maximo tell

Posts Tagged ‘orsai’

Hernán Casciari en TEDx Rio de la Plata: “Cómo matar al intermediario”

In Paladar mostaza on 29 noviembre, 2011 at 10:13 AM

Pocas cosas retumban tanto en mi mente actualmente como la necesidad de generar un nuevo modelo de negociosa para los medios de comunicación emergentes. Orsai de Hernán Casciari ha demostrado que otro sistema es posible. Inspiración en su totalidad, esta charla que dio en TEDx Río de la Plata. Un blog, un escritor, una revista y hasta un par de bares. Una editorial que ansiosos hemos construido.

20111129-101157.jpg

Foto: bulkka.com

Videos y Fotos de la presentación de Orsai con Casciari en Mercedes

In Paladar mostaza on 30 diciembre, 2010 at 8:00 AM

“Estamos todos en esta cancha celebrando la presentación de una revista literaria. Por eso estamos en Orsai”.

+ Ver todas las fotos del Picnic

Hernán Casciari presentó ‘nuestra’ revista Orsai

In Paladar mostaza on 29 diciembre, 2010 at 8:14 AM

“A una hora de la tarde, indeterminada, nos aislamos con el Chiri y nos sentamos a mirar la pizarra blanca en la que, desde hace dos meses, armamos el esqueleto de la revista. Ahora esa pizarra está completa.”. Así contaba Hernán Casciari que su revista, ahora nuestra, estaba terminada. Orsai se presentó en sociedad en Mercedes, Buenos Aires, y acá una crónica de Clarisa Altieri y Yesica Landola publicada en Teclearte.

“De Mercedes al mundo”

Así presentó la revista literaria de Hernán Casciari y Cristián Basilis, el periodista mercedino Osvaldo Príncipi. Cientos de personas asistieron a la presentación oficial realizada anoche.

En la tarde de ayer, la cancha de la Liga Mercedina de Futbol fue un multitudinario encuentro entre los lectores la Revista Orsai y sus creadores, Hernán Casciari y Cristián “Chiri” Basilis. Durante más de tres horas, los periodistas mercedinos radicados en España contaron sobre su experiencia de hacer un medio gráfico sin publicidad y aventurarse en un proyecto “inocente”.

Previo a la llegada a la cancha, Casciari y Basilis se encontraron con el Intendente Carlos Selva en su despacho. Allí, el Jefe Comunal, le entregó al periodista mercedino un decreto que lo nombra como vecino destacado y luego le entregó tres placas, una con el escudo de la ciudad y dos a su persona como escritor reconocido internacionalmente y la segunda para la revista Orsai que estará colocada en la Pizzería del Comequechu, recientemente inaugurada en Saint Celoni, España; pizzería que tuvo una improvisada sucursal en la cancha de futbol. Por su parte, Casciari y Basilis le entregaron uno de los primeros ejemplares de la revista que luego presentaron ante el público.

Concluida le entrega de presentes, Hernán agradeció públicamente lo realizado por el Municipio de Mercedes para llevar adelante la presentación de la Revista. “Estaba en Barcelona sabiendo lo que se hacía desde la Municipalidad con muy buena onda”, dijo el periodista y contó distintos aspectos de la producción gráfica al Intendente Selva; mientras éste ojeaba el ejemplar y preguntaba detalles sobre la vida del periodista y escritor.

Con la presentación especial del reconocido locutor periodístico Osvaldo Principi arrancó la presentación del N° 1 de Orsai. Ante la presencia de una importante cantidad de público, aunque no se alcanzó el número previsto como consecuencia de distintas dificultades en el tráfico, Principi señaló: “detrás de esta tela están los personajes, y nosotros somos testigos históricos del momento en que estos personajes eyectan su obra. Somos testigos del lanzamiento de Mercedes al mundo, de un producto real. Y recalco esto porque en la Liga hubo muchos mitos. Muchas historias que se contaban de las cuales no hubo testigos… Hoy, se acaban los mitos en La Liga”.

Enseguida aparecieron Hernán y Chiri, siendo este último el primero en leer unas líneas a los presentes evocando el esfuerzo, el trabajo y la emoción de echar luz al proyecto en su ciudad natal. Luego de recordar algunas anécdotas de juventud en la propia cancha de La Liga, expresó: “Somos parte de algo que está sucediendo, nos sentimos como en casa pero no como en ese entonces que era nuestro lugar para que los domingos no sean iguales, sino para que cada día tenga la forma de nuestro sueño, nuestras propias reglas, un poco fuera de juego. Por eso estamos todos en Orsai”.

Luego, Hernán tomó su bolso y tomó un ejemplar de la publicación española: “Esta es”, dijo y la cancha estalló en un aplauso. La tapa se vio reflejada en una gigantografía que oficiaba de escenografía. “Esta revista, Orsai, es lo mejor que hice con mi vida. Y es que esta revista le da respuesta a una pregunta que me hicieron innumerable cantidad de veces cuando estaba en la escuela: Hernán ¿qué carajo estás haciendo con tu vida? Ahora sé que podría haber contestado. ‘Estoy practicando para una revista que se va a llamar Orsai”, manifestó Casciari y agregó:”Este es un proyecto embudo. A veces te metes en algo y te vas dando cuenta que todo lo anterior fue una práctica para llegar a un proyecto. Después todo lo demás desaparece porque se condensa en un embudo”. “Esta revista es lo máximo que le puedo pedir al oficio que elegí”, concluyó.

Como broche final del picnic, fue convocado especialmente el músico Zambayonny para presentar ante todos los que se acercaron al encuentro la canción “El equilibrio del mundo” que, según contaron, fue la banda sonora de la producción de la revista e interpretó otro tema a pedido de Casciari y Basilis.

Por último, los dos mercedinos que lanzaron su revista literaria desde Mercedes para el mundo respondieron las preguntas de muchos de sus lectores que ansían su ejemplar de la Revista Orsai que en los próximos días estará llegando a sus domicilios directo desde la imprenta con su señalador numerado. Les agradeció a todos los que vinieron desde distintos puntos de la ciudad y del país y expresó que no había mejor lugar para presentar la revista. “Fue uno de los mejores días de mi vida”, finalizó Casciari.

+ Entrevista a Hernán Casciari de Orsai

+ “El valiente que busca una revista con viralidad

Foto de Orsai 1

En CórdobaArgentina ya nos organizamos mediante un grupo de Facebook llamado Orsai Córdoba (+mail).

Lo que sucede es genial, entra a quiero ser distribuidor y ayuda en la cadena, o bien haz click en reservar la revista y fíjate en donde la puedes encontrar en tu ciudad. Puedes encontrar a los lectores de tu zona y hasta si te animas escribir en Orsai.

Entrevista a Hernán Casciari de Orsai

In Paladar mostaza on 25 noviembre, 2010 at 10:24 AM

“El proyecto Orsai no es una revista: la revista es un catálogo del proyecto”, me dijo Casciari, y veo que ya ha puesto una pizzería en la planta baja de la redacción de su futura publicación. Sí. Una pizzería. Empiezo a entender que esto va más allá de una revista, y me pregunto si tendré que cambiar todas las preguntas de la entrevista. Trajeron el horno desde el otro lado del océano Atlántico, mejor dicho, se trajeron a su pizzería favorita desde Mar del Plata, Argentina.

Ese es el primer párrafo de la excelente nota que Marilín Gonzalo le hizo a Hernán Casciari desde el sitio Alt1040. Si todavía no conoces a Casciari o su proyecto , te recomiendo le pegues una leída a El valiente que busca una revista con viralidad en este blog. (ver nota) Sino sigan leyendo la entrevista al autor argentino.

Definitivamente lo que está haciendo Hernán puede estar relacionado con futuros horizontes para la prensa, puede vagar en las cabezas de directivos de medios que se preguntan si están ante un revolucionario o simplemente un pirado, puede llenar de fe a todos los que creemos que el dinero no está delante de todo en este mundo, pero lo que está claro es que Hernán está muy seguro de lo que hace, que miles de personas están apoyando este proyecto, y que la intrepidez puede salir bien. Fuimos a felicitarle por su iniciativa y de paso le hicimos algunas preguntas:

Todo el mundo buscando modelos para que las publicaciones digitales funcionen, y va el tipo que hace años publica en internet y presenta su nuevo proyecto que se basa en publicar en papel. ¿Por qué?

Yo creo que el gran problema es “buscar modelos” (esa manía tan absurda que nunca da resultados felices, sino solo a veces resultados económicos) en lugar de mirarse bien adentro y preguntarse “qué carajo necesito”. En mi caso, cada cosa que hago es para mi círculo íntimo. Empecé a escribir ficción en internet en 2003 jamás “buscando un modelo”, sino porque me fui a vivir a otro lado y quería contarle los cuentos de siempre a mis amigos de Argentina. Cuando abrí Espoiler fue porque estábamos hartos, mi primo Guillermo y yo, de buscar y buscar descargas y subtítulos sin orden, con banner publicitarios infames, en webs desesperantes. Y la revista Orsai es una necesidad que tengo con mi amigo Chiri, de leer una revista como antes, como cuando las revistas estaban buenas. No buscamos modelos, nunca.

Si se me permite la metáfora, “buscar modelos” es buscar chicas lindas sin importar lo que tengan adentro. Si buscás modelos, lo que querés es coger. Follar. Pero uno ya tiene una edad, Marilín, en el que te importa más la serenidad de una pareja estable, inteligente, que te haga feliz.

Justo en el momento en el que escribo estas líneas ya se han vendido más de 4.000 ejemplares del primer número de la revista sin que nadie haya catado nada todavía, ¿qué está pasando? ¿Esperabas de verdad semejante acogida?

Cuando te respondo estas líneas se llevan vendidas 5.010, y cuando el lector lea esto serán un poquito más. Yo creo que lllegaremos a 10 mil el día de cierre de venta (el 10 de diciembre). Nosotros no esperábamos nada, solamente hacer una revista y divertirnos. Y es exactamente lo que está ocurriendo en casa.

Desde hace tiempo la prensa escrita vende cada vez menos, ¿qué ha ido mal en tu opinión?

La industria editorial vende cada vez menos porque la gente lee cada vez más. Parece paradójico pero no lo es. Es esa la razón. Lo que ocurre es tan simple que se convierte en una obviedad. ¡La gente empieza a hacer lo que se le antoja! Las empresas siguen promocionando productos (lea este diario, lea este libro, lea esta revista) y no se dan cuenta que es hora de promocionar sensaciones.

La revista Orsai hace todo al revés, por estrategia. Los lectores eligen el precio en cada país (jamás lo haría la industria); eliminamos intermediarios ineficaces que solo están ahí para encarecer los productos (jamás lo haría la industria); los lectores distribuyen y promocionan (la industria necesita manipular esos pasos); nosotros elegimos autores y temas pensando sólo en nosotros, en Chiri y en mí, en nuestros gustos (la industria no hace eso, es complaciente con un mercado que sospecha imbécil); impedimos a como dé lugar que nuestro proyecto se convierta en un negocio (la industria no puede hacerlo); nos divertimos como chanchos en el proceso (la industria se estresa en el proceso); contamos todo con honestidad y simpleza (la industria está acostumbrada a ocultar y a alardear de complejidad); no usamos la publicidad tradicional en ninguna dirección (la industria está atada al reclamo y la mentira, es su oxígeno).

Pero todo este párrafo se resume en un solo detalle: la industria hace productos para los targets, y ya estamos capacitados (como comunidad) a rebelarnos de ser target. Ya nos comunicamos entre nosotros. Ya podemos hacer proyectos, y no productos. Ya podemos promocionar sensaciones, deseos y sueños.

Y una vez que consigamos esto, ¿quién de nosotros querrá productos industrializados?

La Revista Orsai se sustenta en varios pilares poco habituales: 1) todos podemos convertirnos en distribuidores de la revista y 2) dependiendo del país tiene un precio u otro. ¿Creés que lo que están haciendo es extrapolable a otras publicaciones o cada uno “tiene que hacer su propia revolución”?

El proyecto Orsai no es una revista. Digamos que la revista es un catálogo del proyecto. En ese proyecto global no existen dueños. El proyecto Orsai es código libre desde el punto que decimos cómo lo hacemos. Cualquiera puede hacerlo, ni siquiera es complicado.

Ya sabemos que en la revista participarán grandes profesionales de la letra como por ejemplo Jose A. Pérez, ¿alguna pista más?

Cada jueves hago un avance, en el blog. Hay grandes ilustradores (Alberto Montt, Omar Turcios, por ejemplo), grandes escritores (Juan Villoro, Agustín Fernández-Mallo), grandes periodistas (Alejandro Seselovsky, Hernán Iglesias Illa), enormes fotógrafos (Enrique Meneses), historietistas míticos (Horacio Altuna)… Hay mucho. Me sorprendo yo mismo al escribirlo.

Todos tenemos una imagen de nuestro lector en la mente, aunque no sea cierta. ¿Con qué palabras describirías a los que han comprado ese primer número de Orsai?

La palabra inicial es hartazgo. Se nota muchísimo que la gente está harta. Y la segunda palabra es fe. Confianza en que pase algo diferente de una vez. Lo noto también en las entrevistas que me hacen para prensa o radio. (Yo pensé que la prensa nos daría la espalda, a nivel corporativo; pero no pensé que cada individuo de la prensa es una persona harta, que nos llama y quiere hacer la nota, incluido el diario El País, del que renuncié.) Después de la nota, y siempre off the record, cada periodista me dice “Suerte, de verdad, mucha suerte con esto”, y yo sé lo que me está diciendo ese colega. Yo sé muy bien lo que me dice.

Todo estamos queriendo que algo bueno ocurra con esto.

+ Mas info sobre la Revista Orsai

> Grupo de Facebook Orsai Córdoba (+mail)

Acá puedes ver la lista completa de los precios en tu país.

Fuente: Alt1040 Foto: Eduard Bayer

Hernán Casciari, el valiente que busca con Orsai una revista con viralidad

In Jóvenes Sueños, Paladar mostaza on 4 noviembre, 2010 at 12:50 PM

El rumor, corre, se escabulle entre los modems y se reparte en las pantallas. Algo va a ocurrir, una pizca de mundo va a cambiar y la hoja contra el viento va a hacer oposición. Algunos quieren hacer algo diferente y es en papel, como antes, con la calidad de siempre y novedosas esperanzas de que esta vez resulte. Sale Orsai la revista dirigida por Hernán Casciari en todo el mundo en papel en tu librería amiga.

> Grupo de Facebook Orsai Córdoba (+mail)

Hernán Casciari nació en Mercedes, Buenos Aires, en marzo de 1971, es escritor y periodista. Desde el año 2000 está radicado en Barcelona, desde donde ha escrito una serie de blogonovelas pioneras en la literatura por Internet. En febrero de 2004 comienza a escribir artículos, ensayos y piezas cortas de ficción en su blog personal Orsai.

Tras la recopilación de la historia virtual ‘Los Bertotti’, publica el libro Más respeto que soy tu madre, que será llevada al cine en 2012 y que adaptó al teatro (con gran éxito) Antonio Gasalla. Y cuando todos contábamos su caso emblema por el posicionamiento que había logrado en los grandes medios, publicó:

“Renuncié hace unos días a mi columna de los domingos en el diario La Nación, de Argentina, y renuncio hoy a mi columna de los viernes en El País, de España. Noventa columnas y dos años de trabajo en La Nación; ciento veinte columnas y tres años en El País. Aprendí mucho de ambos periódicos. Aprendí, sobre todo, que solamente me puedo divertir en un medio sin publicidad, y que solamente puedo dormir los viernes —de un tirón, sin telefonazos intempestivos— en un medio sin ideología”.

En su valiente post “Renuncio” cuenta como la publicidad y la crisis le fueron comiendo palabras a su espacio de publicación en El País de España, ingresó en un Suplemento de 16 páginas que se redujo a 8 y terminó escribiendo columnas de 240 palabras cuando había comenzado con 400, por eso renuncia a su columna.

“Se me podrá decir que tengo suerte, porque al final del camino cobré lo mismo por hacer la mitad del trabajo, pero ése es justamente el pensamiento rácano del periodismo actual. Mejor sería pensar: ¿tiene sentido que un tipo que escribe tenga que expresarse conforme avance o retroceda la publicidad? Por lo menos no se trata de censura ideológica, es verdad, pero la decepción interna es idéntica.”

También renunció a La Nación de Argentina donde asegura el límite era más bien ideológico y anunció que no publicará mas libros con Random House Mondadori, Editorial Sudamericana de Argentina, Editorial Grijalbo en México ni Plaza & Janés de España. Pero semejante portazo, que cuenta alarmó a su esposa, no era por rebeldía inservible sino para alinearse en un proyecto renovador o restaurador quizás mejor.

Así nace Orsai, por las ganas de volver a leer largo y tendido, y de que cada colaborador escriba hasta que se le antoje. Queremos tener en las manos un papel que no te venda nada, ni explícito ni subliminal. Regresar a la crónica periodística y a la ilustración de calidad, y que las fotos te cuenten una historia, y que cada línea y cada desglose esté hecho por personas apasionadas, y no por burócratas, pasantes, acomodados y becarios.

Los lectores se organizan tras lo que los autores demandan y explican, se venderá el primer número en pack de 10 ejemplares que se reservan en una librería de tu ciudad (nunca más se re editará el Nº1) se utilizará  PayPal (se abrió un foro para explicar mejor eso) con los libreros y las páginas 2 y 207 de la revista Orsai, en las que generalmente se colocan las publicidades más caras en un medio tradicional, tendrán el nombre de todos los lectores, distribuidores o librerías que hayan comprado al menos un pack.

Acá puedes ver la lista completa de los precios en tu país.

Los lectores se organizan y a través de las redes sociales, mails y el blog Orsai, se contactan forman grupos de a 10 (con la ayuda y gestión de las librerías muchas veces) y así podrán tener su Orsai Nº1. Perdón, podremos tenerla, porque posterior a este post tengo que salir a pagar mi revista. En Córdoba, Argentina ya nos organizamos mediante un grupo de Facebook llamado Orsai Córdoba (+mail).

Lo que sucede es genial, entra a quiero ser distribuidor y ayuda en la cadena, o bien haz click en reservar la revista y fíjate en donde la puedes encontrar en tu ciudad. Puedes encontrar a los lectores de tu zona y hasta si te animas escribir en Orsai.

Quizás no llegue a nada, o tal vez cambie el mundo, no se sabe. Pero festejo la valentía del periodista, del hombre que renunció a la comodidad y se lanzó al vacío. Yo voy a ir a gratificar esa valentía que miles de jornaleros pagos evitan y terminan vendiendo comida rancia en el fast food de los medios. Voy a ir a pagar mis acciones en ese sueño de escribir lo que se quiere sin que el lucro nos edite. Tal vez estando, productores y consumidores del mismo lado, la oferta y la demanda logran tomarse de la mano y sentarse a leer.