maximo tell

Posts Tagged ‘Social’

Cicatrices de un veredicto impune

In Lastiri, Malas Viejas, Tonti on 8 octubre, 2010 at 10:01 AM

No es una mochila, pero la llevan a cuesta. No es un impedimento, pero les trunca el camino. No es, pero hacemos que sea. Más que una enfermedad biológica, el VIH / SIDA es una enfermedad social. Una inmadurez que, en su dinámica de estigmas, ha dejado de ser inocente.

El VIH se ha transformado en una enfermedad crónica que, con el tratamiento y los medicamentos pertinentes, permite una calidad de vida óptima y prolongada. Sin embargo, mientras la medicina avanza en su afán de combatirla, la patología social no da muestra de aminorar sus síntomas.

Cicatrices de un veredicto impune nace de formar nuevos paradigmas que rompan mandatos superfluos del sentido común, del compromiso con cada uno de los que con su palabra y con su experiencia logró enseñarnos tanto.

Trabajo de investigación sobre la situación del VIH/SIDA en Córdoba Argentina, durante el año 2008. Producción: Gabriela Socias, Florencia Sambuceti, Natali Ciappini, Nelson Lastiri y Danilo Tonti.

La fotografía se llama “Ella”, es de María Jimena Almarza, y resultó ganadora del segundo premio en la edición 2007 del concurso sobre VIH, “Fotos que no se olvidan”, organizado por la organización Fundamind (Fundación Asistencia Materno Infantil de Ayuda a Niños Carenciados y Discapacitados) y auspiciado por la Secretaría de Cultura de Presidencia de la Nación, el Ministerio de Cultura y el de Derechos Humanos y Sociales del GCB, ARGRA; revista Fotomundo, Mundo Color, EAF y Centro Cultural Recoleta.

Nuevas audiencias en la web social

In Derecho a Replica on 24 julio, 2010 at 5:29 PM



Entrevista a Franco Piccato, periodista y coordinador de proyectos digitales de La Voz del Interior de la provincia de Córdoba da su visión acerca de los nuevos medios y las nuevas audiencias, su relación y muchas veces tensión en la Web como plataforma de interacción y producción de contenidos.

¿Es pertinente hablar de un nuevo periodismo a partir de las posibilidades que otorga la Web 2.0 y las redes sociales?

-El periodismo no cambia. Las bases del periodismo en el sentido de poner en relación a la sociedad con las fuentes de información o con los diferentes sectores, la política, la economía, eso no cambia. Tampoco cambian los principios fundamentales del oficio en términos de garantizar calidad en el periodismo, ofrecer pluralidad de fuentes, un manejo responsable de las fuentes y todo lo que hace a contenidos que tenemos que acercar a nuestras audiencias en cualquier soporte. Lo que sí cambia radicalmente es la forma en que tenemos que relacionarnos con las audiencias porque estamos pasando de un modelo en el que nuestras viejas y conocidas audiencias eran pasivas y sólo se limitaban a estar en nuestra sala de huéspedes, leyendo los diarios o escuchando la radio, y en el nuevo entorno digital lo que se abre es una gran plataforma de participación y de producción de contenidos. Nuestra audiencia se está convirtiendo en la principal aliada pero también en nuestra peor competencia en términos de generación de contenidos.

Por lo tanto, el periodismo sigue, no cambia en el fondo pero sí es necesario que adaptemos nuestro lenguaje, nuestra narrativa, nuestra cultura dentro de las redacciones porque las redes sociales, los blogs, la Web 2.0 nos están haciendo cambiar la forma en la que nos relacionamos con la audiencia.

¿De qué manera se concibe a las audiencias a partir de los nuevos medios de información y comunicación? ¿Cómo define el concepto de audiencia?

Si el concepto de audiencia en la era de los medios masivos era una audiencia heterogénea que sólo se limitaba a recibir los mensajes de los medios de comunicación, lo que hoy tenemos en los medios digitales particularmente es un nuevo tipo de receptor de los medios masivos de comunicación nunca antes visto en la historia que es el usuario de Internet. Quien, además de leer, tiene otras posibilidades interactivas: participar, linkear comentar y mucho más activos.

Son rasgos que el periodismo debe tener en cuenta.

No podemos como periodistas ir en contra de la corriente. La audiencia ha tomado decisiones, la audiencia está en las redes sociales, está en los blogs. No podemos pretender, como periodistas, seguir siendo el centro de la escena porque claramente el monopolio de la información que antes manejábamos porque éramos los únicos actores que teníamos el poder de la palabra como actores de la comunicación pública, ahora se ha democratizado de una manera enorme. En la lógica de emisores y receptores, el polo de la emisión se ha ampliado muchísimo, por lo tanto no solamente hay que considerar a la audiencia sino también incorporarla dentro de los procesos de producción de las noticias. Ubicar al usuario de Internet en el centro del proceso de producción, porque de otra manera se van a apartar e ir para otro lado. Los usuarios son muy infieles, resisten la información y la publicidad obvia, quieren contenidos de calidad, quieren participar y relacionarse entre ellos con las redacciones y con los periodistas. No podemos estar fuera de ello.

¿En qué medida el periodismo de nuestro país se abre a este tipo de participación social a través de la Web? ¿Hay resistencia de los medios tradicionales?

Sí. Es un cambio de paradigma fenomenal porque la apropiación social de la tecnología está poniendo en crisis no solamente los modelos periodísticos narrativos sino también los modelos de empresa y de negocio. Hay que hacer muchos cambios en términos de la cultura de trabajo dentro de las redacciones, hay mucho de psicología industrial, de cómo hacer entender especialmente a los gerentes de los medios que es necesario invertir en la experimentación radical que hace falta para poder montar nuevos medios, más ajustados al nuevo contexto y escenario. Me parece que hay en primera medida un tema cultural que resolver dentro de las redacciones, esto implica cambios de horarios de trabajo, cambios de actitud de los periodistas en relación con sus audiencias, bajarse del pedestal en el que los periodistas nos encontrábamos. Supone una gran actitud de humildad, de decir, queremos dialogar con nuestras audiencias, conversar con ellas. Muchas veces nuestras audiencias saben más que nosotros sobre algunos temas, es necesario abrir esas puertas de la redacción con la sociedad. De hecho es una puerta que nunca debería haberse cerrado.

¿El periodismo digital, multimedia e hipertextual es autosuficiente en cuanto a su posibilidad de financiación y mantenimiento económico? ¿Cuál es el futuro de los medios tradicionales?

No tengo dudas de que el periodismo escrito no va a morir nunca, ahora si va a ser en soporte papel, digital, móvil, PC, ipad o cualquiera de los nuevos dispositivos, eso todavía no lo sabemos. Creo que los productos de papel nunca más van a volver a estar en el ciclo pujante del negocio. Estamos viendo en los mercados más maduros una declinación de la circulación de los productos impresos, la crisis en el modelo de negocio ya está empezando a sentirse. Hay diarios que han cerrado en Estados Unidos, otros que están en crisis también en Europa, el diario Crítica en Argentina se va a convertir en la primera víctima de esta crisis, por muchos otros factores también. Hay que reconvertir las redacciones y las empresas a multiproductos y multiplataformas. Un periodista, una redacción y una empresa periodística no deberían estar atadas a un soporte específico. Tenemos que migrar hacia un modelo de ser agnósticos en la plataforma. Que los periodistas y los medios podamos producir contenidos sin importar en qué soporte salga.

¿Qué pasa con el negocio?

Todavía el negocio de los productos impresos de la industria editorial en Latinoamérica sigue dando buenas rentabilidades, quizás haya que ajustarlas un poco para abajo en el futuro. Mientras, vemos que las audiencias migran hacia las plataformas digitales y seguramente los anunciantes van a migrar hacia las plataformas digitales. Pero nos encontramos con una dificultad adicional y es que todavía los medios digitales no generan la rentabilidad necesaria para sostener estos grandes esquemas de producción de contenidos, porque producir contenidos y hacer noticias de calidad sale caro y en Internet nadie está dispuesto a pagarlo. Y por otro lado, los anunciantes no tienen todavía la madurez necesaria para entrar en este nuevo medio, y los precios de la publicidad digital se mantienen bajos.

Tenemos un contexto de tormenta perfecta: cae la circulación del producto impreso, las audiencias más jóvenes se van a la plataforma digital y no necesariamente a los diarios digitales sino a otros productos de la Web social como FacebookTwitter, los productos más maduros siguen manteniendo buena rentabilidad pero eso empieza a declinar y el nuevo negocio de los medios digitales todavía no está claro. Nadie sabe cómo rentabilizar los contenidos en Internet. Hay que estar atentos a los nativos digitales, a qué están haciendo las nuevas audiencias y a qué están haciendo las empresas que sí están en Internet y que conocen cómo funciona la naturaleza del medio. Me refiero a Google y a Facebook que están logrando generar algún tipo de rentabilidad.  Y están los viejos dinosaurios como Murdoch que quieren cobrar a la gente por el acceso a contenidos generalistas en Internet, lo que muchos analistas indican que va directo al fracaso, que la única forma de cobrar por contenidos en Internet es ofreciendo contenidos únicos que el usuario no podría encontrar en otro lugar.

Frente a este panorama, ¿qué recomendaciones se pueden delinear para el trabajo profesional de los periodistas?

El nuevo profesional tiene que aprender nuevas habilidades, aprender a relacionarse con sus audiencias, a ser coach de la audiencia, a ayudar a la audiencia a producir contenidos y a ser una especie de DJ que va eligiendo los contenidos que produce la audiencia que están disponibles en Internet, a empaquetarlos y a publicarlos. Creo que tenemos que especializarnos en temas y no en soportes. Las carreras de comunicación no deberían tener más las barreras que dividen a los especialistas en radio, de los de gráfica o de televisión, sino que deberíamos movernos como peces en el agua en cualquier soporte y sí ser expertos en temas y en coberturas. Me parece que el periodismo del futuro va a requerir mucho talento, posiblemente nos vea lejos de la protección de las grandes corporaciones mediáticas. El periodista del futuro va a tener que vivir a la intemperie, aprender a mandarse solo, a generar sus propios emprendimientos, porque por suerte la tecnología es cada vez más barata, más accesible y fácil de manejar. Frente a la crisis tenemos una gran oportunidad y es que está naciendo una nueva forma de hacer periodismo en un soporte nuevo. Los desafíos son infinitos. Los profesionales de la comunicación tienen que hacer este cambio rápido porque lo que está en riesgo es nuestra relevancia social.

Por Lic. Ma. Laura González Olalde

Fuente: Medios y Enteros – UNR

“El Milagro” Sala: dos visiones

In Malas Viejas on 5 junio, 2010 at 12:43 PM

Milagro Sala se ha convertido desde Jujuy en una dirigente social y política de proyección nacional. Desde los estratos sociales mas bajos salió a convertirse en una dirigente gremial que se fue transformando en una “héroe” de la justicia social. Hoy se discute cuantos millones de pesos del presupuesto nacional maneja, su contacto directo con los Kirchner y su accionar entramado de denuncias de diferentes ilícitos.

El origen ideológico

El movimiento a favor de la emancipación indígena y de la abolición de la esclavitud más trascendente de la época pre revolucionaria en el Virreinato del Río de la Plata, fue el encarnado por José Gabriel Condorcanqui o “Tupac Amaru II”. Este líder indígena encabezó dos rebeliones, entre 1780 y 1783, y tuvo como zona de influencia el valle de Cuzco, el Alto Perú y la Quebrada de Humahuaca.

Estas insurrecciones, si bien no efectivas en si mismas, ya que no lograron ningún resultado concreto, si tuvieron la cualidad de inflamar los corazones revolucionarios a lo largo y ancho de los dominios españoles en America, poco antes de los acontecimientos de principios de siglo XIX. Hoy, este movimiento, tiene una autoproclamada “representante”, la dirigente con proyección nacional, Milagro Sala.

Nacida en la mas absoluta de las pobrezas, y padeciendo los pesares de la desigualdad durante toda su infancia y adolescencia, parecía incluso la persona perfecta para personificar el espíritu de Condorcanqui, por supuesto, agiornado a la época y con demandas sociales que contemplen a los desfavorecidos, incluso su nombre parecía augurarle, porque no, un lugar en la conciencia colectiva de los jujeños mas relegados en la escala social. Sin embargo la historia fue y, aun para otros, es distinta.

La llegada

No hay que ser el precisamente un analista político brillante, para darse cuenta que el camino de Milagro como interprete de la doctrina de reivindicación “Amarista” empezaría de la peor manera y desde la peor posición (ética, no social) imaginable.

Cuenta la “leyenda” que tras conseguir un trabajo en la municipalidad de la capital jujeña, Milagro se dio cuenta del potencial que tenía como dirigente, y que explotó ese potencial siendo una de las partes en disputa sobre el control de la barra brava de Gimnasia y Esgrima de Jujuy, club que por aquel entonces militaba en primera división y movía varios miles de pesos por partido, se dice que es allí, donde Milagro comienza a probar las mieles del dinero y el poder.

Ya había pasado un lustro del siglo XXI y Milagro ya se hallaba asentada en la lucha sindical, desde el seno del peronismo local, Sala, habíase constituido en uno de los principales voceros de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) de la mano de la cual, había creado unos años antes el ahora “afamado” y siempre polémico movimiento barrial Tupac Amarú.

Sala y Kirchner

Pero fue el mismísimo Néstor Kirchner, que ante un Estado provincial ausente e incapaz de satisfacer siquiera las demandas mas básicas de la sociedad jujeña, encomendó a Milagro la titánica tarea de reivindicar y profundizar la doctrina del peronismo mas prebendario y de manejar un presupuesto de asistencia social multimillonario con la finalidad de taponar los agujeros que por entonces la administración provincial no podía tapar, desde la Organización Tupac Amaru.

Fue así que el “Milagro” se dio para su homónima, con fuentes ilimitadas de dinero, apoyo incondicional del gobierno nacional y con el gobernador de turno sentado a su derecha, empezó a crecer un fenómeno que tuvo y aun tiene todo tipo de aristas y condimentos.

El Poder

La polémica es siempre la misma, siempre se recae en aquella máxima maquiavélica de si el fin justifica los medios, y a la hora de analizar el fenómeno “Sala” esta parece ser el denominador común.

Entre sus detractores la critica es siempre brutal y despiadada, de igual forma, quienes reivindican a la dirigente lo hacen de manera incondicional y con la lealtad característica de  aquel que depende del otro para poder comer.

En el primero de los casos la crítica pasa por cuestiones muy puntuales y que, como muchas cosas en la Argentina, están a la vista de todo el mundo.

Sala junto a seguidores

La corrupción por supuesto es la primera de esas cuestiones, con un patrimonio millonario y un ejercito propio, la impunidad en el accionar de la dirigente esta presente en todos sus procederes, de esta forma “recupera” fabricas, “compra” lotes y terrenos y se “adjudica” obras y frecuencias radiales de manera absolutamente arbitraria, ignorando por completo el estado de derecho y utilizando todo su poder para satisfacer sus propios caprichos y antojos. Otra de las cuestiones vitales a la hora de analizar el fenómeno, es sin duda el potencial clientelismo.

Desde que la organización de Milagro se hizo cargo del reparto de los planes sociales “Jefes y Jefas de Hogar” y de la distribución de los bolsones de alimentos la cantidad de afiliados al movimiento barrial de Sala aumentó exponencialmente, llegando incluso a superar los cien mil afiliados, en una provincia con casi setecientos mil habitantes es un numero mas que considerable.

Otro de los puntos que los críticos a Milagro siempre utilizan como argumento es el numero de “guardaespaldas” de esta dirigenta (como le gusta que la llamen, al igual que nuestra presidenta) popular, que en el ultimo de los sondeos extraoficiales superaba al numero de policías provinciales, recordando que la policía es el brazo institucional que vela por la seguridad publica y el cumplimiento de las leyes, y si la policía es superada en numero por un ejercito de choque, muy poco probablemente pueda exigirle a la líder de este movimiento que cumpla con el estado de derecho y las leyes provinciales.

También creo necesario atender la otra campana, la de los que se muestran a favor de la líder barrial y escuchar los fundamentos que estos esgrimen.

La realidad es que nunca antes en la historia de la provincia se han emprendido y finalizado tantas obras de bien publico como en la era de Milagro, abriendo escuelas, centros deportivos, de recreación y la construcción de barrios populares; todo esto, destinado a los mas pobres, y es este accionar (no menor) el caballito de batalla de aquellos que defienden la gestión de Sala al frente del movimiento barrial Tupac Amaru.

Pero, como planteábamos con anterioridad, ¿es justificada la puesta en marcha de obras sociales sacrificando el estado de derecho, las leyes de propiedad que organizan la sociedad moderna y el acrecentamiento sistemático del patrimonio y del poder de quien las ejecuta? Eso, estimado lector, queda a su consideración.

> Ver mas de “Construyendo del Milagro” película documental de Miguel Pereyra.

¿El final?

Algunos vaticinan que el fin del “Milagro” vendrá de la mano de la desaparición del kirchnerismo, escenario a estas alturas poco probable, en primer lugar porque la contienda presidencial aun no tiene numero puesto y en segundo lugar, porque Kirchner ya adelantó se va a volcar a la transversalidad en caso de perder en Octubre de 2011, y sin duda uno de sus estandartes en ese caso será Sala.

Otros arguyen que depende de que la propia sociedad jujeña se canse de las demostraciones de poder paralelo de Milagro y de la abrumadora corrupción que esta últimamente ya ni se preocupa en ocultar.

Y por ultimo, y menos probable, que el hoy considerado por muchos corrupto e ineficiente estado provincial tome las riendas del bienestar social de sus conciudadanos, desplazando a Milagro como la administradora de los fondos que el estado nacional le destina, esto, poco probable debido a que es imposible dilucidar cual de los dos actores políticos tiene peor reputación hoy en día en el imaginario provincial.

La ministra Alicia Kirchner durante una visita a Jujuy, junto al gobernador Barrionuevo y Milagro Sala, dirigente con la que tiene una fluída relación.

Finalmente, otra opción, y la que parece mas probable por estos días, es que Milagro continúe ejerciendo el poder para policial y sustituyendo a la administración provincial en el reparto de planes que la Nación le gira, ya que Sala tiene muy buena relación con casi todos los hombres de la política jujeña, porque por supuesto no les conviene (a ellos y a su ambición personal) enemistarse con la gobernadora paralela de la provincia.

Y pensar que cuando, en ocasión de los festejos por el último ascenso del club Gimnasia y Esgrima de Jujuy a primera división, Sala entró en ropa interior al campo de juego desaforada, y un periodista sentenció, pobre mujer, seguramente tiene algún desequilibrio mental… Que equivocado que estaba.

+ “Mi oficina es el barrio, la villa, el asentamiento”

+ El Estado paralelo – La Nación

+ Entrevista a Milagro Sala – Página/12

+ Una nueva millonaria K – Misionlandia

> Milagro Sala en la Municipalidad de Palpalá, Jujuy “discutiendo” sobre la continuidad de una empresa de servicios.