maximo tell

Posts Tagged ‘Ramon Mestre’

La campaña electoral, en tiempos de microfilms

In Paladar mostaza on 7 septiembre, 2011 at 9:59 AM

Ramón Mestre, el candidato de la UCR al ejecutivo municipal de Córdoba, utiliza modernos videos para llevar su plataforma electoral a los ciudadanos. Contános que te parece.

Por Leandro Sallaberry Martinez

Cual profecía de Michael Nostradamus, en 1930 el investigador estadounidense Walter Lippman comenzaba a advertir en su clásica obra Public Opinionsobre la importancia del soporte audiovisual, al sostener que la imagen es “la forma más segura de transmitir una idea”. Ochenta años después, la imagen y las nuevas tecnologías siguen cambiando las reglas de juego de la comunicación política moderna y demuestran en cada campaña electoral, el gran poder y el impacto que pueden generar en el electorado.

El Marketing moderno, donde las tecnologías de la comunicación tienen un lugar integral y fundamental, presenta tres características: Mediatización -entendida como la utilización de los medios masivos de comunicación-; Videopolítica -dominada por la imagen y las herramientas de comunicación audiovisual- y Ciberpolítica -uso de las tecnologías digitales para la comunicación y movilización políticas-. Hoy con un click, el candidato despliega su plataforma electoral y se adentra en los hogares para transmitir su propuesta a los ciudadanos.

Es indudable que el senador Ramón Javier Mestre, es uno de los candidatos a Intendente a presidir el Palacio 6 de Julio, que mejor utiliza estas herramientas que pone a disposición el marketing y la comunicación política. En el sitio http://www.cordoba2031.com el candidato radical a la intendencia deja de manifiesto que a través de cuatro cortos o micro films, se puede utilizar el lenguaje de las tecnologías y conformar un moderno coctel con imagen, sonido y creatividad.

Ramón Mestre, a través de este moderno recurso, presenta sus propuestas de cara al futuro; en una serie de 4 microfilms imagina la situación de la ciudad en el año 2031 y el éxito de las políticas que pretende implementar si gana las elecciones el domingo 18 y tras varias gestiones radicales.

Sin lugar a dudas, atrás parece haber quedado el puerta a puerta por los barrios. Hace pocos años, para los candidatos era necesario recorrer las calles, tocar timbres, llevar la propuesta a los ciudadanos y persuadirlos con su presencia. En la actualidad, las nuevas herramientas demuestran que los candidatos pueden tener presencia en forma virtual y llegar a cada uno de los ciudadanos con sus ideas, propuestas e inquietudes. Esto forma parte de un proceso mucho más complejo conocido como “mediatización de la política”. Ya no son necesarios los actos multitudinarios; hoy todo parece indicar que la política es un show y que como tal, con mostrar de manera creativa, alcanza.

Aunque haya quienes consideren que este proceso “banaliza la política”, tal como escribió el psicólogo e investigador Roberto Follari, lo cierto es que con cada campaña electoral, observamos que los candidatos van utilizando en mayor proporción las estrategias audiovisuales y multimediáticas. Hace algún tiempo esto sucedía en países del primer mundo.

Hoy, la realidad local indica que estas herramientas han desembarcado en Córdoba y candidatos como Ramón Mestre, ya las están utilizando. Habrá que ver si dan o no resultado y si los electores, acostumbrados a las campañas electorales tradicionales, comienzan a prestar atención a esta nueva forma de persuasión partidaria.

+ Toda la campaña de Ramón Mestre para Intendente en Córdoba

La campaña de Oscar Aguad para Gobernador de Córdoba

In Derecho a Replica on 4 agosto, 2011 at 10:25 AM

Oscar Aguad siempre tuvo grandes virtudes políticas para la gestión legislativa, su partido le otorgó más de una vez responsabilidades de ese tipo, siendo respetado por propios y ajenos en la arena nacional. Ese modelo de candidato tan identificado con su actividad en uno de los Poderes, muchas veces juega en contra de la confianza que la gente deposita en él para cargos ejecutivos.

Sonaron a menudo las críticas por sus planes y decisiones tomadas como Ministro de la gestión del Gobernador Ramón Mestre, su foto junto a Luciano Benjamin Menéndez y ciertas declaraciones duras en torno a seguridad, por ejemplo, lo plantaron más cercano a la derecha que al centro ideológico del propio radicalismo. Compartió foto y consultor publicitario con Mauricio Macri para completar lo estimado.

El eje de su imagen se basó en diferenciarse de los demás candidatos, con críticas a las gestiones ejecutivas tanto de Juez como de De la Sota. Ganó entre los votantes anti kirchneristas que encontraron en él una figura pulcra de radical experimentado. En cuanto el PJ definió su candidato, Aguad quedó tercero muy lejos, pero sobre el final de la campaña, algunos sondeos lo daban en el segundo puesto.

Sus propagandas tuvieron dos bloques, uno de seriedad y mensajes contundentes, donde el candidato les habla directamente a los votantes; y otro donde se incorporan personajes o figuras más coloridas, intentando recurrir al humor o la simpatía.

Todas conectadas por la música slogan del Cambio con ritmo del tema Qué Bonito, con coreografía incluida.

La figura de José Martí ingresó a la campaña como un cuadro correligionario al que muchos respetan en la provincia, para reforzar valores partidarios, definir una línea de gestión e intentar delimitar esos símbolos que necesitan tener en las espaldas siempre los candidatos de partidos centenarios. Además Martí fue quien coordinó la campaña y mantuvo unida la arquitectura partidaria en los distrito del interior de Córdoba.

Para Danilo Tonti la campaña del candidato de la UCR:

Más por lo que es, Aguad es lo que no es. Sí, la diferenciación es su definición, su slogan de campaña. Típico de una sociedad política sin ideales, caminando acorde a los vaivenes de la opinión pública. Hoy es un anti-k, el único y auténtico anti-k. No importa qué sea él, lo único que vale es aquello que no es.

Claro, un par de elecciones contrarias al oficialismo nacional basta para que la fórmula perfecta sea el bastión más poderoso de la ola anti-k y el representante del sector opositor por excelencia: Roulet y el campo. Es más, la descalificación a sus dos contrincantes no es por lo que piensan o por lo que han hecho. La descalificación es su cercanía al kirchnerismo, signo de la fatalidad política del momento. Los ideales relacionales que cuelgan de la figura de alguien externo son tan vacíos y circunstanciales que el germen que le da existencia es el mismo que marca su fecha de vencimiento.

Una de sus publicidades televisivas (la vi en televisión pero no pude volver a encontrarle en Internet) dice algo así: “A vos que sos delincuente te hablo… a vos que le robaste la plaza a los niños…”. De sólo escucharla podemos inferir que clase de política pregona. Y no es que se trate de hacer apología del delito, pero sí se trata de exigir gobernantes que entiendan la problemática de la delincuencias de forma integral; sí se trata de condenar a políticos que den discursos simplistas y estigmatizadores; sí se trata de romper prejuicios institucionalmente asimilados.

En un programa radial afirmó que iba a reforzar el Código de Faltas; seguramente desconoce -pensando ingenuamente su desconocimiento- que sólo en el 2009 hubo más de 50 mil detenciones por Código de Faltas: jóvenes, pobres, estigmatizados, enmudecidos.