maximo tell

Posts Tagged ‘Política’

Murió Chavez ¿Cuál será tu causa?

In Prosas Propias on 6 marzo, 2013 at 1:55 PM

Imagen

Murió Chavez.. Una pérdida incalculable para el concierto político internacional. Una pieza fundamental del esquema de fortalecimiento regional de Latinoamérica. Y por sobre todas las cosas un líder popular y carismático, de esos que aparecen pocas veces.

Desde la noticia, el mundo lo ha colocado al tope de los portales y diarios. El mundo entero miró a Venezuela por Chavez y en parte escuchó a la región por sus políticas.

Tomó medidas y ejecutó acciones para el Pueblo. Utilizó la fortaleza económica del petróleo venezolano para mejorar las condiciones de los más necesitados. Negar que falta seguir por este camino para lograr más cambios, es tan inútil como negar lo que se hizo. No se logra una revolución de ningún tipo sin cambios radicales que incomoden a muchos y no se revierten políticas centenarias con décadas de gobierno.

De estas “vidas que mueren por la vida”, deberíamos aprender de que las ideas tienen que volver a reinar por sobre los intereses. Que los proyectos políticos no se construyen sobre una figura popular o los lineamientos del marketing.

Más allá de que si ayer lo lamentaste desde lo humano o lo ideológico (espero no haya nadie de los que festejaban porque son los mismos que escribían Viva el Cáncer) recordá que la sociedad necesita tipos como él, con ideas y posturas firmes para llevar adelante un proyecto social – político. Por más cerca o lejano que estés de su proyecto, es el momento de que todos pensemos en términos de que la sociedad necesita que asumamos nuestro rol y seamos parte.

Pagar impuestos ya no es suficiente, leer más de un diario tampoco. Ser un exitoso empresario es insuficiente, trabajar solo para subsistir sin proyectar no sirve. Ayer murió un hombre que transpiraba política y nosotros deberíamos trata de imitarlo, desde el lado político que fuese, pero debatir, pensar, transmitir, leer, buscar, decir, aprender. Esta sería la única forma de que sumemos a la sociedad, realmente.

En su país, como en toda Latinoamérica, queda mucho por hacer. Mejorar todos los “modelos” y seguir creciendo o aprendiendo en todos los ámbitos. No hay políticos eternos, solo liderazgos que perduran y pensamientos que sobreviven. Los bandos desaparecen y solo quedan los hombres con sus causas y sus obras.

Es la comunicación, estúpidos

In Derecho a Replica, Exclusivos on 5 septiembre, 2012 at 9:52 AM

“Se viven años de cambio y oportunidad”, sostiene cuanto comunicador cruzo en charlas y conferencias. Mas allá de la obviedad que encierra la frase y su inutilidad alarmista, me parece que no se enfoca en lo que realmente debemos hacer en épocas como estas (y como todas, con cambios y oportunidades): comunicar. Gobiernos, Medios, Corporaciones, estudiantes, profesionales, líderes y poblaciones enteras viven, reniegan, votan y se pelean o creen triunfar en un enfrentamiento meramente dialéctico. El mundo que construimos desde la comunicación nos está claramente venciendo y cegando a la vez. ¿Vos que estas haciendo por este mundo en comunicación? Aclaración: el silencio también es una acción.

En mi país se viven años en los que el Gobierno de turno está claramente enfrentado a un Grupo de Medios y enfocado en “combatir” a ciertos periodistas (las comillas implican que el verbo es exagerado pero lo uso para graficar). Mis compatriotas se exasperan cada vez que el Gobierno, por medio de la Presidencia o Ministros, comunica algo. Los medios padecen que desde el Estado les determinen la agenda informativa y se enfrentan a su peor panorama empresarial en años. Esto último hace referencia a que los medios gráficos por ejemplo, cada vez venden menos, los programas políticos son cada vez menos vistos en TV y las radios propalan toda la publicidad oficial, u opositora, que necesiten para subsistir.

En el medio, la gente, la audiencia. Perdida, callada y aturdida. Inmóvil, inútil y sin saber a quien escuchar en vez de pensar algo que decir… y decirlo.

20120905-095830.jpg

Un Gobierno que comunica

El Gobierno en mi país habla y mucho. No es mi intención determinar acá si lo hace bien o no, pero las maniobras que cada semana realiza parecen por lo menos darle la razón acerca de ganar la escena. Esta especie de cambio, que se ha generado en una joven democracia, se sustenta sobre todo porque Gobiernos anteriores compartían en cierto modo el manejo de la agenda con los medios. Planteaban un Ministro a diario para regar los temas del día, convivían según los grandes medios preferían en sus programas, se prestaban a participar del banquete que los canales o radios preparaban con cada tema. En ese contexto se participaba, se exponía y expresaba pero sin confrontar en ningún punto. Los especialistas de las comunicaciones gubernamentales estaban mas bien abocados a que la escenografía de cada puesta se vea perfecta, puliendo detalles y evitando que los medios llegasen a ver desperfectos políticos. Yo a estos objetivos comunicativos en política le llamo El arte de disimular, el Gobierno se mueve y negocia una agenda donde permite decir a cambio que le permitan esconder otras cosas.

De un tiempo a esta parte, un Gobierno procedente del mismo movimiento político, ha planteado un cambio en esas reglas del juego mediático nacional. Cuando la fuerza partidaria lo vio conveniente se permitió romper con el método anteriormente descrito. De esta manera estamos frente a un escenario que llamo El arte de decir, donde el Gobierno es el principal emisor, entendiendo la lógica que cinco ministros hablan mejor que uno, que habilitar múltiples canales redobla efecto y que empatar las fuerzas mediáticas con medios también es equilibrar percepciones. Básicamente me refiero a que el Gobierno se ha permitido distribuir licencias de medios o alentar que empresarios amigos (o no) creen medios para de esta manera empardar la oferta de mensajes públicos. Pero mas allá de esa metodología empresarial el punto mas fuerte en el que se ha parado esta gestión es en ganar la escena y robarles a los medios la posibilidad de dictar agenda. Son casi nulas las veces que en algo así como una década, los medios han logrado posicionar con fuerza temas en la agenda pública, los que se han tornado como importantes no han subsistido el tiempo necesarios para dañar la imagen oficial o han sucumbido a otro tema planteado.

Acá es por donde pasa la clave de lo que pretendo plantear. Vos que eres comunicador o simple receptor ¿Tienes consciencia de esta disputa mediática donde siempre pierde la población?. En una vereda están los Medios que llamaremos opositores al Gobierno, aquellos que motivados por intereses particulares y empresariales han tomado la bandera de forzar los limites de lo ético en pos de intentar tener la razón en algún punto flojo de la administración actual. Digo ‘intento’ porque teniendo los medios mas consumidos, la Corporación a menudo se ve ridiculizada y es quien mas perderá en esta batalla mediática. Se ha postulado como parte de una pulseada con el Gobierno en donde ha perdido décadas de prestigio y su activo clave: la credibilidad. Este activo no lo podrán recuperar jamás, mientras que el Gobierno o una fuerza política goza con el frágil olvido que tiene la sociedad o con la oportunidad siempre latente de ensayar reparos con nuevas propuestas que suenen superadoras. Los medios en este caso pierden por segunda vez cuando cegados en una guerra, que se han auto proclamado para victimizarse, se ven presos de su propia ineficiencia. Los adictos a los comunicados oficiales en tanto, estarán tan preocupados por defender un modelo de hacer que dejaran de escuchar lo que dicen, perderán nociones de verdad y terminaran sin ver las fallas intestinales que amenazan realmente al movimiento social al que pertenecen. En ninguna visión parece preocupar la anticipación que hay que tener para sostener un modelo político o empresarial.

Todo gobierno tiene flancos débiles, casos de corrupción interna o funcionarios sospechosos; los medios en vez de ir a fondo con innovadoras formas de sostener y exponer investigaciones eligen pelear en la arena superficial. Es mas simple buscar un periodista de pasado respetable que con dinero produzca breves informes de impacto que no lleguen ni a encender consciencias por la propia debilidad comunicativa que proponen. Esta alternativa es mas simple de vender o promocionar, es algo mas parecido al redituable show televisivo que a las grandes investigaciones periodísticas del siglo XX. En este siglo hiper conectado, los medios no logran darle calidad o innovación a sus informes como para que la gente, por el simple hecho de reaccionar a una conducta gubernamental incorrecta, quiera entender un caso. Por supuesto es mas simple buscar métodos alternativos de financiación, despotricar sin periodismo serio y buscar argumentos en los políticos que en este turno se hagan llamar opositores con su manual de frases catastróficas hechas.

Frente a este panorama el Gobierno no tiene mas que razonar por un momento, ¿Cómo dominar la escena e instalar los temas según mi conveniencia?. Tiene herramientas como nuevos medios que ya mencionamos, pero también ha detectado a tiempo la presencia que debe tener su mensaje en redes sociales, entiende que para atravesar el cerco de los multimedios se debe recurrir a las Cadenas Nacionales (interrupciones legales de la programación en las principales emisoras de radio y televisión) y por sobre todas las cosas, comprendió que la agenda de acciones oficiales debe seguir una lógica estratégica en términos de comunicación. Este último factor puede llegar a prevalecer por sobre las propias necesidades sociales o estirarse hasta donde el contexto lo permita. Grandes, medianos y pequeños anuncios oficiales, presentaciones ministeriales, mensajes sectoriales de impacto, debates para analizar la opinión publica alrededor de una cuestión y hasta favorecer publicaciones de miradas opuestas a sus intenciones pueden ser útiles. Amortiguar los golpes y salir ileso, posicionando siempre su discurso en el centro y proponiendo una polarización ha sido la jugada.

Planteando así el escenario, desde la tribuna oficial, no han tenido nada mas que ver pelear a mandos medios con menos nutridos periodistas, lograr el apoyo de sus miembros base para la defensa cuerpo a cuerpo en todos los temas que polarizan y polemizan, tener siempre preparados anuncios que borren temas de agenda y postulen nuevas discusiones. Mientras el Gobierno planifica, postula y concreta mensajes para controlar la agenda, los Medios caen en cada trampa que estas propias comunicaciones le establecen. Se filman reuniones donde participa un Ministro y se ensayan análisis de formas y no de fondo, se realiza un mensaje en cadena y se quedan viendo cuanto dura, la cantidad que se usa el método y hasta aquello que se interrumpió, pero nunca el mensaje.

Se atacan cuestiones colaterales y nunca el núcleo de lo que se plantea. Se deja a la gente, o se la incita en algunos casos, a gritar ante el televisor antes de tratar de que entienda; ni un posición ni otra. Entonces a mis compatriotas que tanto reniegan a diario por el uso, las formas y la comunicación oficial les recomendaría que se preocupen y exijan a sus medios afines a que les postulen análisis que valga la pena. Es comunicación, estúpido, es política. Periodistas moralistas de las formas pónganse a investigar lo que realmente haya que develar y dejen de hacer propaganda o show pago. Votantes enojados dejen de gritarse a si mismo y piensen, analicen, profundicen.

La guerra no es tal entre un grupo mediático y el gobierno, esa guerra tuvo su desenlace en las urnas aunque el rating indique lo contrario. En lo que si estas a tiempo de participar, es de la batalla discursiva que se genera a cada minuto desde la comunicación de posiciones. Si eres un comunicador militante, propicia la purificación del movimiento y la difusión de lo hecho correctamente. Si eres comunicador que no comulga con el Gobierno, intenta develar lo que haga falta con profundidad y calidad para despertar conciencias. Quizás haciendo lo que cada uno tiene que hacer, tengamos mas claridad para pensar en cada comunicación que se propone y hasta intervenir siendo parte realmente de la agenda. El cambio es constante y la oportunidad te espera.

Cuando con los disconformes nos miramos a los ojos

In Derecho a Replica, Exclusivos, Prosas Propias on 26 junio, 2012 at 6:09 PM

En mi país (siempre) se viven épocas de disconformidad. Como todo Estado con una joven democracia, padece los por menores de descubrir la política (bondades y miserias) en cada Gobierno que se sucede. A su vez los ámbitos que en un momento fueron dejados de lado por el grupo político dominante, se sienten ultrajados, se arrogan para si el derecho patriota y condenan lo otro. Cuidado, también sucede a la inversa en la que los grupos que han sido observados en este turno, ahora defienden los beneficios obtenidos a capa y espada, tildando de traidores a los anteriores. Lo que sucede entonces en mi país, cada una serie de gobiernos, es que se suceden con ellos amores y odios extremos, donde la cordura escasea cuando se acercan las urnas y los delirios encierran cada vez intereses mas egoístas.

20120626-190129.jpg

Como si fuese poco, los nacidos en mi país poseen ciertas cualidades especiales en la sangre. Soy un convencido que mi país posee una cuestión antropológica de la cual nunca podrá escapar. En él se mezclan elementos que nos hacen únicos pero a su vez nos condena a seguir buscando un éxito esquivo. Y quizás la primera premisa es pensar en nuestra construcción de éxito y felicidad nacional. ¿Qué necesitamos para ser felices? ¿Qué consideramos como exitoso en el país? ¿Somos capaces de ser lo que pretendemos ser? Pero no hablo de una incapacidad real para lograr algo, sino de una falsa creencia en nuestro destino como sociedad. Quizás le pedimos a los argentino ser algo que jamás fuimos o tal vez nunca llegaremos a ser. Por favor que no se confunda: esto no significa que no debamos pelear por el país que pretendamos pero reconocer en nosotros y los otros las mismas condiciones para ser, pretender y hacer.

Escucho y leo a diario personas que piden al argentino mas de lo que ellos están dispuestos a ser o hacer como argentinos. Veo enojos contra falsedades desde una postura falsa; siento que alguien reclama lo que no fue o es capaz de brindar; escucho muchas veces renegar sobre actitudes que mas allá de verlas en ojos ajenos se deberían reconocer como propias. Entonces la charla se frena en seco en esta parte y el interlocutor se limpia las manos, como diciendo “yo nunca milité”, “no tuve cargos”, “siempre fui independiente”, “jamás me quise ensuciar”, “la verdad que no tiene sentido participar”. Entonces ahí un sueño de país se apuñala con una hostia.

Los días pasan y uno siempre recibe descubrimientos ajenos sobre su persona ¿No les parece? A mi todo el tiempo me miran de lejos y me dicen “que engominadas que tienes las ideas”; “se te despeinaron los valores e ideales”; “porque no te afeitas y dejas en paz las posiciones”. Quizás ya se haya notado algo que omití: en mi país todo el mundo opina de todo, sin saber o hacer absolutamente nada. Abundan los Directores Técnicos que no saben ni patear una pelota; los ministros de economía que no acomodan ni las cuentas de la señora; los Presidentes que no son escuchados ni por sus hijos; los arquitectos que no construyen ni suspiros; los soñadores que no se animan siquiera a dormir con la luz apagada.

Entonces en eso anda mi país. Abusando en cada esquina de la ventaja sobre el otro; criticando sin leer; renegando sin estudiar; apuntando sin hacer. Encima soy periodista y pocos entienden que mi trabajo es que todos tengan los elementos suficientes para construir posturas nutridas de información. Pero “que zurdo que estas”, y el “estas sonando gorila últimamente”. ¿Donde se acaba el péndulo acusador para que comience la vara de análisis propio?. Acá, en mi país, todos se quejan de todos, diciendo que todos dicen lo mal que hacen todos y sin siquiera hacer lo que todos hacen critican a todos por señalar a todos los otros, que a su vez dicen que todos están convencidos que todo lo hecho es hecho para todos y por todos aceptado.

Hay veces, mejor dicho días, en lo que es asfixiante vivir en mi país. Sobra libertad para decir, pero falta tiempo para pensar. Todo se pretende para ayer; la ansiedad cuelga procesos en la plaza cada mañana; los que hoy condenan son los que ayer fueron condenados; la venganza es moneda de cambio y el olvido un cambio paralelo. Vos sos, vos fuiste, los ágiles que señalan se esconden tras la piedra de los estigmas. Yo respondo desde acá a mi historia, la pasada y presente, pienso hasta donde puedo y hago lo que me toca. ¿Vos?

Quizás solo sea yo el que veo el afuera desde una ventana errada o ¿queda alguien mas dispuesto a escuchar antes de condenar?

Los discursos en las redes sociales y nuestra revolución interna

In Derecho a Replica, Exclusivos on 21 mayo, 2012 at 2:27 PM

Nuestras posiciones a diario están en debate. Seguramente, en la ciudad que vivas existe un medio de comunicación dominante que intenta a diario implantarte un mensaje y a su vez otro grupo de medios o bien el gobierno de tu lugar, también insiste con lo mismo. La batalla discursiva en los ámbitos sociales no es novedad, mucho menos en política. Pero esto no implica que no debamos prestar atención a como se ha ido modificando el escenario con la aparición de internet y las redes sociales por ejemplo.

Los medios y el gobierno intentan influir en la agenda y en vos. En esa disputa que cada vez desconoce más la ética y la responsabilidad, nosotros los usuarios quedamos en el medio. Mucho peor aún si sos comunicador, periodista o trabajas en un medio: los mismos bandos intentan categorizarte para su vereda o el lado contrario, para rápidamente detectar alguna variación en tu opinión y poder tildarte de traidor; la otra opción es que pases a ser un “enemigo”. No me asustan las categorías porque los condenados (y a veces hasta los propios verdugos) sabemos del vacío conceptual que muchas veces estas llevan en sí. Lo que me alarma cada vez más es la soltura con la que podemos ser llevados y traídos y lo que es más grave aún: ¿No hay lugar para posiciones sin fanatismos, pensantes y medidas?

¿En qué momento confundimos el sano “estar de acuerdo con algunas cosas y con otras no” con algo dañino como el “ser tibio”. Este último no se interesa, “no le calienta” ni saber mas ni mejor. No tiene argumentos, pero una persona que se para equidistante a la trinchera de los medios y la vereda de un gobierno tiene otras armas. En ese contexto es que además los simples mortales hemos accedido a un megáfono. Estamos en las redes sociales y allí también tendremos que defender nuestra posición y defendernos de los extremistas. Ser coherentes será necesario, pero otra duda es ¿somos capaces de llevar nuestras banderas del mundo online al offline?.

20120521-142619.jpg

@canquismith en su nota La “re-evolución” que no (es) fue trae un buen disparador para esta parte del debate.

Pensando y tratando de buscarle alguna respuesta a la diferencia sustancial que existe entre cómo nos expresamos en las Redes Sociales contra un sistema y luego en la vida real no se ve plasmado de igual manera, encontré una posible respuesta en el prólogo del libro “Mundo Twitter” de José Luis Orihuela, escrito por Alejandro Piscitelli.

Una doble vida: Digital vs. Real

Más allá de cómo nos comportemos en internet, en la vida “offline” tenemos otro modo de reaccionar. Este doble discurso constante que se viene gestando desde hace unos años (con la masificación de las redes sociales y la apertura de los medios a la participación activa del usuario) todavía está en plena evolución y no pasa más de un simple descargo mediante un comentario o en un grupo de Facebook. No quiero resumir todo esto a un simple concepto de “hipocresía”.

En un momento el sociólogo Gladwell, se indigna con el reduccionismo tecnológico de algunos analistas, que insisten en que los medios sociales estarían reinventando el activismo político. La verdad es que esta premisa (hoy) no es absoluta, pero tampoco se le podría negar a las redes digitales el poder que han adquirido, o la manera en la que han potenciado la comunicación. Para Gladwell decir que plataformas sociales como Facebook y Twitter planteen un activismo político de alto riesgo, siendo que los lazos los unen son débiles, le parece muy difícil. Somos amigos, los seguimos, nos siguen, pero no forman parte de nuestro círculo práctico y físico. No son amigos, si no conocidos.

¿Hasta donde estamos dispuestos a llegar hoy?

En mi ciudad hace unos días, los trabajadores de transporte llevaron adelante un reclamo salarial durante tres días, ocasionando el descontento de gran parte de los usuarios del servicio. Claro está que quedará pendiente un análisis acerca de cuán comprensibles somos los propios miembros de nuestra comunidad con los pares, pero volvamos al foco. En un caso como este, los usuarios deciden “sublevarse mediante Facebook” generando un Grupo para un “Paro de usuarios“, se agregan mas 13 mil voluntades virtuales y el día pactado, no más de 10 pasajeros llevan la premisa a la realidad. ¿Por que no materializamos el reclamo? ¿Por que no pudo haber indignados en mi ciudad?

Mucho puede haber de incoherencia ideológica, de conservadurismo, de temor, de equivocación en la estrategia de un reclamo. Pero sobre todas las cosas deberíamos preguntarnos si ¿estamos dispuestos a ser tan activistas en la vida real como en un timeline? ¿Votamos con la misma consciencia que tweeteamos? ¿Nos movilizamos con la misma efectividad con la que entramos a un grupo en Facebook? El Medio puede hacer mucho, el Gobierno puede pretender otro tanto y la plataforma permitir algo, pero la verdad es que ninguna de estas cuestiones parecen ser suficientes para movilizarnos. Ni de nuestros argumentos ni por ellos.

Fuente Foto: afinidades.org

El desprestigio de los Trending Topic y lo popular en Twitter

In Derecho a Replica, Exclusivos on 7 mayo, 2012 at 10:50 AM

Un periodista realiza un informe por TV, “desenmascarando twitteros”. Luciendo la falta de conocimiento muchas veces de los propios comunicadores en lo que respecta a redes sociales, el periodista muestra como cientos de usuarios poseen una foto de perfil (avatar) “trucha”. El objetivo del informe televisivo (con las propias limitaciones del medio en tiempos y forma) supuestamente es mostrar la falsedad de las cuentas que dan volumen a un mensaje gubernamental o político y a partir de allí plantear la desconfianza hacia quienes se ven beneficiados. Periodísticamente, no se llega al fondo de la cuestión que sería: ¿Se esté pagando con fondos públicos a personas por tan solo dar ReTweets (RT)?. La verdad és que si esto no es así, mi profesor de Periodismo de Investigación me diría: “No tenés nada, ni tema, ni caso, ni problema”.

En política, éstos usuarios falsos son creados para dar difusión a un mensaje determinado, impulsar a otros usuarios y sembrar en el escenario de las redes sociales una determinada opinión. Y digo sembrar porque esto tampoco implica que se logrará, poner un ejercito a hacer RT no garantiza nada. Además ¿Qué se busca que pase? Quizás para el consultor politico y de marketing digital que asesora a un gobierno, le sirve decir (mentir) y cobrar: “Yo te garantizo que con cada Cadena Nacional o anuncio, las redes sociales explotan a tu favor, tapamos a los anti y acribillamos a los medios o periodistas de la contra”. ¿Para? Por supuesto el político, sin conocer del medio, paga (como veremos más adelante también lo hacen las empresas). Alguien se aprovecha, abusa, cobra y mientras se “mata” a Twitter vaciando el mensaje.

¿Sirve ser Trending Topic (TT)?

No, no y no. Nadie se beneficia con un TT, es tan solo una selección que se hace a partir de un algoritmo en Twitter para destacar por un lapso determinado, un tema del cuál se está “hablando”.  En el habitat de las redes sociales se ha tergiversado todo tanto que ya cualquiera vende lo que sea y afirma lo que venga. Ser Tendencia por unos minutos no tiene sentido si es motivado o alentado por un ejercito de twitteros o un gurú 2.0 vende humo. Los TT se crearon en la red para que los propios usuarios libremente instalen temas, hagan visible una cuestión y si X persona te paga o pide una determinada cantidad de tweets o RT para colocar un Hashtag o tema como TT, está siendo totalmente inservible ese momento de Tendencia. Básicamente porque es una mentira, porque justamente una tendencia inducida no es un TT, puede llegar a colocarse pero no es real.

Es decir que si viene una empresa y le ofrece a usted Político / Empresario / Organizador de un evento, etc que a partir de la gestión digital hará que su tema sea TT, básicamente le está robando. Ningúna estrategia seria de Redes Sociales o Marketing Digital puede cobrar y prometer una tendencia, viralidad o convertir la consigna en TT. Si el gurú le promete eso sepa que intentará algunas de estas cosas:

  • Invitará twitteros con cierto número de seguidores importante o buena sociability, para que por el canapé (en el mejor de los casos) y la Coca, comparte constantemente cosas del evento.
  • Invitará a Bloggers interesados en el tema, con el discurso de “la importancia de los nuevos medios independientes”, pero querrá organizarlos para generar un TT.
  • Creará cuentas falsas (como demostraba el informe de TV) para que de manera más o menos automatizada se dé RT o difusión a ciertos temas o usuarios de la red.
  • Creará cuentas falsas o pondrá robots a dar clicks sobre su anuncio o campaña.

Acá es importante que se entienda algo. NO está mal invitar a usuario de la red Twitter a eventos, ni mucho menos. Lo que está pésimo, y es de un bajísimo nivel profesional, es invitarlos y pretender organizarlos en grupos determinados para que unos hagan RT de la cuenta oficial del evento por ejemplo; otros redacten lo que se expone y lo publiquen constantemente; otros se dediquen a hacer RT a éstos últimos y así generar un volúmen determinado de “gente hablando del tema”. Esto es grave, pero hasta ahora solo discutido en los cafés por los geeks o quienes trabajan en el rubro. Y sobre todo es grave, porque hay gente que dice capacitar o enseñar a usar Twitter y lo único que hace es utilizar a sus “fieles” para generar TT vacíos, inútiles y molestos. Sepan que ese gurú o bendito profesor cobra por esa TT que le promete al cliente y a ustedes les toca una remera, gorra o canapé (que no está mal pero es medio poco).

Nadie debería cobrar por un TT, nadie debería esperar nada por twittear en un evento, nadie debería hacer de todos una mercancía o un medio para cobrar, nadie debería mal utilizar una red social que tiene como fin la libre comunicación instantánea. Pero sucede. Para el mundo empresarial, están avisados que esos gurúes están robando o vendiendo humo, como se dice. Lo mismo sucede en política, con el mínimo agravante que mucha gente puede ser influenciado por un mensaje que incumbe a una realidad social y compleja. Saturar de información a partir de motivaciones falsas puede tapar en muchas ocasiones el real debate de las cosas, en lo que respecta al  análisis social (Es como comprar seguidores falsos en cualquier red social, pero ese es tema aparte). El punto de gravedad en política es si se descubre que la financiación de ese aparato de RT se paga con fondos públicos y el único sospechoso será el movimiento que gobierne, porque existe en todos los otros partidos este quiste.

Pobres y ladrones. Es pobre el análisis de un periodísta que solo muestra avatares falsos sin llegar al fondo de la cuestión. Es un gurú ladrón el que organiza de determinada forma a un grupo de personas para generar un TT, que encima cobra y no paga. Son usuarios vacíos aquellos twitteros que invitados o no, comparten cosas obligados, que no les interesa a cambio de una remera. Yo lo que sé es que no quiero ninguno de estos tipos en mi Timeline.

YPF y Argentina, mi posición final

In Exclusivos, Prosas Propias on 23 abril, 2012 at 11:24 AM

Ciudadano argentino/a que tiene entre 35 y 60 años, no tema por YPF y el mundo. ¿Por qué tanto temor a que los argentinos nos hagamos cargo de lo que es nuestro? Yo sé que tienen todavía gran dificultad para pensar en términos de libertad absoluta en política por la marca que les dejó la Dictadura; reconozco que todavía muchos miran con melancolía los partidos tradicionales; sé que esperan mucho más de las personas, pero el punto es que los tiempos han cambiado. El mundo es otro y Latinoamérica es otra, por lo que también estamos intentando hacer otra Argentina.

Cuidado lector, no crea que soy fanático del Gobierno actual, ni si quiera soy militante de la facción que representan dentro del movimiento Peronista. Pero soy un argentino que se considera de la generación bisagra y esa es nuestra responsabilidad. De alguna manera tenemos que empezar a valorar lo nuestro, animarnos a tenerlo en nuestras manos. Y eso no significa que no nos vayamos a equivocar ni mucho menos. Lo haremos mal, nos traicionaremos, ganaremos o no, pero todo lo haremos nosotros. Vamos más que nunca a pensar en términos soberanos, como cuando se forjó esta patria, con esa idea.

¿En qué momento nos convencieron de que toda gestión importante solo es digna de extranjeros? No somos capaces de ahorrar y confiar en nuestra moneda; hemos inventado frases como “a mi el cine nacional no me gusta” para desprestigiar nuestra cultura; somos incapaces de mirarnos en los ojos de los originarios de esta tierra; nos da temor estudiarnos, discutirnos, desafiarnos. La idea de que el Estado es mal administrador puede que sea cierta, estoy casi convencido que en su momento fue así, pero eso no implica que lo vaya a seguir siendo. Y si así lo fuere otra vez, no importa, yo quiero que cuando esta generación de gobernantes se vaya, tener la oportunidad de nosotros intentar revertir esa creencia. Y así sucesivamente, hasta que aprendamos, hasta que lo logremos.

Obra de Jose Bahamonde

Obra de Jose Bahamonde

¿Se nos cerrarán las puertas del mundo? ¿Cuáles? Los mismos que insisten con esto ahora son los que hace una década titulan que es mentira que lleguen inversiones, que él no viajaba, que ella viaja en exceso, que habla en ONU pero para pocos. Entonces de que puertas y de que mundo hablan. En la Argentina van a confiar los que deban confiar y las empresas que necesiten excesivos favores impositivos, demasiadas ayudas crediticias y un arreglo diferencial en lo que respecta a los trabajadores, que no vengan. Los que busquen en Argentina un paraíso para emprender barato y que la plusvalía los favorezca dejando poco en el país, que no vengan. No los queremos, yo no los quiero. No los necesitamos.

Escuchar una persona de 60 hablar de esto es lógico, porque habla del concierto internacional en el que Kissinger organizaba un partido de ping pong y cambiaba la geopolítica diplomáticamente. Pero un empresario de 35 llorar porque las empresas no vendrán, no habla bien de nosotros. Porque este empresario que ahora tiene su empresa caminando está pensando en armar su empresa fuera del país, sueña en USA y los grandes capitales, entonces ¿qué llora? Los empresarios deberían entonces invertir acá y buscar explotar este mercado, en vez de estar convirtiéndonos en la India explotada de programadores, diseñadores y tantos otros ejemplos.

A veces parece mentira que levantemos las banderas de la recuperación de Malvinas contra el imperialismo pirata de Inglaterra pero queramos continuar ligados económicamente a España como si realmente fuese nuestra patria madre. ¿Soy muy inocente al pensar que el Gobierno lleva adelante estos temas por interés sólo en la sociedad? No! Sé que lo hace por los votos, para introducir en agenda temas que no expongan la situación económica que se desacelera y los casos de corrupción de funcionarios. Pero no me importa, porque ese es el análisis táctico de las medidas, lo que a mi me importa es lo que implica a futuro. En 10 años no nos vamos a acordar, ni nos va a importar, si recuperamos YPF para que en el diario deje de salir que el Vicepresidente era corrupto, lo que sobrevive a los gobiernos y sus manejos, son los hechos. Eso nos debería importar. Lo que pasa que la mayoría en este país disfruta de tomar café y criticar lo que se hace, más que pensar el país que él mismo quiere y por el cuál está dispuesto a sacrificares para lograrlo.

Entiendo el temor de que se gestione YPF como Aerolíneas Argentinas, pero estamos aprendiendo, aplicando, haciendo, intentando. Mal o mas o menos, pero somos nosotros. Los dirigentes que se dejan el bigote o la patilla como en los 70, ya aprenderán a gestionar o también los cambiaremos. Votaremos otra cosa. Quizás de a poco esa nueva juventud política con masters en Economía que debaten el país comiendo una Cesar Salad en Palermo Hollywood y manejan un BMW, tal vez en un tiempo también se crucen con los demás dirigentes que caminan los barrios, logran una copa de leche y han leído la otra biblioteca. Es nuestro tiempo de formación política. Siempre dicen que la Dictadura liquidó políticamente a este país, bueno estamos tratando de reconstruir el suelo, para que de ahí hagan pie las generaciones que vienen. ¿Es tan difícil entender procesos? ¿Cuesta entender que no hay yegua que deba morir aunque sea una dirigente que se ha enriquecido del Estado? Es circunstancial lo de los nombres propios, lo que importa es lo que está por encima.

En concreto, utilizo el caso de YPF pero podría haber compartido esta conclusión en tantos otros temas. Argentino no tengamos miedo de equivocarnos, de hecho YPF es muestra de esto. Hace décadas se creyó que lo mejor era privatizar y, habiendo visto que no era lo correcto, se puede sanear y recuperar el error. ¿Cuál es el miedo de ocuparnos nosotros de lo nuestro? ¿Que este Gobierno lo despilfarre, lo mal gaste, lo utilice de pantalla por la corrupción que se ha permitido, que haya sido el mismo partido el que hace años tomó la decisión inversa? ¿Qué importa? Es nuestro, de la sociedad, del pueblo, tuyo, mío o al menos tendremos más control sobre los recursos para el día de mañana, la generación gobernante decida si explotarla mas, menos o hasta volver a vender. La decisión será nuestra.

Argentinos/as, tenemos que perder el miedo como sociedad. Cada uno desde su lugar. Y esto no es firmarle un cheque en blanco a este Gobierno ni ningún otro. Pero acá no estamos haciendo lo que se debiera. Que los jueces investiguen y juzguen a todo el que corresponda. Cuidemos los canales alternativos de comunicación y difusión para que no nos monopolicen el pensamiento ninguna corporación privada o pública. Estudiemos la historia, nos animemos a pensar un futuro, nuestro.

Hugo Moyano participó del ciclo El Pueblo quiere saber, en la @UESiglo21 de #Córdoba

In Cobertura iPhone, Exclusivos on 13 octubre, 2011 at 7:10 PM

En una nueva instancia del ciclo de conferencias El Pueblo quiere saber, organizado por la Universidad Siglo 21, se presentó Hugo Moyano. El camionero contestó todas las preguntas que previamente se formularon en el sitio de la Universidad, hechas con tono arbitral de Guillermo Marconi.

Padre de siete hijos, fue elegido entre sus pares sindicales por primera vez a los 18 años y actualmente es el Secretario General de la Confederación General del Trabajo (CGT). Fue presentado por Juan Carlos Rabbat (Rector UES21) haciendo hincapié en que todas las expresiones de los factores de poder del país, deben ser escuchados. Destacó lo llamativo que había sido para muchos el anuncio de que un líder de los trabajadores se exprese en una casa de altos estudios y el espíritu de la institución por continuar aportando al debate de nuestra sociedad.

Moyano, presentado por Guillermo Marconi (representante de los trabajadores de Universidades), comenzó por responder acerca de su iniciativa de participar en foros universitarios. “Solo me siento un hombre que puede presentar otra faz del dirigente gremial”, de esa manera rápidamente dijo que la prensa muchas veces deforma la imagen de los dirigentes. Aunque, “como con los candidatos” la gente no se deja influir tanto por los medios de comunicación.

Desde siempre militó en el Sindicato de Choferes de Camiones y en junio de 2012 termina su mandato en la CGT, y sobre eso dijo que “si digo ahora que me voy, ya me fui”, por lo que sostuvo que se verá llegado el momento, sobre todo porque se vienen momentos difíciles de negociar con las empresas.

Acerca de las causas en torno a los medicamentos truchos, aseguró que especialistas de las organizaciones indicadas confirman que todos los medicamentos hicieron bien a los pacientes. “Ya no saben de que acusarme y tengo absoluta tranquilidad de consciencia”. Y ante una pregunta que aseveraba su condición de hombre religioso, juró por Dios absolutamente que no ha habido accionar fraudulento en todas las causas.

“Los trabajadores que llegan a nuestro gremio no vienen solamente por un poco mas de salario sino por el respeto de su dignidad”. Sobre su relación con Nestor Kirchner la calificó de fluida y también existen actualmente discusiones con Cristina Fernandez porque cada uno representa distintos objetivos. “La Presidenta es dura”. Gobernar no es mandar, sino persuadir y en el ámbito de esa cita del Gral. Perón es como encuadró su relación con CFK.

Afirmó que no existió ninguna discusión con Kirchner en el día previo a la muerte del mandatario. Con otra frase peronista, Para un argentino no hay nada mejor que otro argentino, es que evitó ahondar en una respuesta sobre la participación en facciones como Montoneros o ERP de muchos peronistas que actualmente están en cargos partidarios o del Gobierno.

“Alguna vez el pueblo argentino tiene que darle la oportunidad de gobernar a un trabajador”, sobre todo porque son los trabajadores quienes no necesitan que le cuenten las necesidades de cada hogar argentino. Sobre los líderes mencionó a Saul Ubaldini y José Ignacio Rucci pero básicamente depende de transmitir a la gente ciertas cosas y lograr que se confíe en él.

Gobernar con el Negro en la CGT es difícil, pero gobernar sin el Negro es imposible. “Hemos mostrado madurez y responsabilidad del movimiento obrero, y este acompañamiento a hecho que nosotros tengamos una representación genuina de los trabajadores. Porque no hay muchos capaces de convocar 500 mil trabajadores en la 9 de Julio y esto hace que tengamos un peso especifico en esta representación. No es un tema de gobierno que el Negro este afuera o adentro”. El poder debe manejaras con suma responsabildad.

“Yo creo que está absolutamente descartado”, dijo Moyano en torno a la posible re elección de Cistina Kirchner, se debe mas a algo mediático de la oposición que no tiene nada que ofrecer como propio en las elecciones. Dijo que el proyecto de participación de las ganancias sigue latente y espera que los Diputados lo tomen como bandera. “Su hijo va a ser Diputado”, le replicó Marconi y contestó con sonrisa un simple “así dicen las encuestas”. Esto obligaría al empresario a invertir mas y modificaría la relación con los trabajadores.

 

“Creo que la Argentina está fortalecida con trabajo y reservas para aguantar el embate”, aunque entiende que si bien Argentina no estará en el ojo de la tormenta pero se deben tomar recaudos. Aseguró que “desde siempre estuvieron de acuerdo que se reactive el ferrocarril Belgrano”, sosteniendo que el camión no puede competir con la capacidad de traslado en volumen del tren.

Por un pedido en voz baja del propio Hugo, Marconi propuso que Facundo responda algunas preguntas y en su intervención, el joven Moyano se refirió a que “tenemos que ser la continuidad del movimiento de trabajadores y abrazar las banderas cercanos a los que las enarbolaron”. Con gran perspectiva histórica dejó clara que la juventud como cualidad en si misma no garantiza ni lo nuevo ni lo viejo, solo que la visión del trabajador es el que pelea por las necesidades del pueblo, por padecerlas y comprenderlas.

En mi opinión al menos, me esperaba escuchar al león feroz que todo sindicalista lleva dentro y no ver a un líder sindical mas parecido a una inofensiva caperucita. Sin salirse del cassette discursivo, no confrontó con nadie, llamó a mirar al futuro y solo dejó algunos bocadillos encubiertos a Elisa Carrió. A lo que me refiero es que contestar todas las preguntas no es decir lo que realmente se sabe, hace o piensa.

Pero que quede claro, bienvenida la presencia de hombres del sindicalismo en las Universidades, por una sencilla razón: al terminar el evento, una estudiante (que no sé si será o no de la Siglo 21) preguntó a su compañero; “¿El canoso que estaba al lado de Moyano dijeron que es Agustín Tosco?”.

+ Fotos en el Facebook de la UESiglo21

La campaña de José Manuel De la Sota para gobernador de Córdoba

In Derecho a Replica on 4 agosto, 2011 at 10:26 AM

José Manuel De la Sota fue quizás el que mejor campaña hizo. Predecedido por gestiones afines, con una impresionante inversión propagandística. Nadie podrá negar, aunque menos probar que el gobierno provincial apuró obras, colocó dinero en todos lados (me refiero a cancelación de deudas millonarias con canales de televisión hasta comprar móviles a diario para estar en programas de manera espontánea) y reformuló la imagen de un ya veterano justicialista.

Fue el que más y mejor invirtió en propaganda. Gran gurú publicitario, figura más humana, horizontalidad del discurso en varios momentos y golpes típicos en la publicidad actual que toma el camino de golpes contundentes para sensibilizar al electorado o acercarse a figuras populares. Una mujer que remarca su variante cotidiana desde el interior provincial y busca la postura cercana al electorado.

En lo político, resucitó gracias a un refinado corte de pelo, con un tostado moderno y cierta inteligencia política para acomodar la casa partidaria y postularse a ser el cambio que sigue. Despejando la incongruencia de la frase e instalándose como ganador desde el día uno de la campaña. Aunque titubeó, manejó la distancia con el kirchnerismo y privilegió el mensaje provincialista sobre el partidario.

Prometió y estuvo en todas las fotos de inauguración de obras junto al Gobernador Juan Schiaretti. Se lo escuchó reconocer ciertos errores o hablar directamente sobre aquellos que no creen en él, algo que me sonó novedoso en cierta parte.

En torno a las propagandas, la campaña fue quizás de las más compactas y bien estructuradas. Detrás de conceptos claros que se pretendían comunicar, con una línea compartida bien esquematizada y la limpieza de un candidato con mucha historia política en la provincia.

Empezó con el remix del himno que rápidamente captó la atención (y críticas) de los cordobeses y fue girando con golpes sensibles hacia los mensajes populares.

Hablando directamente a los votantes, con cierta simpatía impostada y sin dejar entrar en el diálogo a su cabello. Vale la pena reconocerle el gran trabajo hecho en su postura, semblanza y entonación para llevar adelante un mensaje que adorna sus ideas con una flexibilidad inicial que luego da paso a los lemas comunes de toda la campaña.

En su costado más popular, la campaña tuvo a la mayoría de los personajes famosos de Córdoba o en situaciones comunes de los votantes a los que se apunta:

(Enviaron sus saludos: Federico Villagra, Ayelen Paez, Damian Córdoba, Chapita Gutierrez, Georgina Bardach, Gabriel Raies, Gabriel Pozzo, Marcos Ligatto, Pechito Lopez, Juan Carlos Barrera, Ivo Martin, Claudio Mensi, Mario Devalis, La Mona,  Negro Alvarez, Negro Videla, Fabricio Oberto, Daniel Wilington, Pepona Reinadi, David Nalbandian, Cacho Buenaaventura, Mariano Reutemann, Mole Moli)

Las sileciosas (sin locución), de gestión y proyección de planes de gobierno podríamos decir, las menos comentadas:

Según Danilo Tonti:

Algo parecido a lo que ocurrió  con Mondino allá por el 2009 (creo que es eso año: chequeá) con un aparato publicitario devastador. Algo similar, en el 2011 con De la Sota. Con gente del campo, con la Mole Mole, con jóvenes, con ancianos, hablando, cantando, saltando… en todas las posiciones y con todas las formas. Imaginar la plata que ¿invirtió? en la campaña a gobernador parece casi imposible. Varias fórmulas dejó entrever su campaña, pero dos dignas de subrayar.

“♫ ♩Los últimos serán los primeros, los últimos serán los primeros ♪ ♬”. La vuelta a los intento de mensajes de tipo efectistas, típicos de la corriente conductista, es uno de esos aspectos a destacar. Las publicidad, sobre todo las radiales, recurren a la repetición de mensajes simples como forma de instalarlos en la menta de los oyentes.

Cada mensaje se elabora desde la construcción de un enunciador, imagen de quien habla, pero también desde la construcción de la imagen de aquel a quien se le habla, es decir, el destinatario. ¿Cuál es el destinatario de estos avisos publicitarios?  Subyace en ellos la idea de un receptor sin demasiado posicionamiento crítico, susceptible de influenciar con mensajes rudimentarios carentes de contenidos y de ideas. El aluvión publicitario delasotista parece coincidir con la propia concepción de pobre que evidenció el ex gobernador mediante sus políticas sociales.

Pobre en tanto sujeto de la necesidad pero no de la acción: persona que no acciona sino que es accionada; que no asiste su futuro sino que se le asiste la subsitencia efímera y controlada; persona que no es entendida como protagonista de su propio desarrollo sino que es protagonista en el propio rol que le fue adjudicado, dentro de la sociedad que se beneficia con ese preciso papel. Los mensajes publicitarios son la clara subestimación del hombre en su esencia de persona humana, tal como sus políticas sociales subestiman la capacidad productora y creativa del sujeto desde su propia realidad social.

Parecieron quedar atrás las declaraciones en las que afirmaban no preocuparse por tener el último lugar en la boleta única; al poco tiempo, este dato se tornó el eje central de la campaña.  De ‘De la Sota’ a ‘José  Manuel’ es el otro eje central en la campaña del candidato del justicialismo cordobés.

El sujeto político es un uno solo: José  Manuel De la Sota; pero si de enunciador se trata claramente hay dos construcciones marcadamente diferentes. Un progresivo alejamiento de De la Sota dio lugar a la resignificación del candidato que se asoma bajo la figura de José Manuel, un enunciador construido desde dos instancias centrales: el alejamiento de la política y el aprendizaje. Estos dos pilares dan significado al nuevo sujeto, que se alejó de la política bajo el sentido de la reflexión como forma de aprendizaje. La superación de la experiencia es la instancia que da fundamento y existencia al enunciador segundo, José Manuel, asociado a una campaña colorida, alegre y joven.

Pareciera entonces que el fin de la campaña es resignificar una figura que tiene bajo su nombre importantes claroscuros y cuestiones pendientes, que dejó en el tintero asuntos que, lejos de favorecer su imagen, la tiñen de un manto de dudas y cuestionamientos.  ¿Cuáles son esos claroscuros? Si me permiten, me quedo con dos de ellos:  La construcción de los nefastos barrios-ciudad que no responden a otra lógica que la siguiente: existen pobres, que estén, pero que no se vean, que no afeen la ciudad, que no instalen la inseguridad con su sola presencia.

El Código de Faltas y su permanente rechazo para derogarlo o modificarlo: el pobre no es sólo pobre, es sujeto peligroso. Joven y pobre, la combinación perfecta para el abuso policial.

En definitiva, José Manuel (que es De la Sota) es la vieja política camuflada de diferente. Es ese mismo que continúa siendo imbatible en el interior provincial a causa de la importante distribución de fondos para obras que realizó  durante su gestión y que, tiempo después, terminó siendo el sostén fundamental de su plataforma electoral. El interior poco conoce la esencia de su política, pues sólo vieron de él la abultada billetera que concedía billetes que daban respiro a las asfixiadas administraciones municipales del interior cordobés. En el interior está su bolsillo; en capital su política. En el interior está su éxito; en capital su fracaso.

Exitosa jornada del Roca Blog Day

In Cobertura iPhone, Derecho a Replica on 10 abril, 2011 at 8:31 PM

En el marco del Roca Blog Day, blogueros, periodistas y estudiantes compartieron sus experiencias con un público curioso que copó el Auditorio del Diario Río Negro. Acá les dejo un excelente resumen de Natalia Cabral.

El Roca Blog Day tuvo el viernes su tercera edición y una gran cantidad de gente (en su mayoría estudiantes de Comunicación) se acercó hasta el Auditorio del Diario Río Negro para debatir sobre la web 2.0, los blogs y la aplicaciones de las nuevas tecnologías.

La jornada comenzó pasadas las 9.30 con la charla del periodista Alvaro Liuzzi,quien habló de su nuevo proyecto denominado “Proyecto Walsh” en el que se pregunta ¿Qué hubiese pasado si Rodolfo Walsh hubiera tenido Twitter en aquella época. Liuzzi define el proyecto como “un experimento periodístico que fusiona una obra clásica del periodismo argentino con una visión moderna de la disciplina basada en el uso de las nuevas tecnologías

Luego Ivan Sánchez se encargó de explicar el rol de Comunity Mannager y se refirió a la importancia del uso de Twitter en el laburo. Contó que maneja siete cuentas distintas en Twitter.
Una vez finalizada la charla de Sánchez, fue la periodista Silvia Cobo la encargada de seguir. Desde España y por medio de una videoconferencia habló sobre los nuevos formatos para la narrativa multimedia.

El primer corte se realizó cerca de las 11 y después fue Ismael Briasco quien se encargó de hablar sobre proyecto “Psicofxp”. Una experiencia que empezó como un foro y terminó como un gran sitio que en la actualidad recibe 10 millones de visitas por mes. Briasco remarcó que para emprender un proyecto así solo se necesita: pasión, perseverancia y desafío.

La mesa de “La política y lo político en la web” llegó de la mano de Hugo Alonso y Germán Angeli. Ambos hicieron hincapié en el uso que le daban los políticos a dos herramientas tan importantes como son Twitter y Facebook. Una de las conclusiones a las que llegaron fue que muy pocos políticos son los que saben llegar al ciudadano haciendo un buen uso de las redes.

Pablo Fernández habló de cómo cada vez más los ciudadanos estaban comenzando a usar las redes y la relación que se crea con el periodismo. Contó casos concretos en donde los usuarios subían una foto de algún hecho importante que luego era tomado por los medios porque estos no habían tenido la posibilidad de cubrirlo.

http://www.ustream.tv/flash/viewer.swf

Video streaming by Ustream

Después de la charla de Fernández tuvo lugar otra videoconferencia en la que Elvira García de Torres, también desde España expuso su investigación sobre el “Uso de las redes sociales en medios regionales de distintos países”.

La Mesa de Literatura 2.0 estuvo a cargo de Silvia Sánchez y Naim Rekacz. Sánchez admitió sentirse “sapo de otro pozo” entre tantos amantes de la tecnología y dejó en claro que la web le da muchas herramientas pero no hay nada como llevarte el libro a la cama. Naim Rekacz por su parte, mostró un interesante proyecto literario que lleva adelante con un grupo de escritores. Las redes sociales, según explicó son un gran complemento.

Nicolás Pícolli y Guillermo Berto (dos clásicos del Roca Blog Day) hablaron sobre Periodismo 2.0. Picoli hizo referencia al “periodismo hiperlocal”, un término bastante nuevo para varios de los presentes. Berto afirmó que Internet vino a democratizar un poco la palabra y luego se refirió a casos puntuales de la región en los que ha circulado información que no fue tratada de la forma en que debería haber sido.

El periodista y docente Jorge Gobbi, al igual que en la exposición brindada el año pasado se refirió a cómo Internet cambia nuestra percepción de lo público y lo privado. En su exposicón Gobbi remarcó que debemos tener sumo cuidado cuando escribimos en la red porque todo queda guardado y después pasa a ser nuestro archivo.

Federico Aringoli y Andrés Stefani (periodistas del Diario Río Negro on line) hablaron de su documental “Tercer Round: la pelea de un amateur”, se trata de un reality-documental sobre la vida de un joven boxeador amateur de la ciudad. Los jóvenes destacaron que con las herramientas que nos brinda Internet se pueden hacer buenos proyectos sin tener dinero.

La mesa de blogs regionales estuvo integrada por Sebastián CurinaoAdrián Almonacid, Horacio Castro, Andrea Vanesa DuránFlorencia BarreraCeleste Gómez. Una mesa que permitió conocer las experiencias personales de cada uno de los blogueros regionales (la mayoría surgidos de la cátedra de Periodismo Digital de la UNCO).

Los creadores del festival neuquino “Tratado de Integración” también estuvieron presentes en el Roca Blog Day para contar sobre el encuentro que vienen realizando hace cuatro años en donde combinan el arte con las nuevas tecnologías.Ya casi culminando el encuentro, llegaron los periodistas regionales para hablar sobre sus sitios de noticias, en el caso de Melina Fit su participación como periodista en el diario 8300. Fabricio González, Fabián Cardozo, Melina Fit Nicolás Bustamante, Guillermo Elía Emiliano Gattihicieron un recorrido por sus portales, destacaron el enfoque que le daban a las noticias desde sus páginas y remarcaron también el uso de las redes sociales.

El final del Roca Blog Day fue con un video enviado por Crónica Z, un sitio rosarino de información y comunicación que trabaja al máximo con todas las redes sociales.

Ya casi cerca de las 21 el público coronó la intensa y enriquecedora jornada del viernes con un caluroso aplauso. El Roca Blog Day es un encuentro que sin dudas se enriquece año a año y promete seguir superándose para el año que viene.

  • Esta nota fue realizada para el diario Roca Digital y publicada originalmente en culturArte

Elecciones digitales, descentralizadas y colaborativas vía twitter

In Derecho a Replica, Exclusivos on 14 marzo, 2011 at 12:02 AM

Por Nicolás Gutiérrez Magaldi

@Ngmagaldi

Año 2011, Argentina. 140 caracteres definidos como letras, palabras, videos, imágenes, códigos y lenguajes propios se cruzan y se replican en un momento cónclave para le definición política de un país que más allá de sus propósitos reales, tiene ciertos destacados patrones culturales en la twittosfera patria.

Qué diría Martin Fierro ante la campaña desmedida de prensa de Martín Redrado en Twitter? “es sonso el cristiano macho cuando el amor lo domina” hacé Rt. Funciona perfecto, se repetiría sin nombres de patria.

Este twitter no presenta batalla ideológica, es la herramienta que convierte a los usuarios en su propia lógica informativa. Estar antes, replicar primero y mencionar después pueden ser las cadenas más divertidas para este verbo de acciones radicales, justicialistas y macristas.

¿La política argentina se pierde la comprensión del fenómeno social? No. Es el cambio en pocas palabras lo que vamos a presenciar en estas elecciones. Las voces no van a  quedar tapadas en los vientos del afuera. Todo va a quedar con dedo y tecla, por no decir con “puño y letra” en los historiales de las redes sociales.

La expresión y la capacidad de atención serán dos instancias claves para poder utilizar la potencialidad digital en estas elecciones del 2011.

¿Qué cosa más federal se podía esperar para las elecciones de este año? Sin barreras, sin fronteras, internet se convierte en el elemento clave para reformular las participaciones, las costumbres, las intenciones, las necesidades y las correcciones.

¿Es Catamarca el primer indicio de la participación digital? Claramente si. Más de 400 tweets por minuto definieron a esta elección como la definición de los prosumidores atentos a informar antes que cualquiera la secuencia de datos electorales.

¿Cómo deben ser los hashtags para este año electoral? Claves, cortos. Creo que el que mejor se adapta es #E2011.

Lo bueno es que los reporteros digitales están esparcidos en el país y en el mundo para dar sus puntos de vista, sus propósitos, sus intenciones y también sus victorias y/o desilusiones.

¿Estamos descentralizados? Si, por suerte. Más Tweets, más diferencia, mayores interpretaciones, mejor cobertura.

¿Se deben seguir a los medios? Sí, simplemente a aquellos que usen twitter como una herramienta y un canal directo de información como @C5N, @INFOBAE, @RADIO10 –No aquello que proponen una repetición de sus lógicas habituales de plataforma web. Me hace acordar a la transición del papel a la web, no es repetir, es respetar el estilo y el formato de la noticia en su medio, su canal.

Levanto bandera y dejo el sello de predicciones. Qué hable el país, mejor “que use twitter” así lo conocemos más rápido”.