus dirigentes.

Creo que este problema ya debe estar planteado en las mesas chicas de estos partidos y debe ser una gran preocupación para sus planas mayores.

Si se caen las razones para seguir oponiéndose al kirchnerismo veríamos en descrédito ante la sociedad a dirigentes como Pino SolanasRubén Giustiniani, quienes en los últimos tiempos mostraron un fuerte perfil opositor, mientras que otros dirigentes como BinnerSabatella, tendrían un impacto algo menor, pues ellos se mostraban mas conciliadores.

Esto plantearía serios problemas ante el electorado para los partidos de centroizquierda, pero el asunto no terminaría allí.

La fuerza del perfil y el compromiso opositor dentro de estos partidos es directamente proporcional al nivel de jerarquía dentro de los mismos, así los dirigentes de plana mayor se han comprometido mas en la causa opositora que las bases.

Esto genera otro frente de crisis para estos partidos, de caer el argumento opositor las bases ya no estarían tan dispuestas a acompañar a sus dirigentes y exigirían cambios en las estructuras partidarias. Además aparecería en este caso, otro argumento, pero contrario a la causa opositora: el de que debilitar al (posible) nuevo kirchnerismo menos confrontativo sería acrecentar el inaceptable riesgo de ayudar (sin quererlo) a la derecha para que vuelva al poder.

Es decir que en caso de caerse el argumento opositor de la centroizquierda veríamos a estos partidos con problemas ante el electorado pero también con cismas y divisiones internas.

El problema de los principales dirigentes de estas fuerzas políticas es que se comprometieron tanto con el argumento opositor que es muy difícil volver atrás sin asumir un gran costo. La solución que ensayarían seguramente se daría por el lado de crear un nuevo argumento, que quizás pueda ser la corrupción, la cual no es tan fácil de comprobar para el electorado como si lo es el de confrontación y autoritarismo.

Ahora bien, cuales son las posibilidades de que se reduzca el nivel de confrontación del oficialismo?

La situación del oficialismo es que dada la muerte de su principal líder va a necesitar acumular capital político de algún lado para mantener el equilibrio y la sustentabilidad y ahí creo que surgen dos posibilidades:

  1. Retomando un perfil mas progresista acercándose a la centroizquierda y bajando el nivel de confrontación.
  2. Encerrarse mas aún en el peronismo mas ortodoxo otorgando mas poder a los sectores duros de esta fuerza y tratando de seducir a dirigentes del llamado peronismo federal.

Y en esto la última palabra la tiene la presidente Cristina Fernandez y los principales dirigentes del kirchnerismo, y aún no dieron muchas señales al respecto.

Es posible que incluso puedan repetir la estrategia mostrada en 2007, denotando un falso perfil progresista y luego volcándose con vehemencia al peronismo ortodoxo y duro.

Creo que el nuevo escenario plantea serias incertidumbres a los líderes de la centroizquierda quienes podrían quedar en una posición muy desventajosa, mientras sus partidos se dividen internamente entre los que siguen siendo opositores y los que tengan una posición mas afín al oficialismo (sector que existía ya antes de la muerte de Kirchner pero que se vería muy potenciado en caso de que el gobierno deje de ser tan confrontativo y autoritario).

Fuente: Blog de Luigi Keynes

Tiempos políticos

In Jorge on 15 octubre, 2010 at 2:22 PM

Por Santiago Jorge

Alumnos toman los colegios, se responde a que se “politizó” el asunto. El Senado debate el 82% móvil para jubilados, se contesta que se “politizó” el tema y no se puede debatir. Argentina no extradita a Aplabaza y todo el mundo opina sobre la “politización” de la cuestión. Si hasta las últimas declaraciones de Diego Maradona y sus apariciones públicas (en Casa rosada incluida) se decían eran una jugada política para devolver al 10 su cargo de entrenador y que sea la cara visible de la Copa América 2011.

Pregunto: ¿Esta mal “politizar” nuestros temas cotidianos? Tomar una postura política respecto a hechos y actos ¿Es para descalificar?

En los libros se nos enseñó que toda acción es política, que en todo trasfondo siempre existiría una cuota de ideología propia de cada actor social. Es imposible ser Apolítico o peor aún; no tener arraigadas ideas, concepciones y modos de ver y actuar en nuestra sociedad, les entregaría en bandeja a los gobernantes de turno un pueblo fácil de oprimir y llevar por el sendero que más convenga. “Hombre Masa” diría Ortega y Gasset.

Hace mucho hubo una generación idealista, comprometida e intelectual; y se la eliminó con balas (error también de dicha generación que mediante la militarización y desprecio por los métodos democráticos quiso arribar al poder). Después vino el boludeo total: Miami, sushi con champagne, las piernas de Maria Julia, el “Deme dos” y demás prácticas y costumbres que nos dejaron en el fondo del mar.

Les guste o no a la mayoría de la gente, con este segundo gobierno kirchnerista (más allá del color partidario) hemos vuelto a discutir sobre política, se ha vuelto nuevamente a un debate ideológico, la polémica se centra en el proyecto de país que queremos. Todos toman posición respecto a la agenda pública.

Creo que es sano, al fin y al cabo las contradicciones son el motor de la humanidad escribió no recuerdo quien. Tampoco estoy de acuerdo con aquellas posturas fundamentalistas que se ciegan a causa de doctrinas y terminan desconociendo los hechos y la realidad, pero si es saludable que volvamos a conversar políticamente sobre intereses de todos.

Se nota mucho este momento de “politización”, en los bares, reuniones familiares, en la facultad, en la radio, televisión y hasta en nuestro nunca bien ponderado Congreso de la Nación (no recuerdo en el corto plazo, sesiones como la de la resolución 125 ó como las de la ley de medios audiovisuales).

No está mal. Así es más difícil que nos cambien espejos por oro.

Este autor es Columnista permanente de este Blog

+

Según apunta Clarín en una Editorial podrían existir buenas y malas formas de la politización. Desde el matutino porteño sostienen que la politización mal entendida está provocando un serio deterioro institucional que se refleja en la incertidumbre de los inversores y los relevamientos de opinión y que afecta la vida social y económica. Entre las líneas que se redactan se destaca el fundamento malicioso del cual parecen los Medios escapar airosos, ya que dice que cuando esto sucede (la mala politización) se relega o se suprime el uso de los criterios técnicos necesarios para la consideración y solución de los problemas involucrados, o se producen distorsiones en el funcionamiento de los organismos o los mecanismos del sistema republicano. En cualquier caso se engaña y se perjudica a la ciudadanía.

Según el diario, el caso más relevante de esta política es, sin duda, la manipulación politica del tema de los derechos humanos, que el Gobierno practica en forma cada vez más explícita y distorsiva. Agrega además los ataques a la prensa independiente, el caso del INDEC y asegura que Néstor y Cristina Kirchner apoyaron públicamente la toma de colegios, en el entendimiento de que afecta a su competidor político Mauricio Macri.

En todos los casos se pone de manifiesto tanto un menosprecio por el funcionamiento de las instituciones y una falta de visión de largo plazo en los aspectos sustantivos de la vida nacional, como el ejercicio de los derechos, la confiabilidad del Estado, la estabilidad económica o el desarrollo del conocimiento.

Dos posturas. Vos ¿Qué opinas?

Maradona como metáfora argentina

In Malas Viejas on 5 octubre, 2010 at 11:13 AM

El siguiente texto esta escrito por John Carlin (periodista, vivió 10 años en Argentina) y Carlos Pierini (trabaja como médico psicoanalista en Buenos Aires) e intenta mostrarse como una “metáfora de la patología crónica de un país”. Golpea duro a Maradona, toca la herida mundialista y embiste contra el gobierno peronista de los Kirchner. En lo personal me parece tan solo un racimo de clichés mas que un análisis cercano a lo antropológico, pero se los comparto y ustedes dirán.

 

 

Se dice con frecuencia que la solución a los problemas de la África subsahariana es la educación; que los recursos naturales abundan y si solo se pudiera proporcionar un buen nivel educativo a la gente el continente despegaría. No necesariamente. Miren el caso de Argentina.

Todos los recursos naturales que quieran, una bajísima densidad de población y, a lo largo de la mayor parte del siglo XX, índices escolares que no han tenido nada que envidiar a Europa occidental. Pero hoy, en un país que hace 100 años era uno de los 10 más ricos del mundo, la tercera parte de los recién nacidos están condenados a crecer en la pobreza, si es que logran crecer.

Ocho niños menores de cinco años mueren al día debido a la desnutrición en un país que debería ser, como hace tiempo fue, el granero del mundo. Semejante aberración florece en un contexto político en el que a lo largo de más de medio siglo juntas militares han alternado el poder con Gobiernos populistas, corruptos o incompetentes.

El actual Gobierno peronista de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (como el anterior, de su marido Néstor Kirchner) es más afín al de Hugo Chávez en Venezuela o al de Daniel Ortega en Nicaragua que a los Gobiernos pragmáticos y serios de Brasil, Chile o el vecino Uruguay donde, por cierto, hoy se consume más carne per cápita que en Argentina.

¿Dónde ha quedado la famosa Justicia Social proclamada hasta el cansancio por el peronismo que ha gobernado la mayor parte del período democrático instaurado en 1983? ¿Cuál es el problema?

El problema es Diego Maradona. O, para ser más precisos, lo encarna, como símbolo, Maradona, el “Diez”, “el Dios Argentino”, el ídolo nacional por goleada.

La idolatría a los líderes redentores, el culto a la viveza y (su hermano gemelo) el desprecio por la ética del trabajo, el narcisismo, la fe en las soluciones mágicas, el impulso a exculparse achacando los males a otros, el fantochismo son características que no definen a todos los argentinos, pero que Maradona representa en caricatura payasesca y que la mayoría de la población, aquella misma incapaz de perder la fe en el peronismo, aplaude no con risas sino con perversa seriedad.

El punto de partida es la negación de la realidad. Este es el terreno en el que opera Maradona y en el que su legión de devotos se adentra -como por ejemplo los 20.000 que fueron al aeropuerto de Ezeiza para darle las gracias tras la desastrosa actuación en el Mundial de Sudáfrica– para adorarle.

Esos mismos que disfrutaban como locos con las grotescas actitudes y dichos del ídolo -“¡que la chupen!”- fueron en manada a vitorearlo al llegar a Buenos Aires después de la goleada de 4-0 que Alemania le propinó, expulsando a su selección del Mundial.

Presos de la nostalgia, no olvidan nunca que “ÉL” hizo el famoso gol con la “mano de Dios”; o sea que su mano y la mano de Dios son la misma mano. “EL” es uno con “DIOS”. La manada entonces, mientras grita para adentro, “¡Si estamos unidos a Dios Maradona compartiremos toda su gloria!”, grita para afuera: Maradooooooona, Maradooooooona. Y no olvidemos el dicho nacional, al mismo tiempo jocoso y lleno de convicción, “¡Dios es argentino!”.

Diego Maradona fue un monumental jugador de fútbol. Pero la fama justificada no da títulos, ni derechos, ni conocimientos para opinar con absoluta certeza acerca de casi todo y al mismo tiempo desautorizar a todo aquel que no esté de acuerdo con sus ideas.

En Argentina, mientras avergonzaba a algunos, hacía gritar de entusiasmo a muchos más. Creían, orgullosos, que unidos al ” ídolo” todo el mundo “se la chupaba”.

En realidad el que se ha chupado todo, desde alcohol hasta cocaína, ha sido Maradona.

Nadie lo acusa ni lo maltrata por su triste enfermedad. Solo se trata de señalar su soberbia desconsiderada, de carácter profundamente narcisista, base de sus penosas afecciones del alma, metáfora de la patología crónica de un país.

Hace 15 días Maradona dio su primera entrevista desde la debacle de Sudáfrica. El ex director técnico de la selección argentina, al que se le oyó diciendo minutos antes de aquel partido que su equipo iba a dar una lección de fútbol a los alemanes, no ofreció ni análisis, ni explicación por la derrota, salvo decir que el portero alemán estuvo “muy seguro” y después del 2-0 “nos vinimos abajo”. Con un poco de suerte (la magia de la suerte lo abandonó, ¿el otro Dios estaba en su contra?) el partido se hubiera ganado. Culpa por el desastre no aceptó ninguna.

En cuanto a la victoria argentina 4-1 el mes pasado contra el campeón del mundo, España, bajo el mando de un nuevo seleccionador, confesó que prefirió no ver el partido. Claro. Porque ver aquel partido hubiera significado chocarse con la realidad y arriesgar salir del autoengaño enfermizo que le permitió afirmar en la misma entrevista que -avalado por el ex presidente Néstor Kirchner, que en una reunión la semana pasada le “felicitó” por el Mundial- él seguía siendo el candidato idóneo para dirigir la selección. “Daría la vida”, dijo, “daría un brazo” por recuperar el puesto.

El fracaso de Maradona en el Mundial fue el espejo del fracaso de Argentina como país.

Por un lado, una falta de rigor y humildad en la planificación; por otro, un derroche de los recursos disponibles. Talento sobraba, salvo que por amiguismo, ceguera, populismo patriotero o sencilla idiotez Maradona decidió no convocar a la mitad de los mejores; no solo no explotó los recursos que tenía, no los quiso ni ver.

El nuevo seleccionador, Sergio Batista, puso en el campo contra España a cuatro jugadores básicos que Maradona ni siquiera había convocado para Sudáfrica y lo que se vio fue un equipo sólido que hubiera sabido competir contra Alemania, como contra cualquiera en el Mundial.

Es decir, el sentido común existe en Argentina; solo que demasiadas veces, obliterado por la luz maradoniana, brilla por su ausencia.

En el sistema maradoniano solamente brilla la ilusión. Dentro de este sistema de pensamiento las cosas terminan no teniendo ni pies ni cabeza. Resultado: fracaso en la vida y arrastrando en el fracaso, en este caso, a la selección argentina, pero también se puede arrastrar a toda una nación.

Recorriendo la historia del siglo XX sabemos la potencia destructiva de la ilusión cuando no es contrabalanceada por la realidad terrenal, nunca tan agradable ella como los espejismos de la ficción.

Cuando llevados por la fantasía se eligen directores técnicos o presidentes o sistemas de características populistas, autoritarios y antidemocráticos, con pocos pies sobre la tierra, el resultado inevitable es el fracaso.

Un director técnico que no tiene ni ha tenido capacidad para manejar su vida, que además no es director técnico (por preparación) y por lo tanto al titularse así toma las características de un impostor, tuvo como resultado el descalabro de la selección argentina.

Puede ocurrir nuevamente algo similar con la Argentina misma si los directores técnicos, léase la pareja que lleva siete años en el poder, siguen el camino compulsivamente repetitivo de la tergiversación permanente de la realidad. El endiosamiento de seres Ídolos-Dioses a los que no se debe criticar, como a Perón, Evita, Maradona, Cristina Fernández o Néstor Kirchner, intocables seres sin errores, lleva al fracaso reiterativo y doloroso que arrastra a millones de argentinos al sufrimiento.

El granero del mundo se va convirtiendo en un país lleno además de granos de pústulas creadas por el sistema: fracaso, pobreza, desnutrición, inseguridad, criminalidad, destrucción de las instituciones, ataque permanente a la prensa opositora, ataque a la ley, destrucción de la educación (eso también) y llegamos entonces a que la fantasía de ser un pueblo “protegido” por los Dioses cae en una triste y ridícula realidad.

Las sociedades propensas a alimentar estas ilusiones, caen en la seducción hipnótica de líderes de estas características. Son sociedades cerradas, como dice Karl Popper, con un fuerte carácter autoritario, convicciones inamovibles y preponderancia al pensamiento mágico.

En estos casos el horizonte de expectativas está absolutamente distorsionado por las ilusiones y las consecuencias se traducen en un sinnúmero de fracasos compulsivamente repetitivos. Decía Albert Einstein que la locura era repetir lo mismo una y otra vez, esperando diferentes resultados. Eso es lo que propone Maradona al reafirmar su derecho a dirigir la selección de fútbol.

Al apoyar su estrambótica candidatura, los Kirchner, eso sí, están siendo consecuentes. Ellos también piden, pese al fracaso mundialista de su gestión, como el de los regímenes peronistas que los precedieron, que se prolongue su dinastía en las elecciones generales del año que viene. Es probable que lo consigan. Sería la victoria del pensamiento mágico maradoniano, sobre el que el sol de la bandera argentina nunca se pone.

Fuente: El País

Daniel Arcucci dijo en su Twitter:

“Debo decir, primero, que admiro a Carlin y que algún día me encantaría escribir como él. Debo decir, segundo, que creo que Maradona lo desencaja, lo saca de su estilo. Lo detesta tanto, que deja de ser él mismo. En esto caso, tengo la sensación de que quien lo secundó, el médico psicoanalista Carlos Pierini, no lo ayudó. Todo lo contrario. En mi opinión, la brocha gorda termina despintando hasta las verdades. Pero recurrí a colegas respetables para nada devotos de Maradona. “Es medio brulote”, me dijo uno. “Es un poco desproporcionada”, me agregó otro. “Hay una descripción de lo argentino con la que coincido, pero la generalización irrita”. “Estas metáforas deporte-vida siempre me dejan insatisfecho”. “Utiliza solo la parte de Maradona que le sirve para su teoría”. También, por supuesto, están los que les encantó. “No es triste la verdad…”, me dijeron. Sólo digo que escribir sobre Maradona expone a contradicciones. Sobre todo cuando se lo hace desde el amor o el odio. Incondicionales.

+ Esto escribió el mismo Carlin el 20/06/2010. “Si Maradona no existiera, habría que inventarlo”.

Cansado de Clarín y la TV Pública

In Jorge, Malas Viejas on 29 septiembre, 2010 at 2:19 PM

Por Santiago Jorge

El domingo me compré el diario Clarín (edición papel), toda mi vida lo leí: cuando era chico porque lo compraba mi viejo, cuando crecí por cuestión de costumbre y creo que de comodidad para leer. Lo tuve que dejar a la mitad y pasar a deportes, era predecible todo lo que seguía en esas hojas y notas, si el gobierno dice blanco, esta mal; si dice negro también esta mal.

Kirchner vs Clarin, o viceversa, la pelea que aburre y perjudica.

La verdad es que me da mucha lastima lo que nos pasa como país, el diario más importante no puede pasarse páginas y páginas con tono agresivo y confrontativo contra nuestra figura presidencial, criticando TODO y confundiendo al lector en ciertos asuntos, como también tapando y sin darle trascendencia a temas que lo salpican a ellos mismos y que son de gran interés, por ejemplo caso Papel Prensa.

No creo que nunca haya habido tanta libertad de expresión por las cosas que leí en dicho diario; ahora es realmente para preguntarse ¿dentro del diario hay libertad de opinión? ¿Acaso todos los periodistas dentro del medio piensan todas esas pestes sobre nuestra Presidenta? Cuanto menos es sospechoso que exista unanimidad entre tantas personas.

Desde aquí no vemos el vaso medio lleno, no nos olvidamos que el propio Néstor Kirchner prorrogó por 10 años las licencias de radio y televisión de las empresas de Clarín; y ya con Cristina Fernandez en el gobierno se autorizó la fusión entre Cablevisión y Multicanal, creando y facilitando el monopolio del Grupo.

Se sabe también que hasta el conflicto del campo, en Clarín se hablaba muy bien del kirchnerismo y se recibían los beneficios de la propaganda oficial.

A toda esta confusión y lucha de egos, se suma que en la vereda del frente, hay varios programas en canales de aire, que solo se dedican a hacer propaganda oficialista, lo cual no creo que este mal, pero también cansa, es decir, solo se muestra el lado positivo del gobierno y se defenestra a todo lo que venga de la oposición ó del diario Clarín. Se sufre así el mismo síntoma que su adversario.

Una vieja amistad de conveniencia.

En el medio de todo esto: nosotros, la gente común, que esta de acuerdo con algunas medidas que salen de la Rosada y con otras no; que quiere leer un diario y a periodistas objetivos e independientes; que quiere ver la TV pública sin que se nos quiera hacer creer que todo anda de maravillas y que el país está bárbaro.

Hace años que venimos viviendo esta situación, la cual ha cansado a todos. El domingo de casualidad escuche a un personaje decir: “Todos estamos hartos, porque es una guerra entre dos hijos de p…” “leer o ver a cualquiera de ellos aburrió, porque es como prender una radio partidaria, sabemos el discurso que se va a venir”.

Este autor es Columnista permanente de este Blog

+

La imagen aquí arriba (click para agrandar) circuló hace un tiempo en Twitter. Se trata del “Mapa de la manipulación”, un análisis gráfico, hecho sobre 253 tapas de Clarín, desde la asunción de Nestor Kirchner el 25 de Mayo del 2003 hasta el 25 de Mayo de 2010.

Según explica su creador, se tomaron siempre 3 tapas por mes de los días 5, 15 y 25 (26 en navidad) para que el muestreo sea lo más objetivo posible.

En cada tapa se resaltó con verde las noticias favorables al gobierno, y con rojo lasdesfavorables.

El gráfico muestra la variación en el tono del diario sobre las noticias del gobierno, y demuestra la degradación de la relación entre Clarín y el kirchnerismo.

No dejes de abrir el archivo y mirar el análisis completo aquí

Fuente: 140

El periodismo en su mínima expresión

In Derecho a Replica, Exclusivos, Tonti on 10 septiembre, 2010 at 10:05 AM

Por Danilo Tonti

Todo lo vigila y todo lo controla. Parece estar atento a todo y a todos. Es la voz que juzga y que denuncia; que da discursos éticos y moralistas. Es quien deja al descubierto y “desenmascara”. Está siempre, al salto, para vigilar, juzgar, premiar o castigar. Perfecto en mirar por la ventana, de los peores para enfrentarse a los espejos.

Vernos protagonistas de las acciones que denunciamos es demasiado incómodo y desacreditador. La imagen se desvanece ante la esencia y derrumba, con su fracaso, la choza que ilusoriamente aparentaba de castillo. La contradicción no perdona y regala sequía de credibilidad, que termina siendo letal.

El costo es demasiado alto; arriesgar no vale la pena. Ser coherentes con lo que decimos, pareciera que tampoco.

El periodismo está en crisis y busca reinventarse.

¡Qué bueno! ¡Busca reinventarse!, podríamos decir esperanzados. Pero sucede que el aviso de crisis fueron números en rojo, no una comunicación en decadencia. El clic, lejos de ser un servicio social olvidado, fue un balance absolutamente desequilibrado. Y lo peor, la pregunta nace desde una génesis deformada: ¿Cómo hacer para aumentar la tirada? Nunca para ajustar el servicio.

De entrada algo tiene que estar claro. Hablar en contra de ciertos medios no es sinónimo de hacer campaña oficial. Si hoy, a ciertos sectores le son funcionales dicotomías extremas y reduccionistas, no es nuestro problema, o por lo menos el mío.

Lejos de ir en contra de la libertad de prensa, la crítica libera el pensamiento y eso es el pilar de la libertad de opinión en todo sistema democrático. Aclaro, por las dudas.

La herramienta fundamental de la actividad periodística está en garantizar la pluralidad de voces, frase tan cliché en los últimos meses. Para eso, resulta necesario un posicionamiento profesional despojado de intereses tendenciosos que condicionen el proceso de búsqueda de la verdad. Por supuesto, interés siempre habrá. Pero en el momento en el que el interés por la verdad queda subsumido a intereses particulares, económicos por ejemplo, se corrompe el ciclo social y se altera -casi ineludiblemente- el producto comunicacional.

Así, la privatización monopólica de los medios de comunicación puede que no represente la garantía de un periodismo independiente comprometido con la verdad. De hecho, es imposible que así sea. Porque quien se llama Periodista entiende las consecuencias de una concentración mediática sujeta a una misma editorial.

Quien se llama Periodista comprende la importancia de la diversificación, no sólo de las voces, sino de los medios en donde aquellas voces hablan.

Muchos han sido los profesionales de la comunicación que han llenado minutos, horas, semanas de programación, hablando de la necesidad de tener pluralidad de voces, pronunciándose en contra de la Ley de Medios. Pero… ¿Cuán plural puede convertir a la comunicación una empresa con decenas de medios que machacan con las mismas ideas?

¿Cuánta pluralidad puede aportar un sistema de medios cuya lógica es la compra de la mayor cantidad de medios, a los fines de controlar la mayor cantidad de medios? ¿De qué pluralidad hablamos? Claro que, como dijimos, vernos protagonistas de las acciones que denunciamos es demasiado incómodo y desacreditador.

Ojo, ¿entonces los medios de estructura estatal garantizan un pleno ejercicio del periodismo y de la libertad de expresión? No, absolutamente no. Es tanto o más pernicioso que lo primero. Pero no me conformo con la ley del menos peor.

La creciente tensión entre el gobierno y Clarín no es un hecho menor. Habla de un proceso en el que los únicos que quedan a la deriva somos nosotros: los ciudadanos. En el medio de ese trajín, la imposibilidad de creer: la desconfianza y la sospecha. Y cuando la imposibilidad de creer asoma, la democracia está más en peligro que nunca.

Como dije, acá no hay lógica Hollywoodense, no está el “bueno” y el “malo”; no hay, por lo menos de mi parte, posicionamiento de tinte absolutista.

Pero, como periodista, me preocupa el periodismo en su imposibilidad de colocar a los hechos sobre el tamiz de la crítica profunda pero fundada, en donde no accionan condicionamientos de antemano. Me preocupa leer sabiendo lo que voy leer, ver sabiendo lo que voy a ver, escuchar sabiendo lo que me van a decir.

El periodismo que, evidenciado en su estructura, se predice a sí mismo, ha muerto como periodismo.

Algunos hechos rebosan las pantallas y las páginas, al tiempo que otros (la marcha por la ley de medios o la marcha 678 en Córdoba) quedan condenados a la ausencia mediática. El que discrimina hechos en función de posicionamientos, definitivamente, lejos está de hacer periodismo.

678 y el “periodismo político”

Quizás por los conflictos acaecidos en el seno de la opinión pública en el último tiempo, quizás por sus acciones de controversia, quizás porque, simplemente, se buscó que así sea… lo cierto es que el programa de la Televisión Pública (entiéndase Kirchnerista) ha ganado en notoriedad y en visibilidad.

Y me pregunto qué representa, a la luz de la comunicación, este fenómeno. En principio, la irrupción de un periodismo que, una vez más, reproduce fielmente la estructura que denuncia. Política viabilizada mediante la cámara, reincide en los mismos errores, cae en los mismos vicios.

Tal vez forme parte de esta típica viveza argentina: buscar los extremos, quedar en la crítica, reproducir más de lo mismo. Lo cierto es que, como periodismo, no tiene mucho que envidiar a aquellos medios monopólicos en cuanto a la mediocridad y a la carencia de -al menos un poco- objetividad y pluralidad.

Ahora, ¿hay algo de interesante en la llegada de 6/7/8 para alcanzar la magnitud que ha logrado? Sí, hay algo. De alguna manera, la concatenación de hechos polarizadores que se sucedieron en los últimos tiempos, posicionaron a los medios en un lugar en el que todo lo que se decía tenía que ver con lo mismo.

La irrupción del programa de la televisión pública significó, en ese contexto, una suerte de contrapeso en lo que a lo ideológico se refiere. Y miren a lo que hemos llegado: a la necesidad de sacar de los dos extremos un punto medio, siendo que el periodismo, en sí mismo, debería garantizar aquel punto medio.

Si me preguntan, hoy resulta imposible separar el periodismo de la política: desde los mismos medios se vela por ganar poder. El cuarto poder como agente de control quedó lejos, porque quien entra al juego deja entonces de controlarlo.

Al fin y al cabo, nadie es bueno para todo, eso está claro. Pero si hay algo en lo que todos podemos serlo es en el saber de que podemos ser mejores. Pero claro que para eso, en un acto de humildad mínima, es necesario reconocernos imperfectos e identificar falencias y desaciertos. Será cuestión de esperar el milagro y de, como comunicadores que somos, empezar a formar el cambio.

> Este autor es Columnista permanente de este Blog

Papel prensa y dictadura

In Malas Viejas on 25 agosto, 2010 at 11:03 AM

Jorge Lanata en “Critica de la Argentina” el 13 de abril de 2008

Sirve para envolver huevos, para limpiarse el traste, para recortar personitas tomadas de la mano, para hacer aviones o barquitos, para reprocesarlo y hacer trapo y también para difundir ideas. Sirve para abrir los ojos y para dar noticias, y estamos condenados a él desde hace tres mil años antes de Cristo, o quizá más. Ha comenzado su agonía pero fue, desde siempre, la materia prima soporte de la comunicación. Controla mucho quien controla el papel. Es quien puede hacer que este texto desaparezca, ahora, de sus manos. O que llegue tarde, o nunca. O que cueste cien pesos, o diez. Por eso la historia que sigue puede presentar personajes tan diversos y, sin embargo, tan unidos: Lanusse, Víctor Civita, Videla, los Montoneros, Graiver, Clarín, La Nación, La Razón, el fiscal Molinas, Menem, Kirchner, bailando alrededor del papel.

En esta historia el “periodismo independiente” se hace trizas, la libertad se vuelve una broma pesada y el doble discurso reina y se multiplica, en un eterno juego de espejos.

Barrotes de papel

En 1950 el gobierno peronista comenzó a utilizar tenazas de papel como instrumento de presión: el Estado concedía los permisos de importación y se encargaba de fijar las cuotas de compra del insumo a cada diario.

En aquel año La Nación, un diario crítico al oficialismo, importaba 8.388 toneladas de papel, ocupando el tercer lugar en el ranking de circulación, debajo de La Prensa (que fue expropiado al año siguiente) y de El Mundo, de Editorial Haynes. Tres años más tarde el matutino de los Mitre pasó al séptimo lugar: el gobierno sólo autorizó la importación de 2.097 toneladas. Años después la dictadura de Onganía creó el Fondo para el Desarrollo de la Producción de Papel y Celulosa (decreto ley 18.312 de agosto de 1969) y fijó una “tasa de contribución” del 10% a la importación de papel hasta que la fábrica de papel argentina se pusiera en marcha. Todos los diarios del país pagaron, durante diez años, el 10% de sus importaciones para montar una planta que, finalmente, sólo se adjudicó a algunos de ellos.

El 31 de marzo de 1971 otra dictadura, la de Lanusse, dispuso que la fábrica de papel debía tener un 51% de capital nacional y que el Estado aportaría el resto. Se llamó a licitación el 19 de abril de ese año y ninguno de los oferentes cumplió con los requisitos. César Civita, de la entonces poderosa Editorial Abril, editora de Claudia, Panorama y Siete Días, entre otras revistas, presentó una oferta superadora pero después de la apertura de los sobres.

En mayo de 1972 Lanusse declaró desierto el concurso público y firmó una adjudicación directa con Civita, Doretti y Rey. El “Grupo Fundador” de Papel Prensa recibió acciones clase A y el Estado, acciones clase B. A finales de 1973 Rey ya había comprado el ochenta por ciento de las acciones clase A y es entonces cuando entra en escena el banquero David Graiver, financista ligado a los Montoneros. “DudiGraiver estaba al frente a un imperio multinacional valuado en doscientos millones de dólares de la época, y manejó parte del rescate de 60 millones de dólares que Montoneros cobró por el secuestro de Jorge y Juan Born.

David "Dudi" Graiver.

En 1976, a través de testaferros, Graiver controlaba la totalidad de Papel Prensa. El banquero, entonces de 35 años, murió en un confuso accidente de un vuelo privado que cubría el trayecto Nueva York-Acapulco. En el libro “David Graiver, banquero de los Montoneros” Juan Gasparini relató el momento del traspaso de acciones:
“Lidia, la viuda, fue convencida para firmar el preboleto de venta sin chistar. Reunió a Juan (el padre de David) y a Isidoro (su hermano). Mordiéndose de rabia, les pidió que la acompañaran al solemne acto, celebrado en La Nación, en Florida entre Corrientes y Sarmiento, en el despacho del Dr. Bartolomé Mitre, a quien acompañaban Patricio Peralta Ramos de La Razón y Héctor Magnetto de Clarín, encontrándose también como invitado Máximo Gainza Castro de La Prensa”. > Descargar el libro completo

El traspaso a los tres diarios se firmó el 18 de enero de 1977. Después de ceder las acciones los miembros del Grupo Graiver fueron detenidos e intervenidos en todos sus bienes para evitar que algún reclamo de heredederos afectara la tenencia de Clarín y sus socios. El general Camps, jefe de Policía de la provincia de Buenos Aires, efectuó personalmente las detenciones.

Los Graiver ni siquiera cobraron la cesión de las acciones. Gracias a gestiones de la dictadura, los diarios lograron dos créditos: del Banco Español del Río de la Plata y del Banco Holandés Unido sucursal Ginebra, por 7.200.000 dólares, a sola firma y sin avales. Años más tarde, ante el fiscal de Investigaciones Administrativas Ricardo Molinas, Magnetto declaró que el préstamo tuvo un aval de una papelera internacional, pero se negó a ratificarlo por escrito a pedido del fiscal.

En mayo de 1977, en una solicitada publicada en su tapa, Clarín, bajo el título “A la opinión pública” dio su versión de la compra de Papel Prensa, aclarando que “la transacción se celebró a la luz pública y con el consentimiento previo y posterior del Estado”, algo que se hizo –decía– “resguardando el abastecimiento para todos los diarios de su principal insumo, en defensa de la libertad de prensa, de conformidad con una centenaria tradición argentina y respetando uno de los soportes de nuestro estilo de vida”. El primero de agosto de 1978, en la tapa de La Nación, puede verse una fotografía cívico-militar de inauguración de la planta.

¡Uy, prescribió!

En los ochenta Papel Prensa recorrió dos curiosos vericuetos judiciales:

–Durante la quiebra del diario La Razón la empresa papelera pasó a ser el único activo valioso del grupo. El juez Héctor Foiguel López decidió venderle a Clarín el porcentaje de La Razón.

La Cámara de Apelaciones acusó al juez de haber celebrado la venta a “precio vil” y pidió el juicio político al juez de la quiebra. El caso llegó a la Corte, que mantuvo un criterio similar al del tribunal de alzada, llamando a Foiguel López “magistrado indigno” y expresando su “convicción inequívoca de una conducta grave”. De pronto el legislador Alberto Balestrini propuso un juicio político a la Cámara de Apelaciones y todo quedó en la nada. Foiguel López dejó la magistratura y vive ahora con la tranquilidad de sus ahorros.

–El fiscal Molinas emitió un duro dictamen sobre Papel Prensa el 29 de febrero de 1988, en el que acusó:

* al ex dictador Lanusse de abuso de autoridad y malversación de caudales públicos.

* al Grupo Graiver de haber utilizado testaferros en violación al pliego de condiciones.

* a la Junta Militar de encubrimiento y omisión de denuncia por la operación de transferencia de acciones y posterior interdicción de los Graiver.

* a todos los representantes del Estado en la empresa por incumplimiento de deberes de funcionario público.
Cuatro años después la causa penal fue sobreseída por prescripción.

Papel Prensa es uno de los casos de corrupción más graves de la historia argentina –escribió, junto a su hijo, el fiscal Molinas en su libro Detrás del espejo–. Pone de manifiesto las relaciones y procedimientos empleados por los grandes grupos de poder.”

“Crónica se editará, dentro de pocas semanas, con el papel más caro del mundo”, escribía en octubre de 1986, en la tapa del vespertino, su creador, Héctor Ricardo García. Ya García como Julio Ramos, fundador de Ámbito Financiero, fueron de los pocos editores que se animaron a denunciar el negociado de Papel Prensa en público.”

“Se regaló Papel Prensa sólo a tres diarios –escribió Ramos–. Luego se elevó el arancel de importación de papel a 44-48% para que no hubiera otra escapatoria que comprarle a esa fábrica a precio exorbitante. Cuando bajó el arancel, con los radicales, y el precio bajó, Papel Prensa no le vende a nadie. A precio bajo sólo se benefician los dueños”.

A excepción de Clarín y La Nación, claro, el resto de los cupos para poder comprar papel nacional barato se decide en las reuniones de directorio de la empresa. Casualmente los cupos siempre coinciden con los diarios asociados: la presidencia y vice de la empresa se alterna, desde hace años, entre Julio César Saguier, CEO del diario La Nación, y Héctor Magnetto, de Clarín. Durante el menemismo representaron al Estado en la empresa Alejandro Mac Farlane, yerno de Hugo Anzorreguy, y Luis Juez, ex intendente de Cordoba.

El primer representante puesto allí por Kirchner fue Dante Divena y la duhaldista Norma Rosende. Hace dos años asumieron Juan Drucker y Carlos Mauricio Mazzón, hijo de uno de los principales operadores K.

En julio del año pasado, cuando la Secretaría de Medio Ambiente decidió empezar a preguntarse si la planta de Papel Prensa en San Pedro era contaminante, el diario respondió con una investigación sobre los “extraños manejos” de Romina Picolotti en sus gastos y nombramiento de funcionarios nuevos. Ahora, frente a un nuevo análisis las presiones se multiplicaron, pero a nivel técnico judicial y en las sombras.

Este miércoles Alberto Fernández y Héctor Magnetto volverán a sentarse en la mesa del cuarto piso de Bartolomé Mitre 739. La mesa es larga, oscura y está ambientada en la Argentina de los setenta: chocolate, vidrios esmerilados, colores tibios y opacos. Es la quinta reunión de directorio a la que Alberto asistirá. Pero el contexto no es el mismo: hay una foto del presidente Kirchner sosteniendo en alto un cartel de “La Cámpora” en el que se fustiga al Grupo Clarín como parte de la “patria sojera”. Hay una causa por apropiación ilegal de menores en la Corte, con un análisis de sangre pendiente en la familia Noble. Hay un cambio de número del canal de noticias en el cable. Hay una pelea entre socios que nunca se sabe en qué puede terminar.

+

CFK durante el anuncio

Con fuerte tono crítico, Cristina Kirchner reveló algunos detalles de la supuesta extorsión contra los Graiver, instruyó para que se eleve a la Justicia la denuncia por la apropiación de Papel Prensa y anunció que enviará al Congreso un proyecto para regular el sector.
Aquí la nota del anuncio y les dejo El Informe en cuestión

+

Por otra parte, Isidoro Graiver refuta a la Presidenta en una nota de La Nación > Leer

+

El libro “David Graiver, el banquero de Montoneros” de Juan Gasparini > Descargar

+ Lanata opina en la actualidad

El conflicto del campo: dónde estuvimos y en dónde estamos

In Derecho a Replica, Exclusivos on 29 julio, 2010 at 12:12 PM

Por Alejandro Castagno

Luego del voto no positivo de Julio Cobos para la resolución 125 que reglamentaba acerca de las retenciones al sector agropecuario, la sociedad y la clase política entraron en un letargo acerca de la cuestión. Entre la conformidad y el calculo constante el sector del Campo y el Gobierno Kirchnerista entraron en “tregua” aunque el conflicto resurgió en ciertas ocasiones pero nunca lo suficiente como para que sostenerse en la agenda.

La soja sigue en discordia acerca de las retenciones. No hay consenso opositor

El contraste en La Rural - LN En Foco Blog

Hoy en día el tema vuelve a tener exposición mediática, o retomada con más energía. Esto es asi por la realización de la Exposición Rural en Buenos Aires y la intención de la oposición de buscar que no se prorroguen las facultades del Gobierno para fijar retenciones (atribuciones que vencen el próximo 24 de agosto).

Se empiezan a ver los primeros movimientos. La mayoría de la oposición proclama por una nuevo sistema o mapa de retenciones en el país. El problema es, como se evidencia, si dentro de este mismo arco de partidos políticos existe un consenso para logar una propuesta unificada.

Vemos posiciones que van desde la eliminación de todas las retenciones, hasta aquellas que piden discriminar las de la soja y regularla (segmentación). Esto puede hacernos recordar aquellos discursos de madrugada en el Senado de la Nación coronada con el voto que no fue positivo.

La situación por parte de la Comisión de Enlace que agrupa a las cuatro entidades del campo tampoco aparece sencilla. En estos últimos días trató de acercarse a una propuesta unificada, y se pudo comprobar la existencia de roces que pasaron por el lado de la Sociedad Rural (SRA) y la Federación Agraria (FAA).

La implementación de segmentaciones, zonas periféricas y la soja generaban ciertas dificultades de acuerdo. Pero sin duda, aunque cueste creerlo, la FAA de Eduardo Buzzi logró imponer en las discusiones muchos temas hasta ahora no tenidos en cuenta o contrarias a la posición de la SRA. También esto deriva en muchos resquemores y desconfianzas entre las dos entidades, ya que la SRA no quiere perder su poder dentro de la frágil alianza.

Miembros de la Comisión de Enlace

Así se podría llegar a hacer un pequeño esquema de alianzas en cuanto a proyectos de retenciones, por un lado la SRA con su propuesta de retenciones cero apoyadas por el PRO y la Coalición Cívica, mientras que la idea de retenciones segmentadas de FAA tendría el aval del Peronismo Federal y del Partido Socialista. Mientras tanto en la UCR se encuentran divididos por las dos propuestas.

El que todavía no se ha expresado claramente es el Gobierno. Todo hace pensar que debido a su postura de 2008 no tendría que ver con malos ojos una propuesta de segmentación, pero todo intento de controlar las retenciones por parte del Congreso ya tiene una respuesta negativa de su parte.

Se considera desde el poder del Ejecutivo a las facultades sobre las retenciones como una herramienta fundamental para la gestión. Gran parte de la economía nacional se ve influenciada por el manejo y adquisición de las retenciones, principalmente el comodity de la soja.

Es así como llegamos a que en esta mitad del año el tema de las retenciones volverán a aparecer en debate, los políticos van tratando de posicionarse, sin dejar de ver el caudal de votos de este sector y su importancia. Sin ser ingenuos y hablar también de buscar un debilitamiento de poder del Gobierno.

Mientras tanto las entidades agropecuarias tratan de aprovechar este momento de atención, y continuar tratando de lograr una unidad que parece más ficticia que real. El plano de la política y la sociedad se encuentran frente a otro desafío de lograr conciliar intereses y de reparto de dinero, sin olvidarnos de la cuestión de la intervención del Estado. En la economía el precio de la soja sigue marcando parte importante del rumbo, por ahora los vientos están tranquilos.

+ La Mesa de Enlace y la Oposición sin acuerdo sobre como bajar las retenciones.

+

Fútbol (caro) Para Todos

In Derecho a Replica, Exclusivos, Jorge on 26 julio, 2010 at 2:53 PM

Por Santiago Jorge

En agosto se cumple el primer aniversario del Fútbol Para Todos (FPT), una fuerte apuesta del gobierno que va de la mano con la Ley de Medios Audiovisuales, procurando que algo tan popular y que no reconoce distinciones de clase, como el fútbol argentino llegue a todos los hogares. Recordemos que antes había que gozar de un doble privilegio para acceder al mismo: tener cable y pagar un adicional extra para ver los partidos codificados.

Canal 7 transmitió la mayoría de los partidos de Primera División

En aquel momento, los clubes al borde del colapso y la empresa televisiva ofreciendo 40 millones “para poner parches”; desde mi ignorancia, sonaba a una limosna, y sus ganancias inimaginables. Los dueños de la pelota en quiebra y quienes simplemente los reproducen cómodos en sus oficinas con el negocio marchando.

Sé que suena demagógico eso del “fútbol es de y para todos”, ni que hablar de los exabruptos de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner diciendo que “secuestraban las imágenes y goles como secuestraron a 30.000 personas”. Igualmente apoyé y apoyo la jugada política de transmitir por aire todos los partidos de nuestro campeonato local. Pero mis fundamentos se me van cayendo a medida que pasa el tiempo.

El principal argumento en contra: “que existen otras prioridades donde el Estado debe poner sus partidas (ya sea escuelas y hospitales)”, me parecía falaz en el sentido de que con una buena administración, esos famosos 600 millones podrían ser fácilmente recuperados (incluso superados) y así todos contentos: los clubes con mas ingresos por la televisión, el acceso de la población para ver los partidos sería mucho mas plural, y un Estado que invierte y recupera, lo que vulgarmente podríamos decir “sale hecho”.

Presidenta Cristina Kirchner y Julio Grondona (AFA)

Pero aquella falacia se está convirtiendo en realidad, a un año de la medida vemos que el FPT dio pérdidas, y la publicidad en las transmisiones solamente es oficial, es decir, que el dinero de las publicidades sale de un bolsillo y entra en el otro. Y así se fue cumpliendo lo que pronosticaron los opositores: “el Gobierno gasta mas de 600 millones en trasmitir partidos de fútbol”.

Nadie puede negar que la calidad de las transmisiones ha bajado, pero si ello es el precio para que las mismas lleguen a todos los argentinos me parece correcto. Lo que no se puede permitir es que ellas sean un modo de propaganda oficial constante, incluso se ha interrumpido un partido para mostrar a Cristina Fernández ingresando al velorio de Mercedes Sosa.

Creo que las excusas se han terminado, luego del receso más largo en 4 años a causa del Mundial, hubo tiempo suficiente para reorganizar todo lo atinente al FPT, esperemos ver que se ha trabajado, y que se nos informe sobre los números finales que arroja el FPT.

De lo contrario, habrá que darle la derecha a todos aquellos que se opusieron, reconocer que el Estado no es buen administrador y que ha perdido gran cantidad de dinero en este tiempo de fútbol gratuito por TV abierta. Todo lo cual llevaría a que tengamos que volver a manos privadas para que se encarguen de televisar nuestro querido fútbol local.

Este autor es Columnista permanente de este Blog

“El Milagro” Sala: dos visiones

In Malas Viejas on 5 junio, 2010 at 12:43 PM

Milagro Sala se ha convertido desde Jujuy en una dirigente social y política de proyección nacional. Desde los estratos sociales mas bajos salió a convertirse en una dirigente gremial que se fue transformando en una “héroe” de la justicia social. Hoy se discute cuantos millones de pesos del presupuesto nacional maneja, su contacto directo con los Kirchner y su accionar entramado de denuncias de diferentes ilícitos.

El origen ideológico

El movimiento a favor de la emancipación indígena y de la abolición de la esclavitud más trascendente de la época pre revolucionaria en el Virreinato del Río de la Plata, fue el encarnado por José Gabriel Condorcanqui o “Tupac Amaru II”. Este líder indígena encabezó dos rebeliones, entre 1780 y 1783, y tuvo como zona de influencia el valle de Cuzco, el Alto Perú y la Quebrada de Humahuaca.

Estas insurrecciones, si bien no efectivas en si mismas, ya que no lograron ningún resultado concreto, si tuvieron la cualidad de inflamar los corazones revolucionarios a lo largo y ancho de los dominios españoles en America, poco antes de los acontecimientos de principios de siglo XIX. Hoy, este movimiento, tiene una autoproclamada “representante”, la dirigente con proyección nacional, Milagro Sala.

Nacida en la mas absoluta de las pobrezas, y padeciendo los pesares de la desigualdad durante toda su infancia y adolescencia, parecía incluso la persona perfecta para personificar el espíritu de Condorcanqui, por supuesto, agiornado a la época y con demandas sociales que contemplen a los desfavorecidos, incluso su nombre parecía augurarle, porque no, un lugar en la conciencia colectiva de los jujeños mas relegados en la escala social. Sin embargo la historia fue y, aun para otros, es distinta.

La llegada

No hay que ser el precisamente un analista político brillante, para darse cuenta que el camino de Milagro como interprete de la doctrina de reivindicación “Amarista” empezaría de la peor manera y desde la peor posición (ética, no social) imaginable.

Cuenta la “leyenda” que tras conseguir un trabajo en la municipalidad de la capital jujeña, Milagro se dio cuenta del potencial que tenía como dirigente, y que explotó ese potencial siendo una de las partes en disputa sobre el control de la barra brava de Gimnasia y Esgrima de Jujuy, club que por aquel entonces militaba en primera división y movía varios miles de pesos por partido, se dice que es allí, donde Milagro comienza a probar las mieles del dinero y el poder.

Ya había pasado un lustro del siglo XXI y Milagro ya se hallaba asentada en la lucha sindical, desde el seno del peronismo local, Sala, habíase constituido en uno de los principales voceros de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) de la mano de la cual, había creado unos años antes el ahora “afamado” y siempre polémico movimiento barrial Tupac Amarú.

Sala y Kirchner

Pero fue el mismísimo Néstor Kirchner, que ante un Estado provincial ausente e incapaz de satisfacer siquiera las demandas mas básicas de la sociedad jujeña, encomendó a Milagro la titánica tarea de reivindicar y profundizar la doctrina del peronismo mas prebendario y de manejar un presupuesto de asistencia social multimillonario con la finalidad de taponar los agujeros que por entonces la administración provincial no podía tapar, desde la Organización Tupac Amaru.

Fue así que el “Milagro” se dio para su homónima, con fuentes ilimitadas de dinero, apoyo incondicional del gobierno nacional y con el gobernador de turno sentado a su derecha, empezó a crecer un fenómeno que tuvo y aun tiene todo tipo de aristas y condimentos.

El Poder

La polémica es siempre la misma, siempre se recae en aquella máxima maquiavélica de si el fin justifica los medios, y a la hora de analizar el fenómeno “Sala” esta parece ser el denominador común.

Entre sus detractores la critica es siempre brutal y despiadada, de igual forma, quienes reivindican a la dirigente lo hacen de manera incondicional y con la lealtad característica de  aquel que depende del otro para poder comer.

En el primero de los casos la crítica pasa por cuestiones muy puntuales y que, como muchas cosas en la Argentina, están a la vista de todo el mundo.

Sala junto a seguidores

La corrupción por supuesto es la primera de esas cuestiones, con un patrimonio millonario y un ejercito propio, la impunidad en el accionar de la dirigente esta presente en todos sus procederes, de esta forma “recupera” fabricas, “compra” lotes y terrenos y se “adjudica” obras y frecuencias radiales de manera absolutamente arbitraria, ignorando por completo el estado de derecho y utilizando todo su poder para satisfacer sus propios caprichos y antojos. Otra de las cuestiones vitales a la hora de analizar el fenómeno, es sin duda el potencial clientelismo.

Desde que la organización de Milagro se hizo cargo del reparto de los planes sociales “Jefes y Jefas de Hogar” y de la distribución de los bolsones de alimentos la cantidad de afiliados al movimiento barrial de Sala aumentó exponencialmente, llegando incluso a superar los cien mil afiliados, en una provincia con casi setecientos mil habitantes es un numero mas que considerable.

Otro de los puntos que los críticos a Milagro siempre utilizan como argumento es el numero de “guardaespaldas” de esta dirigenta (como le gusta que la llamen, al igual que nuestra presidenta) popular, que en el ultimo de los sondeos extraoficiales superaba al numero de policías provinciales, recordando que la policía es el brazo institucional que vela por la seguridad publica y el cumplimiento de las leyes, y si la policía es superada en numero por un ejercito de choque, muy poco probablemente pueda exigirle a la líder de este movimiento que cumpla con el estado de derecho y las leyes provinciales.

También creo necesario atender la otra campana, la de los que se muestran a favor de la líder barrial y escuchar los fundamentos que estos esgrimen.

La realidad es que nunca antes en la historia de la provincia se han emprendido y finalizado tantas obras de bien publico como en la era de Milagro, abriendo escuelas, centros deportivos, de recreación y la construcción de barrios populares; todo esto, destinado a los mas pobres, y es este accionar (no menor) el caballito de batalla de aquellos que defienden la gestión de Sala al frente del movimiento barrial Tupac Amaru.

Pero, como planteábamos con anterioridad, ¿es justificada la puesta en marcha de obras sociales sacrificando el estado de derecho, las leyes de propiedad que organizan la sociedad moderna y el acrecentamiento sistemático del patrimonio y del poder de quien las ejecuta? Eso, estimado lector, queda a su consideración.

> Ver mas de “Construyendo del Milagro” película documental de Miguel Pereyra.

¿El final?

Algunos vaticinan que el fin del “Milagro” vendrá de la mano de la desaparición del kirchnerismo, escenario a estas alturas poco probable, en primer lugar porque la contienda presidencial aun no tiene numero puesto y en segundo lugar, porque Kirchner ya adelantó se va a volcar a la transversalidad en caso de perder en Octubre de 2011, y sin duda uno de sus estandartes en ese caso será Sala.

Otros arguyen que depende de que la propia sociedad jujeña se canse de las demostraciones de poder paralelo de Milagro y de la abrumadora corrupción que esta últimamente ya ni se preocupa en ocultar.

Y por ultimo, y menos probable, que el hoy considerado por muchos corrupto e ineficiente estado provincial tome las riendas del bienestar social de sus conciudadanos, desplazando a Milagro como la administradora de los fondos que el estado nacional le destina, esto, poco probable debido a que es imposible dilucidar cual de los dos actores políticos tiene peor reputación hoy en día en el imaginario provincial.

La ministra Alicia Kirchner durante una visita a Jujuy, junto al gobernador Barrionuevo y Milagro Sala, dirigente con la que tiene una fluída relación.

Finalmente, otra opción, y la que parece mas probable por estos días, es que Milagro continúe ejerciendo el poder para policial y sustituyendo a la administración provincial en el reparto de planes que la Nación le gira, ya que Sala tiene muy buena relación con casi todos los hombres de la política jujeña, porque por supuesto no les conviene (a ellos y a su ambición personal) enemistarse con la gobernadora paralela de la provincia.

Y pensar que cuando, en ocasión de los festejos por el último ascenso del club Gimnasia y Esgrima de Jujuy a primera división, Sala entró en ropa interior al campo de juego desaforada, y un periodista sentenció, pobre mujer, seguramente tiene algún desequilibrio mental… Que equivocado que estaba.

+ “Mi oficina es el barrio, la villa, el asentamiento”

+ El Estado paralelo – La Nación

+ Entrevista a Milagro Sala – Página/12

+ Una nueva millonaria K – Misionlandia

> Milagro Sala en la Municipalidad de Palpalá, Jujuy “discutiendo” sobre la continuidad de una empresa de servicios.