maximo tell

Posts Tagged ‘Ley’

El Código de Faltas desde adentro

In Malas Viejas, Tonti on 18 noviembre, 2010 at 4:34 PM

Por Danilo Tonti y Gaby Socias

El calor no le impidió llegar. Con la predisposición de siempre, el “Bichi” estuvo ahí.

Traía consigo una mochila que rebosaba un buen manojo de ideas y también de broncas, de experiencias e impotencias, pero -por sobre todo- de ganas de cambiar lo que a diario dibuja su presente. Presente pesado que no sólo recae sobre sus espaldas, sino sobre la de muchos.

No hicieron falta demasiadas preguntas; sus palabras corrieron por sí mismas escupiendo aquella verdad que no deja de golpearlo pero que, en ese instante mismo del golpe, le inyecta una sobredosis de incentivo.

El tiempo fue vaciando esas ganas que tenía de expresarse y de ser escuchado. Pero en el medio, dejó palabras que fueron semillas y que ilusionaron con un mañana que poco se parezca al hoy.

De mediana estatura; pelo oscuro; piel trigueña; simpatía desbordante. Ese es José María Luque, o más conocido como “el Bichi”. De 7 a 16 horas trabaja; el resto, lo invierte en aquello que lo apasiona: el Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos. Desde este espacio, se propone incidir en la Promoción, Ejercicio, Defensa y Exigibilidad de los Derechos de Niñas, Niños y Jóvenes a través de un ámbito colectivo referente y legitimado, construido de manera horizontal y democrática.

Más que de elección se trata de necesidad; una necesidad nacida en la convicción de estar, en la certeza del hacer. En definitiva, no hay palabra con más peso que aquella que se transforma en hecho y que emana de las propias vivencias.

Foto: CbaNoticias

Anuncios

Se presentó el “Acuerdo Democrático para el Cambio” del Código de Faltas

In Malas Viejas on 1 noviembre, 2010 at 7:24 AM

Por Gaby Socias

La resistencia que vienen sosteniendo sectores vulnerados de nuestra sociedad, que en la mayoría de los casos son jóvenes estigmatizados por sus condiciones físicas o económicas, conlleva la necesidad de promover un reclamo cada vez más urgente en cuanto a la modificación o derogación del Código de Faltas.

La realidad de su aplicación evidencia que muchas de las conductas que el Código castiga se contradicen con el pleno ejercicio de derechos contemplados en la Constitución Nacional, tratados internacionales y de Derechos Humanos.

Esa vaguedad o ambigüedad con las que están definidas muchas de sus figuras terminan por habilitar detenciones según la voluntad y el criterio policial.

Luego de un trabajo arduo por parte de organizaciones sociales, sindicales, políticas y barriales se presentó ayer en la Legislatura provincial el Acuerdo Democrático para el Cambio en materia de Faltas. Dicho documento es el resultado de un debate democrático realizado el pasado 24 de septiembre en la Facultad de Derecho, donde se sentaron las pautas mínimas que un cambio de la norma contravencional, debería cumplir.

Una vez que la sala Regino Maders se llenó de gente comenzaron a exponer sus puntos de vista quienes conformaron el heterogéneo y representativo panel.

Lucas Crisafulli, abogado adscripto a la cátedra de criminología, fue el encargado de conducir la disertación de los legisladores Roberto BirriAdela CoriaLiliana Olivero, como así también de “el Bichi” Luque del Colectivo de Jóvenes por nuestros derechos, Eugenia Aravena, secretaria general de Asociación de Mujeres Meretrices (Ammar) y de la diputada nacional Cecilia Merchán.

Fundamentos para la modificación del Código

Antes de darle la palabra a los panelistas, Crisafulli señaló que los problemas actuales no se solucionan con modificar o derogar el Código de Faltas, ya que el conflicto no se da por una cuestión estrictamente de leyes, sino de prácticas. Aludiendo con esto, a que no hay que quedarse con la idea del jurista ingenuo que piensa que todos los problemas se pueden solucionar a partir de las leyes.

Existe una gran distancia entre la ley y su verdadero cumplimiento. Entonces, que exista un Código de Faltas en la provincia de Córdoba que sea coherente con la Constitución Nacional es una condición necesaria, aunque no suficiente, concluyó el abogado.

En consonancia con dicha afirmación, el Legislador Socialista presidente de Bloque del Frente Cívico y Social, Roberto Birri consideró que para cambiar la situación hay que pretender ir más allá de un consenso político. Lo que hace falta es una legitimación social de la necesidad de tener y aplicar nuevas normas en materia de Faltas, propuso.

Por otra parte Birri, quien escribió un proyecto de ley aún no presentado que modifica el Código vigente, planteó que dentro del campo parlamentario cuando se mira desde la vereda de la oposición, como es su caso, siempre hay un escenario de lo deseable y un escenario de lo posible. Y aseguró:

“Aunque hoy lo que se desee es que no haya un Código de Faltas, las condiciones políticas y sociales ameritan que se tenga que trabajar en una dirección distinta, en una modificación integral, porque ese es el escenario posible que nos va a permitir entrar en un debate parlamentario”.

No obstante, más allá de la polémica de modificar o derogar el Código, Birri insistió en la inconstitucionalidad de la norma, ya que afecta de manera directa a la tripartición de poderes. Para explicar esto citó a Horacio Etchichurry, también presente en la sala, quien en su libro El Código de Faltas comentado habla sobre esa competencia que tiene el Código de permitir presos sin abogados y sentencia sin jueces.

Por último, el legislador dejó en evidencia la necesidad de cambiar figuras que son emblemáticas, como la del “merodeo” o “prostitución escandalosa”. Agregó además, el pedido de reducir a cero las posibilidades direccionales que puede tener la Policía para actuar de manera arbitraria.

Luego de la disertación de Birri la palabra fue cedida a la legisladora socialista Adela Coria, quien hizo un profundo análisis de las razones por las cuales seguía vigente el mismo Código desde el año 1994. Recordó lo que el Ministro de Gobierno Carlos Caserio había dicho tiempo atrás: “En nombre de las políticas de seguridad es imprescindible ese Código de Faltas”.

Para Coria esta enunciación dejó en claro que el actual Código responde a políticas de seguridad que están claramente delimitadas y concientemente propuestas. “Puede verse a su vez como una herramienta para mantener el status quo de un aparato policial con un sesgo altamente autoritario” sostuvo el Legislador Roberto Birri sobre el Código, durante uno de los debates anteriores.

Por su parte, la legisladora de la Alianza Izquierda Socialista, Liliana Olivero afirmó que cada vez más la aplicación de este Código de Faltas va profundizando la exclusión social, la estigmatización y la criminalización de la pobreza. Lo que hace pensar en la prioridad que significa que el trabajo colectivo de las organizaciones sociales junto con los legisladores crezca para cambiar esta realidad.

Identidades perseguidas, identidades en riesgo

Tras haber pasado más de media hora del acto de presentación del Acuerdo Democrático, por fin había llegado el momento de escuchar a quienes viven en carne propia las injusticias del Código de Faltas. Con la melodía de una tonada cordobesa inconfundible y una mirada realmente comprometida, “el Bichi” Luque, uno de los cinco jóvenes que desde hace cuatro años luchan desde el Colectivo de Jóvenes por nuestros derechos, emocionó a todo el auditorio con esa sencilla manera de contar la realidad desde donde la vive.

“Cuando venía para la Legislatura pensaba en todos los chicos que se quedan en el barrio porque no pueden entrar al centro, o en los que están siendo detenidos en este mismo momento por portación de rostro”. Para ellos el Código además de atropellar sus derechos, destruye su identidad. “Nosotros consideramos a la identidad como algo fundamental, y por no pertenecer a un estereotipo tal, para no caer detenido tenemos que cambiar”.

“El Bichi” terminó de hablar y dejó en la sala una atmósfera de profundo silencio y reflexión. Esa reflexión que invade sólo cuando logramos ponernos en el lugar del otro y nos quedamos mudos emocionados pensando.

Luego, le tocó el turno de dar su opinión a la Secretaria General de Ammar. Eugenia Aravena relató los estragos que viven a diario trabajadoras sexuales por el polémico artículo 45 que permite castigar la prostitución que la Policía considere “escandalosa”.

“Si bien los prostíbulos están prohibidos en nuestro país, en Córdoba hay más de cien. Allí puertas adentro, la Policía no entra a reprimir, sino que castiga puertas afuera. Esto nos obliga a terminar trabajando dentro de un prostíbulo para evitar el maltrato policial bajo las órdenes de alguien que jamás será castigado”.

Antes de leer los puntos del Acuerdo Democrático para el cambio en materia de Faltas, tomó la palabra la Diputada Nacional del Proyecto Sur, Cecilia Merchán quien se mostró en total adhesión a las realidades que antes habían expuesto “el Bichi” y Eugenia junto con los Legisladores. A modo de conclusión Merchán dijo que lo que está generando el Código es una especie de pantalla que se ocupa de castigar a quienes no hay que castigar y no castiga a quienes si tiene que hacerlo.

El acto de presentación del Acuerdo Democrático organizado por la Fundación Observatorio Constitucional y Derechos Humanos (FocyDH), la Asociación por los Derechos Civiles (ADCF) y la Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables (Fundeps) iba llegando a su fin pese a que dicha presentación marcaba el comienzo de un camino largo en el ámbito de lo parlamentario que el Código deberá afrontar. Luego de leer la totalidad de los puntos del documento que entre mañana y pasado será remitido a la Unicameral, Horacio Etchichurry procedió a mencionar a todas las organizaciones que apoyaron el Acuerdo, la lucha por el cambio del Código de Faltas dio un paso importante.

Código de Faltas una visión crítica

Fuente: Cba Noticias

Las Bibliotecas Populares en Argentina

In AguaSuaves on 3 agosto, 2010 at 3:05 PM

Otra vez gracias a un post inspirador de Suelto me pareció correcto compartir con ustedes lo que se lleva adelante en Argentina con las Bibliotecas Populares. Hace poco publiqué la historia del Biblioburro en Colombia y orgullosamente ahora ponemos el foco en las mas de 2.000 Bibliotecas Populares que existen en el país.

Imponentes salones con personas que escriben sus nombres en minúsculas por el tamaño de las estanterías repletas de libros. Algunos empolvados, otros olvidados, pero todos esperando ese momento en el que los necesitamos y podemos acceder a ellos fácilmente. Ellos nos salvarán y por eso es necesario mantenerlos protegidos para que nos cuiden.

Las Bibliotecas Populares son asociaciones civiles autónomas, dirigidas por una Comisión Directiva, cuyos miembros son elegidos por votación de los socios activos. Se constituyen en torno al espíritu de compromiso social de un grupo de vecinos de una localidad, comuna o barrio y trabajan “ad honorem”.

Buscan brindar información y promover la educación mediante una colección documental bibliográfica y multimedial de carácter general, además de proponer acciones recreativas y diferentes formas de animación socio-cultural (hora del cuento, títeres, cursos, talleres, conferencias, etc.

Su dinámica persigue el objetivo de que el público esté en permanente contacto con la información ofrecida, por eso el acceso a la colección documental en sala es totalmente gratuita y el retiro de los materiales cuesta una mínima cuota social.

El sostenimiento de las Bibliotecas Populares se logra mediante el  cobro de cuotas societárias además de los eventuales subsidios otorgados por la Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares (CONABIP). A su vez algunas brindan servicios alternativos, alquiler de sus espacios y realización de festivales para lograr autonomía económica.

Protegidas

La CONABIP es el organismo estatal dependiente de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación que desde 1870 apoya y fomenta el desarrollo de bibliotecas populares en todo el territorio de la República Argentina.

La Ley 419 del 23 de septiembre de 1870, propiciada por Domingo Faustino Sarmiento, dio origen a la CONABIP, con el propósito de fomentar la creación y el desarrollo de estas instituciones, constituidas por asociaciones de particulares, con la finalidad de difundir el libro y la cultura. En 1986, la Ley 23.351, estableció los objetivos y el funcionamiento de la Comisión, y creó el Fondo Especial para Bibliotecas Populares.

Uno de los proyectos en el que ponen un especial énfasis es el de trabajar para consolidar una red virtual de bibliotecas (Descargar audio), por lo que se otorgaron subsidios para la compra de computadoras y poder tener conectividad a la red, según declaró María del Carmen Bianchi, presidenta de la Conabip.

Bibliomóviles son las Bibliotecas Populares móviles

Los Bibliomóviles trasladan material bibliográfico, equipamiento informático, cine, Internet, y desarrollan en cada sitio al que llegan diferentes actividades culturales, como animación a la lectura, narraciones, títeres, música y teatro. Además, estos homenajearán a escritores en sus lugares de origen.

Son nueve vehículos especialmente equipados como bibliotecas ambulantes y pequeños centros culturales recorrerán distintas localidades del país para promover la lectura y rescatar a escritores argentinos. Que pasarán por la ciudad de Buenos Aires y por las provincias de Formosa, Tierra del Fuego, Río Negro, Salta, San Juan, Chaco, Santa Fe y la provincia de Buenos Aires, hasta cubrir un total de 130 localidades.

Difusión cultural móvil

+ Busca la Biblioteca Popular mas cercana

+ 2000 voluntarios de las BP en la Feria del Libro (Video)

+ Apoya las Bibliotecas Populares en Facebook

La cultura de la lectura algo que debe nacer en todas las edades

> “A propósito del próximo Día del Niño, yo quiero preguntarles si la lectura es algo de lo cual las familias pueden desentenderse” por Rogelio Demarchi.

Fuente: Las bibliotecas populares en Argentina: una forma concreta de voluntariado hacia la promoción educativa y cultural – Luis Kosachek


No titular

In Derecho a Replica, Exclusivos, Lastiri on 20 julio, 2010 at 10:35 AM

Por Nelson Lastiri

¿Qué te pareció el papel del Padre Alessio en el debate?

Han convertido a Nicolás Alessio en uno de esos fenómenos de circo que son manipulados y expuestos ante el público porque generan una atención multitudinaria. El periodismo ha hecho de su figura y sus declaraciones un recurso polémico, repetitivo y cosificado.

Cientos de titulares, entrevistas, renglones y declaraciones es igual a cientos de llamados, mensajes de texto, mails, clics, y controles remotos que no hacen zapping. Un publicista diría: “loco, un sacerdote a favor del matrimonio homosexual re garpa!”

El Padre Alessio siempre estuvo equivocado, el periodismo también.

El problema está en que dentro de la marea de relativismo e ignorancia en la que estamos intentando salir a flote, marcar las reglas de juego parece una tarea aburrida y antipática, cuando en realidad es lo primero que debemos hacer si aspiramos a un debate que no se vaya por las ramas.

¿Vamos a hablar de teología y religión o de Derecho Positivo? Ambas, muy bien, pero ordenadamente.

En este marco, tuve la valentía de confesarle a mi Jefe de informativo que para mí el Padre Alessio hablando a favor del matrimonio homosexual no sólo carece de valor periodístico sino que incluso es una contradicción discursiva. Digo que un Cura, Pastor o Sacerdote que forma parte de la Iglesia Católica o Cristiana y que por lo tanto acepta, defiende y predica los principios de Dios -el Dios de los Judíos (Jehova)-, no puede hablar a favor del matrimonio homosexual porque este requiere de prácticas sexuales entre personas del mismo sexo que son condenadas por ese Dios.

Padre Nicolás Alessio

ABC. La religión no es democrática, los estamentos de Dios son absolutos y aunque haya diferentes corrientes (pentecostales, evangélicos, católicos, bautistas, etc), la homosexualidad es un tema en el que hay un consenso generalizado.

Un discurso que anula su condición de ‘representante de Dios en la tierra’ convierte al entrevistado en una persona más, cuyas palabras podrían ser pronunciadas por un ciudadano de cualquier sector. No puede Alessio hacer uso de su investidura para defender prácticas que van en contra de lo que ha establecido aquel que lo invistió. En todo caso, el Padre podría haber dado su opinión libre de condicionantes pero advirtiendo también lo que ha sido determinado por el dios de la Iglesia a la que pertenece.

Se ha manipulado sin detenimiento la figura de Cura, el sello eclesiástico, ese distintivo sin el cual Nicolas Alessio hubiese sido –sin desprestigiarlo ni un centímetro- un servidor más de su comunidad y una persona que levanta su voz por los derechos de otro, como el Negro Tobi, como Blumberg, como Juan Carr. Pero no, los medios necesitaban más: buscaron alguien que aparentara desafiar y contradecir a nada menos que a su Dios.

Desde el comienzo era necesario definir que el mejor campo para debatir el proyecto de Matrimonio Gay era el del Derecho Positivo, y no vincularlo con cuestiones religiosas porque toda religión es fundamentalista y plantea la obligación de un régimen absoluto, sin concesiones.

¿En qué manual de periodismo se recomienda a un Cura como perito para hablar sobre una cuestión laica de derecho civil? Por supuesto no ignoro que cuando se puso sobre el tapete la discusión etimológica, los representantes de la Iglesia debían tener un lugar asegurado en la discusión.

Pero el micrófono se abría frente al Padre Alessio sólo para que dijera que estaba a favor del matrimonio homosexual. Y con todo respeto, sinceramente, aceptando que su postura seguiría siendo la misma aunque dijera otra cosa de la boca para fuera, considero que lo correcto en su lugar hubiera sido resguardar esa opinión para su intimidad y la de sus allegados.

Sin embargo, cuando el reflector multimediático posó su haz de luz sobre el centro de la pista, Nicolas Alessio apareció con un malabarismo oral cuya principal pirueta quedó fuera de contexto.

Este autor es Columnista permanente de este Blog