maximo tell

Posts Tagged ‘trabajo’

El periodismo, nuestra profesión mas hermosa

In Exclusivos, Malas Viejas, Prosas Propias on 7 junio, 2012 at 2:14 AM

Hoy es el Día del periodista en mi país. Por eso reflexiono, recuerdo y trato de concluir.

20120607-015745.jpg

Obra de Jose Bahamonde @ElJosedelaGente

Días atrás encontré a una colega que con apenas mas de veinte abriles renegaba de ser Periodista. Pero no era un simple berrinche sino mas bien una total desilusión con la profesión. La verdad que me alarmó, pero no como un padre o un adulto que no comprende a un joven sino desde el sentimiento mas puro de un par suyo y en este caso particular, compañero en una aventura profesional.

Seguramente sus reflexiones de periodismo – profesión – trabajo – realización, van mucho mas allá que un par de tweets y no pretendo tampoco decir algo solo agarrado de esas pocas palabras. Preferiría obviamente conversar un par de horas y entender o discutir lo que pensamos. Pero me animé y le escribí:

Para serte franco el periodismo, los medios y su gente son una mierda. Es así. Pocos se salvan y la mayoría elige salvar el bolsillo y no la profesión. Sabes bien que siempre hablamos con los colegas mas cercanos de ir en contra de eso que se ha instalado. Tu crisis personal es la crisis de todos los que amamos una profesión, no una carrera, no un trabajo, sino una profesión. Esto es: un saber hacer.

Yo siempre me veo como un contador de historias, ese me gustaría que sea mi título. Y mi primer examen fue quizás contarle una pelicula a mi madre cuando ella llegaba a la noche del trabajo. Me paraba al borde la mesa y hacía voces presentando los actores, le daba un abstract o sinopsis y terminaba con las frases o escenas mas vendedoras para convencerla de que la alquiláramos el fin de semana y la veamos juntos. Con suerte Papá llegaría de sus viajes y la podríamos compartir. En la mayoría de los casos, Papá no llegaba y lo que era un hermoso momento con Mamá viendo la pelicula a posterior se convertía en una espera interminable pegado a la ventana esperando que él llegase. Contar era bello, compartir era mas difícil y yo allí comprendí que la satisfacción no sería una directa consecuencia de lo que amaba hacer.

La vida de esta profesión es así. Somos así. Estamos hechos para contar historias, develar, cautivar, enamorar e invitar a una aventura o relato. Pero la desilusión es una constante, el dolor es casi una segunda inspiración y siempre nos faltará algo para lograr esa total satisfacción posterior.

Disfruto mucho sentarme a conversar con periodistas, aunque algunos pocas veces lo quieran y otros generosos lo acepten, siempre siento que me faltan horas para conversar con cada uno. Para conocerlos a fondo, para conocer sus gustos, miedos, intereses, historias y mostrar las mías. Es de lo que mas me lamento cada día cuando me voy a dormir. De estar soñando lo mismo que varios y que no estemos mas juntos. El día que los periodistas nos asumamos como un colectivo para construir sin egoísmos ni lógicas empresariales mezquinas de por medio, vamos a cambiar el mundo.

Actualmente es la profesión menos rentable, quizás la mas desprestigiada y condenada a caer en una trampa mercantil donde sin pactar con el poder político o económico, no se logran grandes cosas. Y me lo confirman periodistas que ven como bajan su investigación porque el diario premia al empresario que podría haber sido dañado; el productor al que no le dejan leer los mensajes de opiniones contrarias a las de la radio; el conductor que reniega de la falta de criterio y creatividad en su canal.

El periodismo en mi nunca morirá e invito a mis colegas mas grandes a convulsionar su espíritu. Vuelvan a ser indomables, renuncien a la comodidad, salten con los jóvenes a las aventuras libres de corporaciones. Eduquen, compartan, dialoguen, discutan, escriban. ¿Qué esperamos para recuperar la profesión mas hermosa del mundo? Finalmente le dije a esta colega desilusionada, dejá el periodismo pero no tu profesión. Escapemos del sistema, pero no del destino. Vamos a intentar ser soldados de lo que amamos y lograr algo juntos.

Anuncios

Solo quisiera que alguien crea que es posible

In Exclusivos, Prosas Propias on 29 diciembre, 2011 at 11:36 AM

Obra de Jose Bahamonde

Solo quisiera que alguien crea que es posible
¿Vos crees que sea posible?

Otra noche que me voy pensando en lo mismo. Estoy harto de vivir para pagarla ¿Cuando empezaremos a vivir para vivirla?

A veces veo a mi alrededor y solo veo caras grises que se gritan entre blancos y negros, mutilando los matices, quemando la profundidad del pensamiento. Están o estamos aturdidos. Vivimos pretendiendo ser felices con una vida a medida, como diseñada por nuestros jefes e inducida por nuestros padres.

Las presiones tacitas de una sociedad que te pretende casado apenas consigas un titulo universitario, que te permita trabajar y comprar una casa. Sacrificio diario para una vida mediocre. ¿Cual es el costo de una vida “cómoda“?

Nos pasamos la vida trabajando para llegar a fin de mes, tener oxígenos hipotecando el tiempo en cuotas fijas sin interés y conformes con poder hacer unos kilómetros durante las vacaciones, por cada vez menos días. ¿Que significa ser exitoso o ser feliz? Trabajar 8 horas (o hasta 12) y no tener la seguridad de que el mes que viene conservaremos el puesto, o no tener la certeza de que estemos siendo felices.

¿Por qué te gustaría despertar cada día? ¿Para qué? Espero tu elección sea algo que valga la pena. Ojalá cada noche no reniegues del costo de la vida y el poco interés de la vida en vos. A los 60 años no me gustaría darme cuenta que le entregué la vida a un trabajo que me alejó de la familia, me enfrentó al amor, me separó de mis hijos, me hizo perder amistades, tiempo, valores o lo que fuere.

¿Valió la pena tu vida? Si tenes entre 45 y 70 te pido me convenzas de que vale la pena entregarse al sistema de trabajar en un escritorio lo que el explotador de turno disponga. Si tenes entre 18 y 30 años te pido me ayudes a encontrar la grieta por donde colarnos a la felicidad.

Solo quisiera que alguien me diga que es posible vivir de lo que amamos, haciéndolo de manera autónoma, bien valorada, dignamente, con un ocio creativo como estandarte. ¿Cómo se hace para eliminar las presiones y pretensiones que se depositan en cada uno de nosotros los jóvenes?

Esperan que nosotros solucionemos el lugar que ustedes se encargaron de destruir estos años. Y encima pretenden que lo hagamos con sus reglas de juego, a su ritmo y con sus ya probadas y fallidas recetas. ¿Dónde quedó resignada la espontaneidad, la ilusión, las utopias, los sueños y los pensamientos? Bienvenida la anarquía de los sueños.

Vivir.. Solo quiero vivir.. y no a cualquier precios, sino al que sea justo para nuestra felicidad. Vivir.
¿Vos crees que sea posible?

El futuro no está en la especialización

In Derecho a Replica on 26 enero, 2011 at 12:52 PM

En los próximos años, los profesionales deberán combinar múltiples conocimientos para acceder a puestos de trabajo en áreas aún desconocidas. Lo explica Miguel Angel Mendez desde España.


Es fácil identificar qué profesiones serán las más demandadas en el año 2011. Pese al desempleo, agentes comerciales, programadores, controladores financieros o ingenieros seguirán siendo perfiles al alza. Más complejo es saber cuáles lo serán en cinco o 10 años. ¿Qué formación y experiencia demandarán las empresas en el futuro? ¿Qué sectores están abocados a desaparecer y cuáles emergerán? Son preguntas vitales que se hacen las generaciones que vienen.

De cómo se formen en la actualidad dependerá no solo su éxito laboral, también el esperado viraje de modelo económico. Según varios informes y expertos consultados, hay una conclusión que es unánime: se acabó la especialización en una sola materia. Combinar conocimientos de múltiples disciplinas será clave en la próxima década.

“Ya lo estamos viendo hoy en día y en unos años será más evidente: el futuro no está en la especialización, sino en la mezcla de competencias de distintas ciencias. Sólo así se puede crear una economía basada en el conocimiento”, explica Miquel Bonachera, cofundador junto con Sergi Audivert de AB Biotics, firma española de biotecnología que aplica el análisis genético a la medicina para crear fármacos personalizados, una actividad emergente denominada farmacogenética.

Su perfil, bioquímico, MBA por Esade y especializado en gestión y emprendimiento en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y en Babson College (EE.UU.), es un ejemplo de lo que cada vez más necesitan las empresas punteras.

Con 24 empleados, AB Biotics busca profesionales en la confluencia de varios sectores tradicionales: química, medicina, informática, ingeniería física, ciencias de la salud y estadística. Ser especialista en uno de ellos ya no garantiza un empleo. En unos años, la experiencia académica y profesional deberá combinar dos o más disciplinas para, literalmente, inventar puestos híbridos cuyos nombres aún son conjeturas. En definitiva, nuevos cargos para nuevas necesidades.

Piense en estos trabajos por aparecer: nanomédico, mecánico de robots de servicio, diseñador de órganos, ingeniero y técnico de nuevos materiales, arquitecto de edificios sostenibles…

Profesiones del futuro

Según un estudio reciente elaborado para el gobierno británico, éstas serán algunas de las nuevas profesiones de la próxima década. Dado el envejecimiento de la población, la robótica de servicio, el desarrollo de máquinas que hagan tareas domésticas y ayuden a cuidar de la gente mayor, se perfila como una actividad muy emergente.

“Surgirán nuevos perfiles para alimentar esta industria, como ingenieros mecánicos con conocimientos en psicología o diseñadores de interfaces entre robots y humanos”, explica Raúl Suárez, director de investigación en robótica de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). Profesiones en torno al tratamiento de energías renovables, conservación de los recursos naturales o ciencias agrarias y de los alimentos serán también áreas en crecimiento.

Rafael Rodrigo, presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), coincide en la idea de multidisciplinariedad.

“Las grandes oportunidades estarán allí donde existan fronteras entre varias disciplinas. Las veremos en la investigación de nuevos materiales o en la aplicación de la computación a la biología y la biomedicina”, explica. Señala otras áreas como alimentación y salud humana (creación de fármacos y dietas personalizadas), y profesiones relacionadas con el envejecimiento, desde investigación de enfermedades causadas por la edad hasta asistencia y cuidados sociales a esa población. “Se necesitarán muchos titulados medios y superiores en todas estas disciplinas transversales”, agrega.

Más allá de las ramas científicas, las compañías en banca, industria o servicios profesionales también necesitarán nuevos perfiles. “Surgirán cargos como el director de medio ambiente, que dejará de ser algo opcional, y veremos cómo los departamentos de sistemas de la información pasan a ser directamente de innovación”, apunta Carlos Alemany, director en España de la firma de selección de directivos Korn/Ferry.

El área de marketing, en plena transformación, verá todavía más cambios. “Los mercados de las conversaciones, eso que antes parecía una boutade, son ahora fundamentales”, apunta Alemany, quien cree que aparecerá el puesto de “director de conversaciones” para monitorizar, gestionar e impulsar la relación de las marcas y las empresas con sus clientes a través de Internet y las redes sociales.

Una especie de community manager elevado a rango estratégico. La avalancha de datos provenientes de Internet y otras fuentes digitales obligará también a crear nuevos puestos que mezclen conocimientos estadísticos, tecnológicos y de marketing online.

Esta ensalada de conocimientos y experiencias conduce a otra pregunta: ¿cómo adquirirlos? El sistema educativo actual, demasiado generalista en la educación media y especializada en la superior, parece incapaz de producir el talento que el mercado demandará.

Julia González, vicerrectora de la Universidad de Deusto, cree que la necesidad de reforma es apremiante. “Lo que las universidades ofrecen no coincide con lo que piden las compañías. No podemos continuar así.”

González participó recientemente en la elaboración de un informe de la Comisión Europea para buscar soluciones a este problema. El estudio urge a pasar a la acción, flexibilizando la educación superior, creando estudios más transversales y cubriendo nichos de conocimiento hoy desatendidos.

“Se trata de crear currículos personalizados, de adaptar las carreras más rápido a los cambios del mercado. Estamos en el camino, pero queda mucho por hacer”, sostiene González.

Fuente: El País / LN

Las redes sociales sirven para posicionar negocios

In Paladar mostaza on 26 octubre, 2010 at 7:31 AM

Joanna Wiseberg empezó Red Scarf Equestrian, que hace bolsos  y otros productos de lujo para las amantes de los caballos, hace dos años, justo cuando la economía caía en recesión.

Joanna Wiseberg recurrió a LinkedIn, la red social para profesionales de negocios, para encontrar contactos en nuevos mercados que estén interesados en sus bolsos de lujo.

Sin embargo, Wiseberg pronto estaba conociendo gente que la invitaba a exhibir sus productos en lugares de élite como el Festival Cinematográfico de Cannes, el Gran Premio de Mónaco y una conferencia de productos de lujo en China. Ahora, afirmó, Red Scarf Equestrian, con sede en Toronto, está a punto de despegar.

Su herramienta fue LinkedIn, la red para profesionales de negocios que a menudo es percibida como un primo  de Facebook. Pero como descubrió Wiseberg, LinkedIn es  más que solo un lugar para que los buscadores de empleo publiquen un currículo.

Con su inclinación utilitaria, LinkedIn ha forjado una presencia en los medios sociales. Cualquiera con una profesión, un negocio o ambiciones de subir en la escalera corporativa puede enlazar con 75 millones de personas que lo usan, en gran parte, para encontrar trabajos o reclutar candidatos.

Sin embargo, en el último año más o menos, LinkedIn ha estado ofreciendo abundante información y herramientas que pueden ayudar a sus usuarios, ya sea que trabajen para ellos mismos o en una compañía, a realizar investigación, encontrar nuevos clientes y ampliar sus contactos y prospectos de negocios. Mucho de eso sigue siendo gratuito, aunque algunas características avanzadas requieren una suscripción de 25, 50 o 100 dólares.

Para el novato en LinkedIn, el primer paso es crear un perfil, que es similar a crear un currículo que enliste educación, experiencia profesional. Pero el perfil en línea es diferente de un currículo impreso.

Por ejemplo, poner más contenido, en vez de menos, hará más probable que su perfil aparezca en los buscadores. Eso significa enlistar no solo los cargos importantes que ha tenido sino también periodos como interno y empleos de verano.

Luego enlácese como si LinkedIn fuera una gran feria comercial de la industria. Busque a personas que conoce e invítelas a ser parte de su red. Los usuarios regulares de LinkedIn dicen que un error común que cometen los novatos es limitar su red. Entonces, ¿cuántos son suficientes.

No hay absolutos, pero Krista Canfield, portavoz de LinkedIn, dice que 35 conexiones parecen ser el mínimo para hacer que las propiedades virales de las redes sociales sean verdaderamente útiles.

Una vez que ha llegado tan lejos, es más fácil buscar empleos usando las herramientas de búsqueda de la compañía. Pero hay muchas otras formas de usarla para que ayude en su búsqueda de empleo u otras aspiraciones de negocios.

Los servicios premium le permiten ver quién vio su perfil y las palabras claves que usaron para encontrarlo. También le permiten ver perfiles ampliados de personas fuera de su red o verificar referencias de personas a las que esté contratando.

Pero cualquiera que esté tratando de usar LinkedIn de manera efectiva querrá hacer más que solo husmear por ahí.

Joe Rosenberg, un contador público certificado en Florham Park, Nueva Jersey, aseveró que utilizó una actualización de estatus para alertar a la gente de que se acercaba la fecha límite para que los autoempleados hicieran pagos de impuestos trimestrales estimados.

“La gente lo notó”, dijo Rosenberg, quien  también responde  preguntas sobre asuntos fiscales. Eso, junto con su participación en varios grupos, ha resultado entre 10.000 y 15.000 dólares en negocios con nuevos clientes que encontró en LinkedIn, afirmó.

Wiseberg asumió un enfoque similar para hacer despegar a Red Scarf Equestrian. Había estado en LinkedIn por varios años pero nunca había aprendido  cómo usar el sitio. Cuando empezó el negocio, comenzó a unirse a grupos relacionados con su campo. Fue a través de estas afiliaciones que otros en la industria la descubrieron y empezaron a invitarla a eventos en Europa, Norteamérica y Asia.

Los senderos de Búsqueda

Empresas: LinkedIn recopila más de un  millón de páginas de empresas.  En algunas de estas se revelan los nombres de personas que fueron contratadas o abandonaron recientemente la compañía, así como las de quienes han cambiado de puestos.

Profesionales: Las páginas de compañías también son buenas para otros tipos de investigación. Un módulo llamado ‘compañías relacionadas’ muestra senderos profesionales típicos.

¿Tienes LinkedIn?

De The New York Times en El Universo

Hoy soñé esta carta a un periodista

In Prosas Propias on 16 octubre, 2010 at 6:18 PM

¿Cuántos periodistas se animarían a dejar esas empresas donde les hacen mentir u obligan a escribir contra sus ideales?

Soñé periodistas con menos egos, con ambiciones sanas que sean dirigidos por el oficio y la noción de servicio social que el periodismo debe recuperar.

Que el editor del medio no sea el interés económico y que la publicidad sea una transferencia efectiva de un contenido y no una mercancía vacía sin sabor ni utilidad para el lector.

Que busquen menos primicias y sepan investigar mejor, para lograr anticipación y no portadas oportunistas posteriores a los hechos que aquejan a nuestra sociedad.

¿Se puede soñar con una redacción convergente entre generaciones que se estimulen mutuamente sobre contenidos y herramientas entrelazadas funcionalmente?

Soñé que sumábamos voluntades de todas las partes del país y el mundo, solo en pos de informar siendo de utilidad para la gente.

Que la voluntad entrevistadora se pueda lucir en la calle y que aquellos que manejen las herramientas de difusión sepan mostrar ese trabajo por todos los canales posibles.

¿Podremos convivir con un fin común? Vos que trabajas en ese medio que paga pero oprime las ideas disidentes de la empresa.. ¿te saldrías de la empresa para dejar de alimentar al sistema?

¿Acaso no soñaban ustedes cambiar al periodismo? ¿No querían darle libertad? ¿No pensaban investigar, traducir sentimientos y contagiar a quienes los iban a consumir de esa pasión?

¿Dónde te olvidaste que era posible? ¿Cuando te resignaste a ser un fusible útil de esa empresa que tan solo trafica influencias buscando poder de negociación con grupos políticos y económicos?

¿Vale la pena ver pasar la vida enriqueciendo a ese puñado de editores que cobran la suma de los sueldos que tienes al lado, incluido el tuyo?

¿Te gusta renegar y sonar “progresista”  por canales alternativos, para que después la tijera ideológica exprima tus letras hasta quitarle toda tinta útil?

Soñé que los periodistas no necesitaban de gestión empresaria maquiavélica para ser rentables.

Soñé que todos aquellos periodistas incómodos en sus espíritus renunciaban a las empresas mercenarias, para fundar la gran cooperativa que debería ser el periodismo horizontal.

Yo no te conozco periodista y me es imposible juzgarte con mi corta carrera, pero tan solo quisiera que sepas que los que venimos detrás soñamos algo que quizás tenías en mente. Quizás deberíamos juntar ideas y emprender caminos.

¿Era ese escritorio tu sueño? Por un instante mira por la ventana y búscate. ¿Es imposible escapar al sistema?

Quizás exageré, tal vez solo debería preguntar si vos alguna vez soñaste lo que yo soñé. ¿Te animarías a soñarlo?

Dedicado a todos los periodistas con los que a diario convivo, en cierta forma, y de los que espero prospere el sueño. Los jóvenes tenemos ganas que se nos extienda la mano para emprenderlo juntos. Obviamente lo vamos a intentar nosotros solos pero sería enriquecedor poder rejuvenecer ese viejo sueño que quizás vos también tenías.

Maximo Tell

Fotos de Jose Bahamonde