maximo tell

Archive for the ‘AguaSuaves’ Category

Se realiza en Córdoba la Semana del Coworking

In AguaSuaves on 17 octubre, 2014 at 5:48 PM

La semana del 20 al 24 de octubre se celebrará por primera vez en Córdoba la Semana del Coworking. Durante cinco días, emprendedores, profesionales independientes y empresarios podrán utilizar gratuitamente las oficinas, salas de reunión y otros servicios que ofrecen los espacios de Coworking en Córdoba.

flyer_semanacow5

Esta iniciativa surge de una reciente alianza conformada por los distintos Espacios y que dio en llamar: ECO (Espacios de Coworking) Cultura Colaborativa. El objetivo principal de ECO – Cultura Colaborativa es difundir y acercar esta nueva modalidad de trabajo a la comunidad de emprendedores, autónomos y empresarios.

Durante una semana, Córdoba vivirá la experiencia de trabajar en un ambiente de Coworking, para conocer los beneficios que en estos espacios se ofrecen, y de esta manera aportar al crecimiento del trabajo colaborativo, una tendencia creciente en la cultura emprendedora a nivel mundial.

La Semana del Coworking comenzará con un desayuno de presentación el lunes 20 de octubre a las 9:30hs en The Tech Pub (Velez Sarsfield 576, 5° Piso), y luego cada día se realizaran actividades gratuitas en cada Coworking que se puede observar en la grilla.

FLYER.ai_2

Aquellos emprendedores que asistan a 3 actividades durante la semana, podrán contar con una semana gratis de trabajo en el espacio de coworking que ellos elijan. Sólo deben llevar su pasaporte (adjunto) y hacerlo firmar.

Más información e inscripciones a las actividades: http://bit.ly/semanacoworking2014

Contacto: ecoculturacolaborativa@gmail.com

Más información: http://eco.strikingly.com

https://www.facebook.com/ecoculturacolaborativa

10612693_758387590893821_6187322724099865967_n

ESPACIOS DE COWORKING ECO:

Coworking Cor:

andrea@coworking-cor.com

http://www.coworking-cor.com

Capital Coworking:

info@capitalcoworking.com

http://www.capitalcoworking.com

El Piso Comunidad de Creadores:

Info@elpisocomunidad.com

http://www.elpisocomunidad.com

Estudio Caburé:

Info@ecabure.com.ar

http://www.ecabure.com.ar

Inbox Coworking:

Info@inbox-coworking.com

http://www.inbox-coworking.com

Incubadora de Empresas de la UNC:

incubadoraunc@secyt.unc.edu.ar

http://www.incubadoradeempresas.unc.edu.ar

Incutex:

Info@incutex.com.ar

http://www.incutex.com.ar

Ramos Generales (Río Cuarto):

rgcoworking@gmail.com

http://www.facebook.com/rgcoworking?fref=ts

Pasaporte (1)

Anuncios

“Yo, Eva Perón”. El desafío de contar cómo contar una historia

In AguaSuaves on 12 noviembre, 2012 at 12:21 PM

Por Danilo Tonti

Una mixtura de tiempos y relatos, de discursos y poderes, de mensajes y legados, se dio cita en Tucumán 260 (Córdoba). La sala principal del Centro Cultural independiente María Castaña, mutaba entre los pasillos de un teatro y la habitación principal de la imborrable Eva Perón. El tiempo no era una continuidad para la obra, sino el elemento de ruptura, la conexión entre dos tiempos que enlazaban un mismo sentido: la vida de Evita y los intentos por reconstruirla.

“Yo, Eva Perón”, una obra de Elencos Concertados, no sólo regala retazos de una apasionante vida, sino que evidencia la búsqueda de reconstrucción, tan polémica como la figura misma que la protagoniza. Sucede que la historia ofrece una obra dentro de la obra, presentando una visión innovadora y singular de uno de los fragmentos más retratados de la historia argentina.

La obra gira en torno al intento de un grupo de jóvenes actores de dramatizar la vida de Eva Perón, combinando escenas de tiempo actual con permanentes filtraciones de un pasado que se hace presente con exquisitos cambios de clima. Para eso, por momentos sólo el silencio basta para hacer de esa camuflada línea entre el pasado y el presente, el rasgo más perceptivo y transmisor del drama.

Las emociones fluctúan casi por sí solas, llevando -y a su vez llevadas- por un discurso cargado de determinación y firmeza. La versatilidad del guion y la excelente interpretación de quienes le dan vida, hacen que el público experimente los cambios emocionales con naturalidad, bordeando una sinestésica unión de amor, odio, alegría y dolor.

La historia rescata los fragmentos más ilustrativos de la vida de Eva, centrando el argumento en su vida social y política y tomando como puntos determinantes su conflictiva relación con las damas de beneficencia, el vínculo con Perón y el renunciamiento a la vicepresidencia tras el petitorio de todo un pueblo por la fórmula Perón-Perón.

La llegada de su enfermedad acerca el principio del fin de la obra. El momento refleja casi a la perfección aquella batalla interna entre lo que queda por hacer y lo que resta de salud, la dualidad más dolorosa que haya conocido Eva Perón, fruto de sus más internas frustraciones.

La calidad general de la obra encuentra su principal sustento en un guion hecho de cuidados detalles y textos de elevado vuelo literario. Tanto el contenido, como el dialecto y la entonación que da vida al guion, hacen más lograda la interacción de dos tiempos que, aunque lejanos y separados, cimientan una historia única.

En lo actoral, se destaca el sólido papel que Mariana Bonadero construye. Puede verse una Evita cargada de fuerza y carácter, pero abrumada por un amor a su pueblo que implosiona desde adentro y la invade en cada intervención. Para destacar también las actuaciones de Gastón Casabella, Lucas Leiva, Agustín Meneses y Esteban Rivarola, que se pone en el tapado de las damas de beneficencia con total soltura y flexibilidad. Con sus críticas a la Señora, finas y burdas a la vez, regalan los momentos de mayor humor de la obra.

La frutilla del postre la trae Luciana Mealla que, con naturalidad y un dominio vocal y rítmico destacable, reconfigura los tiempos del radioteatro con textos cargados de chispa y desparpajo. Lo hace desde la figura de Niní Marshall y le otorga una suerte de momento paralelo al cauce de la historia, inyectándole dinamismo y energía.

Como puntos a mejorar, el sonido de los audios originales que se mezclan durante todo el desarrollo de la obra es por momentos inaudible. Algo similar ocurre con las imágenes que se muestran de fondo: son proyectadas por telas verticales separadas una de la otra, lo que por momentos imposibilita una correcta visión de las mismas.

La obra supera con creses el comprometido desafío de retratar a una de las mujeres más representativas de la vida social y política de la historia argentina. No sólo logra una desafiante presentación a nivel actoral, sino que asume la impertinencia de contar la historia desde un lugar que, por lo simple o lo común, podría terminar subestimando la trascendencia de la historia que cuenta. No obstante, el riesgo valió la pena y la estrategia quedó aprobada.

+ info en mariacastana.org.ar

Este autor es Columnista permanente de este Blog

Un momento pensando en Malvinas

In AguaSuaves, Exclusivos on 1 abril, 2012 at 1:36 PM

Por Gabriel Marquez

1 de Abril de 1982 13:00. Hora Argentina. Buenos Aires

El despacho estaba agitado, no era lo usual. Dos botellas vacías de whisky reposaban sobre la pequeña mesa de vidrio, a su lado, tres vasos y una hielera que a esa altura, contenía nada más que agua helada. El dictador, y dos de sus asesores más cercanos, monitoreaban la hoja de ruta trazada por la inteligencia de la Marina.

–El ARA Santa Fe debe estar arribando al primer punto de marcación Teniente General– espetó uno de los colaboradores del dictador. – Vamos a partirle el culo a estos piratas sentenció con vehemencia el otro, mientras Galtieri sonreía con la soberbia propia de quienes ignoran el futuro que se les aproxima.

1 de Abril de 1982 16:00. Hora Argentina. Cerca de Malvinas

José Martin Gutiérrez había nacido en Bahía Blanca, fue allí donde, voluntariamente se unió a la Marina, para perseguir su vocación: el buceo.

Gutiérrez tenía 27 años, y a pesar de su corta edad, era un eximio buzo táctico, habiendo egresado de la escuela militar con honores. –Che, Contreras, ¿repasamos una vez más la misión? – le preguntó a uno de sus compañeros a quien notaba visiblemente nervioso. –Mira, te lo dije en Comodoro y te lo vuelvo a repetir, no creo que este momento sea el adecuado para semejante operación respondió este, entre titubeos, tratando de que su superior y el resto de sus compañeros a bordo del submarino no lo escuchen. –No seas cagón, che. Te dije en Bahía que esta todo calculado, ellos ya dijeron que no las pueden defender, yo mismo charle con el jefe de inteligencia y me mostro los cables telegráficos. –Tal como sostenía Gutiérrez, en llamadas telefónicas interceptadas por la inteligencia argentina, el Agregado Naval británico en Buenos Aires había expresado al Foreign Commonwealth Office que, de afrontar un conflicto bélico, Gran Bretaña tenía pocas chances de salir victoriosa.

Mientras el buzo táctico palmeaba en la espalda a su amigo con una ternura casi paternal, se encendió la luz roja que indicaba la inminencia de la operación, Contreras pareció entregarse, mientras que Gutiérrez, soltando una lagrima y elevando una plegaria recordó a su familia, a su pequeño hijo Javier y a su patria que tanto amaba.

1 de Abril de 1982 17:30. Hora Argentina. Washington D.C

El secretario de Estado Alexander Haig irrumpe en el despacho del Presidente Reagan con la cejas arqueadas; el cumulo de arrugas de su frente agrupadas en su máxima expresión dibujaban un mapa ferroviario. –Señor Presidente, me temo que nuestras predicciones eran acertadas. En estos momentos está por partir la Fuerza de Tareas de la Marina Argentina para retomar las Islas
Malvinas– Reagan, que era un hombre que sabía disimular la sorpresa, dejo al instante de leer el documento que tenía en sus manos, levantó la mirada y, arqueando una ceja pareció decir: ¿Qué carajo?

–Así es señor presidente, los argentinos han tomado por sorpresa a todo el mundo, nuestros satélites no detectaron los movimientos operacionales, porque, como usted sabe están centrados en controlar las acciones de los comunistas en el hemisferio norte; me acabo de enterar por una fuente interna de la Cancillería Argentina.

–Hay que avisarle a Thatcher– sentenció Reagan, pero Haig intentó contenerlo –Señor presidente, creo que todavía hay tiempo para una solución pacífica, avisarle a la Primer Ministro solo aceleraría la escalada bélica, recuerde que la resolución del 65 de Naciones Unidas conmina a negociar a Gran Bretaña y que, en gran parte la intransigencia de los negociadores de Thatcher empujó a la Argentina a tomar esta decisión… Aunque debo confesar, que nadie esperaba una incursión como la que “esta por suceder” –.

En aquellos tiempos, la información, aun para la primera potencia occidental, no fluía como en la actualidad, y Haig hablaba sobre una hipotética situación, que ya estaba en curso.

-¿Qué sugieres Alex?- preguntó Reagan a su secretario de Estado. A lo que Haig respondió, yo ya me comunique con el Canciller argentino, un hombre capaz, le repetí que de seguir el curso de las acciones Gran Bretaña consideraría la toma de Malvinas como un casus belli, y que nosotros nos pondríamos del lado británico, pero, parece que el Canciller no tiene ni voz ni voto en este tema, por ello, tal vez una llamada suya a Galtieri pueda detener o demorar los acontecimientos, no solo están en juego los interéses de nuestros aliados británicos, sino que un conflicto bélico en el Atlántico Sur comprometería varias unidades navales de la OTAN, que hoy sirven como barrera disuasoria ante cualquier incursión soviética. Hay que actuar ahora- fundamentó Haig.

1 de Abril de 1982 22:10 Hora Argentina. Buenos Aires

Mientras Gutiérrez, después de haber cumplido exitosamente su misión, se deshacía de sus pertrechos militares, ya en el submarino ARA Santa Fe, Galtieri mantenía una discusión con su canciller, Nicanor Costa Méndez.

–Teniente General, se ha comunicado nuevamente el presidente Reagan, quiere hablar con usted acerca de la situación en Malvinas.- sostuvo Costa Méndez, con evidente desesperación. La operación Rosario, se había ejecutado con tal sigilo, que la Cancillería argentina no estaba al tanto de su progreso, solo conocían que esta había comenzado–

–Mire Costa Méndez… – sostuvo el dictador con aguardentosa voz – La razón por la cual no le informé de los acontecimientos detalladamente es porque ya he decidido recuperar las Islas por la fuerza, habiendo fracasado las negociaciones, de hecho no pienso dar marcha atrás a menos que Thatcher se siente a discutir la soberanía–

El Canciller, una avezado diplomático de carrera, intentó señalarle a Galtieri, como quien le explica a un niño, que eso era imposible, y que los británicos, de por si intransigentes, jamás se sentarían a negociar bajo coerción, y que la escalada bélica llevaría inevitablemente a la guerra con Inglaterra.

Galtieri, quien, no se destacaba por su inteligencia, hizo caso omiso del concejo de su Canciller despachándolo airosamente de su oficina, concediéndole un último favor, que recibiría la llamada el presidente Reagan.

Los detalles de la charla, nunca fueron divulgados, pero si trascendió que Galtieri volvió a pedir que se negociara la soberanía, incluso en tono amenazante al presidente de la primera potencia occidental. Tal como la Historia lo escribiría más tarde, de esa charla no surgió nada constructivo, la suerte estaba echada.

2 de Abril de 1982 00:30 Hora Argentina. Puerto Argentino

La valentía y el coraje, tomaron cuerpo pasada la medianoche, cuatro kilómetros al sur de Puerto Argentino. El transporte de tropas ARA Cabo San Antonio, el rompehielos ARA Almirante Irizar y el buque transporte Isla de los Estados, desembarcaron el Batallón de Infantería de Marina Nº 2 compuesto por una Agrupación de Comandos Anfibios, una Sección de Tiradores del Ejército, un Grupo de Comandos Anfibios y una Reserva. Ellos, nuestros héroes, nuestros soldados, fueron a recuperar con amor incondicional, aquel fragmento de tierra que fue arrebatado del mapa argentino, estableciendo una paradoja que marcaría a fuego la historia de nuestra nación, mientras en Buenos Aires, un dictador asesino se bañaba en la gloria popular producto de la solidaridad argentina para con nuestros soldados, en las Islas los héroes, la mayoría de 18 años, peleaban hasta la muerte contra el frio, el hambre sin abrigo, sin armamento… sin liderazgo.

Treinta años después tenemos 649 razones para creer en la causa Malvinas, 649 historias que allí descansan, en las afueras de Puerto Argentino, en el seno de la hermana perdida, esperando que algún día, el pabellón que surque el cielo de las Islas sea el celeste y blanco.

La información es fidedigna, extraída del libro: Malvinas Diplomacia y Conflicto Armado. De Vicente Berasategui. La interacción de los personajes es ficcional y puede no haber existido.

La calle de Domingo perdida en la distancia

In AguaSuaves on 22 mayo, 2011 at 9:38 AM

Por Franco Micalizzi

La calle de domingo perdida en la distancia, un hilo en medio del tejido de la ciudad. Le servia de sendero. El andar mostraba el fin, la tarde pintaba aquella imagen, el viento la hacia sonar.

Sensaciones de algo que había terminado, levantaron el telón. Nuevas escenas, fotos, sonidos. Los ojos se hicieron cámaras, los oídos micrófonos y el aire respirado era lo que lamentablemente le llevara mucho tiempo transmitir al cine. Comenzó a rodar una historia: contradictoria y confusa.

Él apareció primero: serio, niño, inocente, expuesto a los dolores de la vida; creíble, soñador, fracasado y enamoradizo. Dispuesto a hacerse cargo de su vida, entusiasmado con los encuentros, gran apostador por lo tanto gran perdedor.

La historia siguió mostrándose a ritmo especial: sacado, egoísta, intimidante. Entre las imágenes cotidianas como diapositivas. Se dejo ver una con luz protagonista; siguieron pasando las diapos, sonaba jazz. Quien estaba en esa imagen: comenzó a verse más seguido en la secuencia, de distintas maneras, en diferentes paisajes, con nuevos colores, siempre con esa luz presente.

La secuencia de a poco se fue convirtiendo en cinta. Los personajes tomaron vida en una esquina, de dos calles desiertas de algún lugar de la tarde de domingo en la gran ciudad; ella caminaba alejándose. El miraba con la paciencia eterna su partida, la que solo otorga la certeza de saber que esa despedida lo llevaría necesariamente a su reencuentro.

Con la misma paciencia, luego de verla desaparecer, se agachó, tomó sus cosas y se fue en dirección diferente a continuar con su vida. Siguió como si esa tarde no hubiese existido nunca: como si esa imagen fuese la de una publicidad en la revista del diario de domingo, como si ese sonido fuera el de un disparo en medio de la madrugada de la ciudad dormida.

Vivió momentos tristes, alegres, importantes, insignificantes, coloridos mayormente. Vinieron etapas de desenfreno, de andares agitados. Otras de calma y paciencia, de euforias y alegrías; en una de esas, de las de imparable ajetreo, de corridas sin descanso, de respiros agitados. Retorno esa imagen: viva otra vez.

Todo se detuvo, el mundo giraba en torno a esa luz, los latidos se calmaron paulatinamente, la respiración encontró sentido, se normalizó. Enfrentados hablaron, mientras todo seguía girando desenfocado, muy lento, alrededor de ellos.

El encuentro duró poco, tanto que podría entrar en un suspiro, sin embargo logró detener el ritmo que se venía imponiendo. Hizo una buena pausa, un silencio interesante. Quizás este momento se veía como una foto, nítida de colores fuertes, alegre.

La rueda entró a girar otra vez cual retirada de tren. La pelota corría, como para no dejarse alcanzar por ningún jugador. El sonido del proyector era un buen detalle a esta parte: ameno, cálido. Se mostraban historias acordes a tiempos y sonidos, sin olores. Tampoco se escuchaban las respiraciones (que le llevará siglos lograr expresar al cine).

Ese sonido continuaba, de la misma manera: agradable. Pasaron muchas imágenes de buenos momentos, todo sucedía a ritmo vertiginoso; las historias iban como van los días: locos, corriendo alienados, maquinarios, arrasantes, asesinos del arte, como entrenando cazadores. Los colores dispersos.

Lentamente comenzó a mostrarse una sombra cual la de un fantasma: cada vez más seguido, y poco a poco más notoria. Como siguiendo este signo, el ritmo de las imágenes disminuía, las historias se detenían, el sonido del proyector se quería ir, los colores se hacían más firmes: imágenes vivas otra vez. Volvía la extraña respiración de aquella tarde.

La sombra dejo ver su cara y otro encuentro acontecía, junto con él, el tiempo descansaba: produciendo aquellas sensaciones, pero renovadas, más claras y coloridas. Miradas enfrentadas, palabras confusas, actitudes contradictorias, los describían en esta ocasión. Quizás los ojos brillaban como no lo habían hecho hasta ahora, los corazones encontraban calma violenta. Esta historia monopolizaba la pantalla, la sala le otorgaba su atención: radiante expectante: con la adrenalina a niveles inimaginables; la sangre corría generando energía que superaba la que produce cualquier motor a combustión inventado.

Algo interrumpió, las miradas se perdieron al instante, seguían ahí pero desconectadas, solas y tristes; la gente distrajo su atención. A él le regreso la paciencia eterna de aquella tarde. La dueña de la sombra, lentamente giró, y empezó su nueva retirada.

La sala desconcertó, se desanimó, el ritmo volvió a latir; sucedieron nuevas imágenes. Esta vez grises y duras, molestas, entrometidas, apabullantes. Las historias que se vinieron, otra vez a esa velocidad, se movían en estos matices, oscureciéndose cada vez más.

Sonaba el proyector: ahora más grave, más protagonista, molesto con todos incluso con él mismo. Los días pesaban más en cada momento y a cada historia. Llevaba mucho esfuerzo dilucidar qué había en la pantalla; ese sonido seguía taladrando, incrementando su presencia. A ritmo desenfrenado desaparecían los grises, ahora había negros, con algunos tintes de blanco en las imágenes, nada simple, destellaban, enloquecía. Todos miraban intranquilos: violentados. Entonces los blancos fueron desapareciendo, el sonido se incrementaba; las imágenes ahora se esfumaban como si se quemaran: algunos los de buena imaginación alcanzaban a percibir el olor, los oídos ya no soportaban más.

En un instante, como estallido, se prendieron todas las luces, cegaron a quienes estaban con los ojos abiertos, el momento se envolvió de un silencio aturdidor, nadie se animaba a levantar la mirada o a girar. El calor de las luces reprimía cualquier movimiento.

Luego de un interminable minuto algunos atrevidos del fondo de la sala comenzaron a recomponerse de a poco, aun encandilados no comprendían lo sucedido. Cuando las pupilas lograron contraerse lo suficiente para permitirles hacer foco: alcanzaron a individualizar dos siluetas conocidas en el centro de la sala: erguidos, incólumes, acompañados entre si. Como si no les afectara la luz ni el calor.

Estaban ellos dueños de sus sombras: con la paciencia eterna lentamente se levantaron de sus asientos y se retiraron de la sala. Muchos aun cegados no lograron verlos, estos sólo encontraron dos lugares vacíos en el centro de la sala.

Prestado por el autor desde francomicalizzi.com.ar

“Un verano Italiano” de Eduardo Sacheri por Alejandro Apo

In AguaSuaves on 18 abril, 2011 at 9:18 PM

La sensación en la piel es muy particular. Las luces calladas, el tiempo apagado y su voz haciendo estremecerse al parlante. Las letras de un otro que con timidez escribe y con rudeza te sacude la sangre. Emocionan juntos, relatan jugadas magníficas de sílabas que gambetean a los sentimientos forasteros y gritan los goles de las lágrimas. Con barrio, fútbol y amor.. si es que estas tres acaso no significan lo mismo con las luces apagadas y la ilusión a cuesta.

Escribe Eduardo Sacheri, lo cuenta Alejandro Apo y los relatos son de Victor Hugo Morales. Esto se llama Un verano Italiano.

BAF para hombres que se animan a “hacer moda”

In AguaSuaves, Cobertura iPhone on 6 marzo, 2011 at 6:04 PM

La cuestión es que hoy me di cuenta que ya había visto el 99% de las promotoras y los productos son todos para mujer, por lo que no me quedó otra que salir a toparme con la historia del día, para este post. Di media vuelta y como no me choqué con Valeria Mazza o alguien así, me senté en el sillón que tengo casi alquilado.

Subte y adentro, hoy sin campera hiper cool y solo medio almuerzo. Por supuesto porque todos dijeron, “Che que gordo que saliste en la foto” ¿Perdón? “Pero es el efecto de la fotito”. Quisiera aprovechar este espacio para aclarar que NO, estoy 15 kilos arriba y bueno, ya me hicieron sentir mal. De graciosos a resentido en un paso, gracias igual. Para los que no saben de que hablo, les recomiendo BAF para hombres con panza.

La cuestión es que hoy me di cuenta que ya había visto el 99% de las promotoras y los productos son todos para mujer, por lo que no me quedó otra que salir a toparme con la historia del día, para este post. Di media vuelta y como no me choqué con Valeria Mazza o alguien así, me senté en el sillón que tengo casi alquilado. Cuando estaba por dormirme una siesta, alguien dijo “es él?.. el de Duro?”, sacudí las pestañas e instantáneamente pensé: Llegó Bruce Willis de Duro de Matar, que se reconcilió anoche, en el Tigre, con Demi Moore y trae en una lanza la cabeza de Ashton K, con un cartel de ‘Esto le pasará a todos los fuckings altos flacos fachas’.

No sé si fue la moza que me acercaba unas servilletas para la Coca que había ido a parar a mi remera o fue una voz del más allá pero se escuchó: Nada que ver gordo fantaseoso! El Duro.. que pasaba era el de Duro de Domar, léase Daniel Tognetti. (Asterisco) Como ya hace días nos leemos y hay confianza entre nosotros, les voy a confesar que dije, después lo agarro y le pregunto que onda la moda para él; ¿Te parece que el BAF es Nacional & Popular?, etc. Mala mía no haberme levantado y corrido atrás del flaco lungo de camisa entallada. Fue.

Lo que terminé haciendo es pensar en la moda. ¿Qué es? ¿Dónde está? ¿Cómo es? Y cuando mareado de preguntas caminaba entre los showrroms (nada baratos) apareció Him (él): Eduardo. Simplemente, el afro.

“La moda es..”, se frena y termina de tragar una especia de pastelito / criollo / bizcocho, le pido que termine tranquilo porque no quisiera que me deje de sombrero un pedazo masticado. Mide como dos metros y se la pasa mostrando las zapatillas unisex de Blackfin. Entonces toma un sorbo de algo y prosigue, “la moda para mi es mezclar lo mejor de los estilos”, como notó mi cara de ‘tanto quilombo para decirme esa ganzada’, amplió su idea. “Tenés que agarrar lo mejor, lo que más te guste de varias épocas y todas las ondas, entonces ahí tenés lo que necesitas para hacer tu propio estilo”.

Sobre los raros que hablamos en BAF para hombres que no lucen Gaga Style, el hombre rulos cuenta que hace días viene viendo “mucho pibe disfrazado, que no andan así todos los días. En cambio yo tengo mi estilo, lo llevo conmigo todos los días y Yo no me creo ridículo”. El flaco, me dejó pensando y corrí a la pasarela.

Entré inspiradísimo, me acomodé tratando de evitar los grupos de más de 5 quinceañeras ruidosas (algo así como Misión Imposible) y entonces, me dispuse a ver moda. Rapsodia con la colección Snow Queen, la selección Belle Toujours de Uma y lo propio de Garza Lobos.

Apenas entré (esto no lo iba a contar) me pareció ver a Anamá Ferreira y casi grito un Ey Anameisina! como para romper el hielo con un saludo aportugüesado. (Para los más jóvenes, la susodicha es una modelo que tuvo éxito en algún momento de los últimos 20 años que no he podido identificar. Es una brazuca que se quedó haciendosé la graciosa al hablar mal y vaya a saber que otras cosas. La cuestión es que tras 20 años habla peor)

La que si se paró y merecía el aplauso fue Cecilia Roth, gran actriz y musa de Fito y Almodovar por tantos años. Y a la que pensé gritar: Yo te conocí ciega! era a Jazmín Stuart, pero después de razonar unos segundo me di cuenta que no daba. Hoy me pegó el gritón y después me hicieron acordar que en Verano del ’98 no era ciega sino leucémica (colgados bizarros seguir este link), en esa novela del siglo pasadon donde la Kloosterboer era monja y no panza al aire como ahora.

Muy lindos los perros en la pasarela y me quedé un rato en el baño. Sutil. Después me quedé charlando con el señor que llamaremos Pantalones Bordeauxs, “Acá todos los que entran son pareja”, dice recostado en su silla viendo salir a un mocasin-sin-media-rayban-sombrero-moño-y-saco. “Imaginate si yo en Munro salgo así a cambiar los cajones de soda, se me cagan de risa”, comenta riendo. Al final el señalado terminó siendo (manitos comillas) un groso (manitos comillas). ¿Cumple con lo dicho por Eduardo?.

En la foto, George Blanco y Oliver de Londres

Apostillas:

  • El que no estuvo ni cerca de pararse fue Aíto De la Rua, en la primera fila de Garza Lobos, junto a Chloé Bello, novia de Cerati.
  • Tremenda cara de nabo al del novio de Micaela Tinelli, bueno ella tampoco se diferencia tanto, aunque él de tonto no tiene nada ¿no?
  • Se le secó la garganta a Wally Diamante tanto sacarle charla a Esmeralda Mitre, claro, es la de la familia dueña.
  • Dario Barassi hoy se avivó y se puso traje, entonces ligó más fotitos con nenas de 13. Se lo vio preocupado porque le faltaba champagne por momentos. Ja!
  • Mensaje para las modelitos de Pancho Dotto: Para entrar a último momento a un desfile, lo tienen que esperar y entrar con él, no lo hagan renegar. Se las quiere comer vivas cuando se mandan solas.
  • Agustina Córdoba no encontró el repelente para densos y se ligó al pibe de Las Rosas TV todo el rato.
  • Con lo parecida (y más linda también) que es la hija de Mariana Arias, ya podría dejarla ir sola.
  • Dicen que Daniel Tognetti se sentó en la primera fila de Garza Lobos, pero salió disparado antes que comience el desfile. ¿Será por la primera apostilla que puse?
  • Bonita pero extremadamente flaca, como su hermana Juana, la vi a Manuela Viale en el desfile de Uma.

+ Los anteriores post y más del Buenos Aire Fashion Week

BAF para hombres con panza

In AguaSuaves, Cobertura iPhone on 6 marzo, 2011 at 6:02 PM

Con un chegusan inside y una campera entallada, encontré casi desierto el predio. Indico lo de la comida, porque no hay gordos en BAF, como mucho alguna mujer rellenita con la que todos piensan: “debe ser re dedicada en su rubro del diseño” o algo así.

Con un chegusan inside y una campera entallada, encontré casi desierto el predio. Indico lo de la comida, porque no hay gordos en BAF, como mucho alguna mujer rellenita con la que todos piensan: “debe ser re dedicada en su rubro del diseño” o algo así. Pero hombres (que hay pocos) no se ven panzones, ojo! ni siquiera con algo de pancita sexy para llevar al río (o playa).

Di unas vueltas y pensé: ¿De qué hablamos hoy? Las estrellas abundaron ayer y ni si quiera está la Jelinek para jugar al ring raje. Entonces la poesía. Yo me encontraba desplomado, sobre un sillón blanco y envuelto en almohadones violetas a pintas combinadas. Imaginensé.

Cuando de repente la DJ con pinta de milf, puso un tema ochentoso (eighties se dice acá) y las piernas escuálidas de las adolescentes permitieron ver esas autopistas de carne verticales. Micrófono en mano y un productor que, con cada vez menos cariño, les indica como repetir la toma. No le sobra nada en el frasco, se nota. Pero qué bien le van los shorts de cuero mal cortados.

Diosa, Nicole Neumann. Fina (de nariz) con ojos hermosos y cara de tenés que volver a nacer para que te de bola, gordo!. Entonces ahí cuando uno siente ese sabor de loser adolescente y piensa, es mejor nunca estar cerca de estas minas, porque te das cuenta que son imposible para nosotros (los pupo extendido). Ahí es cuando aparece él: el antihéroe. Alguien que clava sonrisa, muestra chapa televisiva (obvio) y se lleva una sonrisa, un abrazo y un beso de la modelo.

Con ustedes, Darío Barassi, el popular gordo bailarín risueño, que hace las veces de panelista de AM (programa líder de la mañana en TELEFE). Ahí está el Doctor (después me cuenta que es Abogado, con guiño mediante) yendo con soltura a encarar a la gringa novia del poroto, sin drama. Obvio que lleva tres pelotas así de grandes en el micrófono y eso suma, pero también hay mucho de confianza, exclusivamente en la panza.

@DarioBarassi repite constantemente que se ama, sin drama, y creo que eso tenemos que empezar a hacer con los kilos que llevamos a cuesta, quererlos! “No sé si se levantan minas en BAF pero uno viene y son todas pendejitas, huecas divinas gritando y te vas con el ego bien arriba”, me cuenta Barassi. Con respecto a la moda y los pibes gaga style, reconoce: “me gusta que la gente tenga estilo, obviamente hay pibes con los que llega un punto que me hace ruido”.

Entonces yo también empiezo a caminar presumiendo mi panza (ahora pancita cool), por lo menos es mejor eso a que tu mamá, con aires de viejo intento de modelo, te obligué a acercarte a Pancho Dotto para sacarte una foto. “Dale, dale, andá! Ahí te mira y te saco. Dejá yo lo saludo”. Típica vieja. Por suerte en el medio, Maria Pryor rompe una gran cajita musical de fantasía y deja caer sus creaciones vanguardistas (de hadas) sobre la pasarela.

Después Prüne hizo babear a todas las presentes, con mucho animal print (mucha estampa leopard), abrigos de piel, plataforma alta en los zapatos, para una colección muy urbana montada entre los andamios del escenario (lo dije re en clave chica OhLaLa!) Dotto hizo lo propio pero tirando sus nenas sobre el capó de un Honda. (Mucha mina pero el vidrio sucio y si no mal recuerdo, es el mismo auto del año pasado). Obvio, sonrisa y show.

Y ahí es cuando el gordo decide transgredir. Es cuando la grieta de la lógica rechina los dientes para después rugir (?). Alentado por el inconsciente amigo fogonero, mandan al frente al panzudito y flash! Ella diosa, no se niega a la sonrisa, endulza los ojos y gira sus cabellos dorados hacia… el celular? Naaaa! Pongámonos las pilas querido (tono Bambino Veira) Es imposible remontarla, quien me va a creer que la foto es para la nota, bla bla!

Obvio a ella no vale la pena ni darle la tarjeta (de esta empresa que es Negro & White), no se va a sacar la idea de: Gordito cholulo que busca fotos para mostrar en el celular y como a los amigos no los sacas del fútbol, te buscaste la única que sale en Fox Sports. Y bueno, ¡A pura honra! me enseñó mi viejo a decir, comiendo pizza de dorapa encodado y tomando Crush, en la barra un sábado a las once (en vez de comprar medias para el colegio). Diosa & futbolera, Chechu Bonelli.

La cosa que terminé comiendo: Queso Brulé (no es más que un afano de $15 que tiene en un palito un trozo de queso) con Barassi y su cámara man, con muy buena onda. Me contó que es Abogado, hace teatro y que más allá del crecimiento de su personaje, no cree irse de AM todavía, porque está en un gran momento.

Apostillas:

  • Por lo menos no tengo el look de mocasines brillosos sin media de ‘el’ RPI, Wally Diamante, porque ahí si que no me dejan volver a la esquina de los pibes. Encima ese apellido de villano de James Bond.
  • Martín Churba, es groso y pinta como un tipo que caería bien en un asado.
  • Pablo Ramirez, pelado y copado es enorme en lo que hace y sabe llevar muy bien un día de lluvia desde su vestidor.
  • Nuevo look con pelo corto de Liz Solari ¿Qué te parece?
  • Para las adolescentes que vayan se les recuerda que las fotos desde las gradas no salen bien, deschavan la mala ubicación en Facebook y encima las modelos parecen un flan de luces cruzadas.
  • Todas las pibitas, víctimas del sistema meteorológico, andaban con botas de lluvia importadas aunque son idénticas a las que tenés tiradas en el campo.
  • Lo de Cook muy bueno, pero todo talle Ashton Kutcher. Música country y para ellas una especie de ositos a cuerpo entero con algodón. Para ellos canguros camuflados y camperones, again. Todos sombreros de lana rojos y mucha capucha. Volvela loca y comprale las botas con doblez de corderito o las camperas de piel sintética. Para mi elijan la campera de aviador en cuero, sin dudas.
  • Para los que me “comentaron” algo del título de la primera nota, quería dar crédito a mi novia que “me ayudó” a pensarlo > Leer BAF para hombres que no visten Gaga Style

+ Más del Buenos Aire Fashion Week

Foto: Pablo Baroffio

BAF para hombres que no lucen Gaga Style

In AguaSuaves, Cobertura iPhone on 6 marzo, 2011 at 5:59 PM

Estuve en el Buenos Aires Fashion Week, más conocido como BAF, que más allá de esas iniciales con mezcla de onomatopeya y lomiteria de barrio, es el evento cúspide de la moda nacional. ¿Qué hace un hombre metido en pleno evento de moda? Opción 1: Simplemente, es gay. Opción 2: Está practicando para hacerse. Opción 3: Acompaña a su novia.

Acerca de las opciones que daba en la portada, claro que siempre los corresponsales periodísticos quedamos exentos de todos esos prejuicios. Esto es lo que vimos los que no llevamos los ojos delineados.

El primer día del BAF siempre arranca medio lento. Uno llega al predio de La Rural (el aroma a perfume tapa el de bosta) y podés llegar a encontrar alguno de los stands como si llegaras a un cumpleaños horas antes de lo que indicaba la tarjeta de invitación. Después, las promotoras salen acomodándose el vestido del baño y todo toma color.

No te recomiendo ir si sos alérgico a las pibas de 12 que entran en la categoría de fashion victims o pendejas que le gastan el sueldo a papá en toda la ropa chatarra que ven en la TV. Me sorprendieron los chicos que no llegan a 15 años pero ya se parecen a Lady Gaga, con estilo andrógino (mix de nena con sabor a nene o viceversa). Lo que abundan son chicos que crecieron sin pelotas pulpo, supongo.

Los Hermanos Estebecorena mostraron lo más ponible del día, aunque sin salir de los mismo colores cansinos que vienen mostrando hace años. Los salva el juego que siempre hacen en la pasarela: el modelo salía a caminar la pasarela hasta pararse detrás de la HE proyectada. Cuando el modelo pasa unos metros delante, otro volvía a crear el efecto de la sombra hasta coincidir. Algo re simple, pero interesante de ver más allá de las excelentes camperas.

Lo mejor del día, sin dudas estuvo al final. Ricky Sarkany is in da house fue la frase que dio inicio al desfile “Rock & Folk Style Winter 2011”, encabezado por la diosa de Eugenia Suarez, más conocida como la gringa de Casi Angeles. La “china” Suarez, como se la conoce en Twitter, salió bailando a escena, con movimientos de onda “se me está pasando el efecto del porro después de un buen sexo”. Bella, despeinada y atrevida, mostró parte de la cola, los zapatos (obviamente de Ricky) y hasta le tiró un besito a su novio Nacho Viale (alias el nieto de Mirtha). + Video de la campaña

El sopeti diseñador de calzados le puso ritmo a un BAF tibio con algo de Lykke Li y dejando a todos cantando la versión de Duck Sauce, que en vez de decir Barbra Streisand se escuchaba: Ricky Sarkany. Ja! Obviamente estuvo repleto de famosos, celebridades y grasas con brillos. Se destacaron: Luly Salazar con un vestido rojo que si bien no mostraba mucha piel, sus curvas tensaban las costuras y las miradas. Inexplicablemente, por el hecho de estar tan vestida, fue la más acechada por los cámaras.

Karina Jelinek que llevó pareja; Chachi Telesco que lejos de su cara orgásmica quinceañera que la obligó a dejar Disney, se mostró madura (excepto por sus medias azules hasta las rodillas, más de la B Metropolitana). De Paula Chaves me permito decir que de cerca es igual que en la Tele, muy bonita, lució aros de pluma verde que acá me apuntan serían de una nueva marca de Palermo Soho llamado La con!$#!% de la lora.

La insoportable platea adolescente, delirante y gritona señaló a fuerza de alaridos cada vez que Peter Lanzani y Victorio D’Alessandro. El primero un tal Thiago crismorenista y el segundo reciente heredero de una venganza y un mal libreto.

No faltaron/mos los giles que al pasar de Flavia Palmiero, le gritaron algo de la ola está de fiesta. Un prócer de la barba, que me convenció de volver, fue Ricardo Darín que llevó la nena y no paró de joder desde la primera fila con su típico humor star. #Grosso

Apostillas:

  • Salazar estaba con la esteticista que salía entre la gentuza en lo de Tinelli.
  • El más saludado fue el Dr. Fernando Bulando, como quien los sacó de cada metida de pata.
  • Hubo lugar para Bárbara Franco (nadie) recientemente eliminada del Soñando por Bailar (seudo reality)
  • Estaba en primera fila uno de Airbag, los Hanson argentos, después del incendio y la venganza del joven manos de tijeras.
  • Victoria Onetto y Laura Azcurra, llegaron juntas y muy producidas ¿Habrán encontrado quien las acerque a la vuelta?

+ Los que quieran pueden ver completo el desfile de Ricky Sarkany BAF 2011

Eduardo Galeano: las revueltas en Oriente Medio son “un fuego hermoso”

In AguaSuaves on 26 febrero, 2011 at 1:09 AM

El escritor uruguayo Eduardo Galeano consideró que las revueltas populares en Oriente Medio son “un fuego hermoso”, y señaló la hipocresía de Occidente hacia los gobernantes derrocados o en caída libre.

“Eran héroes de Occidente hasta que se convirtieron en malditos”, apuntó el autor de “Las venas abiertas de América Latina” en un encuentro con medios en México, previo a recibir una distinción otorgada por las autoridades de la capital del país.

Galeano, quien no quiso hacer profecías sobre lo que ocurrirá en la región tras la “explosión de furia colectiva” que vive, se sorprendió gratamente por la rapidez con la que se ha propagado el incendio revolucionario en la región.

Se alegró también por la caída del líder egipcio Hosni Mubarak, “con toda justicia expulsado por el pueblo”.

Los dictadores árabes llevan años acumulando dinero, “sentados sobre montañas de petróleo”, dijo, e ironizó sobre el dato de cómo mantener a los 5.000 príncipes que tiene Arabia Saudí. “Porque a esos hay que darles de comer en la boca”, remarcó.

Los manifestantes chocan contra “estructuras de poder muy sólidas, alimentadas durante años”, por lo que no lo tendrán fácil, apuntó el escritor, que se define no como un pensador -palabra que le horroriza- sino como “sentipensante”.

Galeano visitó la capital mexicana pare recibir el diploma de honor y la Medalla 1808, otorgada por el Gobierno capitalino en el marco del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución (festejado en el país en 2010). Esta distinción se ha concedido a personalidades como los escritores mexicanos Carlos Fuentes y Carlos Monsiváis, y al historiador Miguel León-Portilla, entre otros.

La Medalla 1808 fue instituida en memoria de quienes, en dicho año, se conjuraron para instalar un Gobierno provisional que restituyera la soberanía al pueblo, tras la abdicación de los reyes de España ante Napoleón.

Escritor, periodista y exiliado en su día de su natal Uruguay, Galeano ha retratado como pocos los procesos políticos, la vida y la exclusión en América Latina, convirtiéndose en un referente para las izquierdas de la región.

Poco antes de recibir la medalla, contempló las independencias americanas con cierto escepticismo, ya que en un principio únicamente liberaron a un pequeño porcentaje de la población, dejando mayorías invisibles que han perdurado en el tiempo.

Por eso, elogió a regímenes como el del boliviano Evo Morales y el del venezolano Hugo Chávez, por ofrece voz y representación a quienes antes no se les reconocía.

“Chavez tendrá mil defectos, pero no es tan terrible”, definió. El escritor calificó al gobernante como un “extraño tirano”, porque “ganó dos elecciones limpias” y convoco un referéndum revocatorio.

Él mismo ejerció de observador electoral en Venezuela, junto al expresidente de EE.UU, Jimmy Carter. “No encontramos ni un pelito en la leche, todo limpio”, recordó.

Naturalmente, en esa labor de Gobierno, en la tarea de llevar a la calle la letra impresa de las Constituciones, “por supuesto se cometen errores”, reconoció.

Al respecto de México, Galeano se congratuló de la batalla ganada por la independencia de los medios, con la restitución de la periodista Carmen Aristegui a su programa de radio tras una polémica que involucró presuntamente presiones del Gobierno.

Fuente: EFE

Convivencia de opuestos. Arquitectura de Córdoba

In AguaSuaves on 18 febrero, 2011 at 10:54 AM
Un recorrido audiovisual por la arquitectura de  la ciudad de Córdoba. (Argentina)

Por José Luis Contreras

Nunca he recorrido la ciudad de Córdoba, como la recorrí aquel día. Nunca contemplé su arquitectura como lo hice esa tarde de sol brillante y pocas nubes. Ese día mi mejor amigo tomó su cámara de fotos y yo mi pequeña videofilmadora y salimos a un viaje urbano, de calles y edificios, de balcones y fachadas. Muchas veces con pequeñas cosas podes mostrar inmensidades de realidades, esas realidades urbanas que te rodean, que son parte del cotidiano y que cuentan la historia de una persona, de un lugar, en fin del mundo de la vida.

Córdoba se muestra como una ciudad urbana, de crecientes negocios inmobiliarios en su casco céntrico y las zonas que lo rodean. Avenidas y calles  cruzan la capital entretejiendo una red de asfalto que es acompañada en sus márgenes por estructuras de cemento de variados estilos arquitectónicos. Viejos edificios conviven con modernas torres de innumerables pisos que contracturan los cuellos de aquellos que se atreven a contarlos uno por uno. Una Iglesia de majestuoso estilo gótico, comparte la avenida Irigoyen con la sofisticación del E.H.I.S o simplemente edificio inteligente, que se ha levantado en una esquina  de la tradicional y al mismo tiempo cosmopolita  Nueva Córdoba.

Está ciudad es así, tan miscelánea en su arquitectura, tan heterogénea, tan diversa: francesa por Avenida Colón, neoclásica por Valparaíso, colonial por Caseros. Y nuestras cámaras descubrían ese escenario de cemento que rodea la existencia  de la urbe. Descubríamos en cada REC y cada flash, esa Córdoba que crece a lo largo y a lo ancho, petrificando cada partícula que se eleva por los aires. Registramos esa convivencia de estilos arquitectónicos, tan disímiles, tan opuestos, tan distintos.

Pero  esa diversidad en si esconde una problemática de planificación y de protección de la arquitectura urbana de la capital cordobesa. El avance de proyectos inmobiliarios de gran envergadura están haciendo peligrar la historia de una ciudad, viejas pero aun más bellas casas coloniales caen en efecto domino y dan paso a edificios que tapan la entrada de las rayos del sol, en una metáfora fálica que pretende magnificar a una ciudad por su cercanía métrica al cenit, una ocultamiento disfrazado de cercanía. El que vive en ellos toca las puertas del cielo y el ser urbano de abajo, busca las grietas entre edificio y edificio para ver aquello que una vez fue sol.

Históricas construcciones hoy solo son recuerdos en antiquísimas fotos, por que no existen o simplemente fueron demolidas, dejando atrás parte de la historia, por que todo es historia, la estructura de ladrillos y cemento es el resultado de un acto creativo que representó un aquí y ahora, Acto creativo de un ser humano que luego permite que otros seres humanos sumen historias a la historia.

Una cámara de video permitió registrar aquello que es historia, esa instancia de tiempo petrificado, ondulante, firme. Tiempo esculpido por una mano o replicado por una máquina.

Tensa convivencia de arquitecturas en la ciudad mediterránea. La pared  cede frente a la maquina, cual castillo de naipes frente a un malintencionado golpe. Córdoba habla con sus casonas antiguas, con sus sofisticados edificios, sus maravillosas iglesias,  sus maltratadas calles o con la magnificencia  neoclásica del Palacio Ferreyra o museo Caraffa. Esa tensa convivencia registramos un día de sol y pocas nubes. Un registro simple pero revelador,  nuestros ojos redescubrieron historia en cemento. Una ciudad que poco a poco cede su historia y no la conserva, una ciudad que se piensa solo en el un presente financiero inmobiliario y que no se proyecta desde su pasado arquitectónico, y que es parte fundamental y esencial de toda ciudad.

La cámara fue testigo de un recorrido urbano que intenta redescubrir esa historia que nos rodea día a día, en nuestro cotidiano, en ese mundo de la vida  y que solo con levantar unos pocos centímetros nuestras cabezas se nos presenta imponente por su simpleza o por su cercanía con el sol.

Una invitación a recorrer Córdoba con una cámara de video, una visión. Convivencia de Opuestos:

Fotografías: José Ricardo Viva