maximo tell

Posts Tagged ‘nuevas tecnologías’

Las redes sociales y los héroes colectivos

In Jóvenes Sueños on 31 enero, 2011 at 10:22 AM

Nacieron a la luz de la cultura participativa de la Web, se organizaron detrás de un objetivo común y están cambiando el mundo a su manera. Con ese párrafo inicial es que La Voz del Interior, ‘premia’ a los jóvenes que intentan a diario cambiar una porción del mundo mediante los nuevos parámetros culturales de participación, como son las redes sociales. Aquí lo que destaco de l informe.

Detrás del muro de Facebook hay un compromiso

Desde Córdoba comparten, generan, y de a poco logran cambiar al mundo. Representantes de las organizaciones, Patitas de PerrosUn techo para mi paísUn litro de leche por mesDevenir DiverseEl Ágora cuentan sus estrategias 2.0, los desafíos, las ventajas y también limitaciones. Estos jóvenes que comenzaron cruzando algunos mails y con reuniones entre adeptos, hoy reconocen el potencial de Internet para difundir y generar conciencia en torno a ciertos problemas sociales.

Facebook les permitió conocerse, encontrarse y organizarse. Lograron construir una red, horizontal y entre iguales, para trabajar por un objetivo común. Lejos están del estereotipo del usuario web solitario y nerd”, cuenta Franco Piccato que entrevistó a estos jóvenes para La Voz.

En muchos casos, el “Face”, les ha servido para evitar campañas en la vía pública, folletería y otros métodos mas caros y hasta menos efectivos en ciertos momentos. En común, entre las organizaciones, se intentan mensajes cortos, inmediatos y con formato multimedia. Sumado a las historias detrás de la problemática, la inmediatez y la conversación con la audiencia en base a los intereses u objetivos.

“Un número importante de nuestros futuros voluntarios y futuros líderes sociales está en Internet y no podemos hacer oído sordo a eso”, reconoce Leonardo Báez, voluntario de 22 años que coordina el área de Prensa y Medios de Un Techo Para mi País en Córdoba. Como bien aclaran los mismo protagonistas, son conscientes que la interacción virtual es tan solo una parte del trabajo, que sirve para la comunicación constante y generar nuevos vínculos, pero a largo plazo las soluciones apuntan a cambios estructurales desde políticas públicas.

“No creo que las redes sociales en sí mismas puedan transformar la realidad. En cambio, sí creo que pueden ser una herramienta fundamental para encontrarnos y organizarnos para empezar a transformar esa realidad”, reflexiona Apaz, quien coordina el área de Legislación y Políticas Públicas de Devenir Diverse, la organización que lideró en Córdoba las movilizaciones por la igualdad jurídica y social en apoyo al matrimonio igualitario.

El diario cuenta la historia de Valeria López, que en 2009 creó en Facebook el grupo de Un Litro de Leche por Mes en Córdoba, que actualmente cuenta con casi cuatro mil miembros, y en un año y medio han logrado reunir unos siete mil litros de leche. “La razón del éxito del grupo es que no tenemos ninguna bandera política ni religiosa”, dice sin rodeos. “Lo hacemos de todo corazón, como podemos, con nuestros tiempos y posibilidades”.

“Internet está demostrando un potencial enorme en la vida de los grupos de ciudadanos y las organizaciones sociales, que a su vez aumentan su capacidad para producir un impacto en las comunidades locales y la sociedad a largo plazo”, busca concluir Piccato en su nota y me voy pensando que Cada tanto aparece una voz que nos despierta del sueño, como menciona Juan Simo. “El sueño da esperanzas: las nuevas tecnologías de la comunicación nos harán más democráticos o serán claves para conseguir transformaciones sociales”.

Redes sociales en acción, por Franco Piccato
El tamaño del cambio, por Juan Carlos Simo

Anuncios

De periodista a community manager

In Derecho a Replica, Paladar mostaza on 7 diciembre, 2010 at 8:40 AM

Hace días, Guadalupe Fernández, publicó en Razón y Palabra, la revista mexicana especializada en comunicología, estos párrafos que me dejaron con el pensamiento activo. Sobre todo porque sé que muchos medios de Argentina y el mundo se están replanteando su estrategia digital y social para el futuro. Mis ideas danzan aquí también.

Cada vez con más frecuencia, los periodistas encuentran nuevos hábitats donde desarrollar su trabajo. Estas facetas se relacionan con los distintos ámbitos de la comunicación: institucional, política, etc. Hoy, el auge de las nuevas tecnologías ha generado un espacio de desarrollo profesional alternativo para aquellos que son artífices de las letras.

Un animal ávido de realidad como el periodista puede frustrarse ante el aparente ostracismo de estar frente a una computadora gran parte del día. Fuera de las redacciones, existen periodistas que dedican su tiempo de trabajo a analizar cómo comunicar a través de las redes sociales.

Experimentación constante, actualización y nuevos lenguajes son algunas de las características de estos nuevos profesionales que tienen de sobrenombre varios apodos: “Community Manager”, es uno de ellos.

El mundo de las nuevas criaturas digitales reemplaza el copete por los “tags”, y los antecedentes por los “hipervínculos”. El trabajo del Community Manager es multilateralidad permanente: debe facilitar, manejar y moderar las redes sociales donde su marca, producto, político o medio tenga presencia. Este nuevo rol que puede asumir un periodista implica conocer las fortalezas y debilidades de un equipo de trabajo y de aquello que queremos comunicar.

El diálogo abierto que marca el concepto de comunicación 2.0 genera una nueva sinergia en torno a las redes sociales. Usuarios activos que toman las riendas de la comunicación virtual.

En esta encrucijada el periodista afronta nuevos desafíos: no tener todo bajo control y sumarse al riesgo de afrontar a los lectores y responder sus inquietudes. Además de este torbellino diario, este nuevo campo laboral implica diseñar estrategias a corto, mediano y largo plazo.

Innovación y creatividad es la base de este terreno que por su corto tiempo de vida aún está en proceso de exploración. Prueba y error son los mejores maestros en este desafío de ser todos los días comunicador, periodista y regulador de una comunidad on line. Un combo para espíritus emprendedores.

En lo personal creo los medios tendrán la chance de recuperar el terreno perdido frente a los propios usuarios en la red. Esto significa encontrar su propio lugar, con las fortalezas propias de cada empresa y las oportunidades que como medio consolidado posea.

Los medios tradicionales tienen el éxito asegurado en Internet en cuanto abran las puertas a las nueva generaciones de periodistas; inviertan en tecnología y entiendan las nuevas lógicas de trabajo convergente y en equipo.

Los jóvenes son tan necesarios como las computadoras hoy en las nuevas ‘redacciones’. Son ellos los que traen consigo las nuevas configuraciones cerebrales que responden con velocidad a las demandas de las audiencias actuales y futuras. Entiendo es un proceso y por eso hace poco escribí Lo que deben saber periodistas jóvenes y viejos (leer).

La inversión y nueva lógica de trabajo me parece fundamental que los altos mandos de los medios entiendan. Sin las nuevas herramientas no hay estrategia que se pueda construir, esto es desde computadoras hasta dispositivos móviles. Además si en la redacción tanto como en las gerencias no se abren a nuevos programas de distribución y circulación de contenidos, se complicará.

También se debe tener en cuenta que, así como para sacar un diario o programa adelante se necesitan decenas de personas, una ambiciosa estrategia de social media no puede ser cargada sobre una sola espalda. El trabajo en equipo requiere de equipo, es decir gente, por lo tanto empleados con sueldos, incentivos y libertad.

El ritmo digital implica horas y horas frente a la pantalla, es cierto, pero eso lo dicen los medios que no quieren invertir en la otra pata de la estrategia. Porque el social media tiene una parte ‘media’ y otra ‘social’, y esta última no se consigue solo moderando comentarios. Los periodistas deben hacer periodismo digital desde la calle.

Lo digital es el formato de publicación, no debemos perder los preceptos del eterno y bello periodismo. Pagando lo debido, sin explotación disfrazada de horas extras y trabajando con pasión los medios triunfarán. Podemos hacer que este sea el ‘oficio mas hermoso del mundo’ y además entre en un tweet.

 

Este artículo fue publicado en “Estrafalario“, de la revista mexicana Razón y Palabra.

> Leer Hoy soñé esta carta a un periodista

El periodismo multimedia es una apuesta al futuro

In Derecho a Replica on 1 diciembre, 2010 at 9:16 AM

Desde hace varios post venimos intentando clarificar el camino, internamente, para donde marchará el periodismo. Sin querer colocarle apellidos excluyentes o rebuscados, hay ciertos parámetros que este durante 2010 hemos podido definir. Conocemos los cambios que ha habido en la audiencia, la velocidad en la que pretende la información, la inclusión de nuevos dispositivos donde nos ‘leen’ y hasta logramos reconocer novedosos lenguajes a la hora de producir, transmitir y distribuir nuestros contenidos.

Pensando en lo que viene, el giro obligado indica tomar la calle de lo multimedia, donde el periodista debe hacer converger los lenguajes y agudizar las ideas para aportar de maneras innovadoras aquellos contenidos que de otra forma no serían mas que una columna estática y silenciosa. Fotos, texto, audio, videos y hasta gráficos son los condimentos para la receta del periodismo que viene.

El periodismo multimedia es una apuesta al futuro que responde a la necesidad de los lectores, oyentes, televidentes y usuarios por recibir información de distintos medios y de distintas formas. En Internet crece la demanda de contenidos audiovisuales. El número de internautas aumenta cada día, así como el consumo de videos y audios on line.

El periodismo multimedia ha llegado para quedarse. No se trata de una moda pasajera, sino de una nueva manera de trabajar, donde los géneros han perdido sus fronteras para crear un único centro de distribución como consecuencia de las nuevas tecnologías, Internet y de la convergencia de medios.

Estos párrafos de Ernesto Martinchuk apuntan justo hacia donde quisiera ir. Ya que considero que Internet y las redes sociales son de las mayores revoluciones que hemos vivido todos los comunicadores y así el escenario a cambiado para contar historias, venderlas y hasta generarlas o producirlas. Los comunicadores del siglo XXI no podrán estar alejados de los avances tecnológicos y sus impactos en la semántica, la lógica y distribución de los medios.

La forma de trabajar del periodista está cambiando. Los medios digitalizan procesos, flujos de trabajo, y los sistemas de publicación se sustituyen por los gestores de contenidos que separan la información del formato en que se presenta. Se puede acceder a ellos a través de Internet y, por lo tanto, desde cualquier parte del mundo.

Con los elementos que caben en una mochila cualquier persona podría convertirse en corresponsal y transmitir las distintas posiciones que hacen a un conflicto para que cada lector saque sus propias conclusiones. El secreto es apoyarse en las nuevas tecnologías para saber contar historias audiovisuales que hagan sentir a quien las vea que está en el lugar de los acontecimientos.

Ya lo anunciaba el profesor Bill Gentile al convocar a jóvenes en torno al periodismo mochila donde para él residía un gran potencial visual:

Nos encontramos ahora en una extraordinaria coyuntura en la historia de la humanidad, la tecnología y las comunicaciones. Incluso mas importante que cuando Gutenberg invento la imprenta. Los avances en las cámaras digitales y el Internet nos ofrecen oportunidades sin precedentes. Ciudadanos comunes del mundo ejercen ahora un extraordinario poder.

Ejercemos el poder de la comunicación instantánea y globalizada y un lenguaje, el lenguaje visual, el cual sobrepasa ambos, el escrito y la palabra hablada. Este lenguaje visual no tiene fronteras. No necesita traducción. No esta sujeto al apoyo de las corporaciones. Es una de las herramientas mas poderosas de nuestro tiempo.

Experimentados y novatos deberán coincidir y hacer converger sus conocimientos en las distintas redacciones. Nunca renunciar a la sed de encontrar historias y caminar investigando pero también encontrar en la quietud de la administración de contenidos, la intensidad. Ambos perfiles periodísticos son hoy mas que nunca muy necesarios.

La reducción de los presupuestos en las redacciones y corresponsalías está modificando los hábitos de trabajo de los periodistas. Hoy las redacciones se encuentran integradas y este cambio tecnológico brinda a los periodistas nuevas posibilidades de expresión.

Los retos de la información deben convertir a la sociedad civil también en protagonista del proceso informativo, para estimular el mestizaje y preservar la diversidad de las culturas. La información no debe ser un arma contra los pueblos, sino una proyección de sus necesidades. Todos tenemos derecho a ser escuchados.

+ Gentile y el “periodismo mochila”

> Leer Hoy soñé esta carta a un periodista

Fotos: interactivauft – blog.educastur.es