maximo tell

Posts Tagged ‘Moyano’

Hugo Moyano participó del ciclo El Pueblo quiere saber, en la @UESiglo21 de #Córdoba

In Cobertura iPhone, Exclusivos on 13 octubre, 2011 at 7:10 PM

En una nueva instancia del ciclo de conferencias El Pueblo quiere saber, organizado por la Universidad Siglo 21, se presentó Hugo Moyano. El camionero contestó todas las preguntas que previamente se formularon en el sitio de la Universidad, hechas con tono arbitral de Guillermo Marconi.

Padre de siete hijos, fue elegido entre sus pares sindicales por primera vez a los 18 años y actualmente es el Secretario General de la Confederación General del Trabajo (CGT). Fue presentado por Juan Carlos Rabbat (Rector UES21) haciendo hincapié en que todas las expresiones de los factores de poder del país, deben ser escuchados. Destacó lo llamativo que había sido para muchos el anuncio de que un líder de los trabajadores se exprese en una casa de altos estudios y el espíritu de la institución por continuar aportando al debate de nuestra sociedad.

Moyano, presentado por Guillermo Marconi (representante de los trabajadores de Universidades), comenzó por responder acerca de su iniciativa de participar en foros universitarios. “Solo me siento un hombre que puede presentar otra faz del dirigente gremial”, de esa manera rápidamente dijo que la prensa muchas veces deforma la imagen de los dirigentes. Aunque, “como con los candidatos” la gente no se deja influir tanto por los medios de comunicación.

Desde siempre militó en el Sindicato de Choferes de Camiones y en junio de 2012 termina su mandato en la CGT, y sobre eso dijo que “si digo ahora que me voy, ya me fui”, por lo que sostuvo que se verá llegado el momento, sobre todo porque se vienen momentos difíciles de negociar con las empresas.

Acerca de las causas en torno a los medicamentos truchos, aseguró que especialistas de las organizaciones indicadas confirman que todos los medicamentos hicieron bien a los pacientes. “Ya no saben de que acusarme y tengo absoluta tranquilidad de consciencia”. Y ante una pregunta que aseveraba su condición de hombre religioso, juró por Dios absolutamente que no ha habido accionar fraudulento en todas las causas.

“Los trabajadores que llegan a nuestro gremio no vienen solamente por un poco mas de salario sino por el respeto de su dignidad”. Sobre su relación con Nestor Kirchner la calificó de fluida y también existen actualmente discusiones con Cristina Fernandez porque cada uno representa distintos objetivos. “La Presidenta es dura”. Gobernar no es mandar, sino persuadir y en el ámbito de esa cita del Gral. Perón es como encuadró su relación con CFK.

Afirmó que no existió ninguna discusión con Kirchner en el día previo a la muerte del mandatario. Con otra frase peronista, Para un argentino no hay nada mejor que otro argentino, es que evitó ahondar en una respuesta sobre la participación en facciones como Montoneros o ERP de muchos peronistas que actualmente están en cargos partidarios o del Gobierno.

“Alguna vez el pueblo argentino tiene que darle la oportunidad de gobernar a un trabajador”, sobre todo porque son los trabajadores quienes no necesitan que le cuenten las necesidades de cada hogar argentino. Sobre los líderes mencionó a Saul Ubaldini y José Ignacio Rucci pero básicamente depende de transmitir a la gente ciertas cosas y lograr que se confíe en él.

Gobernar con el Negro en la CGT es difícil, pero gobernar sin el Negro es imposible. “Hemos mostrado madurez y responsabilidad del movimiento obrero, y este acompañamiento a hecho que nosotros tengamos una representación genuina de los trabajadores. Porque no hay muchos capaces de convocar 500 mil trabajadores en la 9 de Julio y esto hace que tengamos un peso especifico en esta representación. No es un tema de gobierno que el Negro este afuera o adentro”. El poder debe manejaras con suma responsabildad.

“Yo creo que está absolutamente descartado”, dijo Moyano en torno a la posible re elección de Cistina Kirchner, se debe mas a algo mediático de la oposición que no tiene nada que ofrecer como propio en las elecciones. Dijo que el proyecto de participación de las ganancias sigue latente y espera que los Diputados lo tomen como bandera. “Su hijo va a ser Diputado”, le replicó Marconi y contestó con sonrisa un simple “así dicen las encuestas”. Esto obligaría al empresario a invertir mas y modificaría la relación con los trabajadores.

 

“Creo que la Argentina está fortalecida con trabajo y reservas para aguantar el embate”, aunque entiende que si bien Argentina no estará en el ojo de la tormenta pero se deben tomar recaudos. Aseguró que “desde siempre estuvieron de acuerdo que se reactive el ferrocarril Belgrano”, sosteniendo que el camión no puede competir con la capacidad de traslado en volumen del tren.

Por un pedido en voz baja del propio Hugo, Marconi propuso que Facundo responda algunas preguntas y en su intervención, el joven Moyano se refirió a que “tenemos que ser la continuidad del movimiento de trabajadores y abrazar las banderas cercanos a los que las enarbolaron”. Con gran perspectiva histórica dejó clara que la juventud como cualidad en si misma no garantiza ni lo nuevo ni lo viejo, solo que la visión del trabajador es el que pelea por las necesidades del pueblo, por padecerlas y comprenderlas.

En mi opinión al menos, me esperaba escuchar al león feroz que todo sindicalista lleva dentro y no ver a un líder sindical mas parecido a una inofensiva caperucita. Sin salirse del cassette discursivo, no confrontó con nadie, llamó a mirar al futuro y solo dejó algunos bocadillos encubiertos a Elisa Carrió. A lo que me refiero es que contestar todas las preguntas no es decir lo que realmente se sabe, hace o piensa.

Pero que quede claro, bienvenida la presencia de hombres del sindicalismo en las Universidades, por una sencilla razón: al terminar el evento, una estudiante (que no sé si será o no de la Siglo 21) preguntó a su compañero; “¿El canoso que estaba al lado de Moyano dijeron que es Agustín Tosco?”.

+ Fotos en el Facebook de la UESiglo21

Anuncios

La alianza de centroizquierda después de Kirchner

In Derecho a Replica on 9 noviembre, 2010 at 9:37 AM

Siguiendo con los análisis del impacto que provoca en la arena política la muerte de Néstor Kirchner, me permito traer estas líneas escritas por Luigi Keynes que aportan otra óptica de situación desde su nota “Cisma de la centroizquierda argentina”.

Antes de la muerte de Nestor Kirchner se planteaba un panorama electoral para 2011 bastante definido, con tres fuerzas como protagonistas: el kirchnerismo, la derecha aglutinada en el llamado peronismo federal y la centroizquierda.

Esta centroizquierda estaba formada por un grupo de partidos no muy homogéneos entre si, pero unidos por dos factores: cierta afinidad ideológica y su oposición al kirchnerismo. Este grupo aún no había definido su régimen de alianzas y al parecer no iban a terminar todos agrupados en una misma fuerza electoral, pero en caso de llegar algunos de ellos a segunda vuelta probablemente iban a apoyarse mutuamente.

Pero la muerte de Nestor Kirchner va a trastocar este esquema. Es posible que muchos dirigentes del peronismo federal estén pensando en regresar a las filas kirchneristas, como puede ser el caso de Felipe Solá. Dentro del mismo kirchnerismo ya se deben estar llevando a cabo poderosas pujas internas de poder (rapidamente se me ocurre Scioli vs Moyano). Pero el mayor trastocamiento se podría dar en la centroizquierda.

La centroizquierda argentina está formada por partidos opositores al kirchnerismo donde se destacan laUCR alfonsinista, el Partido SocialistaProyecto Sur; y otros partidos y agrupaciones menores como las encabezadas por StolbizerSabatella.

Lo que unía a estos partidos en un mismo espacio no era mucho si lo vemos desde lo programático, era mas una serie de acercamientos y alianzas mas por conveniencia que por convicción. Por ejemplo, si uno pregunta a las bases del Partido Socialista si están dispuestos a apoyar a un candidato presidencial de la UCR, había una afirmación generaliza pero muy desconfiada y descreída. Además de esa conveniencia electoral, el otro factor de unión entre estos partidos era su oposición y desprecio al estilo confrontativo y autoritario del kirchnerismo.

La UCR alfonsinista por su parte, sueña con volver a obtener un poder protagónico para el partido, y sabe que para lograrlo necesita la ayuda de los otros partidos de centroizquierda que aunque menores en estructura, tienen una gran popularidad especialmente entre los jóvenes.

Los otros partidos de centroizquierda veían estas alianzas como una posibilidad de crecer cada uno en sus respectivos espacios y de cogobernar junto al radicalismo.

Pero la realidad es que los partidos de centroizquierda coinciden con la mayoría de las políticas llevadas a cabo por el kirchnerismo, el problema que tenían con el oficialismo pasaba mas por su estilo confrontativo y autoritario, tal como apunté mas arriba.

Ahora bien, supongamos que el nivel de confrontación del oficialismo se atenúe notoriamente, creo que no quedarán muchos argumentos de peso para una oposición fuerte por parte de los partidos de centroizquierda, poniendo en una situación muy incómoda a sus dirigentes.

Creo que este problema ya debe estar planteado en las mesas chicas de estos partidos y debe ser una gran preocupación para sus planas mayores.

Si se caen las razones para seguir oponiéndose al kirchnerismo veríamos en descrédito ante la sociedad a dirigentes como Pino SolanasRubén Giustiniani, quienes en los últimos tiempos mostraron un fuerte perfil opositor, mientras que otros dirigentes como BinnerSabatella, tendrían un impacto algo menor, pues ellos se mostraban mas conciliadores.

Esto plantearía serios problemas ante el electorado para los partidos de centroizquierda, pero el asunto no terminaría allí.

La fuerza del perfil y el compromiso opositor dentro de estos partidos es directamente proporcional al nivel de jerarquía dentro de los mismos, así los dirigentes de plana mayor se han comprometido mas en la causa opositora que las bases.

Esto genera otro frente de crisis para estos partidos, de caer el argumento opositor las bases ya no estarían tan dispuestas a acompañar a sus dirigentes y exigirían cambios en las estructuras partidarias. Además aparecería en este caso, otro argumento, pero contrario a la causa opositora: el de que debilitar al (posible) nuevo kirchnerismo menos confrontativo sería acrecentar el inaceptable riesgo de ayudar (sin quererlo) a la derecha para que vuelva al poder.

Es decir que en caso de caerse el argumento opositor de la centroizquierda veríamos a estos partidos con problemas ante el electorado pero también con cismas y divisiones internas.

El problema de los principales dirigentes de estas fuerzas políticas es que se comprometieron tanto con el argumento opositor que es muy difícil volver atrás sin asumir un gran costo. La solución que ensayarían seguramente se daría por el lado de crear un nuevo argumento, que quizás pueda ser la corrupción, la cual no es tan fácil de comprobar para el electorado como si lo es el de confrontación y autoritarismo.

Ahora bien, cuales son las posibilidades de que se reduzca el nivel de confrontación del oficialismo?

La situación del oficialismo es que dada la muerte de su principal líder va a necesitar acumular capital político de algún lado para mantener el equilibrio y la sustentabilidad y ahí creo que surgen dos posibilidades:

  1. Retomando un perfil mas progresista acercándose a la centroizquierda y bajando el nivel de confrontación.
  2. Encerrarse mas aún en el peronismo mas ortodoxo otorgando mas poder a los sectores duros de esta fuerza y tratando de seducir a dirigentes del llamado peronismo federal.

Y en esto la última palabra la tiene la presidente Cristina Fernandez y los principales dirigentes del kirchnerismo, y aún no dieron muchas señales al respecto.

Es posible que incluso puedan repetir la estrategia mostrada en 2007, denotando un falso perfil progresista y luego volcándose con vehemencia al peronismo ortodoxo y duro.

Creo que el nuevo escenario plantea serias incertidumbres a los líderes de la centroizquierda quienes podrían quedar en una posición muy desventajosa, mientras sus partidos se dividen internamente entre los que siguen siendo opositores y los que tengan una posición mas afín al oficialismo (sector que existía ya antes de la muerte de Kirchner pero que se vería muy potenciado en caso de que el gobierno deje de ser tan confrontativo y autoritario).

Fuente: Blog de Luigi Keynes

El vacío del discurso sindical

In Derecho a Replica, Malas Viejas on 9 abril, 2010 at 11:02 AM

Por Alberto Tell


Hace tiempo que la lucha de los trabajadores ha sido invadida por la contaminante ambición de poder que confunde los principios que deben inspirarla y que cambia su norte.-

En el camino los verdaderos principios y objetivos de esta lucha se van diluyendo y van siendo reemplazados por objetivos coyunturales, sectoriales y en muchos casos de ambiciones e intereses personales.-

Así es como hoy, vemos con sorpresa, como dirigentes sindicales que debieran ser los primeros voceros de las necesidades de la clase trabajadora y sus primeros defensores, tienen un discurso edulcorado de extrema moderación y en el que el énfasis no está puesto en los trabajadores sino en defender al gobierno.-

La inflación, un proceso de creciente deterioro del salario, es disimulada, nombrada de manera diferente, explicada y justificada, con retorcidos argumentos que constituyen una burda reproducción del discurso oficial.-

Como es ya una costumbre de este gobierno, la inflación, no proviene de deficientes políticas económicas, o de la ausencia de una estrategia eficaz. La inflación proviene como siempre, de los enemigos de turno que al mejor estilo de una serie de villanos y superhéroes, buscan perjudicar al país.-

Entonces con la aparición de culpables, los partícipes de este discurso, tienen la ingenuidad de pensar que con ello se mitiga la necesidad y se superan las graves dificultades de intentar lo imposible como es que el salario se multiplique para mantener su poder adquisitivo.-

Ya estamos habituados a escuchar a un gobierno que pareciera pertenecer a un estado extranjero, o que hubiera asumido en el día de ayer, por cuanto nunca reconoce cuota de responsabilidad alguna en los problemas que complican cotidianamente la vida de los argentinos.-

Estamos igualmente habituados a escuchar las diversas acusaciones disparadas con estudiada indignación contra los enemigos que se construye para encarnar el mal y poder promover una catarsis nacional generalizada que sirva para canalizar los enojos y la frustración por los problemas no resueltos, en lugar de ocuparse verdaderamente de solucionarlos.-

Pero cuando esta retórica se reproduce en boca de los dirigentes sindicales, entonces hay una luz de alarma. El sindicalismo esta en crisis.- Sus valores, sus principios y sus objetivos están en crisis. Y con ello, los trabajadores se enfrentan a un destino incierto porque quienes los conducen solo están pensando en construir retorcidas argumentaciones para defender al gobierno.-

Tristemente en la Argentina de hoy, el sindicalismo ya no representa a los trabajadores, sino que se ha convertido en un representante del gobierno.- Quizás debiéramos reflexionar sobre la profunda verdad que entraña la conocida frase: La cuestión no es cambiar de collar sino dejar de ser perro”.-

+